Peajes en Portugal. Cómo pagarlos y qué pasa con las multas

InicioPortugalPeajes en Portugal. Cómo pagarlos y qué pasa con las multas
Anuncio

Una de las preguntas más recurrentes cuando se viaja a Portugal es cómo pagar sus peajes. La forma de cobro en sus autovías difiere mucho de la que estamos acostumbrados en España. Por eso es fundamental conocer los diferentes métodos que hay para pasar por caja y evitar así que en nuestro buzón aparezca la tan temida multa. Vamos a repasar todas las claves para pagar los peajes en Portugal y así viajar con las ideas muy claras al país vecino.


Una de las búsquedas más recurrentes que se suelen hacer relacionadas con Portugal es cómo pagar sus peajes. En un país donde viajar es un auténtico placer y casi todo son facilidades, la polémica cuestión de sus autovías es quizás el único punto negro. En primer lugar, porque pocos comprenden que sea necesario pagar por unas carreteras construidas hace algunas décadas y cuyo mantenimiento no llega ni de lejos al de una autopista. Y en segundo, por el método que han articulado para que el conductor pase por caja. Un sistema de arcos electrónicos que nada tiene que ver con las clásicas cabinas que encontramos en España. Es cierto que hay otros países del mundo que utilizan estos mecanismos. Lo comprobamos durante nuestro viaje a Irlanda en una semana o, por ejemplo, en Eslovenia o Austria con la denominada viñeta. Sin embargo, para el ciudadano español resulta un tanto engorroso.

Mencionar que el sistema de peajes electrónicos en las autovías portuguesas comenzó a implantarse a partir de 2010 coincidiendo con la grave crisis económica que vivió medio mundo, pero que se cebó especialmente con los lusos. Aunque ha sido recurrido ante los tribunales en varias ocasiones y existe todo un movimiento en Portugal que se opone a lo que ellos consideran un abuso, lo cierto es que más de una década después sigue en marcha. Por ello vamos a repasar algunas de las claves de cómo pagar los peajes de Portugal para que no susciten más dudas.

Una autovía portuguesa sometida al sistema de peajes electrónicos
Una autovía portuguesa sometida al sistema de peajes electrónicos

Cómo pagar los peajes en Portugal. Tipos y fórmulas

Al igual que ocurre en España, Portugal cuenta con una red de autopistas y autovías (distintivo azul), además de un tipo de carreteras llamas IP (Itinerarios Principales) que podrían ser el homólogo a los corredores gallegos ya que comparen con ellos el distintivo verde. Solo en las dos primeras es necesario pasar por caja para utilizarlas. En las autopistas el método es idéntico al de España. Existe una cabina de pago donde abonar la cantidad correspondiente al tramo utilizado. También hay un carril VIA-T (llamado ‘adherentes’) por el que acceder más rápido si se cuenta con el dispositivo correspondiente y del que hablaremos más adelante.

La controversia llega cuando, en un viaje a Portugal, vamos a utilizar una autovía. La mayor parte de estas infraestructuras se encuentran sometidas al denominado peaje electrónico. Eso quiere decir que no nos vamos a encontrar con una cabina de pago clásica. En diferentes puntos de la vía están instalados arcos o pórticos que detectan con sus cámaras el paso del vehículo. Cada una de ellas implica el abono de un importe que normalmente va para los turismos entre los 0,50 euros y los 2 euros aproximadamente. Sin embargo, si no hay cabinas ni aparentemente mucha información para pasar por caja, ¿cómo pagamos estos peajes de Portugal? Vamos a despejar la incógnita.

Anuncio
Indicador con las tasas de un arco de los peajes en Portugal
Indicador con las tasas de un arco de los peajes en Portugal

Dispositivo VIA-T

Es la fórmula más cómoda para pagar los peajes en Portugal y la que nosotros utilizamos. Lo mejor de todo es que se trata del único sistema para abonar indistintamente los peajes de las autopistas de pago manual y las autovías de pago electrónico. Y no solo eso, también es válido para todas las autopistas españolas y francesas. Muchos transportistas y personas que se dedican a viajar por carretera ya lo conocerán, pero para una buena parte de los conductores sigue siendo un gran desconocido.

Nosotros tenemos el dispositivo de VIA-T de Bip&Drive, uno de los más populares del mercado. A la hora de adquirirlo el aparato se asocia a una matrícula y a un número de tarjeta para que ahí se carguen los peajes. Una vez que recibimos el aparato, solamente hay que colocarlo en el parabrisas. Así es detectado por los peajes. En las autopistas se abre la barrera automáticamente y los arcos portugueses, emite un pitido cada vez que se pasa por debajo de alguno de ellos. El uso de este aparato tiene dos modalidades, uno de uso frecuente (15 euros al año) y otro para un uso puntual (2 euros durante un mes).

Pago físico y online mediante EasyToll

Aunque el pago electrónico en Portugal se aplica en once autovías, solo en cuatro de ellas existe una zona de pago físico mediante el sistema EasyToll. Se encuentran en la A28 en Viana do Castelo y cerca de los pasos fronterizos de Chaves (A24), Vilar Formoso (A25) y Vila Real de Santo Antonio (A22). Estas áreas están pegadas a las autovías. Disponen de cajeros donde se introduce la tarjeta de crédito, que inmediatamente queda asociada a la matrícula del vehículo gracias a unas cámaras. El sistema tiene un coste de adhesión de 0,74 euros y uno administrativo de 0,32 euros. A partir de ese momento, el conductor puede circular durante un mes por las autovías lusas y, pasado ese tiempo, se le realizará un cargo en función de los arcos por los que haya circulado.

Punto de pago mediante el sistema EasyToll
Punto de pago mediante el sistema EasyToll

Los que no accedan a Portugal por alguno de los mencionados puntos deben saber que la modalidad EasyToll tiene una versión online con un funcionamiento idéntico. Se accede a esta página web y se asocia la matrícula de nuestro vehículo a una tarjeta de crédito.

Tarjetas de prepago

También es posible realizar el pago de los peajes en Portugal por internet a través de tarjetas prepago o virtuales de tres días.

En ambos casos hay que entrar en esta web de Correios de Portugal. Hay cuatro tipos de tarjetas prepago (de 5, 10, 20 y 40 euros). Para adquirirlas hay que introducir el número de matrícula que desde ese momento se asociará a la tarjeta. Cada vez que pasemos por un arco se descontará el importe del mismo hasta quedarnos sin saldo. Su validez es de un año.

Anuncio

Por su parte, la tarjeta virtual de 3 días está indicada para los que viajen a Portugal un puente o un fin de semana y vayan a circular continuamente por autovías de peaje electrónico. Tiene un coste de 20 euros (más 0,74 euros de tasa de adhesión) que ejerce como tarifa plana para usar si ningún límite este tipo de vías. Solo se puede sacar un máximo de seis veces al año para cada matrícula.

¿Cómo comprobar si debemos algún peaje en Portugal?

Muchos conductores descubren el asunto de los peajes en Portugal una vez que han regresado. Para ellos existe una opción de abonar los importes ‘a toro pasado’ sin que eso suponga un coste adicional en concepto de multa. Hace unos años las tres principales empresas que gestionan las autovías de pago electrónico en Portugal crearon la web Pagamento de Portagens donde cualquier conductor puede consultar si tiene alguna deuda pendiente. Eso sí, la búsqueda se tiene que realizar al menos un mes después del viaje ya que antes no aparece registrada.

¿Hay que pagar las multas de los peajes portugueses?

Los que han hecho caso omiso a los peajes en Portugal y deciden no abonarlos deben saber que tarde o temprano recibirán una multa en sus domicilios remitida por bufetes de abogados de Inglaterra o Suecia. Este tipo de sanciones pertenecen a los peajes de las autovías de pago electrónico, ya que las relativas a las autopistas (eludir el pago entando por el carril de ‘adherentes’) llegan directamente a través de la administración portuguesa y sería muy osado negarse a pagarlas.

Dos multas de los peajes portugueses
Dos multas de los peajes portugueses

Expertos consultados por Viaje con Pablo indican que las sanciones de los peajes de las autovías de pago electrónico no tienen ninguna validez jurídica en España, puesto que debe ser el fisco portugués el que reclame de una forma legal la cantidad correspondiente. Eso sí, si seguimos viajando a Portugal cambia el escenario. Un simple accidente o control en el que esté presente la GNR (Guardia Nacional Republicana) puede desembocar en que hagan una consulta de nuestra matrícula y aparezca la deuda en multas. En ese preciso momento nos arriesgamos a una inmovilización del vehículo hasta que se abone el importe. Y teniendo en cuenta que las multas multiplican por diez el coste del peaje, no es cuestión baladí.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Booking.com

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies