Itinerario para visitar Roma en tres días, un viaje eterno

Inicio Europa Italia Itinerario para visitar Roma en tres días, un viaje eterno

La visita a Roma en tres días es una de las más típicas ya que permite al visitante recorrer los monumentos y museos más destacados de la ciudad. Eso sí, hay que aprovechar muy bien el tiempo. Os contamos cómo hacerlo

La Ciudad Eterna, la cuna de la civilización, el lugar donde la cultura y la historia aparecen en cada palmo de terreno, el santuario de un imperio que a día de hoy nos sigue maravillando. Así es Roma, la urbe con mayúsculas. La capital italiana es un destino al que hay que viajar al menos una vez en la vida. Cada uno de sus rincones desprende un encanto único que permanece en el recuerdo para siempre. Roma en tres días es sin duda un plan insuficiente para radiografiar al completo una ciudad interminable. Estoy seguro que aunque hubiéramos permanecido allí una semana, las asignaturas pendientes habrían sido muchas. Eso obliga a regresar, porque Roma es mucha Roma para tomársela de un solo trago. Es un vino reserva de primera categoría al que hay que saborear en el paladar. El recorrido por sus calles se debe hacer sin prisa, pero sin pausa. Y todo ello caminando, poniendo los cinco sentidos en cada rincón para no perderse nada. El transporte público, salvo en casos excepcionales, sobra en la capital italiana. A Roma se va a patear sin parar como un niño ávido por aprender y conocer cosas nuevas. El cansancio desaparece y las distancias se hacen más cortas. Sólo hay que disfrutar y llevar una buena guía para saber dónde está lo que no nos podemos perder por nada del mundo y llegar hasta los tesoros que hay en rincones que a simple vista pasan desapercibidos.

Exterior del Coliseo de Roma en tres días
Exterior del Coliseo de Roma

Fontana de Trevi Roma en tres días
Fontana de Trevi

Viajamos a la Ciudad Eterna en un mes de enero en el que disfrutamos de unas temperaturas muy agradables. La única pega es que en este momento del año anochece muy pronto. Pega entre comillas, puesto que el encanto de Roma de noche con sus monumentos iluminados también es incuestionable. El viaje lo podríamos catalogar como “exprés” puesto que pasamos dos noches en la ciudad, aunque la combinación de vuelos nos permitió aprovechar tres días casi al completo. Suficientes para visitar lo fundamental de la capital italiana aunque insuficiente llevarse una fotografía pormenorizada de lo que es Roma. Prometemos volver.

Vuelos a Roma

No hay excusas para no viajar a Roma. Las posibilidades de hacerlo a un precio económico son muchas siempre que se reserve con la suficiente antelación. Son varias las compañías de bajo coste que tienen vuelos a Roma. En nuestro caso nos decantamos por EasyJet que llega hasta el aeropuerto de Fiumicino (a 33 minutos del centro de la ciudad) y todo transcurrió sin problemas.

En cuanto a los traslados desde los aeropuertos a Roma la opción más barata y eficiente es el autobús, tanto si se vuela a Fiumicino como a Ciampino. La compañía Terravision tiene un servicio regular con numerosas frecuencias que sólo cuesta ocho euros ida y vuelta por persona. Es conveniente hacer la compra del billete a través de la página web de la empresa, pero también se puede adquirir en la propia terminal del aeropuerto e, incluso, a bordo del vuelo ya que tiene convenios con las compañías aéreas como Ryanair. El autobús sólo hace parada en la estación de Termini.

A la salida de las terminales de los aeropuertos hay personas que ofrecen su servicio de monovolumen totalmente legal. Un de ellos, por ejemplo, se llama Roma Transfers. Es bastante más caro que el autobús, pero tiene la comodidad de que te deja en la misma puerta del hotel. Para los que tengan el alojamiento lejos de Termini es una opción interesante. Además, se deja cerrada la vuelta con un punto de recogida.

Hoteles en Roma

Como ocurre en cualquier gran capital europea, los hoteles en Roma son caros. Hay que tener en cuenta que muchos de los más céntricos se encuentran avejentados, por lo que lo mejor es olvidarse de grandes lujos e ir a lo práctico. El consejo que damos gran parte de los viajeros que hemos acudido a la capital italiana es alojarse lo más cerca posible del centro y siempre al sur de la estación de Termini. En primer lugar porque en las calles que se encuentran al norte de la estación puede haber gente más conflictiva. Es cierto que allí hay muchos hoteles con precios más económicos, pero el ambiente no es el ideal. Todo lo que sea de Termini hacia el sur es una ubicación perfecta, ya que el viajero estará a “tiro de piedra” de algunos de los monumentos más representativos de la ciudad.

Vistas desde la terraza de la habitación del hotel Flower Garden Roma en tres días
Vistas desde la terraza de la habitación del hotel Flower Garden

Para nuestro viaje de Roma en tres días nos decantamos por el hotel Flower Garden, situado en la Via del Viminale, a cinco minutos caminando de la estación de Termini (al sur de la misma), a ocho de la Basílica de Santa María la Mayor y a veinte del Coliseo. Se trata de un alojamiento correcto y sin grandes alardes, pero suficiente para estar a gusto. Es limpio, cómodo y con un desayuno bueno. Lo mejor de todo es su precio, ya que si se reserva con antelación se pueden lograr ofertas muy jugosas.

Al precio del hotel hay que sumarle el impuesto turístico que se paga en Roma. Depende de las estrellas que tenga el alojamiento y de los días de estancia. Por ejemplo, en uno de tres estrellas hay que abonar cuatro euros por persona y día, cifra que sube hasta los seis euros en un cuatro estrellas.

Roma Pass

Son muchas las ciudades que cuentan con tarjetas turísticas que no siempre salen rentables. En ocasiones suponen un mayor desembolso del que se haría comprando sueltas las entradas de los lugares a los que se va a acudir. Sin embargo, en la capital italiana conviene obtener la tarjeta Roma Pass. Tiene un precio de 36 euros y es perfecta para recorrer Roma en tres días ya que es el periodo en el que tienen validez sus descuentos y ventajas. Si el viaje a la ciudad va a durar más tiempo, el viajero tendrá que hacer cálculos para ver si le compensa.

Con esos 36 euros que cuesta se obtiene entrada libre al transporte público durante las tres jornadas. Es cierto que en Roma no es necesario usar demasiado el metro o el autobús, pero para llegar a lugares como el Vaticano o la Archibasílica de San Juan de Letrán es recomendable para no perder demasiado tiempo. Además, permite entrar de forma gratuita en dos museos o monumentos y obtener descuentos en el resto. En nuestro caso la usamos para visitar al Foro Romano y el Palatino (que incluye el acceso al Coliseo) y los Museos Capitolinos, lo que supone un ahorro de 4,50 euros para lo primero y 2 euros para lo segundo. Solamente con esto ya se rentabiliza.

Interior del Coliseo Roma en tres días
Interior del Coliseo

Foro romano Roma en tres días
Foro romano

Con la Roma Pass también se evitan colas para entrar, por ejemplo, al Coliseo donde es normal ver a una multitud esperando para comprar su entrada. De todas formas, aquellos que no quieran esta tarjeta y deseen visitar el Foro y el Coliseo hay un consejo que nunca falla. Consiste en comprar la entrada para ambos en el Foro y así no tener que sufrir las colas que se generan en el Coliseo.

También aprovechamos los descuentos de la Roma Pass en otros museos y monumentos como, por ejemplo, la Gran Sinagoga de Roma. Hay que tener en cuenta que no se incluyen los Museos Vaticanos ni tampoco el transporte desde los aeropuertos al centro de la ciudad.

También existe la opción de obtener una tarjeta válida para dos días, aunque en este caso la entrada a monumentos y museos se reduce sólo a una.

Transporte en Roma

La dificultad para escavar en el rico suelo romano repleto de vestigios del esplendoroso pasado ha hecho que el metro en Roma esté escasamente desarrollado. Cuenta sólo con tres líneas (aquí podéis descargar el plano) y no pasa por el centro neurálgico. Por ello insisto que la mejor manera para moverse por la ciudad es caminando.

El metro es conveniente usarlo para llegar hasta el Vaticano. Para ello se debe tomar la línea A (naranja) y bajarse en la parada de Cipro, si se quieren visitar primero los Museos Vaticanos, o en la de Ottaviano, si se acude en primer lugar a la plaza de San Pedro. También la línea A es la que hay que coger para llegar hasta la Archibasílica de San Juan de Letrán. Para este caso la parada se llama San Giovanni.

Basílica de San Pedro del Vaticano Roma en tres días
Basílica de San Pedro del Vaticano

El precio del billete sencillo del metro es de 1,50 euros y, como en la mayoría de lugares de este tipo en todo el mundo, hay que estar pendiente de las pertenencias para no ser víctimas de algún carterista avispado.

Itinerario de Roma en tres días

El itinerario que aparece a continuación es el que realizamos en Roma en tres días. Como el vuelo de ida llegó a primera hora de la mañana a la ciudad y el de vuelta salió bien entrada la tarde, tuvimos la fortuna de aprovechar las tres jornadas casi al completo. Como veis, la número dos fue la más prolífica, aunque hay que tener en cuenta que las visitas al Foro y Coliseo del primer día llevan bastante tiempo, prácticamente una mañana entera. Lo mismo ocurre con el Vaticano, lugar en el que también hay que emplear toda la mañana teniendo en cuenta que hay que madrugar bastante.

  • Día 1. Plaza del Esquilino. Basílica de Santa María la Mayor. San Pietro in Vincoli (Moisés de Miguel Ángel) Arco de Constantino. Foro y Palatino. Coliseo. Circo Máximo. Boca della Verità. Plaza de los Caballeros de Malta (patio de los naranjos y cerradura desde la que se ve la cúpula de San Pedro). Iglesia de San Alessio.
  • Día 2. Palaexpo. Palacio de la Consulta. Palacio del Quirinal. Fontana de Trevi. Templo de Adriano. Plaza de Montecitorio (obelisco y palacio). Iglesia de San Ignacio de Loyola. Panteón. Plaza Navona. Iglesia de Nuestra Señora del Sagrado Corazón (Santiago de los Españoles). Plaza de San Pantaleo. Campo dei Fiori. Palacio Farnesio. Vistas del río Tíber. Trastévere. Iglesia de San Bartolomé de la isla Tiberiana. Gran Sinagoga de Roma. Pórtico de Octavia. Templo de Apolo Sosiano. Teatro Marcelo. Museos Capitolinos. Palacio Senatorial (Ayuntamiento de Roma). Monumento a Víctor Manuel II. Basílica Ulpia. Columna de Trajano. Foro Trajano. Iglesia del Santísimo Nombre de María. Fuente del Agua Feliz o Fuente del Moisés. Iglesia de Santa Susana. Plaza de las Cuatro Fuentes. Palacio Barberini. Plaza Barberini. Plaza de España. Iglesia de la Santísima Trinidad del Monte Pincio. Plaza del Popolo. Columna de Marco Aurelio.
  • Día 3. Plaza de la República. Basílica de Santa María de los Ángeles y los Mártires. Vaticano (Plaza y Basílica de San Pedro, Museos Vaticanos, Capilla Sixtina, tumbas papales…). Via della Conciliazione. Castillo Sant’Angelo. Palacio de Justicia. Iglesia de San Jerónimo. Plaza de España. Cripta de los Capuchinos (esqueletos) de la Via Veneto. Archibasílica de San Juan de Letrán.
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

14 COMENTARIOS

  1. Hola Pablo.
    Gracias por la información, estamos preparando el viaje a Roma para visitarlo en tres días a finales de Junio,

    Sábado,Domingo y Lunes .No me ha quedado muy claro lo de la tarjeta Roma Pass, si para tres días sería

    necesario. Decirte que no hemos estado nunca y que guía o empresa turística nos recomiendas.

    Gracias por tota la información.

    Un saludo.

    • Hola Josu. Gracias por tu comentario. La Roma Pass de 36 euros (puede que ahora haya subido un poco) tiene validez para tres días. Si vais a ir al Coliseo, Foro, Museos Capitolinos, etc. más coger el transporte público sí os compensa. Nosotros no cogimos ningún recorrido guiado, pero nos han hablado muy bien de los tour gratuitos de los Sandemans, presentes en numerosas ciudades del mundo y que en Roma seguro que los hay variados y en español. Disfruta mucho del viaje y un saludo.

    • Muchas gracias por tus palabras Araceli. Esperemos que disfrutes mucho del viaje a Roma porque es una ciudad que queda guardada en la memoria para siempre. Un saludo gracias por visitarnos.

    • Muchas gracias por tus palabras Juan. Haces bien en no decidir hasta el último momento lo de la Roma Pass, porque es una decisión muy personal y va en función de lo que quieras hacer en la ciudad. Esperemos que disfrutes mucho del viaje a Roma. Un saludo.

    • Hola María. El clima en Roma a finales de marzo es bastante bueno. En ningún momento se está exento de que pueda haber lluvias, pero normalmente en esa época las temperaturas suelen ser bastante buenas. En cuanto a la Roma Pass, la puedes adquirir allí sin problema. En el propio Foro, por ejemplo, la puedes comprar. Un saludo y disfruta mucho del viaje.

  2. ¡Hola, me pareció muy interesante y amando las sugerencias del blog de vcs! Consejos valiosos para planificar el viaje a Roma y evitar los errores de principiante. Felicitaciones por el sitio y este post ayudarán a muchas personas quieren !!!

    • Muchas gracias Teresa. Intentamos ayudar a otros viajeros relatando nuestra experiencia por si puede servir de ayuda. Un saludo y gracias por visitar el blog.

  3. Hola… muy bueno el blog… voy en junio con mi hija de 15. Una pregunta… de todas las cosas que hiciste en cada día, cuáles eran pagas. Y Segundo… se puede hacer todo lo del segundo día caminando?
    Muchas gracias!!!

    • Hola Paula. Muchas gracias por visitar el blog. Los sitios de pago son: el Foro, con el Coliseo y el Palatino, los Museos Capitolinos, la sinagoga de Roma, el monumento a Víctor Manuel II, el Vaticano y el castillo de Sant’Angelo. Con la Roma Pass se incluye el transporte público y la entrada a tres de esos monumentos. En cuanto al uso del metro el segundo día, creemos recordar que no lo usamos. Fue una gran paliza a andar, por lo que en vuestro caso se puede recurrir al metro para poder llegar a todo. Lo bueno es que en junio vais a tener muchas más horas de luz que nosotros en febrero. Un saludo y disfrutar mucho del viaje a Roma.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies