El Camino de las Raíces, senderismo en La Alberca

Inicio España Castilla y León El Camino de las Raíces, senderismo en La Alberca

Camino de las Raíces en La Alberca (Salamanca). Dificultad: Fácil. Distancia: 8,5 kilómetros (ruta circular). Tiempo: 2 horas 45 minutos aproximadamente

Si hay un pueblo típicamente serrano que se incluye siempre en las listas de los más bellos de España ese es La Alberca. Al menos es el que más turismo recibe en la provincia de Salamanca y, por lo tanto, el más enfocado a este fin. Personalmente creo que otros pueblos como Candelario, Miranda del Castañar, San Martín del Castañar y Mogarraz no le van a la zaga, pero La Alberca ha sabido ganarse el favor del visitante y cada fin de semana son cientos los que desembarcan en esta población cuidada hasta el más mínimo detalle y enclavada en el siempre sorprendente Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia. En este caso nos desplazamos hasta la localidad albercana para hacer una de las rutas de senderismo que parten desde su casco urbano. Se trata del Camino de las Raíces, otro de los recorridos impulsados por la Diputación de Salamanca donde se fusionan naturaleza y arte en un trazado sencillo, relativamente corto y que se puede hacer en familia. El Camino de las Raíces va en consonancia con otras rutas puestas en valor como el Camino del Agua, el Bosque de los Espejos y el Camino de los Prodigios, de las que podéis encontrar cumplida información en este blog de viajes.

Ruta del Camino de las Raíces, arte y naturaleza alrededor de La Alberca

El Camino de las Raíces se asienta sobre otros senderos que transitan por las inmediaciones de La Alberca. Se trata del GR-10 (Travesía de la Sierra de Francia) y otro de corto recorrido que discurre por la ermita de Majadas Viejas, la Laguna de San Marcos y al área recreativa Fuente Castaño. La ruta se puede hacer en cualquier momento del año, aunque siempre es más interesante en otoño, por las bellas tonalidades que adquiere el entorno, y en primavera. Además, si se realiza en época de lluvias podremos ver la Laguna de San Marcos en todo su esplendor y también algunos de los arroyos que discurren junto al camino.

Musgo en el inicio del Camino de las Raíces
Musgo en el inicio del Camino de las Raíces

Paisaje otoñal en los primeros metros del Camino de las Raíces
Paisaje otoñal en los primeros metros del Camino de las Raíces

El inicio de la ruta de sitúa en la calle Fuente Indiano junto a un grupo de chalets adosados y donde se puede ver un panel informativo con el itinerario completo y las obras de arte que posee. El camino está señalizado de principio a fin y no supone ningún tipo de dificultad. Los primeros metros se desarrollan por una amplia pista rodeada de robles, helechos, pinos y castaños que conforman el paisaje típico de esta zona del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia. Este tramo inicial es común tanto para la ida como para la vuelta. Precisamente justo donde se bifurcan los caminos, aparece la primera de las obras de la ruta, “Del espejismo de un bosque” de Begoña Pérez. Una instalación que sirve de espejo de un entorno mágico y donde el propio caminante se puede mirar a sí mismo y sentirse un privilegiado.

Panel informativo al inicio del Camino de las Raíces
Panel informativo al inicio del Camino de las Raíces

“Del espejismo de un bosque” de Begoña Pérez Camino de las Raíces
“Del espejismo de un bosque” de Begoña Pérez

Después de cruzar con precaución la carretera que une La Alberca con Sotoserrano, el camino llega hasta la segunda expresión artística, “La majá” de Lucía Loren. Una pequeña cerca con una puerta en donde se podría guardar un rebaño de ovejas, pero también recuerdos y la esencia del bosque, ese bosque que hay que proteger de forma apasionada.

“La majá” de Lucía Loren Camino de las Raíces
“La majá” de Lucía Loren

El camino enfila directamente hasta la ermita de Majadas Viejas, perfectamente conservada y epicentro de la romería que cada año se celebra el día de Pentecostés. Cuenta la leyenda que el rey Don Rodrigo escondió en la zona la talla de la Virgen que siempre le acompañaba en sus batallas. Un lugareño tuvo la suerte de encontrarla y los vecinos de La Alberca levantaron la ermita para rendirle devoción. Como se encontraba cerrada no pudimos fotografiar la talla de la Virgen, pero merece la pena pasar unos minutos en este remanso de paz. Junto a la ermita se encuentran los restos de un pozo.

Ermita Majadas Viejas Camino de las Raíces
Ermita Majadas Viejas

Pozo junto a la ermita Majadas Viejas Camino de las Raíces
Pozo junto a la ermita Majadas Viejas

El sendero gira a la izquierda para comenzar una cómoda subida en dirección a otra ermita, la de San Marcos. Antes, el caminante tendrá que cruzar la carretera que conduce a Mogarraz y se topará con las “Hojas de roble” de Iraida Cano, que se integran perfectamente en el paisaje si el otoño es la época elegida para realizar el Camino de las Raíces.

“Hojas de roble” de Iraida Cano Camino de las Raíces
“Hojas de roble” de Iraida Cano

Vista de la Peña de Francia Camino de las Raíces
Vista de la Peña de Francia

Con la vista de la Peña de Francia cada vez más poderosa, la ermita de San Marcos con la laguna del mismo nombre aparecen ante nuestros ojos. Este antiguo templo nada tiene que ver con el de Majadas Viejas. Aunque se construyó en 1701, un siglo después el culto se trasladó a la ermita de San Sebastián en La Alberca y la de San Marcos acabó en ruinas y totalmente expoliada. Afortunadamente se ha podido levantar una estructura similar a la que tenía el templo para que su recuerdo no muera. Dentro de la ermita se encuentra el “Asteroide S 09 2010” de Fernando Casas, como si hubiera caído del cielo.

Portada de la ermita de San Marcos Camino de las Raíces
Portada de la ermita de San Marcos

Ermita de San Marcos Camino de las Raíces
Ermita de San Marcos

“Asteroide S 09 2010” de Fernando Casas dentro de la ermita de San Marcos Camino de las Raíces
“Asteroide S 09 2010” de Fernando Casas dentro de la ermita de San Marcos

En este lugar también es posible contemplar un interesante humedal llamado la laguna de San Marcos. Sorprende verlo en lo alto de un monte, algo que no suele ser habitual cuando se habla de una laguna. Lo cierto es que conforma un enclave muy interesante rodeado de robles y chopos y donde se ven algunos anfibios. Por si fuera poco, la zona cuenta con un privilegiado mirador sobre la Peña de Francia, la cumbre más popular de Salamanca que permanece gran parte del invierno cubierta de nieve.

Laguna de San Marcos Camino de las Raíces
Laguna de San Marcos

Otra vista de la Laguna de San Marcos Camino de las Raíces
Otra vista de la Laguna de San Marcos

La Peña de Francia desde la ermita de San Marcos Camino de las Raíces
La Peña de Francia desde la ermita de San Marcos

Dejamos atrás la laguna y ermita de San Marcos para continuar con el Camino de las Raíces hasta llegar al “Panal” de Carlos Beltrán, un homenaje a la apicultura y a la maravillosa creación de esos insectos admirables llamados abejas.

Sendero del Camino de las Raíces
Sendero del Camino de las Raíces

“Panal” de Carlos Beltrán Camino de las Raíces
“Panal” de Carlos Beltrán

La última instalación artística lleva el nombre de “Sombra” y es obra de Fernando Méndez. El artista se ha valido de pequeñas piedras para emular la sombra de uno de los árboles de la zona. La pena es que los efectos del tiempo han desplazado algunas de esas rocas desvirtuando ligeramente el alma de la obra. Junto a ella hay una pequeña balsa artificial de agua cristalina que tiene el objetivo de preservar la biodiversidad de la zona.

“Sombra” de Fernando Méndez Camino de las Raíces
“Sombra” de Fernando Méndez

Después de cruzar nuevamente la carretera que conduce a Mogarraz, el sendero llega al área recreativa Fuente Castaño, un lugar idóneo para merendar si el tiempo acompaña y refrescarse en su fuente. Un pequeño alto en el camino en este punto no viene mal antes de afrontar el último tramo del Camino de las Raíces, una constante subida hasta La Alberca que representa la parte más exigente de un recorrido sencillo y cómodo.

Área recreativa Fuente Castaño Camino de las Raíces
Área recreativa Fuente Castaño

Fuente Castaño Camino de las Raíces
Fuente Castaño

La Alberca nos vuelve a recibir para que recorramos sus calles y callejuelas y disfrutar así de la esencia de un pueblo admirado y querido en toda España. Un colofón sensacional para una ruta de senderismo perfecta que permite disfrutar de parte de la belleza del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia.

La Alberca con la Peña de Francia al fondo Camino de las Raíces
La Alberca con la Peña de Francia al fondo

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

6 COMENTARIOS

  1. Muchos mosquitos, muchísimos. Sobretodo por Laguna de San Marcos. Aunque haya muchos árboles, muchas zonas del camino sin ninguna sombra. Muy mal señalizado (los colores blanco, amarillo, rojo son un lío y de pronto cambian de esquema/combinación). El camino “desaparece” por la Laguna de San Marcos. No apto para niños ni en verano. Se tarda más de 2 horas. Dificultad Media (NO fácil).

    • Hola LC. Lo sentimos que no te haya gustado la ruta pero también ha sido un poco cúmulo de mala suerte. El tema de los mosquitos es algo puntual. Es cierto que nosotros fuimos en invierno y, como es lógico, no había ni uno. Pero en primavera y verano, es normal que en el entorno de la laguna de San Marcos aparezcan como ocurre en otras charcas de la zona. También puede ser que fuera un día en el que eclosionaron los huevos de los mosquitos y hubiera más, como ha sucedido también en la propia ciudad de Salamanca. Sobre las señales, es cierto que esta ruta está compuesta por otras dos que tienen diferente señalización y eso puede llevar a equívoco. Sobre todo hay que tener esto en cuenta una vez se llega a la ermita de Majadas Viejas, pero en el resto no hay mucho problema. Y te lo decimos nosotros que somos muy de perdernos siempre jeje. En la laguna de San Marcos, simplemente hay que rodearla y seguir por el camino.
      Con respecto a la duración, como bien dices se tarda más de dos horas (nosotros ponernos 2 horas y 45 minutos) y la dificultad es fácil por una razón. Se trata de un sendero muy cómodo para caminar por él. Pero, sobre todo, lo que hace que sea una ruta sencilla es que el desnivel no llega ni a los cien metros. Como visteis, no hay que subir ninguna cuesta y el trazado es totalmente llano. Es cierto que con niños se puede hacer un poco larga y mucho más en verano y con el calor. Por este motivo los momentos más adecuados para hacerla son otoño y primavera. Obviamente un día en el que se superen los 30 grados no es ni mucho menos aconsejable, más bien todo lo contrario.
      Un saludo y esperemos que por esta mala experiencia no se os quite la afición por el senderismo. Hay otras rutas sencillas en Salamanca para hacer con niños pero, insistimos, evitar los días de mucho calor porque incluso puede ser peligroso.

  2. Hola ,
    Gracias por la ayuda !Estaba buscando una caminata para hacer con un grupo de 57 alumnos franceses (14 años ) y a que vamos de viaje a esa región dentro de 2 semanas …pues me parece que esta ruta será perfecta .Espero que todavía esté bien señalada para que no nos perdamos jejeje

    • Hola María. Gracias a ti por visitar el blog. No te preocupes en absoluto porque la ruta sigue muy bien señalizada y no tiene ninguna pérdida. Si son alumnos que están acostumbrados a andar, no se hace larga y además es bastante cómoda. Seguro que disfrutan mucho. Un saludo.

  3. Una ruta sencilla pero arruinada por los mosquitos. No es que sean unos pocos, sino que los hay a cientos, tanto en el area de la laguna como por todo (y me refiero a todo-todo) el sendero.
    Al parecer son moscas o mosquitos de los robles. Una pesadilla. Terminamos andando cubiertos con toallas y con un chubasquero, a pesar del calor.
    El sendero està bastante bien señalado y hay una cuesta de dificultad media hacia el final del recorrido, cuando ya vas casi corriendo para escapar de los molestísimos mosquitos y resoplando por meterte en el coche para evitarlos.
    Las obras de arte no es que sean muy interesantes, aunque esto es una opinión personal, pero al menos te entretienes de cuando en cuando. No creo que dejen mucha huella en la historia.

    • Hola Juan Manuel. Gracias por visitar el blog y contar tu experiencia. Como contestamos a un comentario anterior que también alertaba del tema de los mosquitos, el verano es la peor época para hacerla. Tanto en este lugar como en otros de la Sierra la presencia de mosquitos es constante. A no ser que sea haga a primera hora de la mañana, el resto del día se puede hacer muy complicado. En cuanto a las obras de arte, le dan un aliciente a la ruta aunque no tienen la pretensión de pasar a la historia sino de aunar arte y naturaleza. Saludos.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies