Playa de Matosinhos

Inicio Portugal Oporto y Norte Playa de Matosinhos

Día 3. Paseo por el barrio de Boavista. Casa de la Música. Sinagoga. Traslado a Matosinhos (a 9 kilómetros de Oporto). Paseo por la playa de Matosinhos y por la avenida Serpa Pinto. Comida típica.

El último día, el del regreso, lo dividimos en dos partes. Por la mañana descubrimos el oeste de la ciudad donde se enclava el barrio de Boavista.  Zona urbana con edificios más modernos y dominada por el amplio Jardín de Boavista. También allí nos encontramos con la Casa da Música, una sala de conciertos y uno de los edificios más modernistas y arriesgados de la ciudad. Personalmente es un diseño que no me atrajo demasiado ya que rompe por completo con lo visto hasta el momento en Oporto. Cerca de ese punto, aunque no acudimos, está el centro comercial Shopping Cidade do Porto. Además, al lado está el cementerio de la ciudad y justo detrás la Sinagoga Kadooire que visitamos sólo por fuera ya que no estaba abierta al público.

Monumento a la Guerra en el Jardín de Boavista.
Monumento a la Guerra en el Jardín de Boavista.

Casa da Música.
Casa da Música.

Antes de dejar Oporto queríamos haber visitado el Jardín Botánico de la Univeridad y de hecho acudimos hasta allí en coche, pero una fuerte lluvia lo hizo imposible. Por este motivo nos marchamos al último punto del viaje: la playa de Matosinhos. Es la playa de Oporto aunque sea una ciudad aparte que pertenece a su distrito y está a sólo 9 kilómetros. Al ser el mes de noviembre el ambiente era escaso y su gran playa era dominada por cientos de gaviotas. El paseo marítimo había sido sometido a una reciente reforma y visualmente es muy atractivo. Esa modernidad se mezcla con la solera de sus restaurante, ubicados en su mayoría en la avenida Serpa Pinto que desemboca en el imponente puerto de Leixoes. Por ella podemos encontrar un sinfín de opciones para degustar pescados frescos a la brasa y las típicas cataplanas (cazuela de cobre en la que se cocina al vapor un preparado de patatas, pescado y mariscos varios). Exquisita. No os puedo recomendar el restaurante al que fuimos ya que hace poca fechas un compañero que acudió me dijo que ya había desaparecido. Una pena. De todas formas, las parrillas a la puerta de los restaurantes con las brasas humeantes dispuestas a cocinar un buen pescado son un indicador del buen yantar de la playa de Matosinhos (ver el post más ampliado sobre la playa de Matosinhos en Oporto).

Playa de Matosinhos.
Playa de Matosinhos.

Así nos despedimos de Oporto con un gran sabor de boca en todos los aspectos. A la vuelta nos alertaron de que nos habíamos perdido una de las joyas de la ciudad, la librería Lello e Irmao (rua das Carmelitas). Está muy cerca de la Torre de los Clérigos y nos dio mucha rabia no haber acudido tras ver posteriormente algunas imágenes de su interior. Aunque es muy similar en la que aparece en algunas escenas de la saga de Harry Potter, no es cierto que allí se hayan rodado. Ya que nosotros no la disfrutamos, le pido desde aquí al que tenga intención de visitar Oporto que no se la pierda.

Itinerario completo de Oporto en tres días

Artículo anteriorTorre de los Clérigos de Oporto
Artículo siguienteDe Siena a Pisa
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies