Cómo preparar un viaje a Argentina por libre

InicioAméricaArgentinaCómo preparar un viaje a Argentina por libre
Anuncio

El frío, el viento, la lluvia, la nieve y hasta el sol no nos impidieron llegar al éxtasis. Unos viejos crampones fueron nuestro “medio de locomoción” para agarrarnos al hielo. Pero no hablamos de un hielo cualquiera. Estábamos caminando sobre el mítico e inmenso glaciar Perito Moreno. Nada de verlo a cierta distancia sin poder acariciar sus escamas. Lo teníamos bajo nuestros pies. Tres horas de caminata en la que el frío, el viento, la lluvia, la nieve y hasta el sol quedaron en un segundo plano. Abrigados cuan Amundsen en la Antártida, ante nuestros ojos pasaron imágenes inéditas. Blancos, azules, grietas infinitas, ríos improvisados, formas caprichosas… Más allá de una experiencia. Una razón en sí misma para vivir y viajar.

En la caminata sobre el hielo del Perito Moreno Argentina por libre
En la caminata sobre el hielo del Perito Moreno

Hay vivencias de tres horas que dan sentido a un viaje de 16 días. Tan solo la caminata por el glaciar Perito Moreno hizo que mereciera la pena cruzar el Atlántico para viajar a Argentina por libre. Fue el cénit de la escapada más larga de nuestras vidas. Pero hubo otros momentos cumbre. Momentos que solo brinda un país de países. Un territorio de 2.880.400 kilómetros cuadrados (más de cinco veces España) donde conviven terrenos agrestes, inmensos glaciares, el fin del mundo, lagos rodeados de frondosidad, la cascada más grande del planeta, la selva tropical y una ciudad distinta a todas y con un personalidad hechizante como es Buenos Aires. Las cuatro estaciones pasan en un mismo día por el segundo país más extenso de América del Sur después de Brasil. Argentina no fue un viaje. Fue “el viaje”. Y como siempre, lo hicimos por nuestra cuenta, a nuestro aire. 16 días (más dos de viaje), 8 vuelos, 5 hoteles, 2 coches de alquiler y cientos de anécdotas, vivencias, sensaciones y emociones. No podía ser para menos tratándose de nuestra luna de miel.

Leones marinos durante a navegación por el canal Beagle en Ushuaia Argentina por libre
Leones marinos durante a navegación por el canal Beagle en Ushuaia
Ante la Garganta del Diablo en las cataratas del Iguazú Argentina por libre
Ante la Garganta del Diablo en las cataratas del Iguazú

Para viajar a Argentina por libre hay que sentarse delante del ordenador con una buena dosis de paciencia. Por este motivo os vamos a ayudar con un artículo que tiene el objetivo de reunir las claves para diseñar esta escapada y poder aprovecharla lo máximo posible. Avanzamos que 16 días se quedan cortos, pero también pasaría lo mismo con veinte o un mes. Argentina es infinita e inabarcable. Pero al menos merece la pena darle un pequeño mordisco.

Itinerario de 16 días en Argentina por libre

En un viaje de 16 días a Argentina por tu cuenta hay que centrarse en lo fundamental. Y lo fundamental es Buenos Aires, Ushuaia, El Calafate e Iguazú. Nosotros añadimos Bariloche, pero se puede cambiar por Salta y Jujuy, un destino que los argentinos con los que hablamos nos recomendaron fervientemente. No da tiempo para más. Estamos hablando de un país con unas distancias inmensas donde hay que depender, sí o sí, del avión. En estos casos es fundamental no intentar abarcar mucho para no acabar perdiendo un tiempo valioso en las butacas de un aeropuerto. Este es nuestro itinerario que, por cambios de horarios en los vuelos, nos dejó reducida a la mínima expresión la estancia en Iguazú. El único contratiempo de un viaje inolvidable.

  • Día 1. Buenos Aires (Centro, Congreso y Tribunales). Noche en Buenos Aires.
  • Día 2. Buenos Aires (Recoleta, Barrio Norte y Palermo). Noche en Buenos Aires.
  • Día 3. Buenos Aires (La Boca, Retiro y Puerto Madero). Noche en Buenos Aires.
  • Día 4. Buenos Aires (Reserva Costanera Sur y San Telmo). Noche en Buenos Aires.
  • Día 5. Llegada a Ushuaia. Navegación por el canal Beagle. Noche en Ushuaia (post con todo lo que hacer en Ushuaia).
  • Día 6. Ushuaia. Ruta del Glaciar Martial y Parque Nacional Tierra de Fuego. Noche en Ushuaia.
  • Día 7. Ushuaia. Ruta de la Laguna Esmeralda y visita a los lagos Escondido y Fagnano. Noche en Ushuaia.
  • Día 8. Llegada a El Calafate. Recorrido por el pueblo. Noche en El Calafate.
  • Día 9. El Calafate. Excursión Ríos de Hielos por el Lago Argentino para ver los glaciares Upsala y Spegazzini. Noche en El Calafate.
  • Día 10. El Calafate. Visita al Perito Moreno y caminata por el glaciar (Big Ice). Noche en El Calafate.
  • Día 11. Llegada a San Carlos de Bariloche. Recorrido por la localidad. Noche en Bariloche
  • Día 12. San Carlos de Bariloche. Ruta de los Siete Lagos hasta San Martín de los Andes. Noche en Bariloche.
  • Día 13. San Carlos de Bariloche. Circuito Chico. Noche en el aeropuerto.
  • Día 14. Llegada a Puerto Iguazú. Visita a las Cataratas del Iguazú por el lado argentino. Noche en Puerto Iguazú.
  • Día 15. Puerto Iguazú. Visita a las Cataratas del Iguazú por el lado brasileño y también por el argentino. Vuelo a Buenos Aires. Noche en Buenos Aires.
  • Día 16. Buenos Aires. Paseo de la Historieta y Puerto Madero. Vuelo a España.

Volar a Argentina desde España y traslado en Buenos Aires

Volar a Argentina es caro. Al igual que sucede con otros destinos de América del Sur, es complicado encontrar billetes a un precio inferior a 1.000 euros por persona, siempre que hablemos de conexiones directas. Probablemente buscando vuelos con escalas se puedan lograr precios más ajustados, aunque lo malo es el excesivo tiempo que se emplea en el viaje. Iberia y Air Europa son las compañías que más opciones tienen para volar de Madrid a Buenos Aires. Nosotros lo hicimos con la primera a 1.300 euros cada billete ida y vuelta, reservándolo con tres meses de antelación. Seguramente si se compran con más margen el ahorro puede ser mayor. Se trata de un vuelo largo de 12 horas de duración.

Anuncio
Aeropuerto de Ezeiza Argentina por libre
Aeropuerto de Ezeiza
Buenos Aires de noche desde el aire Argentina por libre
Buenos Aires de noche desde el aire

En Buenos Aires, los vuelos internacionales y alguno doméstico llegan al aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza, situado a 30 kilómetros del centro de la capital argentina. Para realizar el traslado, nosotros elegimos la compañía Tienda León (280 pesos  / 13 euros por persona). Su oficina es visible en la terminal de llegadas  y consiste en un autobús que lleva a los viajeros a una estación próxima a la plaza de San Martín (Terminal Madero) y desde ahí, unas pequeñas furgonetas hacen el traslado hasta el hotel. Un servicio cómodo y barato que elegimos tanto en la ida como en la vuelta.

Vuelos internos en Argentina

Pero en un viaje a Argentina por tu cuenta los aviones y los aeropuertos son una constante. Al margen del trayecto Madrid-Buenos Aires, es imprescindible usar este medio de transporte para moverse por el país. En este caso las opciones se reducen a una sola compañía, Aerolíneas Argentinas. Sus precios no son precisamente económicos, pero, como se dice en Salamanca, esto son lentejas, o las tomas o las dejas. Las reservas de estos vuelos las hicimos con antelación a través de internet, pero conocemos otras personas que las han realizado casi sobre la marcha una vez que habían pisado suelo argentino. Si es temporada alta es mejor ser precavido, pero en la época en la que nosotros fuimos (septiembre-octubre de 2017) la mayoría de los vuelos no iban completos.

Subiendo a un vuelo interno de Aerolíneas Argentinas Argentina por libre
Subiendo a un vuelo interno de Aerolíneas Argentinas

Por haceros una idea, la conexión más barata fue Ushuaia-El Calafate (154 euros) y la más cara Bariloche-Buenos Aires-Iguazú (401 euros). Para tomar estos vuelos internos desde Buenos Aires se suele usar el aeroparque Jorge Newbery, un pequeño aeropuerto situado en el barrio de Palermo y al que se llega en taxi desde el centro de la ciudad por unos 180 pesos (9 euros). En el resto de ciudades argentinas también hablamos de aeropuertos pequeños, cercanos al centro (eso permite usar el taxi para hacer el traslado) y, en líneas generales, bastante cómodos.

Mejor época para viajar a Argentina

Al encontrarse en el hemisferio sur, Argentina va al contrario que España cuando hablamos de estaciones. Nosotros viajamos entre septiembre y octubre de 2017, momento en el que allí acaba de terminar el invierno y comienza la primavera. Junto con el otoño argentino (marzo a mayo) son las mejores épocas para viajar al país latinoamericano. En nuestro caso, disfrutamos en Buenos Aires de unas temperaturas muy agradables en torno a los 15-18 grados. La cosa cambia en la Patagonia y Bariloche, donde tuvimos que soportar valores en torno a los 0 grados en algunos momentos. Nada que no hayamos vivido en la fría y seca Castilla y que no se pueda resolver con una buena ropa de abrigo.

En la ruta del glaciar Martial en Ushuaia Argentina por libre
En la ruta del glaciar Martial en Ushuaia
En La Bombonera Argentina por libre
En La Bombonera

En Iguazú, al tratarse de un clima tropical, la cosa cambia por completo y vivimos temperaturas cercanas a 30 grados. Lo único malo de todo esto es que en la maleta hay que meter un poco de todo. Pero así es Argentina, un país en el que conviven las cuatro estaciones en el mismo momento.

Cosas a tener en cuenta antes de salir

Para viajar a Argentina por libre no es necesario obtener visado ni ningún otro permiso. Con el pasaporte en regla es suficiente. En estos casos siempre aconsejamos consultar las recomendaciones que realiza el Ministerio de Asuntos Exteriores español en su página web. En ellas  se sugiere que las personas que incluyan Iguazú en su itinerario se vacunen de la fiebre amarilla. Nosotros no lo hicimos al viajar al principio de la primavera y teniendo en cuenta que tan solo íbamos a estar un par de días allí. Simplemente hay que usar un buen repelente de mosquitos y ropa fresca de manga larga.

Anuncio

Lo más complicado a la hora de preparar un viaje a Argentina a tu aire es la maleta. Teniendo en cuenta la variación de temperaturas que se registra en Buenos Aires, la Patagonia e Iguazú no queda más remedio que llevar un poco de todo. Eso sí, hay que tener presente que en los vuelos internos de Aerolíneas Argentinas el límite de equipaje en bodega es de un bulto por persona de 13 kilos. Por lo tanto hay que optimizar mucho el espacio y elegir muy bien lo que se va a meter. En nuestro caso nos sirvió de gran ayuda la maleta ultraligera de 42x69x26 de la firma española Gabol, toda una garantía para soportar el trajín vuelos y desplazamientos que realizamos en Argentina.

Maleta Gabol junto al aeropuerto de Ushuaia Argentina por libre
Maleta Gabol junto al aeropuerto de Ushuaia

Un botiquín con un poco de todo también es un aliado infalible y una recomendación que siempre hacemos. Y, por supuesto, una buena guía de viajes. En nuestro caso optamos por la Loney Planet tanto de Buenos Aires como de Argentina y su ayuda, especialmente en la capital del país, fue inestimable.

Otro aspecto importante antes de salir es reservar las visitas o excursiones que puedan tener una mayor demanda, especialmente si se viaja en temporada alta (de noviembre a abril y de últimos de junio a agosto). Actividades como las que se realizan en el parque nacional de Los Glaciares en la Patagonia suelen contar con una gran ocupación. También si se desea asistir a alguno de los espectáculos o conciertos que se programan en el Teatro Colón y el Luna Park de Buenos Aires, es conveniente hacerlo a través de internet con antelación.

Durante la excursión Ríos de Hielo en el parque nacional de Los Glaciares Argentina por libre
Durante la excursión Ríos de Hielo en el parque nacional de Los Glaciares

Un seguro de viaje, aspecto clave

Salir a conocer el mundo sin un buen seguro de viaje es, además de un riesgo, una irresponsabilidad. Es imprescindible optar por una compañía de confianza que ofrezca garantías y seriedad. En nuestro caso nos decantamos por Iati, una aseguradora que conoce muy bien el mundo de los viajes y que ofrece seguros a precios muy ajustados y con pólizas muy completas. Para viajar a Argentina por libre optamos por el Iati Estándar, que si lo contratas a través este enlace tendrás un 5% de descuento solo por ser nuestro lector.

Con las camisetas de Iati ante el puente de Calatrava en Puerto Madero Argentina por libre
Con las camisetas de Iati ante el puente de Calatrava en Puerto Madero

¿Cómo tener conexión a internet?

Resulta casi imprescindible tener conexión a internet en cualquier momento cuando se hace un viaje por libre. A nosotros personalmente no nos es suficiente con el wifi de los hoteles porque cuando te es más útil consultar una ruta, un itinerario o una determinada información es precisamente cuando estás en la calle o en el campo. Por este motivo viajamos a Argentina con una tarjeta SIM prepago de Holafly. La que tiene un validez de 15 días cuesta 47 euros y tiene 6GB. Además, llega muy rápidamente por servicio de mensajería urgente. Nuestra experiencia siempre ha sido muy buena y por eso la recomendamos y la puedes adquirir en este enlace con un descuento del 5 por ciento.

Elegir alojamiento en Argentina

A la hora de preparar un viaje a Argentina por libre es conveniente reservar los hoteles con cierta antelación, especialmente si se realiza en temporada alta. Los precios varían mucho de Buenos Aires (muy asequibles) a la Patagonia (demasiado elevados). Vamos a hacer un repaso de los alojamientos que elegimos nosotros con sus puntos fuertes y débiles por si os sirven de referencia a la hora de confeccionar vuestro viaje.

Anuncio

En Buenos Aires optamos por el hotel Merit San Telmo, que cuenta con una ubicación formidable a 8 minutos andando de la plaza de Mayo y muy cerca del mítico café Tortoni. Sus habitaciones son amplias, limpias y muy confortables. Su punto débil es el desayuno que, como ocurre en muchos alojamientos en Argentina, se limita a las medias lunas (cruasán), tostadas y un poco de fruta. El trato del personal fue amable y la experiencia muy grata.

Habitación del hotel Merit San Telmo Argentina por libre
Habitación del hotel Merit San Telmo
La Casa Rosada de Buenos Aires, de noche Argentina por libre
La Casa Rosada de Buenos Aires, de noche

En Ushuaia el elegido fue el hotel Mustapic, enclavado muy cerca de la principal avenida de la ciudad, Maipú, y del puerto desde el que parten las travesías por el canal Beagle. Hotel familiar, pequeño, modesto, pero muy confortable. Como ocurre en la mayoría de hoteles, restaurantes y aeropuertos de la Patagonia, la calefacción siempre está “a tope”. Algo que se agradece teniendo en cuenta las bajas temperaturas que se registran por aquellos lares.

Vistas desde la zona de desayunos del hotel Mustapic en Ushuaia Argentina por libre
Vistas desde la zona de desayunos del hotel Mustapic en Ushuaia
Ante el cartel del fin del mundo en Ushuai Argentina por librea
Ante el cartel del fin del mundo en Ushuaia

El desayuno (bastante correcto) se sirve en la tercera planta, desde donde se divisan unas espectaculares vistas y por las noches puedes contemplar estrellas a través de un telescopio que hay allí instalado. También es posible comprar comida fuera y tomarla allí. En recepción, tanto Enmanuel como Federico son todo amabilidad. Te facilitan mucho la estancia y ofrecen información muy práctica de la zona. La experiencia fue muy buena.

Extraordinaria también fue la estancia en El Puente Aparts de El Calafate. Se trata de un pequeño alojamiento que se encuentra en una parcela junto a la casa de la amable propietaria, Paola. La habitación es muy amplia y cuenta con cocina y frigorífico. En lugar de servir los desayunos, el alojamiento deja en la habitación tostadas, mermelada, zumos y bollería para que los inquilinos se lo preparen cuando quieran. Esto está pensado para las personas que realizan excursiones en el parque nacional de Los Glaciares, ya que muchas de ellas arrancan a  las 7 de la mañana o incluso antes.

El Puente Aparts en El Calafate Argentina por libre
El Puente Aparts en El Calafate

El Puente Aparts está cerca del centro de El Calafate y justo al lado del popular restaurante La Tablita. Es cómodo, confortable y Paola ofrece una amplia información de todo aquello que se puede hacer en la zona.

En San Carlos Bariloche nos alojamos en el céntrico Hotel Tres Reyes. En principio es uno de los cinco mejores alojamientos de la ciudad. A simple vista así lo es. Hotel amplio, con habitaciones modernas y cómodas y un desayuno variado y abundante. Además ofrecen un detalle de bienvenida y aparcamiento gratuito. El problema fue que nuestra habitación tenía la ventana rota y, teniendo en cuenta el frío que hace en Bariloche en octubre, era imposible dormir sin pillarse una pulmonía. Después de mucho insistir nos cambiaron de habitación, pero ellos no pusieron ninguna facilidad y ni tan siquiera pidieron disculpas. Una mancha demasiado negra para un hotel que, en principio, podría parecer perfecto.

Anuncio
Desayuno del hotel Tres Reyes en Bariloche Argentina por libre
Desayuno del hotel Tres Reyes en Bariloche
Ruta de senderismo en el Circuito Chico de Bariloche Argentina por libre
Ruta de senderismo en el Circuito Chico de Bariloche

Cerramos nuestro viaje a Argentina por nuestra cuenta en Puerto Iguazú, en La Aldea de la Selva Lodge. Es un típico hotel con cabañas entre la vegetación cuidado hasta el más mínimo detalle. La recepción parece una obra de arte, donde todos y cada uno de los elementos está realizado con madera tallada.

Piscina de La Aldea de la Selva Lodge Argentina por libre
Piscina de La Aldea de la Selva Lodge
Desayuno de La Aldea de la Selva Lodge en Puerto Iguazú Argentina por libre
Desayuno de La Aldea de la Selva Lodge en Puerto Iguazú

Las cabañas, enormes, también con todos los elementos en madera y con una amplia terraza con hamaca en la que relajarse contemplando la frondosa vegetación. Tiene además piscina y sus desayunos son sencillamente espectaculares. Dado que se encuentra un poco alejado del centro de Puerto Iguazú, es conveniente reservarlo con media pensión para cenar allí. Realmente merece la pena. Platos elaborados e innovadores en los que se fusionan elementos de las cocinas argentina y brasileña como no podía ser de otra forma.

Hay que apuntar que en principio la reserva la habíamos hecho en el hotel El Pueblito Iguazú, pero a nuestra llegada aseguraron que la cabaña que nos tenían asignada se había inundado y nos tenían que ofrecer otro hotel. Todo ello con un trato lamentable y a pesar de haberles “regalado una noche” puesto que por cambios en los vuelos llegamos con retraso. Incluso lo avisamos previamente por correo electrónico y ni tan siquiera contestaron. Muy mala experiencia que hace que desaconsejemos por completo este alojamiento.

Un dato para concluir este apartado. Los viajeros que no son de Argentina tienen derecho a la devolución del IVA en todos los hoteles. Hay que solicitarlo cuando se haga el ‘check in’. Algunos directamente no lo incluyen en el precio y otros requieren previamente que se les envíe una copia del DNI español. Es un aspecto importante que no hay que olvidar.

Otros destinos para viajar a tu aire

Si eres de los que te gusta viajar por libre, en este blog te ofrecemos información práctica para preparar la escapada a tu aire a destinos tan diferentes como Islandia, Costa Rica, Japón, Israel o Irlanda. Consejos, recomendaciones y experiencia que te serán muy útiles a la hora de planear el viaje.

Gastronomía en Argentina

Uno de los puntos fuertes de Argentina es su gastronomía. En parte porque ha bebido de la española y de la italiana. Pero también por una personalidad propia donde la carne de vacuno y de cordero ocupa lugares primordiales.

Buenos Aires es un buen lugar para disfrutar del placer de comer carne. Es interesante conocer los diferentes cortes que tienen los ejemplares de vacuno. El bife de chorizo, el cuadril, el matambre, el vacío… El más popular es el bife de chorizo, que nada tiene que ver con el embutido de cerdo. Es una especie de chuletón de lomo alto muy jugoso.

Anuncio
Bife de Chorizo de El Sanjuanino en Buenos Aires Argentina por libre
Bife de Chorizo de El Sanjuanino en Buenos Aires

Pero en la capital argentina también se pueden degustar sabrosas pizzas en restaurantes clásicos como Güerrin y El Cuartito. Además tampoco hay que dejar de probar las empanadas de carne que elaboran en pastelerías y también sirven en los propios restaurantes.

Típica pizza argentina en El Cuartito Argentina por libre
Típica pizza argentina en El Cuartito
Empanada típica argentina Argentina por libre
Empanada típica argentina

Y si pasamos del salado al dulce, hay que citar obligatoriamente el exquisito dulce de leche. Un símbolo de Argentina que empalaga en la misma proporción que engancha.

Si nos vamos a la Patagonia, el cordero es el que toma el protagonismo al vacuno. Se trata de piezas grandes que nada tienen que ver con los corderos lechales que se consumen en España. Se asan a fuego lento a la brasa y el resultado es muy interesante. El Calafate es el mejor lugar para probar el llamado cordero patagónico.

Asando cordero en el restaurante La Tablita de El Calafate Argentina por libre
Asando cordero en el restaurante La Tablita de El Calafate
Centolla típica de Ushuaia Argentina por libre
Centolla típica de Ushuaia

Por su parte, en Ushuaia descubrimos la centolla, el buque insignia de esta ciudad. La mayoría de restaurantes de la ciudad fueguina lo preparan y, siempre que sea fresca, es una auténtica delicia que merece la pena paladear.

Coste de la vida

Con el coste de la vida en Argentina pasa como con el clima. Todo depende del lugar del país en el que nos encontremos. Por ejemplo, Buenos Aires es una ciudad económica para un viajero español. Los hoteles tienen precios asequibles y en un restaurante se puede comer bien por unos 15 euros por persona. Las entradas a los edificios públicos y museos, incluso con visitas guiadas, son bastante ajustadas, el billete del metro (Subte) tiene un precio de 20 céntimos de euro y, por ejemplo, compramos unas entradas para ver un ballet en el Teatro Colón por 12 euros cada uno. Incluso se puede cenar o tomar un café con unas medias lunas en el mítico café Tortoni a un precio equivalente a lo que costaría eso mismo en un bar de barrio en España.

Minutos antes de comenzar el ballet en el Teatro Colón de Buenos Aires Argentina por libre
Minutos antes de comenzar el ballet en el Teatro Colón de Buenos Aires

Pero todo cambia cuando nos vamos al sur. Los propios argentinos reconocen que la Patagonia tiene unos precios demasiado elevados. El turismo es lo que tiene. El coste de la comida en un restaurante es similar al que tenemos en España. Lo que se disparan son las excursiones que, por ejemplo, se realizan desde El Calafate en el parque nacional de Los Glaciares. También los hoteles cuentan con unas elevadas tarifas, al igual que el taxi.

Anuncio

En cuanto a las propinas, lo recomendable es dejar un 10% en los restaurantes. Algunos ya lo incluyen en la propia factura, por lo que hay que estar pendiente.

Cambio de moneda en Argentina y el dilema del mercado negro

La constante fluctuación del peso argentino hace que, principalmente en Buenos Aires, se haya montado un sólido mercado negro alrededor del cambio de moneda. Solo hace falta pasear por la comercial calle Florida y encontrarse con los denominados ‘arbolitos’, cambistas que sin moverse de su posición (de ahí su nombre) anuncian continuamente sus servicios. En su caso, ofrecen cambios más beneficiosos para el cliente que los oficiales, aunque con el claro riesgo de que los billetes que entreguen puedan ser falsos. Por este motivo, la recomendación es no fiarse de ellos.

Como en todo hay excepciones. Nuestro hotel en Buenos Aires nos recomendó acudir a una casa de cambio montada en un quiosco normal y corriente en la avenida de Mayo. Nos aseguraron que era de absoluta confianza. Por este motivo hicimos allí el cambio sin ningún problema. Eso sí, este tipo de cambistas valoran más los billetes altos. Es decir, será más beneficioso si entregamos billetes de 100 o 200 euros y no de 10 y 20. Nosotros lo desconocíamos y pagamos la novatada.

Tanto en este tipo de casas de cambio como en los bancos, aceptan dólares y euros.

Aunque sea más incómodo, es mejor llevar dinero en efectivo desde España y cambiarlo allí por dos motivos. Por un lado porque en muchos lugares (incluso en los parques nacionales) no aceptan tarjetas de crédito. En teoría están obligados a hacerlo, pero a la hora de la verdad no es así. Y por otro porque los cajeros cobran altas comisiones y muchos de ellos apenas tienen “cash”. Nos encontramos con casos en los que no daban más de 2.200 pesos (100 euros).

Alquilar coche en Argentina

Nadie en su sano juicio puede pretender recorrer Argentina en coche. Para ello necesitaría tres meses. Pero eso no quiere decir que en algunos lugares no sea interesante alquilar un vehículo para moverse por la zona. Nosotros lo hicimos en Ushuaia y Bariloche. Lo ideal es contratarlo con empresas locales que ofrezcan autos normales y corrientes a precios bajos y que no se pongan tiquismiquis con los desperfectos.

Anuncio
Coche de alquiler en Bariloche Argentina por libre
Coche de alquiler en Bariloche

En Ushuaia alquilamos un coche por 600 pesos al día (26 euros) que nos permitió hacer por nuestra cuenta el recorrido porque el parque nacional de Tierra del Fuego y desplazarnos hasta el Glaciar Marial y al lugar donde parte la ruta de la Laguna Esmeralda. Por su parte, en Bariloche lo alquilamos en el propio aeropuerto un poco más caro (45 euros al día) y fue muy útil para hacer tanto el Circuito Chico como la ruta de los Siete Lagos hasta San Martin de los Andes.

Tanto en Ushuaia como en Bariloche las carreteras estaban en un estado aceptable y la conducción fue, en líneas generales, bastante cómoda.

¿Es un destino seguro?

Durante nuestro viaje a Argentina por libre no tuvimos ni el más mínimo problema. Eso no quiere decir que no adoptáramos una serie de precauciones que se indican en guías de viajes y en las propias recomendaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En Buenos Aires hay que evitar por la noche algunas zonas como el barrio de San Telmo y por supuesto núcleos alejados del centro como el de La Boca. En el resto no hay ningún problema. Cuando cae el sol se puede transitar como en cualquier otra ciudad del mundo por la avenida 9 de julio, Corrientes, plaza de Mayo, etc. y, por supuesto por la elitista zona de Puerto Madero. Eso sí, tanto de día como de noche hay que tener cuidado con las pertenencias. No es recomendable llevar cámaras colgadas y las mochilas, mejor por delante. De hecho los propios porteños las llevan así. Aunque nos doliera, los cinco días que estuvimos en Buenos Aires dejamos la cámara réflex en el hotel y usamos una más pequeña y el móvil.

El Obelisco de la avenida 9 de Julio de Buenos Aires, por la noche Argentina por libre
El Obelisco de la avenida 9 de Julio de Buenos Aires, por la noche
En el barrio de La Boca de Buenos Aires Argentina por libre
En el barrio de La Boca de Buenos Aires

Volviendo a La Boca, el consejo es no desviarse de la zona de Caminito y del estadio de La Bombonera.

Tanto en la Patagona como en Bariloche e Iguazú, la sensación de seguridad era la misma que en cualquier punto de España. Insistiendo en las precauciones básicas de controlar las pertenencias, hay que estar tranquilos.

Anuncio
Ante la Laguna Esmeralda en Ushuaia Argentina por libre
Ante la Laguna Esmeralda en Ushuaia

Agradecimientos

Si habéis dado con este artículo es porque buscáis información para preparar un viaje a Argentina por libre. Nosotros hicimos lo mismo y fuimos a dar a otros blogs que nos sirvieron de gran ayuda. Por eso sería injusto no mencionar bitácoras como Viajes e Ideas de nuestra compañera Estela Gómez, Sin Mapa de Vero Boned, que cuenta con una extraordinaria guía de Buenos Aires, o Ruta 40. Gracias de verdad.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Booking.com

Explora más destinos

Comentarios

51 COMENTARIOS

    • Muchas gracias Estela. Totalmente de acuerdo, los que disfrutamos con la naturaleza tenemos en Argentina un lugar casi idílico. Es inabarcable y en nuestro itinerario se quedaron muchas cosas fuera, pero así nos deja con ganas de volver. Gracias por tus consejos e información.

      • Hola, somos tres mujeres jubiladas o más,!!! que quisiéramos viajar a Argentina por libre, pero con guía local, o alguien que nos acompañe con experiencia desde Buenos Aires o España, Vuestra experiencia nos ha abierto ilusiones de este Maravilloso país.
        Nuestra intención sería en el mes de Noviembre.
        Geacias

        • Hola Anna. Nos parece fenomenal que estando jubiladas queráis seguir descubriendo mundo y en especial un país tan maravilloso como Argentina. Enhorabuena por esa vitalidad y ganas de vivir nuevas experiencias. Sintiéndolo mucho no os podemos ayudar con el tema del guía. Nosotros lo hicimos totalmente por libre, salvo el taxista que contratamos en Iguazú para que nos llevara a las cataratas y al lado brasileño. Seguramente en algún otro blog o foro podéis encontrar el contacto de algún guía de confianza. Gracias por visitar el blog y nos alegra que os haya resultado útil. Un saludo afectuoso.

  1. Qué bueno que disfrutaran visitar nuestro país. Eligieron muy lindos lugares para visitar. Y para un próximo viaje, les recomiendo incluir nuestro Oeste/Noroeste. Hay lugares increíbles, por sus paisajes, su cultura, su gente, sus vinos y gastronomía, ….. Saludos.

    • Muchas gracias por tu comentario Silvia. Hemos quedado tan encantados de nuestro viaje a Argentina que seguro que regresaremos para conocer más de sus maravillas. La zona noroeste nos la recomendaron todos los argentinos con los que hablamos allí. Un saludo y gracias,

    • Muchas gracias por tus palabras Irene. Nos alegra mucho que la información te sea útil para preparar el viaje a Argentina. Disfruta mucho y un saludo.

  2. Que buena entrada! Muy útil, muchas gracias!
    En Octubre viajo a Argentina y quiero comprarme una tarjeta Prepago para tener acceso a 2G/3G. He buscado información al respecto pero no me decido por la compañía. ¿Cual fue tu experiencia? Muchas gracias!!!

    • Hola Cristina, gracias a ti por visitarnos y por tu comentario. Nosotros no compramos tarjeta. Para hablar con nuestros familiares usábamos el wifi de los hoteles y para utilizar el GPS, nos habíamos descargado previamente las zonas en Google Maps o usábamos el Here Maps que es gratuito. Se echa de menos no tener conexión a internet continuamente, pero siempre hemos viajado sin ella y al final no es tan imprescindible. Un saludo y disfruta mucho del viaje a Argentina.