Ruta de Herguijuela a Riomalo, el ‘abrazo’ de la Sierra de Francia y Las Hurdes

InicioEspañaCastilla y LeónRuta de Herguijuela a Riomalo, el ‘abrazo’ de la Sierra de Francia...
Anuncio

Ruta de Herguijuela de la Sierra a Riomalo de Abajo por Fuente Mundo y Rebollosa (Sierra de Francia. Salamanca). Dificultad: Fácil. Distancia: 13,3 kilómetros (circular). Duración: 4 horas aproximadamente

Una de las sendas más espectaculares y auténticas de la Sierra de Francia es la que une Herguijuela de la Sierra con la localidad cacereña de Riomalo de Abajo. Un itinerario de algo más de 13 kilómetros que se adentra en el frondoso valle del Cabril entre madroños, jaras, brezos y alcornoques. Una sinfonía natural donde Salamanca y Cáceres se ‘abrazan’ gracias a un sendero que usaron los antiguos arrieros para llevar sus productos de la Sierra de Francia a Las Hurdes y viceversa.


Muchos de los senderos que hoy están a disposición de los que amamos las caminatas por la naturaleza fueron en su día una necesidad vital. Una vía de comunicación fundamental sin la cual el hambre y la miseria estaban garantizadas. Algunos de esos caminos se emplearon para acceder a las huertas y campos de cultivo que se ubicaban en los entornos más fértiles de los municipios. Así sucede por ejemplo en las Arribes del Duero. Pero en otros casos, fueron auténticas vías de comunicación de la época para conectar poblaciones cercanas, pero separadas por una geografía muy complicada. Esto último sucede en la Sierra de Francia y Las Hurdes. Allí donde ambas comarcas se ‘abrazan’ aparecen las sendas por las que circularon los arrieros. Hombres y mujeres que acompañados de sus mulas hacían lo que hoy llamaríamos intercambio cultural. Los serranos llevaban a tierras cacereñas su extraordinario vino rufete y se traían de vuelta el aceite o la miel que se sigue produciendo magistralmente las alquerías del valle del Alagón.

Sendero de los arrieros ente Fuente Mundo y Rebollosa
Sendero de los arrieros ente Fuente Mundo y Rebollosa

Por uno de esos senderos utilizados por los arrieros discurre la ruta circular entre Herguijuela de la Sierra, Rebollosa y Riomalo de Abajo. Un itinerario de poco más de 13 kilómetros, apto para todo tipo de caminantes y que se adentra en el frondoso valle del Cabril. Estamos ante una de las rutas más bellas que hacer en Salamanca. Por algo nos encontramos en la vertiente más salvaje y auténtica de la Sierra de Francia. Allá donde la naturaleza se abre paso sin cortapisas.

Como hacer la ruta de Herguijuela de la Sierra a Riomalo por los caminos de los arrieros

La ruta parte de la localidad de Herguijuela de la Sierra, uno de los pueblos más bonitos de Salamanca por su bien conservada arquitectura serrana. Tenemos debilidad por este lugar ya que representa la vertiente de la Sierra de Francia más desconocida, pero al mismo tiempo más pura y sorprendente. Dan fe de ello rutas como la que penetra en el valle de Belén, la que asciende a la sierra del Castillo o la que une Herguijuela con los municipios de Cepeda y Madroñal. Pero quizás este sendero usado por los antiguos arrieros es el más especial y agradecido por la exuberancia de la vegetación.

Anuncio
Plaza Mayor y olmo de Herguijuela de la Sierra
Plaza Mayor y olmo de Herguijuela de la Sierra

👉 Los mejores alojamientos rurales en Herguijuela de la Sierra

De Herguijuela de la Sierra a Fuente Mundo

Para iniciar la ruta podemos dejar el coche junto a la iglesia de Herguijuela de la Sierra, consagrada a Nuestra Señora de la Asunción. Desde allí tomamos la carretera que sale en dirección a Rebollosa durante apenas una decena de metros, ya que acto seguido veremos que a la izquierda de la vía parte nuestro sendero con las indicaciones hacia Fuente Mundo, Rebollosa y Riomalo. Aunque la mayor parte de la ruta está señalizada con marcas verdes y blancas, este primer tramo hasta Fuente Mundo lo hace con blancas y amarillas.

Inicio de la ruta de Herguijuela a Riomalo de Abajo
Inicio de la ruta de Herguijuela a Riomalo de Abajo

El sendero va descendiendo entre los campos de olivos que distinguen el entorno de Herguijuela. No hay que olvidar que en esta tierra se produce uno de los mejores aceites de oliva de toda España. Es primavera y el aroma de las primeras flores de la estación se deja sentir. Aparecen los blancos pétalos de las jaras, pero también los tonos magenta de los brezos. Al fondo se eleva poderosa la sierra del Castillo y, a nuestra izquierda, la silueta de las sierras de Béjar y Candelario, cubiertas de nieve en esta época del año.

Este primer tramo de la ruta, que es común tanto para la ida como para la vuelta, desemboca de nuevo en la carretera de Rebollosa. En este punto aparece una bifurcación con dos senderos. Tomaremos el de la derecha en dirección Fuente Mundo ya que el otro será por el que regresemos. El camino se va adentrando poco a poco en el valle del Cabril. Las aguas del arroyo del mismo nombre pronto empezarán a poner la banda sonora a la ruta mientras la vegetación se va incrementando con la presencia de alcornoques desprovistos de su preciado corcho. Un bosque típicamente mediterráneo donde también aparecen los madroños, los durillos, las jaras, el brezo y los cantuesos.

Fuente Mundo
Fuente Mundo

Fuente Mundo se presenta ante nosotros como un verdadero remanso de paz. El agua brota de la piedra para ofrecernos un trago fresco antes de continuar con la ruta. En este pequeño manantial, también conocido como Fuente Seca, hacían su parada los arrieros para reponer fuerzas. Además, es el hábitat de numerosas especies, algunas de ellas amenazadas. Es el caso del topo de río o almizclera. Una especie de ratón con trompa que se encuentra prácticamente extinguido por la presencia del visón americano.

De Fuente Mundo a Rebollosa

Dejaremos a la derecha una pasarela de madera sobre el arroyo del Cabril para continuar recto por un sendero que se va estrechando. Iniciamos uno de los tramos más bellos de todo el recorrido. La vegetación se acrecienta, pero sin llegar a ser molesta a la hora de caminar. Todo lo contrario. Los alcornoques siguen dominando el escenario mientras a nuestra derecha contemplamos los roquedos que abrigan a la carretera de Rebollosa.

Anuncio
El sendero en su tramo entre Fuente Mundo y Rebollosa
El sendero en su tramo entre Fuente Mundo y Rebollosa

Llegamos a un cruce donde a la izquierda parte un sendero que asciende hasta la Fuente El Águila, haremos caso omiso y seguiremos por el de la derecha siempre en paralelo al arroyo del Cabril. Por momentos el camino se transforma en una especie de cueva vegetal donde apenas penetran los rayos del sol. Todo un bálsamo si hacemos la ruta en días de calor. Llegamos a un puente de madera que salva el cauce del arroyo del Cabril para comenzar a subir, esta vez por la margen derecha del río.

Puente de madera sobre el arroyo del Cabril
Puente de madera sobre el arroyo del Cabril

A medida que ascendemos, el paisaje va cambiando. La pizarra va ganando terreno a la vegetación. El mismo material que está presente en las casas de muchos pueblos de Las Hurdes y que abunda en estas tierras todavía de la Sierra de Francia. Llama la atención cómo el sendero se encuentra parcialmente empedrado. Los arrieros hincaron las piedras de canto para que quedara mucho más firme y soportara el paso de las caballerías. Un trabajo ímprobo del que hoy disfrutamos los senderistas.

Paisaje rocoso antes de llegar a la carretera
Paisaje rocoso antes de llegar a la carretera

El sendero muere en la carretera que une Herguijuela de la Sierra con su pedanía de Rebollosa. Por esta vía tendremos que caminar durante los próximos 1,7 kilómetros. Se trata de una carretera que apenas registra tráfico por lo que no supondrá peligro alguno. Sirva de ejemplo que nosotros no nos cruzamos con ningún vehículo. Descendemos progresivamente abrigados por los pinos que pueblan esta zona.

Pronto aparecen ante nuestros ojos las viviendas de Rebollosa, algunas construidas en pizarra al más puro estilo hurdano. Estamos ante el núcleo de población más sureño del parque natural Las Batuecas-Sierra de Francia. Está pegado al límite con la provincia de Cáceres y solo el río Ladrillar sirve de barrera natural.

De Rebollosa a Riomalo de Abajo

Nada más llegar a Rebollosa habrá que girar a la izquierda  para salir del pueblo por un sendero que transita junto al río Ladrillar. Este afluente del Alagón nos regala kilómetros más arriba la fantástica piscina natural de Las Mestas, y también la de Riomalo de Abajo. Incluso en Rebollosa forma otra agradable poza incluida en la lista de las mejores piscinas naturales de Salamanca que puedes consultar en este post.

Campos de olivos en el sendero que parte de Rebollosa a Riomalo
Campos de olivos en el sendero que parte de Rebollosa a Riomalo

Caminamos entre campos de olivos y cerezos que se entremezclan con los brezos y las retamas y con la vegetación de ribera que abriga al río Ladrillar. Rodeados de alisos hacemos un alto en el camino para comer y continuar posteriormente en dirección a Riomalo de Abajo.

Anuncio
Río Ladrillar
Río Ladrillar

En este tramo de la ruta vemos más pozas que sirven de lugar de baño en verano. La última se encuentra en las proximidades de Riomalo, localidad a que podemos acceder cruzando el puente que salva el cauce del río Ladrillar. Nosotros seguimos hacia adelante, pero la parada en Riolmalo puede ser una opción muy interesante para comer y reponer fuerzas antes del regreso a Herguijuela.

Brezos en flor
Brezos en flor

De Riomalo a Fuente El Águila

La ruta hace un giro a la izquierda para tomar durante una decena de metros un cortafuego, pero inmediatamente debemos coger el sendero que parte a la derecha. Dejamos Riomalo atrás para volver a saludar al arroyo del Cabril. Nuevamente la belleza del recorrido es innegable y la poblada vegetación es la nota dominante. Cruzamos el arroyo del Cabril por unas piedras pasaderas. De vez en cuando apreciamos las marcas verdes y blancas de la ruta pero de manera un tanto inconstante. La presencia de hitos realizados con montones de piedras ayuda más que las propias marcas.

Subida entre pinos en el tramo más duro de la ruta
Subida entre pinos en el tramo más duro de la ruta

El sendero va tomando altura hasta que desemboca en un cruce de varios caminos. Hay que coger la pista que sale a nuestra izquierda para comenzar con el tramo más exigente de la ruta. Incluso si miramos hacia atrás avistaremos tímidamente el majestuoso meandro del Melero. Acto seguido, en una nueva bifurcación seguiremos por la pista de la derecha. Entre pinos y matorral bajo habrá que hacer frente a un generoso desnivel. Tranquilos que todo esfuerzo tiene su recompensa. La pista se transforma de nuevo en un bonito sendero rodeado de madroños y saúcos. A nuestra izquierda veremos la carretera de Rebollosa y el valle del Cabril. Ese premio llega de nuevo en forma de fuente. Recibe el nombre del Águila, y nos regala un chorro de aguas límpidas y frescas para calmar la sed. Junto a ella, un estanque que podría ser perfectamente el predecesor de lo que los modernos denominan piscina ‘infinity’ con vistas. Un buen lugar para darnos un pequeño chapuzón si el tiempo lo permite o al menos remojar los cansados pies.

Estanque que se nutre de las aguas de la fuente El Águila
Estanque que se nutre de las aguas de la fuente El Águila

De Fuente El Águila a Herguijuela

Restan cuatro kilómetros para concluir la ruta. Un trayecto muy cómodo, ya que después de Fuente El Águila tan solo habrá que ascender unos metros más antes de comenzar a llanear. El sendero confluye con una pista por la que ya transitamos cuando hicimos la ruta de la sierra del Castillo. Sin perder de vista el valle del Cabril avanzamos cómodamente entre madroños, pinos, brezos y jaras. Pronto aparecerá ante nuestros ojos la silueta de Herguijuela de la Sierra. Tan solo habrá que tomar el sendero común de la ida para regresar de nuevo a la localidad.

Paisaje desde el sendero de regreso a Herguijuela de la Sierra
Paisaje desde el sendero de regreso a Herguijuela de la Sierra
Un gran alcornoque junto al sendero
Un gran alcornoque junto al sendero

Ruta sencilla, agradable e ideal para realizar en primavera antes de que el calor comience a apretar. No olvidemos que estamos en un valle de clima mediterráneo donde en verano las altas temperaturas hacen de las suyas. Ruta para toda la familia que permite conocer la cara más indómita de la Sierra de Francia y la puerta de entrada a Las Hurdes cacereñas.

Anuncio
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Booking.com

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies