Qué ver en Miranda do Douro. Patrimonio, compras y miradores

20
51486
que ver en miranda do douro
Anuncio

Aunque es un lugar de “peregrinaje” para comprar toallas, productos textiles, muebles y café, hay mucho que ver en Miranda do Douro, una ciudad portuguesa fronteriza enclavada en el Parque Natural do Douro Internacional y con un interesante casco histórico


Los que vivimos en Salamanca y Zamora relacionamos la ciudad portuguesa de Miranda do Douro con las toallas y los muebles. Es un tópico que se ajusta a la realidad, pero que ofrece una visión bastante reducida de este bello enclave. De hecho, cuando era pequeño fuimos en varias ocasiones a Miranda do Douro acompañados de nuestros padres a hacer compras y, hasta que no regresamos en el año 2016, no comprobamos que esta localidad fronteriza tiene mucho que ofrecer. Nuestra visión y opinión de ella han cambiado por completo y por eso queremos compartirla con todos vosotros y demostrar lo mucho que ver en Miranda do Douro al margen de hacer las preceptivas compras.

El barco turístico navegando por el Duero en Miranda do Douro
El barco turístico navegando por el Duero en Miranda do Douro. | FOTO: ROBERTO ZAMARBIDE

Cómo llegar a Miranda do Douro

En coche. Miranda de Douro se encuentra junto a la frontera hispano-lusa con la provincia de Zamora, a poco más de media hora en coche desde Fermoselle (por las carreteras CL-527, ZA-2222 y ZA-324) y a 47 minutos de la capital zamorana (por la N-122 y la ZA-324). De Salamanca la separan una hora y quince minutos, mientras que en Portugal está relativamente cerca de Braganza, al tener algo menos de una hora de viaje en coche. Miranda do Douro carece de estación de ferrocarril.

Qué ver en Miranda do Douro en un día

La ubicación estratégica de Miranda do Douro hizo que durante siglos fuera una relevante plaza portuguesa en la frontera con España. Especialmente en los primeros años de la independencia lusa, Miranda fue objeto del asedio de las tropas castellanas. Tuvo su propia Diócesis, de ahí la presencia de una Catedral, pero con el paso de los franceses en el siglo XVIII Miranda entró en decadencia. Gran parte de la ciudad saltó por los aires por la explosión del polvorín del castillo. A partir de ahí llegó el aislamiento que también ha sufrido toda la región de Trás-os-Montes. Eso permitió que arraigara una lengua propia, el mirandés. Una mezcla entre el astur-leonés y el latín ibérico que sigue presente en algunas señales y paneles informativos.

Vistas desde el casco histórico de Miranda do Douro
Vistas desde el casco histórico de Miranda do Douro

La construcción de la imponente presa sobre el Duero en la década de los 50 del siglo XX y su atractivo para las compras y el turismo dieron una nueva vida a esta apacible localidad.

Anuncio

Otra sus principales virtudes radica en encontrarse en el Parque Natural do Douro Internacional, la versión portuguesa de las Arribes del Duero, esta maravilla de la naturaleza donde el río transita encajonado entre profundos cañones repletos de vegetación. Asimismo, es un cotizado destino gastronómico para los españoles con restaurantes en los que degustar platos como el bacalao y la posta mirandesa a muy buenos precios tal y como te contamos en nuestro post de comer en Miranda. Aunando patrimonio, naturaleza y compras, hacemos un repaso por todo lo que ver en Miranda do Douro.

Paseo en barco en Miranda do Douro

Miranda do Douro se alza sobre una colina desde la que se obtienen unas excepcionales vistas de las Arribes del Duero y del salto o presa de Miranda. Antes de ascender hasta la localidad, veremos a la derecha de la carretera el muelle desde el que se realizan los paseos en barco por el río, sin duda uno de los grandes atractivos de esta ciudad. Se trata de un crucero ambiental de una hora y media de duración.

Paseo en barco en Miranda do Douro
Paseo en barco en Miranda do Douro. | FOTO: ROBERTO ZAMARBIDE

Durante el trayecto se realizan explicaciones de la flora y fauna de las Arribes y a la conclusión se celebra una exhibición de aves rapaces y una degustación de vinos de Oporto. Los billetes se pueden obtener a través de esta página web. En nuestro caso declinamos hacer este crucero puesto que el día estaba un tanto desapacible. Es una asignatura pendiente para otra ocasión, ya que como reflejo en el post de los mejores paseos en barco de Europa, las travesías por las Arribes del Duero son una experiencia formidable.

Compras en Miranda do Douro

Vamos a empezar por lo típico y tópico que realizan la mayor parte de las personas que recalan en Miranda do Douro: las compras. Para ello nos tenemos que quedar en el barrio comercial al norte de la ciudad, totalmente separado del casco antiguo aunque  de un lugar a otro se puede ir caminando perfectamente. Dos calles paralelas son las que aglutinan la actividad comercial de Miranda: la rua 25 de Abril y la rua do Mercado. En esta zona también se encuentran un buen número de restaurantes y varios hoteles.

En estas dos calles podremos ver un sinfín de pequeñas tiendas con productos textiles a bajos precios. Toallas, calcetines, pijamas, paños de cocina, sábanas, camisetas, albornoces… Doy fe de que se pueden localizar verdaderas gangas. Sólo hay que entrar, rebuscar un poco y listo. Todos estos establecimientos también venden el buen café que se comercializa en Portugal.

Tiendas de Miranda do Douro
Tiendas de Miranda do Douro

La otra vertiente de las compras la copan las tiendas de muebles. Miranda do Douro tiene una importante fama en el lado español por su buena relación calidad-precio. Muebles fabricados con materiales de primera, con diseños que no se han anclado en el pasado y que se adaptan a los nuevos tiempos y que además poseen precios bastante competitivos. La mayoría de las tiendas de Miranda do Douro se desplazan a España llevar los muebles y montarlos.

Anuncio

En paralelo a las dos calles comerciales está la rua do Penedo Amarelo, donde se ubica un mirador sobre el Duero que nadie se puede perder. De hecho las tiendas y restaurantes de la rua do Mercado poseen grandes cristaleras con esas mismas vistas.

Ruta por el casco histórico de Miranda do Douro

Es prácticamente un delito viajar hasta Miranda do Douro y no adentrarse en su casco histórico. Está muy bien hacer el paseo en barco e ir de compras, pero a sólo unos metros de las calles comerciales se puede hacer un viaje a los orígenes de esta ciudad que en su día tuvo una importancia clave en la geografía portuguesa.

Esculturas de los mirandeses con el traje típico y Cámara Municipal
Esculturas de los mirandeses con el traje típico y Cámara Municipal

Cámara Municipal y Museo de la Tierra de Miranda

Subiendo por cualquiera de las tres vías que se adentran en el casco histórico (Abade de Baçal, Mouzinho de Albuquerque o Raínha D’Catarina) llegamos a la coqueta plaza Joao III, epicentro de la localidad. Allí se encuentra el bonito edificio de la Cámara Municipal (Ayuntamiento) y justo enfrente el Museo de la Tierra de Miranda, donde, a través trajes, utensilios de trabajo y otros objetos se tiene la oportunidad de conocer la historia de la ciudad. La plaza está presidida por las esculturas de una pareja de mirandeses con el traje típico.

Museu da Terra de Miranda
Museu da Terra de Miranda

Catedral de Miranda do Douro

A escasos metros del centro neurálgico, se levanta un monumento imprescindible que ver en Miranda de Douro. Hablamos de la . Esta construcción del siglo XVI funcionó como Catedral hasta que en 1780 la diócesis se trasladó a Bragança, lo que da una idea de la relevancia de Miranda do Douro hasta el siglo XVIII. Hoy en día se cataloga como concatedral, iglesia matriz o antigua sé. Posee una arquitectura manierista, pero una de las sorpresas que tiene este templo está en su interior. Se trata del retablo mayor del siglo XVII obra del genial escultor vallisoletano Gregorio Fernández, autor de algunas de las tallas que salen en procesión en Semana Santa por las calles pucelanas. Destaca también el bello órgano del siglo XVIII.

Sé o antigua Catedral de Miranda do Douro
Sé o antigua Catedral de Miranda do Douro

Dentro de la Concatedral nos llamó la atención una vitrina en la que está colocada una pequeña figura llamada Menino Jesus da Cartolinha. Se trata de una talla de unos 40 centímetros que representa al niño Jesús, pero con un vestuario totalmente laico. De hecho la vitrina alberga todos los trajes que se le van colocando en diferentes épocas del año, con sus camisas, zapatos, sombrero… Muy curioso. Esta figura se ha convertido en un símbolo de Miranda do Douro y la leyenda dice que se le apareció a las tropas portuguesas para darles valor y fuerza cuando la ciudad estaba asediada por el Ejército español. Otra leyenda tiene más que ver con la forma en la que está vestido. Se dice que un joven oficial portugués de Miranda estaba a punto de casarse cuando murió en la batalla contra las tropas españolas. Para honrar su memoria, su novia ofreció a la figura del niño Jesús el uniforme que iba a lucir su futuro marido el día de la boda.

Retablo de Gregorio Fernández en la Sé de Miranda do Douro
Retablo de Gregorio Fernández en la Sé de Miranda do Douro
Menino Jesus da Cartolinha
Menino Jesus da Cartolinha

Justo al lado de la Concatedral de Miranda do Douro se encuentran los restos de la muralla prerrománica que, en líneas generales, gozan de un buen estado de conservación. Desde esta zona también se pueden observar unas preciosas vistas del río Duero y de la zona del embarcadero del crucero ambiental.

Anuncio
Restos de la muralla prerrománica de Miranda do Douro
Restos de la muralla prerrománica de Miranda do Douro

Ruinas del Palacio Episcopal

En este punto, detrás de la Concatedral, el visitante tiene la oportunidad de pasear por las ruinas del antiguo Palacio Episcopal. La ciudad de Miranda do Douro ha convertido los arcos que se conservan del antiguo claustro del Palacio es una tranquila zona ajardinada.

Ruinas del Palacio Episcopal
Ruinas del Palacio Episcopal

Iglesias y restos del Castillo

De vuelta a la zona comercial pasamos por dos bellas iglesias, la de la Misericordia y la capilla de la Santa Cruz. Y antes de abandonar el casco histórico nos adentramos en los restos del Castillo de Miranda do Douro, que data del siglo XIII y que fue desmantelado durante la Guerra de los Siete años en 1762. Se puede contemplar la alcazaba y pasear por sus alrededores, donde también ya un frondoso jardín muy cuidado.

Castillo de Miranda do Douro
Castillo de Miranda do Douro

Parque urbano del río Fresno

El Duero no es el único río que ver en Miranda do Douro. En la ciudad trasmontana también tiene un especial protagonismo el río Fresno. Hace algunos años se rehabilitaron sus riberas para dar forma a un maravilloso parque urbano dotado de pasarelas, zonas verdes, senderos y hasta tres géiseres que ‘nacen’ en el propio curso del río. En este enclave también se ubica el Ecocentro Micológico Terra de Miranda.

Parque urbano del río Fresno
Parque urbano del río Fresno

Centro de Acolhimento do Burro

A cinco kilómetros al norte del casco urbano de Miranda do Douro, en la aldea de Pena Branca, se encuentra un santuario dedicado a la protección y cuidado de burros y mulas que se encontraban enfermos, abandonados y viejos. Animales que, después de una vida de trabajo en localidades arribereñas de Portugal, Zamora y Salamanca, habían acabado en el más absoluto de los olvidos. Este centro presta atención veterinaria y un nuevo hogar donde pasar los últimos años de vida de una forma digna y tranquila. Visitar el centro es toda una experiencia y uno de los planes más interesantes que hacer en Miranda do Douro.

Centro de Acolhimento do Burro
Centro de Acolhimento do Burro

Miradores de Miranda do Douro

En un repaso por todo lo que ver en Miranda do Douro no pueden faltar sus miradores. La propia localidad y, especialmente su entorno, gozan de atalayas privilegiadas para contemplar una de las vertientes más salvajes y profundas del cañón del Duero. Hay especialmente tres miradores que nos gustaría mencionar y que nos han cautivado especialmente.

Mirador Fraga do Puio o de Picote

Se ha convertido en el mirador más popular que visitar en Miranda do Douro. En 2017, la Fraga do Puio de la freguesia de Picote fue víctima de un incendio que arrasó el mirador. Una desgracia que se aprovechó para proyectar un balcón totalmente diferente e innovador que se inauguró en 2019. Se trata de una estructura de madera y cristal en forma de triángulo que se prácticamente te hace volar sobre el Duero. El mirador es muy accesible ya que se encuentra al final de la aldea de Picote.

Anuncio
Mirador de Picote
Mirador de Picote

Mirador de Freixiosa

Al sur de Miranda do Douro se encuentra la freguesia de Freixiosa. Desde su casco urbano parte un sendero que desciende hasta el mirador del mismo nombre. Habrá que dejar el vehículo junto a un olivar y hacer los últimos 500 metros caminando. Estamos ante un mirador mucho menos visitado que el resto, pero con un atractivo singular. Desde lo alto de un peñasco al que nos subiremos con precaución contemplaremos el sosegado Duero y, al otro, lado las tierras zamoranas de Fariza donde intuiremos su mirador de las Barrancas.

Mirador de Freixiosa
Mirador de Freixiosa

Mirador del Castrilhouço

A medio camino entre el casco urbano de Miranda do Douro y la freguesia de Vale de Águia se encuentra este espectacular mirador desde el que se visualiza a la perfección uno de los meandros que forma el Duero en su tramo fronterizo. Se puede acceder cómodamente por una pista asfaltada hasta las puertas del mirador que no suele recibir muchos visitantes.

Mirador del Castrilhouço
Mirador del Castrilhouço

Mirador de São João das Arribas

Ocho kilómetros al norte de Miranda do Douro en la aldea de Aldeia Nova se encuentra el fabuloso mirador de São João das Arribas. Está emplazado junto a la ermita del mismo nombre en un lugar totalmente accesible en vehículo. Desde allí tenemos una amplia vista del curso del Duero. Al otro lado se encuentra la localidad de Villardiegua de la Ribera, donde hicimos una atractiva ruta de senderismo que te explicamos aquí.

Mirador de São João das Arribas
Mirador de São João das Arribas

20 COMENTARIOS

    • Muchas gracias Paco. Creo que, en líneas generales, es lo más interesantes que hay que visitar en Miranda do Douro. Espero que te haya sido de utilidad. Un saludo.

    • Muchas gracias Juani. Tenemos un artículo de la cascada de la Faia de Agua Alta, pero el día que nosotros fuimos no había demasiada agua. Seguro que volveremos otro año más lluvioso. Desde Zamora la verdad es que se va muy bien y merece la pena pasar un día por allí. Un saludo.

    • Hola María Dolores. Tranquila, apenas hay cuestas. El casco histórico es pequeño y bastante llano y la zona de tiendas, también. Sí hay desnivel para bajar al río donde está el embarcadero, pero ese trayecto hay que hacerlo en coche. El resto de la ciudad es bastante cómoda para acudir con personas mayores. Un saludo.

  1. Me parece muy interesante, he ido varias veces a Miranda y he visitado el casco antiguo, pero tengo pendiente el barco y ahora gracias a vosotros la cascada

    • Muchas gracias Irene. Ya que se va a Miranda do Douro es bueno aprovechar la visita para acudir a otros puntos interesantes de los alrededores. También te recomendamos el mirador de Sao Joao das Arribas, en Aldeia Nova, a pocos kilómetros al norte de Miranda. Es una ermita con unas vistas del Duero impresionantes. Un saludo.

  2. Hola Estefanía, Hola Pablo, voy en diez días a un pueblo muy cerca de Miranda do Douro, estare cuatro días por la zona, quiere ver bien los Arribes del Douro, además de Miranda, el crucero, la casacada de Faia de Agua Alta y el Mirador de San Joao das Arribas, que otros sitio me recomiendas para ir a ver de los Arribes para llenar los cuatro días. Muchas gracias a los dos por el artiuclo

    • Hola Francisco. Gracias por tu comentario y por visitar el blog. Esos lugares que vas a visitar son los que hemos recorrido en los dos viajes que hemos hecho en los últimos años a Miranda do Douro. A mayores de eso, merece la pena recorrer la ciudad de Braganza, aunque a lo mejor te pilla un poco más lejos. En las Arribes zamoranas hay lugares que merece la pena visitar como el mirador de Fariza y la localidad de Fermoselle. Si entras en el lado salmantino, la presa de Almendra y los miradores de Villarino de los Aires también son interesantes. Un saludo y disfruta del viaje.

  3. Hola, he entrado en vuestro blog para ver algo sobre Miranda porque hace tiempo que no voy. Luego he estado curioseando un poco y , la verdad, os felicito por vuestros maravillosos viajes, fotografías y por el diseño y enfoque de las entradas. Pasaré por aquí con mas calma. Os invito a echar un vistazo a mi blog, que creo que , por vuestro espíritu inquieto y aventurero, os pude resultar interesante. Gracias por ayudarme a preparar esta escapada. Un saludo desde Salamanca y ¡Hasta pronto!

    https://blogliterarioyfotografico.blogspot.com/

    • Hola Armando. Muchas gracias lo primero por tu comentario y tus generosas palabras sobre el blog. Nos alegra mucho que te sea de utilidad. Intentamos reflejar nuestros viajes de la mejor manera que podemos y siempre es una ilusión que a la gente le guste. Hemos estado ‘buceando’ por tu blog y también tenemos que felicitarle. Las fotos son una pasada. Además las últimas que has publicado son de un país que nos apasiona como es Irlanda. Y también nos gustan esos poemas como el del Lunes de Aguas que no lo conocíamos. Te visitaremos también con asiduidad. Muchas gracias y saludos.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.