Castelo Mendo, un recuerdo del Medievo en ‘la Raya’

Inicio Portugal Centro de Portugal Castelo Mendo, un recuerdo del Medievo en 'la Raya'

Castelo Mendo es un pueblo medieval en La Raya hispano-lusa junto a la provincia de Salamanca que goza de una envidiable conservación y recuerda un pasado en el que fue un punto estratégico de la frontera

La caja de sorpresas que es Portugal parece inagotable y en ocasiones algunas de ellas se encuentran más cerca de lo que uno piensa. Aunque somos conocedores de muchos de los pueblos y parajes cercanos a La Raya entre la provincia de Salamanca y el país luso, aún nos quedaban por descubrir un par de pueblecitos con un encanto muy especial. Se trata de Castelo Bom y Castelo Mendo, dos villas medievales que gozaron de una gran importancia por su situación estratégica en la frontera y que hoy conservan muy decentemente gran parte de sus vestigios del pasado. Lo curioso es que se encuentran muy cerquita del punto fronterizo de Fuentes de Oñoro en Salamanca y, a pesar de eso, habíamos tardado demasiado en saber de su existencia. Como se dice, más vale tarde que nunca, y por eso quiero compartir con vosotros la experiencia de visitar uno de esos dos pueblos, Castelo Mendo.

Vista desde Castelo Mendo desde el castillo
Vista desde Castelo Mendo desde el castillo

La presencia de castillos en numerosas poblaciones de Portugal es algo muy común, especialmente en la frontera con España por su importancia estratégica. De hecho la palabra “castelo” se incluye en el nombre de pueblos como, por ejemplo, Castelo Branco, Castelo Rodrigo, Castelo de Vide, Viana do Castelo y, por supuesto, el que nos ocupa en este post: Castelo Mendo. Cuando se llega a esta villa, perteneciente a la Región Centro de Portugal y al Distrito de Guarda, uno se explica el porqué de su importancia en épocas pasadas. Además de su carácter fronterizo, está ubicada en un cerro con excepcionales vistas del valle del Río Coa y, por lo tanto, con una perspectiva privilegiada de los alrededores de La Raya. Cualquiera puede entender a la perfección el importante papel que jugó Castelo Mendo en la defensa de la frontera portuguesa cuando, de vez en cuando, se ponía en peligro por parte de los españoles.

Vistas del valle del Río Coa desde el Castillo Castelo Mendo
Vistas del valle del Río Coa desde el Castillo

Para llegar a Castelo Mendo hay dos opciones. La primera y más interesante y recomendable, es salir del núcleo urbano de la localidad de Vilar Formoso por la carretera N16. Va en paralelo a la autovía A-25 (la que llega hasta Aveiro) y se trata de una carretera tranquila que en algunos momentos se adentra por bellos paisajes del valle del río Coa. Además, si se opta por esta ruta, el visitante podrá hacer una parada en primer lugar en Castelo Bom, el otro pueblo del que hablaba al inicio y que bien merece un paseo. La otra opción es coger la propia autovía A-25 y abandonarla a unos doce kilómetros de la frontera por la salida de Sabugal (ver la ruta de los Meandros del río Coa) y Pinhel.

Castelo Mendo es un pueblo cuidado y rehabilitado de una manera asombrosa. Lo mejor es dejar el vehículo en un aparcamiento que hay delante de la puerta principal de la Muralla, y comenzar a caminar por todos sus rincones. Al ser una villa muy pequeña, se visita en apenas una hora. Nada más llegar a la excelentemente conservada puerta de entrada existe un pequeño panel informativo con todos los puntos de interés. Además, llama la atención una placa que recuerda la visita del entonces presidente de la República Portuguesa, Mario Soares, en el año 1988.

Puerta de entrada a Castelo Mendo y Muralla Castelo Mendo
Puerta de entrada a Castelo Mendo y Muralla

Placa en recuerdo a la visita de Mario Soares a Castelo Mendo
Placa en recuerdo a la visita de Mario Soares a Castelo Mendo

Aunque el esplendor de Castelo Mendo llegó en el Medievo, también cuenta con vestigios romanos y se cree que su ocupación se remonta, nada más y nada menos, que a la Edad de Bronce.

El perfecto empedrado de sus calles y la cuidada arquitectura tradicional de sus casas empiezan a envolver al visitante desde el inicio, a pesar de que pueda parecer un pueblo fantasma. Y es que tan solo tiene unos 80 habitantes, por lo que el silencio, sólo roto por algún turista, suele marcar la visita a Castelo Mendo.

Calle principal de Castelo Mendo después de atravesar la puerta de la muralla
Calle principal de Castelo Mendo después de atravesar la puerta de la muralla

La calle en la que se encuentra la pequeña iglesia de San Vicente nos lleva a la plaza del Pelourinho, llamada así por la presencia del pelourinho o columna de piedra donde eran ajusticiados los criminales y que está presente en muchas localidades portuguesas. En esta coqueta plaza está la iglesia de San Pedro, la principal que posee el pueblo.

Iglesia de San Vicente Castelo Mendo
Iglesia de San Vicente

Plaza del Pelourinho de Castelo Mendo
Plaza del Pelourinho de Castelo Mendo

Iglesia de San Pedro o Matriz Castelo Mendo
Iglesia de San Pedro o Matriz

Siguiendo con la ascensión en busca del Castillo que da nombre a la villa, aparece otra placita no menos interesante presidida por el Chafariz Novo (fuente nueva) y el Museo del Tiempo y los Sentidos. Nos llamó la atención su nombre, pero por desgracia la puerta estaba cerrada a cal y canto y no pudimos conocerlo. En teoría abre cada día en horario de 10:00 a 12:30 horas y de 14:00 a 17:30 horas, pero en nuestro caso nos fue imposible entrar y tampoco encontramos a algún lugareño que nos informara. De hecho, junto a la plaza del Pelourinho hay una pequeña cafetería llamada Wences que también estaba cerrada. Este museo alberga objetos tradicionales, herramientas y fotografías que ayudan a entender la personalidad de Castelo Mendo.

Chafariz Novo Castelo Mendo
Chafariz Novo

Museo del Tiempo y los Sentidos Castelo Mendo
Museo del Tiempo y los Sentidos

Como no podía ser de otra forma, en la parte más alta del pueblo se localizan los restos del Castillo que le da nombre. Entre ellos destaca una de las puertas de entrada, parte de la muralla, alguna tumba y la iglesia de Nuestra Señora del Castillo. Esta última es la construcción mejor conservada. Aunque carece de techo, sobresale el estado de su capilla con un interesante artesonado de madera.

Restos del Castillo con la iglesia al fondo Castelo Mendo
Restos del Castillo con la iglesia al fondo

Restos del Castillo Castelo Mendo
Restos del Castillo

Antigua tumba en el recinto del Castillo Castelo Mendo
Antigua tumba en el recinto del Castillo

Vista de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo Castelo Mendo
Vista de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo

Interior de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo Castelo Mendo
Interior de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo

Artesonado de la capilla de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo
Artesonado de la capilla de la iglesia de Nuestra Señora del Castillo

Restos de la iglesia de Nuestra señora del Castillo Castelo Mendo
Restos de la iglesia de Nuestra señora del Castillo

Las vistas del valle del Río Coa desde el Castillo son espectaculares y merece la pena detenerse unos instantes para disfrutar de un paisaje de excepción. Una zona desconocida y un tanto olvidada en Portugal, pero con una belleza incuestionable.

De regreso al pueblo es bueno pararse ante alguna de sus casas quinientistas como las que hay en los alrededores de la iglesia de San Vicente y subirse a los restos de la muralla que hay junto a la puerta principal de entrada al pueblo.

Una de las casas quinientistas de Castelo Mendo
Una de las casas quinientistas de Castelo Mendo

Muralla de Castelo Mendo
Muralla de Castelo Mendo

Castelo Mendo deja un poso muy especial y la sensación de haber viajado en el tiempo sin alejarse mucho de la frontera con España. Llama también la atención que en la carretera de acceso a la localidad han construido un pequeño altar de la Virgen de Fátima desde el que se aprecia una bonita vista de la silueta del pueblo. Sin duda una visita muy recomendable que, por ejemplo, se puede completar con un recorrido por otras dos aldeas históricas de la zona como son Castelo Bom y Almeida.

Altar dedicado a la Virgen de Fátima en la carretera de acceso a Castelo Mendo
Altar dedicado a la Virgen de Fátima en la carretera de acceso a Castelo Mendo

Vista de Castelo Mendo desde el altar dedicado a la Virgen de Fátima
Vista de Castelo Mendo desde el altar dedicado a la Virgen de Fátima

 

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

6 COMENTARIOS

  1. Es un precioso paseo que en el mismo dia puedes visitar Castelo Mendo y Castelo Bom que queda en la misma carretera, regressar a Vilar formoso, comer en el Restaurante Stone que tiene unos bacalaos riquissimos , dar una vuelta por las tiendas de Vilar Formoso y passar a visitar el Edificio de la Estacion de Tren que es un museo al aire libre…y no pagas billete ni entrada. (Y) (Y) (Y)

    • Gracias por la recomendación María Lurdes. Como Vilar Formoso es punto de paso para ir a numerosos lugares de Portugal siempre es bueno hacer esa parada. Tomamos nota del restaurante y del museo de la estación del tren. Un saludo

  2. Pues estupenda recomendación la de ver Castelo Bom y Castelo Mendo. En un par de días vamos hacia Aveiro y aprovecharemos para recorrerlos.

    • Muchas gracias Ramón. Espero que os gusten ambos pueblos y si quieres información sobre Aveiro, tenemos publicados en el blog varios post sobre este destino. Un saludo y disfruta del viaje.

    • Gracias a ti Toni por el comentario. Esperemos que disfrutes mucho de la visita a esta zona. Seguro que te va a gustar. Un saludo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies