Qué ver en La Valeta en un día, la ciudad de color ocre

Inicio Europa Malta Qué ver en La Valeta en un día, la ciudad de color...

Proponemos un recorrido para saber qué ver en La Valeta en un día con paradas en sus rincones más singulares y monumentos más representativos


Nuestro viaje a Malta en cuatro días comenzó, como no podía ser de otra forma, con una visita a la capital del país, La Valeta. Nada más llegar al aeropuerto por la mañana y coger el coche de alquiler nos dirigimos a esta ciudad repleta de historia. Teníamos claro qué ver en La Valeta en un día después de haber ojeado varías guías y otros blogs de viajes. Todas estas fuentes coincidían en que se puede recorrer perfectamente en una mañana. Exactamente así fue. Apenas cinco horas fueron suficientes para, a pesar del intenso calor que se registraba aún en octubre, conocer de cerca una urbe en la que el viajero realiza un apasionante viaje en el tiempo.

¿Dónde aparcar en La Valeta?

Un aspecto a tener muy en cuenta cuando se va a La Valeta en coche es que el tráfico está restringido en toda la ciudad, excepto en algunas calles donde pueden circular los residentes. Por ello hay que dejar el vehículo en el aparcamiento que hay junto a la fuente de Tritón. Esta construcción se encuentra justo antes de la entrada a La Valeta y no tiene pérdida ya que es el lugar al que se desemboca obligatoriamente cuando uno se dirige a la capital maltesa. El día de nuestra vista este aparcamiento estaba completo, por lo que nos tocó buscarnos un poco la vida. Finalmente encontramos una plaza en una calle de Floriana, una pequeña ciudad que está pegada a La Valeta y al puerto en el que atracan los cruceros que llegan al país. Lo bueno de estacionar allí es que nos salió gratis, puesto que el aparcamiento de la fuente de Tritón tiene un precio de cinco euros todo el día.

Fuente de Tritón qué ver en La Valeta
Fuente de Tritón

Guía con todo lo que ver en La Valeta en un día

Como La Valeta se encuentra elevada ocupando la punta de una península, hay que tomar un ascensor que sube a una altura equivalente a veinte pisos y que cuesta 1 euro para comenzar la visita por la ciudad. Aunque la infraestructura rompe un poco con la estampa de La Valeta donde dominan al cien por cien los edificios color ocre, lo cierto es que este elevador se ha convertido en aliado fundamental de los visitantes, ya que de lo contrario se tendrían que pegar una gran paliza subiendo cuestas y escaleras. Además, está localizado en un punto estratégico junto a puerto, para que todos aquellos turistas que lleguen en un crucero sólo tengan que coger este ascensor para plantarse en La Valeta.

Ascensor Barrakka qué ver en La Valeta
Ascensor Barrakka

Upper Barrakka Gardens, las mejores vistas del Gran Puerto y las Tres Ciudades

El elevador desemboca en los Upper Barrakka Gardens, unos bonitos jardines desde los que se obtienen las mejores vistas del Gran Puerto de La Valeta. Desde esta atalaya privilegiada se aprecia la fortificación de la isla y la belleza de un puerto que fue utilizado desde tiempos de los romanos y que también fue escenario de intensos bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Es sin duda una de las panorámicas más reconocibles e impactantes de Malta, donde el azul del Mediterráneo, el ocre de las fortificaciones y edificios y el intenso sol que brilla en la isla dan como resultado una estampa luminosa que se queda grabada en la retina.

Vistas desde los Barrakka Gardens qué ver en La Valeta
Vistas desde los Barrakka Gardens

Vista del Gran Puerto y las Tres Ciudades qué ver en La Valeta
Vista del Gran Puerto y las Tres Ciudades

Senglea desde La Valeta
Senglea desde La Valeta

Cruceros en el Gran Puerto de La Valeta
Cruceros en el Gran Puerto de La Valeta

Plaza de Castilla

La plaza de Castilla nos recibió muy hospitalaria para comenzar a callejear por la sencilla cuadrícula que es La Valeta. Un buen recibimiento, puesto que nosotros llegábamos a Malta desde la legendaria Castilla y es un orgullo ver que la huella de esta tierra persiste en otros lugares del planeta. Lo más destacado de esta plaza es el bonito edificio del Albergue de Castilla, que en la actualidad es la residencia del primer ministro maltés.

Plaza de Castilla qué ver en La Valeta
Plaza de Castilla

Albergue de Castilla qué ver en La Valeta
Albergue de Castilla

Triq il-Merkanti, la calle más comercial

Posteriormente tomamos la calle Triq il-Merkanti, una de las que vertebran la ciudad y que está repleta de tiendas, restaurantes y palacetes de interés. Además, al principio se encuentra la oficina de turismo, que viene bien para adquirir un pequeño plano gratuito y tener localizado todo lo que ver en La Valeta en un día.

Cabina tradicional y calle Triq il-Merkanti qué ver en La Valeta
Cabina tradicional y calle Triq il-Merkanti

Concatedral de San Juan

Triq il-Merkanti, paralela a la más importante de la urbe, Triq ir-Repubblika llega hasta la construcción cumbre de la capital maltesa, la Concatedral de San Juan. La entrada tiene un precio de 6 euros y merece muchísimo la pena para contemplar un magnífico ejemplo del Alto Barroco. Un templo, quizás demasiado recargado, que fue construido hace casi 500 años por la Orden Militar y Hospitalaria de Jesús de Jerusalén, de Rodas y de Malta, la popularmente conocida como Orden de Malta.

Fachada en obras de la Concatedral de San Juan qué ver en La Valeta
Fachada en obras de la Concatedral de San Juan

Altar mayor de la Concatedral de San Juan qué ver en La Valeta
Altar mayor de la Concatedral de San Juan

La sencilla fachada de la Concatedral, que por cierto estaba en obras cuando la visitamos, no hace presagiar lo que se encuentra el visitante en su interior: pinturas en los techos, muros de piedra labrada, imponente suelo de mármol decorado, un espectacular altar y ocho ricas capillas. En estas últimas podemos ver la huella española en Malta con la capilla de la Lengua de Aragón, Cataluña y Navarra dedicada a San Jorge y la de Castilla, León y Portugal dedicada a Santiago Apóstol.

Pinturas en el techo y columnas labradas en la Concatedral de San Juan qué ver en La Valeta
Pinturas en el techo y columnas labradas en la Concatedral de San Juan

Detalle del suelo de mármol de la Concatedral de San Juan qué ver en La Valeta
Detalle del suelo de mármol de la Concatedral de San Juan

Capilla de la Lengua de Castilla, León y Portugal de la Concatedral de San Juan qué ver en La Valeta
Capilla de la Lengua de Castilla, León y Portugal de la Concatedral de San Juan

Capilla de la Lengua de Aragón, Cataluña y Navarra de la Concatedral de San Juan qué ver en La Valeta
Capilla de la Lengua de Aragón, Cataluña y Navarra de la Concatedral de San Juan

Hay que recordar que para entrar en la Concatedral de San Juan, como en otros templos de Malta, las mujeres deben cubrirse el pecho, los hombros y las piernas y los hombres tienen que despojarse de los sombreros o gorras. Además, el precio de la entrada incluye una audioguía en español para conocer más profundamente la historia de este templo único.

Basílica de Santo Domingo y Fuerte de San Telmo

Tras reponer fuerzas en un restaurante griego ubicado en la propia calle Triq il-Merkanti y contemplar la bonita fachada de la basílica de St. Dominic (Santo Domingo) nos dirigimos al extremo de la península que acoge a La Valeta. Allí se levanta el Fuerte de San Telmo. Situado en un lugar estratégico desde el que se controla el Gran Puerto y el de Marsamxett, fue una construcción muy simbólica para los Caballeros de Malta. Como curiosidad cabe destacar que allí se rodaron algunas escenas de la película “El expreso de medianoche”. Desde el Fuerte de San Telmo se contempla, al otro lado del mar, otro fuerte, esta vez el de Ricasoli, también escenario de filmes como “Gladiator” y “Ágora” y que está ubicado en la ciudad de Kalkara. Uno de los días de nuestro viaje a Malta intentamos visitarlo, pero por desgracia no estaba abierto al público.

Basílica de St. Dominic qué ver en La Valeta
Basílica de St. Dominic

Fuerte de San Telmo con el fuerte Ricasoli al fondo qué ver en La Valeta
Fuerte de San Telmo con el fuerte Ricasoli al fondo

Procatedral de San Pablo e iglesia de los Carmelitas

Posteriormente nos dirigimos al extremo de La Valeta que mira a la ciudad de Sliema y la Isla Manoel y donde se puede obtener alguna imagen del perfil de la capital maltesa. En esa panorámica destaca la torre de la procatedral de San Pablo y la iglesia de los Carmelitas (basílica de Nuestra Señora del Monte Carmelo) y su espectacular cúpula ovalada, uno de los símbolos de la ciudad.

Silueta de La Valeta con la cúpula de la iglesia de los Carmelitas y la torre de la procatedral de San Pablo
Silueta de La Valeta con la cúpula de la iglesia de los Carmelitas y la torre de la procatedral de San Pablo

Procatedral de San Pablo qué ver en La Valeta
Procatedral de San Pablo

Casa Rocca Piccola

Para regresar al punto de partida optamos por subir por la calle Triq ir-Repubblika. A la altura del número 74 se localiza la Casa Rocca Piccola, un palacio del siglo XVI cuya entrada cuesta 9 euros y que sirve para ver cómo vivía la nobleza maltesa. Como no cuenta con visitas guiadas en español y las referencias que habíamos leído no eran apasionantes, desechamos entrar.

Casa Rocca Piccola qué ver en La Valeta
Casa Rocca Piccola

Típica calle de La Valeta
Típica calle de La Valeta

Plaza de San Jorge y Biblioteca Nacional de Malta

Subiendo por esta misma calle aparece la bonita plaza de San Jorge con su moderna fuente que cuenta con chorros que salen desde el suelo. Detrás se levanta el majestuoso edificio de la Biblioteca Nacional de Malta.

Plaza de San Jorge qué ver en La Valeta
Plaza de San Jorge

Biblioteca Nacional de Malta qué ver en La Valeta
Biblioteca Nacional de Malta

Palazzo Ferreira

Antes de salir de la ciudad a la fuente de Tritón, nos quedamos extasiados al final de Triq ir-Repubblika con el Palazzo Ferreira del siglo XIX y con la muralla de entrada y su extenso foso.

Palazzo Ferreira qué ver en La Valeta
Palazzo Ferreira

Muralla de La Valeta
Muralla de La Valeta

Entrada a La Valeta por la fuente de Tritón
Entrada a La Valeta por la fuente de Tritón

Así concluyo la breve pero intensa visita a La Valeta, ya que por la tarde teníamos previsto visitar las conocidas como Tres Ciudades (Senglea, Vittoriosa y Cospicua). Salimos encantados del recorrido por la capital maltesa que conserva intacto su legado histórico y aglutina gran parte de las joyas patrimoniales de una isla especial como es Malta.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies