Viajar a Cuba por libre en 2022. Guía básica de consejos y recomendaciones

InicioResto del MundoAméricaViajar a Cuba por libre en 2022. Guía básica de consejos y...
Anuncio

Anclada en el pasado y mirando con nostalgia al futuro. Cuba representa la belleza de lo decadente. El espíritu de supervivencia de un pueblo que sufre las consecuencias de lo que se decide en los despachos. Un país repleto de contrastes donde, a pesar de todas las dificultades, no faltan las sonrisas y, sobre todo, la música. Te invitamos a descubrirlo en esta guía para viajar a Cuba por libre. Alojamientos, alquiler del coche, cambio de moneda, visado, seguro… Todos los consejos y recomendaciones que necesitas además de nuestro itinerario de ocho días en la isla caribeña.


Se suele decir que a la vuelta de cualquier viaje no se es la misma persona. Cambian las ideas preconcebidas, las prioridades en la vida, se suman algunos valores, se empatiza más con el prójimo… Es la grandeza de este maravilloso y sano vicio. Es obvio que hay destinos donde esa pequeña mutación personal es más profunda. Uno de ellos es Cuba. Cuando al regreso de la isla nuestros amigos y compañeros nos preguntaron qué tal había ido la experiencia, en todos los casos respondimos que la sensación era agridulce. Dulce porque para cualquiera viajero que presuma de serlo es imprescindible conocer el país. Sus peculiaridades, cultura, la forma que tienen los cubanos de entender la vida… La nostalgia, la alegría, la música, la decadencia… Sin embargo, te produce una enorme desazón comprobar que, en una tierra repleta de recursos para progresar con decisión, los cubanos siguen igual o peor de lo que estaban hace diez, veinte o treinta años. No hay posibilidades de emprender, de cumplir sueños, de realizarse como persona montando un negocio que crezca o simplemente trabajando por un sueldo digno que permita vivir cómodamente. Es la continua supervivencia dentro de un sistema arcaico que pone siempre al individuo por debajo del Estado. Para más inri, después de dos años de pandemia y sin apenas turismo, la isla vive una grave crisis que ha generado un enorme desabastecimiento de productos básicos.

Capitolio de La Habana
Capitolio de La Habana

Dicen que el deporte nacional ha pasado de ser el béisbol a las colas que se forman a las puertas de las bodegas, donde con la Libreta de Abastecimiento los cubanos reciben los alimentos que lleguen ese día a precios más reducidos. La cosa cambia en las tiendas donde solo se admite el pago en moneda extranjera mediante las tarjetas MLC. Allí sí suele haber suministros, pero ¿cómo narices consiguen los cubanos euros o dólares si el Estado no se los da y sus sueldos son en pesos? Esa es una de las grandes tragedias del país y el motivo de que por la calle no dejes de recibir propuestas para cambiar moneda. Pero eso es algo de lo que hablaremos más adelante.

Pero a pesar de todas estas dificultades, Cuba continúa siendo un país maravilloso para el viajero, repleto de ciudades coloniales, parajes naturales inmensamente verdes y playas paradisiacas. Y luego está La Habana, donde las palabras se quedan cortas. Por eso vamos a relatar nuestra experiencia del viaje que realizamos a Cuba por libre en 2022 en una guía repleta de consejos y recomendaciones para que disfrutes lo máximo posible del país caribeño.

Trinidad
Trinidad

¿Qué se necesita para viajar a Cuba por libre? Preparativos, documentación, vuelos…

¿Cuba por libre? Es la pregunta que se hacen muchos viajeros antes de preparar una escapada a la isla caribeña. Una cuestión que podría quedar rápidamente despejada al comprobar que en Booking no se puede reservar ningún alojamiento cubano y que tampoco es posible alquilar un vehículo para moverse por allí. Desde España, con los métodos ‘tradicionales’, solo es posible reservar el vuelo, alguna excursión o tour de Civitatis y poco más. La peculiaridad de la isla, sometida desde la Revolución de 1956 a un régimen comunista, hace que el Estado lo controle absolutamente todo. Por lo tanto, preparar un viaje a Cuba no es tan fácil ni mecánico como hacerlo a cualquier otro lugar del mundo.

Anuncio
Plaza de la Catedral de La Habana cuba por libre
Plaza de la Catedral de La Habana

Nosotros confiamos en una de las empresas que más experiencia tiene en organizar viajes a la isla caribeña. Gracias a la recomendación de Chavetas, nos decantamos por Enjoy Cuba. Hay que tener muy en cuenta que a la hora de organizar un viaje a Cuba por libre vamos a encontrar con empresas de dudosa reputación. Puede que sus precios atraigan, pero que una vez en el destino nos encontremos con que el alojamiento no está reservado o que el vehículo, tampoco. Con Enjoy Cuba no tuvimos ni el más mínimo problema. Todo fue rodado y no hubo sorpresas desagradables. Estamos hablando de un mayorista que te permite realizar un viaje a tu medida. Nosotros reservamos con ellos el vehículo y los alojamientos (tanto hoteles como casas particulares) pero también se pueden añadir excursiones, traslados, guías, etc. Al final logramos nuestro objetivo de viajar a Cuba por libre, pero con esa ayuda imprescindible y de confianza que necesitas en esta isla.

¿Cuál es la mejor época para viajar a Cuba?

Cuba es una isla caribeña con un clima tropical donde las temperaturas mínimas no suelen bajar de los 20 grados. La clave en estos casos es huir de las tormentas tropicales que pueden aguar el viaje y nunca mejor dicho. Por este motivo la mejor época para viajar a Cuba es el periodo comprendido entre noviembre y abril. Es la época seca y las posibilidades de que se produzca un huracán o una tormenta tropical disminuyen. En mayo comienza la época húmeda que se prolonga hasta octubre. Dentro del periodo seco el mejor mes es abril ya que hay menos turismo y es más barato. Nosotros fuimos a finales de mayo y no hubo tormentas, aunque fue de chiripa ya que una semana después La Habana sufrió unas graves inundaciones. La temporada alta cuando los precios son más caros va de noviembre a marzo y en julio y agosto.

Una de las playas de Varadero
Una de las playas de Varadero

Vuelos a Cuba

Lo más fácil a la hora de preparar un viaje a Cuba por tu cuenta es reservar los vuelos. Desde Madrid existen numerosas conexiones con La Habana, la mayoría con Iberia y Air Europa. En nuestro caso optamos por la compañía de nuestro paisano Pepe Hidalgo. El precio de cada billete idea y vuelta fue de unos 600 euros. Se trata de una tarifa que se acerca mucho a la media que alcanzan los vuelos entre España y Cuba. Hay opciones más económicas si se incluyen escalas, pero dado que íbamos a estar solo ocho días no podíamos permitirnos el lujo de perder demasiadas horas en los aeropuertos. La duración del vuelo es de unas nueve horas. Algo menor en el regreso a España por el efecto de las corrientes de aire.

Hoteles y casas particulares

Nuestro viaje a Cuba por libre tuvo una mezcla de hoteles y casas particulares de cubanos. Estas segundas ya no se parecen a las que había hace algunos años cuando tenían que operar de manera ilegal. La regulación en este ámbito ha hecho que estas viviendas sigan la estela del concepto bed&breakfast o guesthouse de Europa. Por lo tanto se pierde esa esencia que tenían antaño. Eso sí, sigue habiendo apartamentos y casas que no están reguladas y en las que literalmente vives la experiencia de convivir con una familia cubana.

Nuestra habitación en el Meliá San Carlos de Cienfuegos
Nuestra habitación en el Meliá San Carlos de Cienfuegos

La primera noche en La Habana que fue de mero descanso tras aterrizar y antes de partir a Cienfuegos fue en el hotel Meliá Habana. Es antiguo pero confortable y cuenta con un transfer gratuito al centro de la ciudad. En Cienfuegos nos alojamos en el Meliá San Carlos, el mejor hotel de nuestro viaje. Céntrico y ubicado en un maravilloso palacete rehabilitado. Las habitaciones son modernas y cómodas y su restaurante se ubica en la última planta con maravillosas vistas de la ciudad.

Vistas desde la última planta del Meliá San Carlos de Cienfuegos
Vistas desde la última planta del Meliá San Carlos de Cienfuegos

En Trinidad optamos por una casa particular llamada hostal Milagros Pineda. Sencilla, pero muy limpia, en pleno casco histórico y donde además nos sirvieron una maravillosa cena. En Varadero nos quedamos en uno de sus resort todo incluido. El Meliá Varadero es un hotel de cinco estrellas pero con unas instalaciones demasiado antiguas y con un bufé libre muy ramplón. Sería el equivalente a un tres estrellas en España. Lo mejor, su magnífica playa, la zona de la piscina y el restaurante asiático Sakura.

Anuncio

Por último en La Habana pernoctamos en un apartamento particular llamado Casa Laura en el barrio de Vedado. La limpieza dejaba un poco que desear, pero el trato de los propietarios fue muy bueno ya que permitieron que usáramos la habitación hasta que salió nuestro vuelo por la noche. Nos gustó también la zona en la que está situado aunque se encuentra a algo más de media hora caminando de la Habana Vieja.

Visado y formulario sanitario

Para viajar a Cuba desde España es necesario un visado que tiene un coste de 22 euros. En el caso de contratar el viaje con Enjoy Cuba, ellos se encargan de la tramitación del visado de forma gratuita. En abril de 2022 dejó de ser obligatorio presentar una PCR negativa y el certificado de vacunación. Sí era necesario rellenar un formulario sanitario que se puede cumplimentar en esta página web de forma gratuita. Una vez finalizado se genera un código QR que se presenta nada más desembarcar y antes de salir de la terminal.

Como es lógico Cuba también exige portar el pasaporte, en este caso con una vigencia de al menos seis meses.

Relajados en playa Ancón
Relajados en playa Ancón

El seguro de viaje para viajar a Cuba, obligatorio

Siempre que se viaja y mucho más en estos tiempos que corren es fundamental contratar un buen seguro de viaje que cubra incidentes sanitarios, legales o problemas de retrasos y pérdidas de equipaje. No hacerlo es igual que saltar a una piscina sin saber nadar y sin flotador. Pero en el caso de Cuba no solo es recomendable, sino que además es obligatorio. Nosotros siempre confiamos en la compañía especializada en seguros de viaje IATI. Tiene varias modalidades de pólizas que se adaptan a lo que el viajero vaya a hacer en el destino. Todas ellas tienen precios muy ajustados. Además, si lo contratas tu seguro de viaje de IATI a través de este enlace te beneficias de un 5% de descuento por ser nuestro lector.

Cascada de El Nicho
Cascada de El Nicho

Alquilar coche en Cuba

El negocio del alquiler de coches en Cuba (rentar un auto se dice por allí) está en manos del Estado como casi todo en la isla. Además, la flota de vehículos destinados a este fin es muy pequeña por lo que en temporada alta puede resultar complicado encontrar uno. Nosotros viajamos en mayo, uno de los meses con menos turismo del año y no tuvimos problemas. Al igual que en el capítulo de los alojamientos, este trámite lo dejamos en manos de Enjoy Cuba para pisar sobre seguro y evitar problemas. El precio de un coche MG muy modesto y en no demasiado buen estado para ocho días fue de 390 euros. Existe también la opción de alquilar alguno de los vehículos clásicos que tan habituales son en la isla.

Un coche clásico en una calle de La Habana
Un coche clásico en una calle de La Habana

Las oficinas de alquiler de coches en el aeropuerto José Martí de La Habana están al otro lado de la carretera que hay nada más salir de la terminal. Hay que armarse de paciencia ya que se suelen tomar con calma el proceso de entrega. Es habitual que, al margen del precio que hayas pagado de inicio, te cobren un suplemento diario por el seguro a todo riesgo. El vehículo lo recibes con el depósito lleno que también hay que abonar y, por lo tanto, se devuelve lo más vacío posible.

Anuncio
Otro coche clásico en Cienfuegos
Otro coche clásico en Cienfuegos

Los coches en Cuba suelen estar en un estado bastante deficiente y muchas de sus carreteras, también. Repletas de baches y con una alta probabilidad de pinchar. Nosotros pinchamos nada más salir del aeropuerto (aunque creemos que ya nos lo entregaron pinchado). Por suerte nos pilló en La Habana y acudimos al taller oficial de Cubacar (la empresa de alquiler de coches) y cambiaron el neumático en muy poco tiempo. Hay que circular por lo tanto con precaución ya que en cualquier momento puede aparecer un bache traicionero.

¿Qué GPS usar en Cuba? Y no es Google Maps

Algunas aplicaciones de origen estadounidense tienen limitado su acceso en Cuba o directamente no están operativas. Ocurre en el caso de Google Maps, que se puede usar, pero sin la opción de GPS para que te guíe en un determinado recorrido. Sí puedes ver tu ubicación en tiempo real y el itinerario que puedes seguir para llegar a un determinado destino, pero sin que la familiar vocecita de la aplicación te diga gire a la izquierda o tome la siguiente salida. Recomendamos eso sí descargar el mapa de la isla fuera de línea para tener constante acceso.

Los que quieran disponer de un GPS clásico pueden descargarse Osmand, HereMaps y Maps.me. Eso sí, siempre antes de viajar, ya que una vez en Cuba suele haber problemas para hacerlo.

Junto a la Bodeguita del Medio
Junto a la Bodeguita del Medio

Conexión a internet

Al igual que ocurre con el coche de alquiler, todo aquel que viaje a Cuba por libre y quiera adquirir una tarjeta de datos para conectarse a internet tiene que hacerlo con la única empresa que presta estos servicios en la isla, Etecsa. Si se contrata el viaje con Enjoy Cuba, ellos se pueden ocupar de este trámite y que una persona entregue la tarjeta nada más llegar al aeropuerto. En nuestro caso fue la misma persona que designa Enjoy Cuba para que proporcione asistencia las 24 horas en la isla ante cualquier problema o imprevisto.

Hay que tener mucho cuidado con quién se contrata la tarjeta SIM para que efectivamente a la llegada esté disponible. Los hoteles suelen tener conexión a internet, aunque limitada a unas cuantas horas. También las plazas de algunas localidades permiten esa conexión previa compra de una tarjeta.

Plaza de la Revolución de La Habana
Plaza de la Revolución de La Habana

Cambio de moneda

Es una de las cuestiones más controvertidas y variables cuando hablamos de viajar a Cuba por libre. Leeréis en muchos blogs que la isla cuenta con dos monedas: el CUC (equivalente a un dólar o un euro) y el CUP (el peso cubano clásico). El primero ha desaparecido por lo que en 2022 los cubanos solo manejan el peso, aunque con muchos peros. El principal es que, con la crisis del coronavirus, la menor llegada de turistas y el embargo de EEUU, ha bajado considerablemente la entrada de moneda extranjera. Su presencia es imprescindible para, por ejemplo, realizar las importaciones de las que tanto depende. ¿Cuál ha sido la solución? Algunas de las tiendas de alimentos y productos básicos que controla el régimen solo aceptan moneda extranjera a través del pago con las tarjetas MLC (moneda libremente convertible). El problema es que, si un cubano gana su dinero en pesos, ¿cómo narices van a comprar algo en esas tiendas? De ahí el motivo de que por las calles recibas decenas de propuesta de cambio de moneda con unas condiciones muy ventajosas.

Anuncio
Puesto callejero de frutas en La Habana
Puesto callejero de frutas en La Habana

Para haceros una idea, cuando nosotros viajamos a la isla, un euro se pagaba a 20 pesos en las oficinas de cambio oficiales. Si esa permuta se hace a alguien de confianza (un guía, un camarero, un botones, etc.), que es lo más aconsejable, puede alcanzar los 60 o 70 pesos. En la calle te pueden llegar a ofrecer 100, pero con el riesgo de que te cuelen billetes falsos.

Sin embargo, en muchos restaurantes, tiendas y, por supuesto, en los hoteles, aceptan euros. Entonces, ¿compensa cambiar? Nuestro consejo es que, nada más llegar al aeropuerto, no tengáis la tentación de cambiar euros por pesos. El canje oficial es abusivo. En esas primeras horas en la isla podéis utilizar sin problemas los euros. De hecho, un botones o un aparcacoches recibirán encantados una propina de un euro o dos antes que un billete de 100 pesos.

Plato de ropa vieja en un restaurante de La Habana
Plato de ropa vieja en un restaurante de La Habana

Cuando conozcáis a una persona de cierta confianza que os ofrezca un cambio ventajoso (1 euro = 80, 90 o 100 pesos), hacerlo. Nuestro consejo es que llevéis billetes pequeños de 5, 10 o 20 euros y que esos cambios no sean de grandes cantidades. En ese caso vuestra estancia en la isla sí resultará barata y ahí radica la diferencia de que un plato cueste 7 euros o el doble. Incluso hay restaurantes que te presentan la cuenta en pesos y en euros. Si ves que el cambio lo hacen de forma favorable para tus intereses, usa los euros sin ningún problema.

También es conveniente llevar monedas a diferencia de otros países donde solo aceptan billetes en el caso de pagar en divisa extranjera. De hecho, las propinas siempre van a ser más valoradas en euros. Hablando de propinas, es aconsejable dejar el 10 por ciento del montante total de la cuenta en los restaurantes. A músicos, botones, aparcacoches, camareros, etc. Está bien entregarles entre uno y dos euros.

Itinerario de nuestro viaje a Cuba en 8 días por libre

Ocho días son a todas luces muy escasos para recorrer una isla tan extensa y variada. De hecho, solo pudimos visitar parte de su mitad oeste. Pero si el viajero no dispone de más tiempo, no hay que renunciar a ese sueño. Se acortan los tiempos de estancia en cada uno de los destinos sin necesidad de imprimir demasiado trajín al viaje y así nos llevaremos una buena primera toma de contacto para regresar en un futuro.

  • Día 1. Llegada a Cuba. Noche en La Habana
  • Día 2. Rumbo a Cienfuegos con paradas en Playa Girón y Playa Girón (Bahía Cochinos). Noche en Cienfuegos.
  • Día 3. Visitas a Cienfuegos por la mañana y viaje a Trinidad con parada en El Nicho. Noche en Trinidad.
  • Día 4. Visita a Trinidad, el valle de los Ingenios y playa Ancón. Noche en Trinidad.
  • Día 5. Viaje a Varadero. Noche en Varadero.
  • Día 6. Playa del resort de Varadero. Noche en Varadero.
  • Día 7. Salida temprano hacia La Habana y recorrido por la ciudad. Noche en La Habana.
  • Día 8. Tour por La Habana por la mañana. Regreso por la noche a Madrid.

A toro pasado volveríamos a repetir el itinerario y la distribución de días. Obviamente día y medio en La Habana se antoja corto si quieres saborear con calma la ciudad. Pero por otro lado resultó muy inspirador el paso por Cienfuegos, las dos noches en Trinidad y el descanso en las bonitas playas de Varadero.

Anuncio
El Malecón de La Habana
El Malecón de La Habana

¿Es seguro viajar a Cuba?

“Cuba es, el líneas generales, un destino seguro, especialmente si se compara con la mayoría de los países de la región”. Esta es la frase recogida en las recomendaciones de viaje que hace el Ministerio de Exteriores de España para las personas que viajan a Cuba. Si por algo se ha distinguido siempre la isla es por la seguridad que siempre ofrece al turista en cuanto a robos y posibles asaltos se refiere. Solo se pide especial precaución en este sentido en el castillo del Morro de La Habana al atardecer y en zonas turísticas de La Habana Vieja, Centro Habana y Vedado.

Valle de los Ingenios
Valle de los Ingenios

En lo que sí hay que estar muy pendiente es de los pequeños timos o engaños relacionados con taxis, visitas guiadas y cambio de moneda. Lo habitual es que se nos acerquen de muy buen rollo ofreciéndonos algún servicio o queriéndonos acompañar a un restaurante. En todos los casos hay que rechazar con buenos modales su presunta amabilidad, ya que probablemente acabemos pagando más para que el intermediario en cuestión se lleve su parte del pastel. También hay que tener especial precaución cuando cambiemos dinero y en las vueltas si pagamos con un billete grande. Hay muchas falsificaciones de billetes de 1.000 y 500 pesos. Nosotros sufrimos una de esas estafas en un chiringuito de Playa Larga (Bahía de Cochinos). Pagamos con 1.000 y recibimos de vuelta un billete falso de 500. Una fotocopia mal hecha con trocitos de papel de aluminio pegado.

Daiquirí en El Floridita
Daiquirí en El Floridita

Asimismo hay que estar muy al loro en tiendas o bares que se suponen ‘serios’. Dos ejemplos. En una tienda MLC de Trinidad nos cobraron el doble por un ron sin que nos diéramos cuenta. Y en el bar que hay en el Gran Teatro de La Habana nos cobraron el doble por un zumo de lo que ponía en la carta. Mucha atención por lo tanto a los precios y tiques para evitar que te tomen por idiota.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Booking.com

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies