Comer en Monfortinho

Inicio Portugal Centro de Portugal Comer en Monfortinho

Si una escapada de relax total en un balneario en mitad de la naturaleza se complementa con una experiencia gastronómica de primer nivel, entonces estamos ante el plan perfecto. Esto fue lo que nos ocurrió durante nuestro viaje a las Termas de Monfortinho, en la frontera hispano-lusa a cincuenta kilómetros de la localidad cacereña de Coria. Un lugar muy recomendable para recargar las pilas y volver a la rutina con aires renovados. Las opciones para comer en Monfortinho no son muchas y casi por casualidad descubrimos el restaurante que nos ocupa, O Fontela, todo un homenaje a la mejor cocina portuguesa.

Restaurante O Fontela (Rua da Fonte, 9. Monfortinho). Precio por persona: 15 euros.

Las dos noches que nos alojamos en las Termas de Monfortino elegimos para cenar el restaurante O Fontela. Tal fue la satisfacción con la que salimos el primer día que decidimos repetir al siguiente; algo que demuestra que hablamos de un “templo gastronómico” en toda regla. El restaurante que se encuentra la carretera N239 que une las Termas de Monfortinho con Penha Garcia. Exactamente está cien metros después del cruce que hay en esa carretera para acceder a Monfortinho pueblo. Un luminoso de la marca de cafés Delta lo anuncia en la misma vía.

Restaurante O Fontela comer en Monfortinho
Restaurante O Fontela

Nada más aparcar nos encontramos con una parrilla a la puerta como las que ponen en la calle para cocinar el pescado fresco los restaurantes de Matosinhos en Oporto. Una buena señal sin lugar a dudas. El amable dueño de O Fontela nos invitó a pasar a un gran comedor en el que también se celebran banquetes de numerosas celebraciones. Antes no pudimos por menos que quedarnos extasiados ante una imponente vitrina de postres caseros. Sabíamos que los portugueses son grandes reposteros, pero lo de aquel restaurante superó todas las expectativas posibles. Pero vayamos por partes.

La carta no es muy extensa, pero lo suficiente para poder elegir entre un apetitoso muestrario de platos portugueses tradicionales. Nuestra primera intención era pedir uno para cada uno, pero el servicial propietario de O Fontela nos quitó esa idea de la cabeza al asegurar que el tamaño de cada plato era lo suficientemente grande para que comieran dos. Así fue. Nos decantamos por un pulpo a la brasa y quedamos extraordinariamente. De los mejores pulpos que hemos probado a este estilo. Tierno, jugoso y con una guarnición de patatas exquisitas. Todo ello regado con buen aceite de oliva. Rematamos con un postre sin pensar que íbamos a volver al día siguiente.

Pulpo a la brasa del O Fontela comer en Monfortinho
Pulpo a la brasa del O Fontela

Como un restaurante que teníamos pensado ir en las propias Termas de Monfortinho  estaba cerrado contra todo pronóstico, el O Fontela fue de nuevo el elegido al día siguiente. Nos habíamos quedado con las ganas del bacalao a brás que habíamos visto en la carta, y esta vez fuimos a por él. El propietario nos recibió con una sonrisa de oreja a oreja al ver que habíamos repetido y fue aún más amable. Sin duda hay que darle un diez.

Bacalao a brás del restaurante O Fontela comer en Monfortinho
Bacalao a brás del restaurante O Fontela

La bandeja de bacalao a brás que nos sirvió fue espectacular y, como se puede ver en la fotografía, la pinta lo dice todo. Exquisito. De los mejores que hemos comido y eso que ha sido un plato recurrente en la mayoría de viajes que hemos hecho a Portugal. Volvimos a regar la cena con un vino Muralhas de Monçao y rematamos con otro de sus suculentos postres.

Otro de los bacalaos que recomiendan otras personas que han acudido a este restaurante es el que se llama como el propio establecimiento, O Fontela. En este plato el pescado se hace al horno con una guarnición de patatas fritas, cebolla y tomate.

Bacalao O Fontela comer en Monfortinho
Bacalao O Fontela

Los seguidores del blog saben que hemos recorrido diversos puntos de Portugal y en ellos hemos vivido muy buenas experiencias gastronómicas. Pues este restaurante lo colocaríamos en el “top 5” de los mejores de todo el país. Por otro lado, aunque el aspecto es el de una tasca de carretera, el interior está impecable y el trato del propietario conquista al cliente desde el principio.

Además el precio es bastante ajustado y no supera los quince euros por persona. Prometimos regresar y esperemos que haya una nueva oportunidad para disfrutar de un lugar donde el idilio con la gastronomía portuguesa se hace aún más fuerte.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies