Un día en Tánger desde la Costa del Sol

Inicio Resto del Mundo África Un día en Tánger desde la Costa del Sol

Pasamos un día en Tánger gracias a una excursión que parte desde varias localidades de la Costa del Sol malagueña y que muestra de manera rápida e intensa algunos de los atractivos de esta ciudad marroquí


No somos muy aficionados a las excursiones organizadas en las que en unas pocas horas tienes que ver a la carrera un sinfín de cosas sin casi tiempo para hacer una buena fotografía o disfrutar de un bonito paisaje. Sin embargo, hay algunas que sí merecen la pena como la que lleva por título Contrastes de Nueva York y que se desarrolla por los barrios más importantes de esa ciudad. Como relaté en el post correspondiente, esa excursión brinda la oportunidad de visitar algunas zonas que, de otra forma, quedarían fuera de un itinerario en el caso de ir por libre. Eso mismo ocurre con el viaje que nos ocupa en este artículo. Pasar un día en Tánger mientras se veranea en alguna ciudad de la Costa del Sol es un atractivo plan que solo es posible mediante una excursión organizada.

Ferri que une Tarifa con Tánger
Ferri que une Tarifa con Tánger

Cómo es la excursión para visitar Tánger desde la Costa del Sol

Durante un viaje de unos días a Torremolinos decidimos contratar esta excursión que tiene mucho éxito entre los turistas que deciden disfrutar del sol y las playas de la costa malagueña. Es una pequeña paliza ya que, en primer lugar, hay que soportar casi tres horas de autobús de ida y otras tres de vuelta para llegar hasta Tarifa. En la localidad gaditana se toma el ferri que en cuestión de 35 minutos te deja en Tánger para hacer un recorrido por sus lugares más emblemáticos. La excursión, que incluye la comida en un restaurante típico marroquí, tiene un precio de 67 euros y las salidas no sólo se pueden hacer desde Torremolinos, ya que el autobús también hace paradas en otras ciudades de la Costa del Sol como Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona y la propia Málaga. Nosotros la hicimos con la empresa Costa África, pero hay varias que se dedican a organizarlas. En total son diez intensas horas para romper con el plan de sol y playa de unas vacaciones de verano y conocer una urbe que aúna a la perfección su legado español, su cultura árabe y un enfoque más europeo con el objetivo de atraer cada vez más al turismo.

Panorámica de la ciudad desde el puerto un día en Tánger
Panorámica de la ciudad desde el puerto

Existe la opción de alargar esta excursión durante dos o tres días haciendo noche en un hotel de Tánger. Es una buena forma de tener más tiempo para conocer la ciudad, aunque personalmente creo que un día es suficiente para tener un acercamiento rápido, pero intenso.

¿Es necesario el pasaporte para ir a Tánger?

Para realizar esta excursión no es necesario llevar el pasaporte (salvo que no se sea ciudadano de la UE) ni contar con un visado. Tan sólo hay que llevar pegada en la solapa una pegatina suministrada por el guía que no debe perderse ya que es el distintivo que permite la entrada temporal en la ciudad.

Qué hacer en Tánger en un día

Tras cruzar el estrecho en un cómodo ferri desde Tarifa, la excursión arranca en torno a las 10:00 hora en el puerto tangerino. Allí un autobús recoge a los turistas para comenzar un recorrido por la ciudad. Tuvimos la suerte de contar con un veterano guía llamado Pepe, que llevó a cabo unas explicaciones muy rigurosas y amenas que hicieron más interesante este viaje de un día en Tánger.

La ciudad, desde el puerto un día en Tánger
La ciudad, desde el puerto

Entrada en la ciudad desde el puerto un día en Tánger
Entrada en la ciudad desde el puerto

Gran Teatro Cervantes

Este rápido trayecto se va adentrando por los distintos barrios de la ciudad y pasa, entre otros lugares, por el histórico Gran Teatro Cervantes construido en 1913 y que en la actualidad se encuentra en un estado ruinoso. Es uno de los ejemplos del legado español en la ciudad, pero que desafortunadamente está en el más absoluto abandono a pesar de haber sido uno de los principales focos culturales del norte de África durante años.

Gran Teatro Cervantes un día en Tánger
Gran Teatro Cervantes

Un mercadillo en las afueras de la ciudad un día en Tánger
Un mercadillo en las afueras de la ciudad

Montar en camello en Tánger

Tras un breve paso por la zona más lujosa de la ciudad marroquí, situada en una colina en donde están los consulados extranjeros y las mansiones de magnates europeos de todo tipo, el autobús permite al turista obtener una bonitas panorámicas de la ciudad aunque, eso sí, desde la ventanilla. El primer alto en el camino es para visitar a un grupo de bereberes que amablemente ponen a disposición del visitante sus camellos para dar una pequeña vuelta. Es quizá la parte más forzada y artificial de la excursión, ya que apenas pasas un par de minutos subido en el animal. A la conclusión te venden por unos pocos euros una fotografía que inmortaliza el peculiar momento.

En Tánger también hay espacio para el lujo
En Tánger también hay espacio para el lujo

Paseo en camello un día en Tánger
Paseo en camello

De vuelta al centro de la ciudad, llega el momento de una breve caminata por la Medina de Tánger. Como hay poco tiempo, el recorrido es demasiado rápido para mi gusto. A eso hay que añadir la cantidad de niños y jóvenes que se acercan a los turistas para vender todo tipo de suvenires, aunque sin causar demasiada molestia y con bastante educación.

Recorrido por la Medina

Este itinerario comienza en la parte más alta de la Medina, La Alcazaba o Kasbah. Es la zona amurallada de la ciudad  y desde ella se tienen unas bonitas vistas del puerto de la ciudad y del mar. En el acceso a este barrio se encuentra otro edificio histórico con sello español, el Cine Alcázar. Al igual del Gran Teatro Cervantes data de 1913 y también se encontraba en un estado bastante lamentable, aunque existe en marcha un proyecto de restauración.

Cine Alcázar un día en Tánger
Cine Alcázar

Murallas de la Alcazaba un día en Tánger
Murallas de la Alcazaba

La Medina de Tánger no es muy distinta a la de otras ciudades árabes y posee el encanto que aportan las callejuelas estrechas, las construcciones históricas y un aroma muy tradicional.

Una calle de la Alcazaba un día en Tánger
Una calle de la Alcazaba

Comida tradicional marroquí

Como digo el recorrido es breve y rápidamente hay que acudir al restaurante en el que está reservada la comida. En nuestro caso fuimos al Hammadi, ubicado muy cerca del Cine Alcázar. Se trata de un restaurante típicamente marroquí y uno de los más famosos y frecuentados de la ciudad. Durante el almuerzo contamos con una actuación en directo de música tradicional y degustamos algunos platos correctos como el cous-cous de pollo, una especie de sopa de verduras y un pincho de carne picada. Para concluir nos sirvieron un té marroquí que estaba bastante bueno. Una experiencia gastronómica interesante.

Entrada del Restaurante Hammadi un día en Tánger
Entrada del Restaurante Hammadi

Póster de Hassan II en el Restaurante Hammadi un día en Tánger
Póster de Hassan II en el Restaurante Hammadi

Actuación musical en el Restaurante Hammadi un día en Tánger
Actuación musical en el Restaurante Hammadi

Disfrutando de la comida en Tánger
Disfrutando de la comida en Tánger

Cous-cous del Restaurante Hammadi un día en Tánger
Cous-cous del Restaurante Hammadi

Paseo por el Zoco Grande

Tras la comida, es el turno de dar un pequeño paseo por el Zoco Grande, el lugar en el que se concentran en un reducido espacio tiendas de todo tipo, tanto de comida como de artesanía. Un verdadero caos en el que se pueden ver pollos colgando en el exterior de una tienda, especias y legumbres expuestas en el suelo, vendedores de alfombres, etc. Como suele ocurrir en este tipo de excursiones, ya están pactadas varias visitas a estos establecimientos para intentar que el turista “pique”. Una de ellos fue a una tienda de alfombras y otra a una de té y preparados con plantas medicinales. Allí adquirimos una cajita de té marroquí que la verdad es que estaba buenísimo.

Una calle del Zoco un día en Tánger
Una calle del Zoco

Pollería en el Zoco un día en Tánger
Pollería en el Zoco

Puestos callejeros en el Zoco un día en Tánger
Puestos callejeros en el Zoco

Alfombras en la tienda en la que entramos un día en Tánger
Alfombras en la tienda en la que entramos

El dueño de la tienda de alfombras muestra el género un día en Tánger
El dueño de la tienda de alfombras muestra el género

El dueño de la tienda de productos naturales explica las propiedades de los preparados un día en Tánger
El dueño de la tienda de productos naturales explica las propiedades de los preparados

Visita al Hotel Continental

Sin tiempo para mucho más, la visita exprés concluye en el histórico Hotel Continental, ubicado junto al puerto de Tánger y desde el que se tienen unas bonitas panorámicas. El establecimiento está construido sobre el antiguo edificio de la aduana y allí se alojaban los políticos y artistas que acudían a la ciudad marroquí. Conserva ese espíritu señorial y en su interior se pueden recorrer algunas de las estancias y pasar por otra tienda de suvenires. Una curiosidad es que, al igual que otros puntos emblemáticos de la ciudad, este hotel aparece en la exitosa novela de María Dueñas “El tiempo entre costuras”. Este itinerario por los escenarios de la novela puede ayudar a dar un valor añadido a la visita.

Vista del Hotel Continental un día en Tánger
Vista del Hotel Continental

Fachada del Hotel Continental un día en Tánger
Fachada del Hotel Continental

El puerto desde el Hotel Continental un día en Tánger
El puerto desde el Hotel Continental

Con el regreso al puerto para tomar el ferri a Tarifa concluye esta breve excursión de un día en Tánger. Un viaje un tanto frenético y a la carrera, pero que personalmente recomiendo si además no se ha viajado nunca a Marruecos como era nuestro caso.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

9 COMENTARIOS

  1. Gracias Mariluz. Creo que esta excursión a Tánger es una forma de darle un valor añadido a un viaje por la fantástica Costa del Sol. Aunque son pocas horas, creo que merece la pena el esfuerzo. Un saludo.

  2. Viajé la semana pasada a Marruecos con tres amigas e hicimos el tour de 3 días por el desierto desde Marrakech. La experiencia con esta empresa Merzougacameltours.com fue fantástica, nos enseñaron unos lugares increíbles atravesando el Atlas y los pueblos de camino al desierto. Una vez allí, no os perdais la puesta de sol y el amanecer entre las dunas, realmente precioso!! por no hablar de las estrellas que se ven de noche, uno de los cielos más espectaculares que he visto en mi vida! Nuestro guía Mohamed se portó genial con nosotras, super responsable y atento en todo momento, nos hizo sentir como en casa, y toda la gente de la empresa encantadora y muy divertida!!!
    Recomiendo 100% vivir la experiencia con esta compañía! Si vuelvo a Marruecos sin duda lo haré con ellos!!!!

    • Muchas gracias por contar tu experiencia Mica, la tendremos muy en cuenta cuando viajemos a Marruecos porque es un destino que tenemos pendiente, al margen de esta breve excursión a Tánger. Un saludo.

  3. Enhorabuena por el post, en mi opinión Tánger es bastante más moderna que el resto de zonas que hemos conocido de Marruecos y algo diferente a zonas más situadas al Sur. Sin embargo es magnífico sitio para tener un primer contacto conla cultura marroquí, bonito y muy seguro a pesar de las ideas preconcebidas que tienen mucha gente antes de viajar a Marruecos. Solo nos quedó sin visitar el Teatro Cervantes, que la verdad que según comentáis es una pena que no le den mucho valor.
    Gracias y un saludo.
    Eduardo

    • Muchas gracias por tus palabras Eduardo. Como bien dices, Tánger es un excelente piedra de toque para empezar a descubrir un país apasionante como es Marruecos. Nosotros fuimos de forma organizada, pero no nos importaría volver por libre. Un saludo.

  4. Buenas tardes, ¿en qué zona montasteis en camello?¿cuánto os costó? ¿Alguna recomendación para desplazarnos entre las ciudades? Vamos a visitar Asilah y Chaouen. Gracias.

    • Hola María. Montamos en camello en una zona que no recordamos exactamente de la parte alta de Tánger. Al ser una excursión organizada nos llevaron directamente allí con el autobús y nos esaban esperando. Por lo tanto puede ser que sólo se ubicaran allí con ese objetivo. Aunque nosotros sólo estuvimos en Tánger, lo mejor para desplazarse por la zona puede ser el coche de alquiler. Las carreteras no están mal. Un saludo y disfruta del viaje.

    • Hola Eduardo. Gracias por visitar el blog. Pues los camellos estaban allí porque sabían que llegaba un tour en ese momento, de lo contrario no creemos que se encuentren en esa zona. De todas formas no sabemos exactamente el punto concreto donde se ubicaban. Recordamos que era en la parte alta de la ciudad. De todas maneras con el paso del tiempo y viendo el trato que se le dispensa a esos camellos, no hubiéramos realizado esa actividad. Es totalmente prescindible y no aportada absolutamente nada en la visita a Tánger. Un saludo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies