Piscina natural de Las Mestas, un paraíso en Las Hurdes

Inicio España Extremadura Piscina natural de Las Mestas, un paraíso en Las Hurdes

En uno de los rincones más bellos de Las Hurdes cacereñas se encuentra la piscina natural de Las Mestas, un lugar con mucho encanto para refrescarse cuando el calor más aprieta


Los que somos de interior y la playa se antoja como un privilegio al que sólo podemos asistir un puñado de días al año tenemos que buscar otras formas de refrescarnos durante el caluroso verano. La opción más recurrente son las piscinas públicas que hay en cualquier localidad española, pero otra alternativa más libre y atractiva son las piscinas naturales que podemos encontrar en algunos bellos parajes de nuestra geografía. La comarca cacereña de Las Hurdes es una de las que más lugares de este tipo posee, algo que permite combinar la inmensa belleza de este rincón del norte de Extremadura con el relax que proporcional el bañarse en las cristalinas y refrescantes aguas de un río.

La piscina natural de Las Mestas en el río Ladrillar es una de las más espectaculares de Las Hurdes y un lugar al que acudimos varias veces cada verano. Está perfectamente acondicionada  y una de sus bazas es que está enclavada en un lugar de auténtico ensueño en el que Las Hurdes se fusionan con Las Batuecas salmantinas. Sin duda una alternativa muy interesante para pasar una tarde de verano y disfrutar de la naturaleza en estado puro.

Vista desde la carretera de la piscina natural de Las Mestas
Vista desde la carretera de la piscina natural de Las Mestas

Cómo llegar a Las Mestas

La alquería de Las Mestas pertenece al municipio de Ladrillar y se encuentra en el límite entre las provincias de Cáceres y Salamanca. Se puede llegar a ella por la carretera SA-201 desde La Alberca atravesando el corazón del Parque Natural de Las Batuecas – Sierra de Francia. Por este trayecto pasamos justo al lado del Monasterio de La Batuecas, lugar del que parte la bellísima ruta de la Cascada del Chorro. Otra forma de acceder a Las Mestas es por la SA-225 que transita por los municipios salmantinos de Miranda del Castañar, Cepeda y Sotoserrano, entre otros, para enlazar con la EX-204 que pasa por Ríomalo de Abajo, localidad cacereña que cuenta con otra piscina natural menos acondicionada y desde la que se puede acceder al impresionante Meandro Melero formado por el río Alagón.

La piscina natural de Las Mestas, una de las mejores de Extremadura

La piscina natural del Charco de la Olla de Las Mestas se enclava junto a la carretera que une esta alquería con el municipio de Ladrillar. Si se llega a primera hora de la mañana no hay problemas para aparcar en el arcén de la misma carretera. También es bueno ser madrugador para coger un buen sitio, donde nos podemos situar en la zona acondicionada para ello, o un poco más adelante en las rocas que hay junto al río.

Bañistas en la piscina natural de Las Mestas
Bañistas en la piscina natural de Las Mestas

En la parte alta se encuentra un chiringuito en el que, a precios muy asequibles, se pueden degustar unas exquisitas carnes a la brasa. Es otro de los atractivos de la zona ya que es una estupenda forma de reponer fuerzas si se opta por no llevar consigo la merienda.

Vista del Charco de la Olla desde el chiringuito piscina natural de Las Mestas
Vista del Charco de la Olla desde el chiringuito

Los paneles para formar la presa que da lugar a la piscina de 300 metros de diámetros se colocan de mediados de junio a septiembre. Hay que tener en cuenta que las temperaturas que se alcanzan en esta zona del norte de Cáceres pueden llegar hasta los 40 grados en los meses de verano, lo que contrasta con las frías aguas del Charco de la Olla.

La piscina natural de Las Mestas está situada junto a un antiguo molino y un bonito puente construido a base de pizarra. No sólo recomiendo darse un chapuzó en la propia piscina natural, también se puede avanzar por la orilla del río Ladrillar en ambas direcciones para alejarse del bullicio de los bañistas y disfrutar de algunos remansos de paz en los que al agua puede llegar a cubrir hasta los hombros sin que nadie perturbe ese momento de descanso.

Puente y antiguo molino junto a la piscina natural de Las Mestas
Puente y antiguo molino junto a la piscina natural de Las Mestas

Alrededores de la piscina natural de Las Mestas en el rio Ladrillar
Alrededores de la piscina natural de Las Mestas en el rio Ladrillar y donde es posible bañarse en soledad

El río Ladrillar en otra de las zonas próximas al Charco de la Olla piscina natural de Las Mestas
El río Ladrillar en otra de las zonas próximas al Charco de la Olla

A pesar del innegable atractivo de esta piscina, no es un lugar en el que en ningún momento haya una aglomeración de personas que lo conviertan en incómodo. En nuestro caso siempre hemos acudido en domingos de los meses de julio y agosto, que es cuando en teoría más gente suele ir, y nunca hemos tenido problemas para tener un sitio y bañarnos con tranquilidad.

Cristalinas aguas del río Ladrillar en la piscina natural de Las Mestas
Cristalinas aguas del río Ladrillar en la piscina natural de Las Mestas

Es conveniente llevar unas zapatillas de agua porque el fondo de la piscina es de rocas y cantos rodados. Asimismo, en algunas zonas la profundidad supera los dos metros, lo que permite que los más valientes realicen el conocido como “salto del ángel de Las Mestas” que consiste en tirarse desde el saliente de una roca situada a unos ocho metros de altura. El peligro es innegable aunque como se suele decir hay gente para todo.

Piscina natural de Las Mestas y su entorno
Piscina natural de Las Mestas y su entorno

Otra recomendación es buscar un lugar a la sombra, que los hay, ya que en las horas centrales del día el calor puede llegar a ser insoportable. Esta circunstancia se palia sin problemas gracias a las gélidas aguas del río Ladrillar, especialmente a primera hora de la mañana cuando aún no han recibido los rayos del sol.

Una vez más Las Hurdes no ofrece otro pequeño paraíso desconocido para muchos, pero que puede ser una manera de disfrutar de un plan veraniego diferente en un entorno de auténtico privilegio.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies