Ruta de la Caldera de Taburiente. Un viaje al origen de La Palma

InicioEspañaCanariasRuta de la Caldera de Taburiente. Un viaje al origen de La...
Anuncio

Ruta de la Caldera de Taburiente (La Palma). Dificultad: Moderada. Distancia: 14,5 kilómetros (lineal). Duración: 7 horas aproximadamente.

Es un clásico del senderismo en La Palma. Junto con la ruta de los Volcanes y los nacientes de Marcos y Cordero, configura el ‘top 3’ de la isla. Eso sí, al tratarse de una ruta lineal necesitamos ayuda. Por este motivo te vamos a contar todos los detalles sobre cómo hacer la ruta de la Caldera de Taburiente para adentrarse en el corazón de La Palma, en su origen y en uno de los parques nacionales más singulares que existen en España.


Hace un millón de años en el lugar que hoy ocupa La Palma había una gran montaña de origen volcánico que pudo alcanzar los 4.000 metros de altura. Un cataclismo provocó su colapso y que acabara totalmente desparramada formando un abismo en forma de herradura que hoy conocemos como la Caldera de Taburiente. Esta es la teoría que más peso tiene a la hora de explicar el origen del monumental cono volcánico que domina la mitad norte de la isla. Una gigantesca boca que impacta todavía más al comprobar la altura de las cumbres que la rodean entre las que sobresale el Roque de los Muchachos con sus 2.426 metros de altura.

Barranco de las Angustias
Barranco de las Angustias

La Caldera de Taburiente es uno de los cuatro parques nacionales que nos brindan las Islas Canarias. Para muchos es también el más espectacular. Sobre todo para que los que gozamos con el senderismo. Hay dos rutas imprescindibles que permiten adentrarnos en su particular geografía donde los bosques de pinos canarios se entremezclan con los paisajes puramente volcánicos y la más cruda y hechizante roca desnuda. Una es la que se realiza desde el mirador de La Cumbrecita y que bordea la cima de la caldera. Y la otra es la más apasionante e interesante. La que va descendiendo con sigilo hasta el interior del cono volcánico para escapar de él por el barranco de Las Angustias. Esta última es la que se conoce como la ruta de la Caldera de Taburiente.

Cómo hacer la ruta de la Caldera de Taburiente con traslados

Si nuestro objetivo es hacer la ruta de la Caldera de Taburiente al completo necesitamos ayuda. No olvidemos que es un sendero lineal de 14,5 kilómetros. Para ello recurrimos a Isla Bonita Tours, una de las empresas que mejor trabaja las actividades de naturaleza en La Palma. Sus guías tienen verdadera pasión por la isla y eso lo trasladan a todos los que participan en las rutas que organizan. Con ellos también realizamos la ruta de Los Volcanes y en ambos casos la experiencia fue inmejorable. Se ocupan de los traslados y un guía te acompaña en todo momento con las explicaciones precisas para entender mucho mejor todo lo que tienes a tu alrededor. En la página web de Isla Bonita Tours tienes toda la información de las actividades que organizan y la posibilidad de reservarlas.

Anuncio

El mirador de Los Brecitos, punto de partida, y descenso entre barrancos

Una carretera zigzagueante de 10 kilómetros asciende desde el aparcamiento de la Caldera de Taburiente o de la Villa (en el fondo del barranco de las Angustias) hasta el mirador de Los Brecitos, punto de partida de la ruta. Las vistas desde el autobús nos hacen una idea de la singularidad de un paisaje que es santo y seña de la isla de La Palma. Por la tarde, este mismo bus nos recogerá en el aparcamiento una vez finalizada la ruta. Más de uno se preguntará si es posible hacer un itinerario circular que incluya la subida a pie desde el parking hasta Los Brecitos. Posible es, pero también muy duro. No olvidemos que la distancia total sería de casi 26 kilómetros con los diez primeros  por carretera, pero muy exigentes y superando un gran desnivel. Como el objetivo es disfrutar y no sufrir, lo ideal es contar con esa ayuda.

Vistas desde el mirador de Los Brecitos
Vistas desde el mirador de Los Brecitos

El mirador de Los Brecitos se encuentra a 1.074 metros de altitud. Desde este punto contemplamos el nutrido bosque de pino canario que abriga a la caldera y por el que iremos descendiendo. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de la ruta es de bajada puesto, que acabaremos a los 275 metros sobre el nivel del mar donde se ubica el aparcamiento del barranco de las Angustias.

El primer tramo de la ruta de la Caldera de Taburiente nos plantea un descenso muy cómodo. Estaremos rodeados de una tupida vegetación que se nutre del agua que avanza por los sucesivos barrancos que iremos salvando. Cauces que se abren paso rumbo al fondo de la caldera y que tienen nombres tan evocadores como Ciempiés, Las Cañeras, Las Traves, Piedras Redondas y Risco Liso. Además del omnipresente pino canario y su capacidad para resistir como ningún otro árbol los incendios, encontraremos otras especies como brezos, bejeques e incluso vegetación de ribera junto a los barrancos como sauces. Los constantes desprendimientos en esta zona requieren un continuado trabajo de adecuación de los senderos y de los puentes por parte del personal del parque nacional. Estamos en verano y el agua brilla por su ausencia, pero en época de lluvias el líquido elemento cae por las laderas a lo grande.

Uno de los barrancos de la ruta de la Caldera de Taburiente
Uno de los barrancos de la ruta de la Caldera de Taburiente

Merece la pena detenerse en el barranco de las Piedras Redondas, que recibe este nombre por la forma de las rocas que se han ido desprendiendo y que sirvieron como refugio a los aborígenes que poblaron la isla. El mirador del Lomo de Tagasaste nos regala una formidable vista del pico Bejenado o Bejenao con sus 1.854 metros de altitud.

Mirador del Lomo de Tagasaste
Mirador del Lomo de Tagasaste

Durante la bajada también nos llamarán la atención las vallas que permiten proteger la flora autóctona de la Caldera Taburiente, pero también evitar el paso de la fauna salvaje. No hay demasiados animales en la zona, más allá de algunos conejos, ratas y cabras salvajes, pero según nos contaban los guías, es la única forma de mantenerlos a raya. Durante el confinamiento de la primavera de 2020 muchas de estas especies invadieron literalmente el parque aprovechando la ausencia de visitantes, por lo que tocó ‘devolverlas’ a su lugar.

Los Pinos Gordos y llegada a la playa de Taburiente

Poco después de salvar el barranco del Risco Liso, el sendero plantea un desvío para contemplar nueve de los ‘abuelos’ del parque nacional. Se trata de pinos de gran porte que alcanzan los 35 metros de altura. Se conocen como los Pinos Gordos. El recorrido de este sendero es de 1,2 kilómetros ida y vuelta sin apenas dificultad. Eso sí, si queremos ver el pino más antiguo de La Palma nos tendremos que desplazar hasta la ermita de la Virgen del Pino en El Paso. Allí se levanta un ejemplar de unos 700 años y de 40 metros de altura.

Anuncio

Seguimos descendiendo rumbo al fondo de la caldera. Por cierto, hablando de calderas. No queremos dejar de mencionar que este término dentro del vulcanismo tiene su origen precisamente en la Caldera de Taburiente. En Canarias existen más, como las Cañadas del Teide en Tenerife y la Bandama en Gran Canaria. También son sublimes las calderas de las Azores como la que dio lugar a los lagos de Sete Cidades en São Miguel y la que se ha convertido en el símbolo de la isla de Faial.

Playa de Taburiente
Playa de Taburiente

A la altura del kilómetro 5,5 la ruta de la Caldera de Taburiente nos obliga a una parada balsámica. Estamos ante el único río, no solo de La Palma, sino de todo el archipiélago canario. Sus aguas van descendiendo por la caldera para desembocar posteriormente en el barranco de Las Angustias. Pero lo mejor de este espectáculo es poder sumergirse en ellas. Es fundamental que, entre las cosas que llevemos en nuestra mochila para hacer la ruta de la Caldera de Taburiente, esté el bañador. Las frías y cristalinas aguas de la conocida como playa de Taburiente serán un regalo para recargar pilas y afrontar el tramo más duro de la ruta. Junto a la playa se encuentra la zona de acampada y el centro de visitantes donde podremos recargar nuestras cantimploras y pasar por el baño.

Miradores de los Suegros y Somada del Palo y descenso ‘rompe rodillas’ por El Reventón

Después del paso por la playa de Taburiente y el centro de visitantes, reanudamos la marcha con la única subida de la ruta. Un repecho que nos conducirá hasta el mirador de los Suegros desde el que divisar tres de las cumbres de la Caldera de Taburiente: el Roque de los Muchachos y los picos de la Cruz y Fuente Nueva. Un poco más adelante espera otro mirador, el de la Somada del Palo. Desde esta atalaya se contempla a la perfección el Roque Idafe, uno de los símbolos de la Caldera de Taburiente. Los primeros habitantes de la isla rendían pleitesía a esta roca ya que la consideraban como una especie de pilar que sustentaba el cielo

Somada del Palo
Somada del Palo
Con el Roque Idafe al fondo
Con el Roque Idafe al fondo


A partir de este momento comienza el tramo más exigente de la ruta de la Caldera de Taburiente. Se denomina como El Reventón. Se trata de una pronunciada bajada en zigzag en la que hay que tirar de rodillas, pero que no supone ningún problema para cualquiera que esté acostumbrado a la práctica del senderismo. En pleno reventón veremos que la ruta nos propone un atajo que implica mayor dureza en la bajada, por lo que seguiremos en dirección al barranco de Las Angustias por el itinerario habitual.

La magia de la cascada de Colores de La Palma

Después de pasar por el bello barranco del Almendro Amargo desde el que obtendremos otra panorámica del Roque Idafe, un desvío de 1 kilómetro ida y vuelta nos lleva por el barranco Rivanceras hasta uno de los grandes atractivos de la ruta de la Caldera de Taburiente, la cascada de Colores. Un minúsculo torrente de colores ocres que avanza por el barranco nos sirve de ‘camino de baldosas amarillas’ para alcanzar un pequeño pero fotogénico salto de agua que ninguno de los que hace la ruta se quiere perder. Cuando lo visitamos en verano de 2020, la cascada había perdido parte de su atractivo. El motivo fueron unos desprendimientos que se produjeron en invierno y que taponaron el avance del agua. A pesar de todo, la cascada de Colores sigue manteniendo el espíritu que le da nombre. Los minerales que arrastra el líquido elemento forman diferentes tonalidades que se completan con el verde del musgo y la vegetación que se acumulan en la roca.

Cascada de Los Colores La Palma en una semana
Cascada de Los Colores

Por los profundidades del barranco de Las Angustias

Solo nos quedan por afrontar los últimos cinco kilómetros de la ruta. Para ellos empezaremos a caminar por las profundidades del barranco de Las Angustias. El paisaje cambia por completo y nos vemos envueltos por dos grandes paredes rocosas por las que transita el agua que nutre a gran parte de la isla de La Palma.

Anuncio
Barranco de las Angustias ruta de la caldera de taburiente
Barranco de las Angustias

El barranco de Las Angustias es todo un paraíso para los amantes de la geología. En él veremos diferentes estructuras que ha ido formando la lava. Una de las más llamativas es la conocida como lava almohadillada o acojinada. Adquiere esa forma al solidificarse debajo del agua.

Lava almohadillada en el barranco de Las Angustias
Lava almohadillada en el barranco de Las Angustias

La caminata por el barranco se hace más lenta al tener que transitar entre rocas y sorteando el pequeño riachuelo que corre en dirección a la costa. Poco a poco alcanzaremos el aparcamiento y pondremos fin a una ruta que nos permite conocer uno de los espacios naturales más singulares que se pueden ver en Europa. La ruta de la Caldera de Taburiente es un imprescindible que hacer en La Palma y todo un disfrute para los que gozan con el senderismo.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Booking.com

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies