Guía de las Hoces del río Riaza. Rutas de senderismo y pueblos con encanto

InicioEspañaCastilla y LeónGuía de las Hoces del río Riaza. Rutas de senderismo y pueblos...
Anuncio

Uno de los parques naturales más desconocidos de Castilla y León es el formado por las hoces del río Riaza. Situado al nordeste de Segovia y muy cerca de las provincias de Burgos y Soria, se trata de un cañón de hasta 150 metros de profundidad donde los buitres leonados son los dueños y señores. Además, en su entorno se localizan pueblos con encanto como Maderuelo, Ayllón y Castillejo de Robledo. Te lo contamos todo en esta guía donde encontrarás además ideas para alojarte y comer.


Cuando hablamos de hoces en Castilla y León la mente se va automáticamente a las del río Duratón. Enclaves como Pedraza, Sepúlveda y la ermita de San Frutos congregan cada fin de semana a cientos de visitantes gracias a su cercanía con Madrid. Sin embargo, hay otras hoces segovianas que suelen permanecer en un discreto segundo plano. Se trata de las hoces del río Riaza. Están situadas al nordeste de esta provincia, casi haciendo límite con Burgos y Soria. Como ocurre en el Duratón, el cauce del río ha ido horadando un cañón de roca caliza que en algunos puntos alcanza los 150 metros de profundidad. Un espectáculo natural que se asemeja al cañón del Río Lobos, pero con mucha menos publicidad. En las hoces del río Riaza no entienden de turismo de masas ni falta que hace. Durante nuestro recorrido por la Senda del Río y en la visita a la localidad de Maderuelo apenas nos cruzamos con un puñado de visitantes. Más numerosa fue la colonia de buitres leonados que nos saludó con su elegante vuelo. Conviene recordar que este parque natural congrega a una de las poblaciones de esta especie más numerosas de Europa (653 parejas en 2018). Si impresiona asomarse al Duratón desde la ermita de San Frutos y sentirse observado por estas rapaces carroñeras, en el Riaza la sensación se acrecienta.

Senda del Río de las Hoces del río Riaza
Senda del Río de las Hoces del río Riaza

Consejos prácticos. Cómo llegar a las hoces del Riaza

En contra de lo que algunos pueden pensar, las hoces del río Riaza no se encuentran en la localidad segoviana del mismo nombre, sino un poco más al norte. Concretamente en Montejo de la Vega de la Serrezuela. Desde allí parte  el acceso principal a la Senda del Río que se adentra en los cortados y además es la sede de la Casa del Parque. Montejo se encuentra a solo 7 kilómetros de la autovía A-1 Burgos-Madrid. Por este motivo el viaje desde la capital de España llevará algo menos de dos horas. Menos de hora y media separan Montejo de Segovia, tiempo que se reduce a poco más de una hora si el viajero parte desde Burgos.

Dónde alojarse en las hoces del río Riaza

Los alojamientos rurales son los que predominan en el entorno de las hoces del río Riaza. Nosotros pernoctamos en la localidad soriana de Castillejo de Robledo, de la que hablaremos más adelante. Está a solo veinte minutos en coche de Montejo de la Vega de la Serrezuela y a quince minutos de Maderuelo, una de las visitas imprescindibles que hacer en las hoces del Riaza. Elegimos el hotel rural La Sabina, un sencillo alojamiento familiar donde disfrutamos de una fantástica estancia. Irene, su propietaria, se preocupó de que todo estuviera a nuestro gusto y nos facilitó completa información de la zona. El hotel cuenta con restaurante en el que degustar platos típicos de la zona. Mención especial merece el lechazo al horno que nos preparó Irene regado con una botella de vino Silentium. Esta bodega se encuentra precisamente en Castillejo de Robledo y pertenece a la DO Ribera del Duero.

Aquí puedes consultar otras opciones para alojarte en el entorno de las Hoces del río Riaza y también en la cercana localidad de Ayllón, uno de los pueblos más bonitos de España.

Anuncio

Qué ver en las Hoces del río Riaza en un fin de semana. Senderismo y uno de los pueblos más bonitos de España

Un fin de semana es suficiente para hacer un recorrido por todo lo que ver en las Hoces del río Riaza mezclando las rutas por su singular paisaje y la visita a las localidades con encanto que hay en su entorno.

Senderismo en las hoces del Riaza. Senda del Río

La Senda del Río es la ruta más popular que hacer en las Hoces del Río Riaza. Eso sí, si quieres realizarla entre el 1 de enero y el 31 de julio debes llamar previamente a la Casa del Parque Natural (921 53 24 59) para pedir una autorización. No habrá ningún problema porque la afluencia de visitantes es reducida, pero conviene hacerlo ya que se trata de una época de anidación y un excesivo número de senderistas puede alterar este proceso. En este folleto tienes toda la información al respecto.

La Senda del Río (PR-SG-6) tiene longitud total de 20 kilómetros (ida y vuelta). De primeras puede imponer semejante cantidad de kilómetros, pero es un itinerario sin apenas desnivel que se realiza de forma muy cómoda siempre que estés acostumbrado a caminar. Con parada para comer, nosotros empleamos cinco horas.

Es conveniente iniciar la ruta en Montejo de la Vega de la Serrezuela. Para ello dejaremos el coche en el aparcamiento que hay a un kilómetro del centro del pueblo por la calle de la Cruz. Sin posibilidad de pérdida, iniciaremos la senda que está señalizada con balizas blancas y amarillas y con la nomenclatura PR-SG-6. Los primeros tres kilómetros se desarrollan por una cómoda pista que va en paralelo al río Riaza donde se forma una amplia vega con campos de cultivo y vegetación de ribera.

Tramo de la Senda del Río en el que el sendero se estrecha
Tramo de la Senda del Río en el que el sendero se estrecha

El tramo más exigente llega entre los kilómetros 3 y 4,6. Dejaremos la pista para comenzar a ascender por un sendero que nos conduce poco a poco hasta los cortados del río Riaza. Alcanzamos la denominada cuesta del Convento. Desde allí gozaremos de la vista más simbólica del parque natural, la que muestra el paisaje vertical de las Hoces del río Riaza junto a los restos de la iglesia de San Martín del Casuar. Este templo románico del siglo XI formó parte de un convento del que ya no queda nada. Sufrió graves daños durante la Guerra de la Independencia y desde entonces queda como un vestigio del pasado y nos regala la imagen más fotogénica del recorrido.

Vista icónica de las Hoces del río Riaza con la ermita del Casuar al fondo
Vista icónica de las Hoces del río Riaza con la ermita del Casuar al fondo

El sendero desciende hasta la propia iglesia para continuar por un frondoso alcornocal a medida que se adentra en los cortados más profundos. Un cañón de 150 metros de altura que en algunos puntos no supera los 300 metros de ancho donde los buitres leonados son los dueños y señores. Su vuelo nos acompañará durante todo el recorrido y será posible fotografiarlos cuando se posen en las paredes rocosas. Un espectáculo natural formidable que deberemos contemplar con el mayor silencio posible y con absoluto respeto.

Anuncio
Viaducto sobre el río Riaza
Viaducto sobre el río Riaza

Pasaremos junto al imponente viaducto del río Riaza que formó parte de la línea férrea entre Madrid y Burgos y que actualmente se encuentra abandonado. Estamos en el kilómetro 8 de la ruta y solo nos restarán dos para alcanzar nuestro destino, el embalse de Linares del Arroyo. El regreso se hace por la misma senda.

Otra opción es empezar la ruta junto al embalse y hacerla en sentido contrario. Para ello deberemos dejar el vehículo en el aparcamiento de la cantera de Maderuelo. El lado negativo es que entre el parking y el inicio de la senda hay dos kilómetros, lo que sumados a la ruta hacen un total de 24 ida y vuelta. Nuestro consejo es que, si quieres realizar la ruta caminando, empieces en el aparcamiento de Montejo. Pero si deseas hacerla en bicicleta, entonces sí es recomendable arrancar en la cantera de Maderuelo. ¿Cuál es la razón? El tramo ciclable es más largo en este sentido ya que se extiende entre el aparcamiento y la ermita del Casuar. En total 16 kilómetros. La ruta al completo no se puede hacer en bicicleta ya que la zona de la cuesta del Convento no es apta para dos ruedas.

Otras rutas de senderismo en el parque natural

Los que no se atrevan a realiza la Senda del Río tienen otras rutas más cortas en las Hoces del Riaza. La más corta y fácil es la Senda entre Puentes PRC-SG-5 (6 kilómetros, circular). Parte del aparcamiento de Montejo de la Vega de la Serrezuela. Los primeros tres kilómetros son comunes con la Senda del Río, pero llegados a este punto hay que cruzar el Riaza por un puente y regresar por su margen contraria. La ruta pasa por el área de interpretación de refugio de rapaces donde una serie de paneles interpretativos ofrecen información sobre estas especies.

Embalse de Linares del Arroyo
Embalse de Linares del Arroyo

Otra interesante ruta es la que parte de la localidad de Maderuelo y bordea el embalse de Linares del Arroyo PRC-SG-10 (4 kilómetros circular). Por último hay que mencionar la Senda de la ermita del Casuar PRC-SG-7 (11 kilómetros circular) que parte de Valdevacas de Montejo, tercera localidad que integra el parque natural junto a Montejo de la Vega de la Serrezuela y Maderuelo. El itinerario recorre campos de cultivo, pastos y un bosque de sabinas hasta alcanzar el Riaza y los restos de la iglesia San Martín del Casuar.  

Iglesia de San Martín del Casuar hoces del río riaza
Iglesia de San Martín del Casuar

Maderuelo

Si hablamos de pueblos con encanto que ver en las Hoces del río Riaza hay que hacerlo obligatoriamente de Maderuelo. Junto a Ayllón, Pedraza y Sepúlveda tiene el honor de ser uno de los cuatro pueblos segovianos incluidos en la red de ‘Los pueblos más bonitos de España’.

Arco de la Villa de Maderuelo
Arco de la Villa de Maderuelo

Maderuelo cautiva desde que vemos su silueta elevándose poderosa sobre un cerro en forma de espolón a los pies del embalse de Linares. Sin embargo, la visita a la localidad comienza antes de ascender a este bastión casi inexpugnable. Junto a las aguas de la presa se encuentra la ermita de la Vera Cruz, de origen templario. En su interior se encontraban unas maravillosas pinturas románicas que fueron trasladadas al Museo del Prado para garantizar su conservación. Junto a ella hay una agradable zona verde con merenderos y un bar con terraza.

Anuncio
Iglesia-palacio de San Miguel de Maderuelo
Iglesia-palacio de San Miguel de Maderuelo

Una vez en el casco histórico de Maderuelo y tras cruzar su Arco de la Villa, comenzamos un viaje en el tiempo al Medievo. La iglesia-palacio de San Miguel, de origen románico, la imponente iglesia de Santa María, la puerta del barrio y el antiguo Hospital y los restos del Castillo son las paradas fundamentales en una visita que no nos llevará más de una hora. Breve pero intensa.

Visitas en los alrededores de las Hoces del Riaza

La reducida extensión del parque natural de las Hoces del río Riaza no nos puede llevar a engaño. Fuera de sus límites hay una serie de visitas muy interesantes que ayudan a completar el fin de semana o incluso extender la estancia algún día más. Estas son solo algunas sugerencias.

Ayllón

Lo mencionábamos antes por ser uno de los cuatro pueblos de Segovia que forma parte de la red de ‘Los pueblos más bonitos de España’. El peso de la historia está presente en cada rincón de Ayllón, declarado Conjunto Histórico Artístico gracias a su valioso y bien conservado casco antiguo. La visita debe arrancar por al arco medieval que hay junto al agradable paseo fluvial del río Aguisejo. Es una de las puertas con las que contaba la muralla de Ayllón. El elegante palacio de los Contreras del siglo XV es la primera joya que aparece antes de recalar en la Plaza Mayor, centro neurálgico de la villa. Un agora y repleto de vida gracias a sus terrazas y donde se levantan el palacio de los Marqueses de Villena y la iglesia de San Miguel, de origen románico.

Plaza Mayor de Ayllón
Plaza Mayor de Ayllón

Otra iglesia, la de Santa María la Mayor, es la única que mantiene el culto en la localidad. Pero más interesante será pasar por los restos de la dedicada a San Juan, románica y que solo mantiene en pie el ábside con tres arcos de medio punto.

Torre vigía La Martina
Torre vigía La Martina

Para obtener la imagen más simbólica de Ayllón hay que subir hasta el cerro que ocupó el castillo de la villa. Allí se erige la torre vigía La Martina, de origen árabe. Fuera del casco urbano, junto a la carretera que une Ayllón con Maderuelo, será interesante hacer una parada en las ruinas del convento de San Francisco donde destaca su monumental fachada.

Castillejo de Robledo

A diez kilómetros al norte de Maderuelo encontramos Castillejo de Robledo. En esta localidad soriana, ‘embuchada’ literalmente por las provincias de Burgos y Segovia, decidimos alojarnos. Tanto si pilla de camino como si hay que desviarse, bien merece una pequeña parada. Estamos en tierras de El Cid Campeador. De hecho Castillejo de Robledo podría ser el escenario donde tuvo lugar la Afrenta de Corpes. Este capítulo del ‘Cantar del mio Cid’ habla de las vejaciones y ultraje que sufrieron las hijas de Rodrigo Díaz de Vivar por parte de los infantes de Carrión.

Anuncio
Iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Castillejo de Robledo
Iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Castillejo de Robledo

Una inscripción junto a la iglesia de la localidad recuerda este episodio. Precisamente el templo dedicado a Nuestra Señora de la Asunción es el plato fuerte que ver en Castillejo de Robledo. Se construyó en el siglo XII y es una las iglesias románicas más interesantes de la zona. Muy cerca de allí se pueden visitar los restos del castillo de la localidad, que perteneció a la orden del Temple.

Castillo templario de Castillejo de Robledo
Castillo templario de Castillejo de Robledo

Castillejo de Robledo también destaca por sus pequeñas bodegas y lagares. Los delatan las zarceras que surgen de las laderas de la colina que rodea el pueblo como ‘chimeneas’ de piedra. Estamos en tierra de buen vino. Solamente hay que probar Silentium, el excelente caldo que se elabora en las Bodegas Castillejo de Robledo.

Otro paraje muy interesante es la ermita de la Virgen del Monte, excavada en la roca en la zona donde, según la literatura, se produjo la mencionada Afrenta de Corpes. Podemos llegar hasta sus inmediaciones en coche por una cómoda pista que se adentra en el paisaje vinícola de Castillejo. Desde allí comienza una ruta (12 kilómetros ida y vuelta) que atraviesa un frondoso sabinar y alcanza el monasterio burgalés de La Vid a orillas del Duero.

Ribera del Duero Burgalesa

Muy cerca de las Hoces del río Riaza y de Castillejo de Robledo se encuentra la Ribera del Duero Burgalesa, la vertiente más desconocida e interesante de la DO. En este artículo tienes un completo itinerario de un fin de semana por la Ribera del Duero Burgalesa con visitas a localidades con mucho encanto como Vadocondes, Gumilel de Izán, Zazuar, Tubilla del Lago y Peñaranda de Duero.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Booking.com

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies