Qué ver en Jerusalén. Diez lugares que quedan grabados a fuego

Inicio Asia Israel Qué ver en Jerusalén. Diez lugares que quedan grabados a fuego

Ciudad deseada y sagrada. El epicentro de las tres principales religiones monoteístas. Un lugar repleto de tensiones y sentimientos a flor de piel, pero de un magnetismo incuestionable. Repasamos los diez lugares más importantes que ver en Jerusalén además de consejos para aprovechar al máximo la visita e ideas para alojarse en la ciudad más sagrada del mundo.

Una muralla casi infranqueable se levanta ante nuestros ojos. Los colores ocres y blancos de sus piedras brillan con el impacto de los rayos del sol. En su interior tenemos una cita con la historia. Atravesamos la puerta llamada de Jaffa para adentrarnos en un mundo paralelo. Empezamos a caminar por una estrecha calle que más bien parece un túnel. A izquierda y derecha, tiendas de suvenires que parecen haber hecho un viaje en el tiempo. Rosarios, kipás, especias, llaveros, postales, pañuelos, frutas, camisetas… No hay un solo milímetros de pared o de techo que no esté ocupado por un artículo de venta. El trasiego de personas es constante. El suelo parece una pista de patinaje. La constante fricción del calzado con la piedra la ha convertido en un impoluto jaspe. En cuestión de cien metros te puedes cruzar con un turista en pantalones cortos, un judío ultraortodoxo o jaredí con su sombrero de ala ancha y luto riguroso, un soldado rifle al hombro o una mujer árabe cubierta de pies a cabeza soportando el peso de una cesta llena de las verduras que no ha conseguido vender. Estamos en la ciudad vieja de Jerusalén. El único lugar del mundo donde en apenas un kilómetro cuadrado se concentra una diversidad aplastante. Un recinto amurallado donde la religión, o mejor dicho las religiones, alcanzan su máxima expresión. Fervor a flor de piel. Tensión que en ocasiones se corta con un cuchillo.

Ante la Cúpula de la Roca qué ver en Jerusalén
Ante la Cúpula de la Roca

Una mujer musulmana vende verdura junto a un puesto policial israelí en el barrio musulmán qué ver en Jerusalén
Una mujer musulmana vende verdura junto a un puesto policial israelí en el barrio musulmán

Dónde alojarse en Jerusalén y consejos para visitar la ciudad

Una de las experiencias viajeras más profundas que nos quedará para siempre grabada a fuego la vivimos durante nuestro viaje a Israel por libre. Conocer Jerusalén ayuda a entender de forma más certera el mundo actual y a explicarnos mejor de dónde venimos. El masivo turismo que registra en cualquier época del año no ha conseguido prostituir su esencia. Jerusalén no deja indiferente, y mucho más a aquellos que residimos en países donde la religión no ocupa un papel capital. Jerusalén no se puede explicar fácilmente. Hay que vivirla y sentirla. Callejear por el laberíntico barrio árabe sorteando las verduras frescas y frutas que cada mañana venden decenas de mujeres allá donde encuentran un hueco. Caminar con sigilo por el cuidado hasta el extremo barrio judío en un silencio solo roto por los niños que corretean con sus tirabuzones al viento. Recorrer la Vía Dolorosa contemplando la emoción en el rostro de los cristianos que detienen su tiempo y su vida ante las catorce estaciones o esperan la interminable cola en el Santo Sepulcro. Jerusalén es un continuo paso de diapositivas de muchos mundos en un solo.

Antes de hacer un repaso de aquellos lugares que ver en Jerusalén, es bueno detenerse un momento en algunos consejos y recomendaciones. Dentro de nuestro viaje a Israel por libre permanecimos en Jerusalén dos días y medio. En ellos incluimos una excursión por nuestra cuenta a Belén que nos llevó una mañana entera. La experiencia nos dice que dos días son suficientes para recorrer una ciudad pequeña, donde la mayoría de atractivos se encuentran en el interior de la ciudad vieja. Eso sí, no hay que perderse otras visitas fuera de las murallas como el Museo del Holocausto, el Monte de los Olivos y la tumba del rey David.

Vistas desde nuestra habitación del hotel Prima Kings qué ver en Jerusalén
Vistas desde nuestra habitación del hotel Prima Kings

Para nuestra estancia en Jerusalén elegimos el hotel Prima Kings, enclavado en un moderno y elegante barrio de la ciudad, el de Rahavia, y a solo quince minutos caminando de la puerta de Jaffa, uno de los ocho accesos a la ciudad vieja. Es un hotelazo con mayúsculas con un trato formidable, habitaciones amplias y confortables y un desayuno de autentico lujo. La estancia no pudo ser más placentera. A pocos metros hay un aparcamiento privado en el que dejar el vehículo a un precio razonable. Como es lógico, el uso del coche en Jerusalén se redujo a la mínima expresión. Tan sólo lo utilizamos para acudir al Museo del Holocausto y al Monte de los Olivos, aunque en ambos casos existe la opción del transporte público. En el barrio de Rahavia también se puede aparcar en la calle, aunque todas las zonas son de pago.

Tienda de especias en la ciudad vieja qué ver en Jerusalén
Tienda de especias en la ciudad vieja

Otra de las ventajas del hotel Prima Kings es que el trayecto que lo separa de la ciudad vieja se realiza en gran parte por el elegante centro comercial Mamilla, una galería al aire libre muy activa y agradable. Cuenta además con restaurantes con buena cocina para cenar a precios no demasiado elevados. Mamilla supone además un contraste apabullante con la ciudad vieja en cuestión de unos pocos metros.

¿Es seguro Jerusalén?

Nuestra experiencia en Jerusalén no pudo ser más tranquila. El turista se puede sentir seguro en la ciudad vieja gracias a la importante presencia de policías y soldados, que en ningún caso resulta incómoda o agobiante. Como en cualquier lugar no hay que perder de vista las pertenencias y además hay que tener un respeto escrupuloso a todas las religiones que allí cohabitan. Cierto es que durante nuestro viaje a Israel por libre (mayo de 2017) la situación era extremadamente tranquila en todo el territorio, pero habrá que tener presentes los conflictos o momentos de tensión puntuales que por desgracia sufre la zona.

Diez lugares imprescindibles que ver en Jerusalén

Entre toda esta amalgama de sensaciones, una pregunta ¿qué ver en Jerusalén? Además de caminar y caminar, observar y observar, sentir y volver a sentir, hay una serie de visitas imprescindibles que no pueden faltar.

1. Torre de David

Nada más penetrar en las murallas de la ciudad vieja por la puerta de Jaffa se levanta poderosa la Torre de David. Como ocurre con numerosos monumentos en Jerusalén, ha sido construida, destruida y vuelta a construir en infinidad de ocasiones.

Vistas desde la Torre de David qué ver en Jerusalén
Vistas desde la Torre de David

Un ejemplo de las heridas de los interminables conflictos que ha vivido la ciudad más codiciada y santa del mundo. Se levantó para fortalecer la defensa de la ciudad vieja y hoy se puede recorrer para conocer la historia de Jerusalén, descubrir algunos restos arqueológicos y asistir a espectáculos nocturnos de luz, sonido y música. Su entrada es de 40 ILS (9,6 euros).

2. Callejuelas de la Ciudad Vieja

La ciudad vieja de Jerusalén es para pasearla y perderse por ella. Sus estrellas callejuelas con destartalados puestos de suvenires convergen con otras solitarias que cuando cae la noche adquieren un halo misterioso gracias a una iluminación tenue e íntima. Es fundamental recorrer la ciudad vieja tanto de día como cuando el sol desaparece.

Estefanía en una de las calles de la ciudad vieja qué ver en Jerusalén
Estefanía en una de las calles de la ciudad vieja

Un judío ortodoxo camina por el barrio musulmán de Jerusalén qué ver en Jerusalén
Un judío ortodoxo camina por el barrio musulmán de Jerusalén

Suelo de la ciudad vieja que data del final del Imperio Romano qué ver en Jerusalén
Suelo de la ciudad vieja que data del final del Imperio Romano

Nosotros además vimos el despertar que supone pasar del recogimiento del Sabbat, con la mayoría de tiendas cerradas, al despertar que se experimenta cuando concluye la jornada tras el atardecer del sábado. La ciudad vieja tiene cuatro barrios: el armenio, el judío, el musulmán y el cristiano. Cada uno tiene su personalidad y prácticamente sin darnos cuenta pasamos de uno a otro. Un trayecto físico de unos metros, pero que en ocasiones da la impresión de que ha sido de miles de kilómetros.

3. Muro de las Lamentaciones

Es el símbolo judaísmo. El último vestigio de último Templo de Jerusalén, aunque tan solo fue uno de sus muros de contención. Se encuentra en una gran explanada llamada plaza del Kotel en cuyos accesos hay controles seguridad con arcos detectores de metales. No suele haber mucha cola, pero alguna de las puertas son solo de salida, cosa que hay que tener en cuenta. El muro está dividido en dos partes, una más pequeña para las mujeres y la principal, para los hombres. Con total normalidad y respecto (los hombres con la cabeza cubierta y las mujeres con ropa recatada)  se puede pasar, tocar el muro y sentarse en una de las sillas blancas de jardín que hay frente a él.

División de hombres y mujeres en el Muro de las Lamentaciones. A la derecha, el pasadizo que lleva hasta la Explanada de las Mezquitas qué ver en Jerusalén
División de hombres y mujeres en el Muro de las Lamentaciones. A la derecha, el pasadizo que lleva hasta la Explanada de las Mezquitas

Mensajes en el Muro de las Lamentaciones qué ver en Jerusalén
Mensajes en el Muro de las Lamentaciones

Judíos en el Muro de las Lamentaciones qué ver en Jerusalén
Judíos en el Muro de las Lamentaciones

También se puede plasmar una plegaria o deseo en un papel e introducirla en los recovecos del muro. Nosotros no tuvimos problemas para hacer fotografías, selfis y permanecer allí el tiempo que estimamos oportuno. Es un lugar de un magnetismo indudable, especialmente cuando las manos rozan esas piedras que parecen estar llenas de energía. El simple hecho de ver a los judíos balancearse frente al muro mientras rezan, ya sean, jóvenes, mayores, ultraortodoxos o soldados,  es una experiencia única.

4. Explanada de las Mezquitas o Monte del Templo

Detrás del Muro de las Lamentaciones se encuentra la Explanada de las Mezquitas o Monte del Templo. Una distancia física minúscula que para los turistas que visitan Jerusalén es enorme. De domingo a jueves a las 7:30 horas y a las 12:30 horas se abre el acceso para los visitantes a través de un feo pasadizo elevado de madera y metal que nace junto al Muro de las Lamentaciones y llega hasta la Explanada de las Mezquitas. Hay que ir con tiempo (nosotros empezamos a hacer la cola 45 minutos antes) y pasar los controles de metales y de documentación de los soldados israelíes. Los musulmanes pueden acceder a este lugar a través de otras puertas que comunican la Explanada con la ciudad vieja y que están vigiladas por los militares hebreos. Un consejo, para evitar ser timados por los “arrendadores” de velos, pañuelos y faldas —25 ILS llegan a cobrar—, es conveniente entrar en el Monte del Templo con pantalones largos y manga larga o, si hace mucho calor, llevarlo en la mochila para ponerlo antes de pasar el control.

Pasadizo que lleva a la Explanada de las Mezquitas una vez superado el control policial qué ver en Jerusalén
Pasadizo que lleva a la Explanada de las Mezquitas una vez superado el control policial

La Explanada de las Mezquitas es el lugar desde el que los musulmanes creen que Mahoma ascendió a los cielos. Al mismo tiempo los judíos aseguran que allí Abraham estuvo a punto de sacrificar a Isaac, mientras que los cristianos están convencidos de que allí Jesús echó a los mercaderes del Templo. Por esta razón es un lugar sagrado para las tres grandes religiones monoteístas. En este espacio de 15 hectáreas se levanta poderosa la Cúpula de la Roca, a la que el turista no puede acceder puesto que, aunque no es técnicamente una mezquita, se usa para el culto islámico. Tampoco se puede entrar en el segundo monumento más importante de la Explanada, la mezquita de Al-Aqsa. Ni entrar, ni tan siquiera acercarnos, ya que cuando lo intentamos fuimos reprendidos por un grupo de musulmanes que se encontraban allí.

Estefanía y la Cúpula de la Roca qué ver en Jerusalén
Estefanía y la Cúpula de la Roca

Mujeres rezando en el interior de la Cúpula de la Roca qué ver en Jerusalén
Mujeres rezando en el interior de la Cúpula de la Roca

Un niño musulmán jugando en la Explanada de las Mezquitas qué ver en Jerusalén
Un niño musulmán jugando en la Explanada de las Mezquitas

En el Monte del Templo el ambiente es el más enrarecido del que vimos en Jerusalén. Soldados israelíes vigilan la zona mientras un grupo de niños musulmanes juegan al fútbol junto a la Cúpula de la Roca, otros meriendan debajo de una especie de templetes que les protegen del sol y otros se acercan a los lugares de culto a rezar. Para salir de la Explanada usamos una de las puertas que emplean los musulmanes para entrar y que se adentra en el entramado de callejuelas de la ciudad vieja.

5. Santo Sepulcro

También codiciado y, en este caso, custodiado por varias ramas del cristianismo (católicos, armenios y ortodoxos) es la basílica del Santo Sepulcro. Según la tradición es el lugar donde estaba enclavado el monte Calvario y, por lo tanto, donde Jesús murió en la cruz, pero también donde fue enterrado antes de resucitar al tercer día. El lugar de paz, recogimiento y devoción que debería ser, se ha convertido en una auténtica avalancha de turistas y devotos.

Piedra de la unción en la basílica del Santo Sepulcro qué ver en Jerusalén
Piedra de la unción en la basílica del Santo Sepulcro

Colas para acceder a la capilla del Santo Sepulcro qué ver en Jerusalén
Colas para acceder a la capilla del Santo Sepulcro

Otra historia es hacer cola para entrar en la capilla del sepulcro, donde se dice que descansó el cuerpo de Cristo tras su crucifixión. Teniendo en cuenta que íbamos a estar dos días y que había mucho que ver en Jerusalén, decidimos dejarlo para otra ocasión. Quienes tengan mucha devoción y fervor me imagino que será uno de esos gestos imprescindibles en Jerusalén, pero para nosotros era un mero símbolo que no merecía perder cerca de una hora o incluso más. Lo que sí tocamos fue la piedra de la unción, un mármol de color rojizo en el que se dice que Nicodemo y José de Arimatea prepararon el cuerpo de Cristo antes de darle sepultura.

¿Por qué está cegada una de las puertas de la basílica?

Puerta cegada junto a la principal de entrada a la basílica del Santo Sepulcro qué ver en Jerusalén
Puerta cegada junto a la principal de entrada a la basílica del Santo Sepulcro

Cuando se accede a la explanada que hay a la entrada de la basílica del Santo Sepulcro llama la atención que, junto a la puerta principal, hay otra cegada. El autor de este aparente “sacrilegio” es el sultán Saladino en 1244, el mismo que posibilitó un largo periodo de dominación musulmana de Jerusalén. ¿El motivo? Él mismo aseguró que la cegó porque para los pocos cristianos que iban a quedar en la ciudad santa, con una puerta era suficiente.

6. Vía Dolorosa

El vía crucis o camino de la cruz. Tantas veces hemos visto sus 14 estaciones. En iglesias, en el cine, por las calles de ciudades y pueblos en Semana Santa y hasta en medio de la naturaleza (la peña de Francia de Salamanca y la ruta de la Hoz del Júcar en Cuenca son dos ejemplos). Por este motivo caminar por la Vía Dolorosa, el itinerario que siguió Jesús cargado con la cruz, es una sensación indescriptible. Por encima de creencias, el hecho de pisar esas piedras es una experiencia viajera de primer orden.

Vía Dolorosa de Jerusalén qué ver en Jerusalén
Vía Dolorosa de Jerusalén

Octava estación de la Vía Dolorosa qué ver en Jerusalén
Octava estación de la Vía Dolorosa

El itinerario comienza cerca del Monasterio de la Flagelación y concluye en la basílica del Santo Sepulcro, donde están ubicadas las cinco últimas estaciones y la considerada décimo quinta, la sepultura. Una de las más impactantes es la octava, donde una cruz en el muro de un monasterio griego ortodoxo emerge de la piedra con un color oscuro fruto del roce de las manos de los fieles.

7. Monte de los Olivos

Fuera de la ciudad vieja se encuentra el Monte de los Olivos, al que nos desplazamos en coche al igual que hicimos con el Museo del Holocausto. Era el sitio en el que Jesús rezaba y cuando uno asciende hasta él se explica la razón. Ante nuestros ojos se divisa de una sola tacada la imponente Jerusalén con su Cúpula de la Roca brillando por encima de todo. Pero esa panorámica de la ciudad santa queda en ocasiones en un segundo plano cuando contemplamos en la ladera del monte, el inabarcable cementerio judío. 150.000 tumbas perfectamente alineadas, todas ellas con pequeños montoncitos de piedras. ¿La razón? Los judíos honran a sus muertos con piedras en lugar de flores, ya que las primeras no se marchitan. Para divisar esta panorámica inolvidable (mejor por la mañana porque por la tarde el sol fastidia un poco las fotos) hay un mirador llamado Rehavam que además cuenta con un aparcamiento.

Vista desde el mirador Rehavam del Monte de los Olivos qué ver en Jerusalén
Vista desde el mirador Rehavam del Monte de los Olivos

Cementerio judío qué ver en Jerusalén
Cementerio judío

Olivos del Monte de los Olivos con la ciudad vieja al fondo qué ver en Jerusalén
Olivos del Monte de los Olivos con la ciudad vieja al fondo

Roca desde la que Jesús subió a los cielos en la capilla de la Ascensión qué ver en Jerusalén
Roca desde la que Jesús subió a los cielos en la capilla de la Ascensión

En el Monte de los Olivos tampoco hay que perderse la capilla de la Ascensión, el punto desde el que Jesús subió a los cielos. Allí es posible venerar la roca en la que se encuentra la huella de su pie derecho, la última porción de tierra que pisó antes de abandonar el mundo terrenal.

8. Museo del Holocausto

Emoción, fervor, curiosidad y admiración son sentimientos que se experimentan dentro de la ciudad vieja de Jerusalén. Pero fuera de ella, concretamente en el Monte Herzl, hay un lugar donde las emociones brotan sin control. Se trata del Museo del Holocausto, el Yad Vashem. Un espacio sobrio y silente, donde sus inmensas paredes de hormigón armado no consiguen que el corazón también se endurezca. Todo lo contrario. Sus diferentes salas recorren la mayor barbarie de la historia de la humanidad hasta llegar a la zona donde las lágrimas no se pueden contener. La Sala de los Nombres. Un espacio circular en el que se recogen las biografías de las víctimas del Holocausto y las fotografías de algunas de ellos.

Sala de los Nombres del Museo del Holocausto qué ver en Jerusalén
Sala de los Nombres del Museo del Holocausto

La entrada al Yad Vashem es gratuita, aunque el aparcamiento que hay en el subsuelo tiene un precio de 25 ILS (6€). En su interior no está permitido tomar fotografías, aunque sí en sus jardines.

9. Paseo por las murallas

Una de las experiencias más sorprendentes y diferentes que se pueden vivir en Jerusalén es el paseo por encima de sus murallas. La iniciativa se llama Ramparts Walk y se puede iniciar junto a la puerta de Jaffa. El precio es de 18 ILS por persona (4,3€).

Pablo, durante el paseo sobre las murallas qué ver en Jerusalén
Pablo, durante el paseo sobre las murallas

Vistas de la ciudad vieja desde las murallas qué ver en Jerusalén
Vistas de la ciudad vieja desde las murallas

El recorrido ofrece al visitante una imagen totalmente diferente de Jerusalén y de algunas de cuatro de sus puertas, la de Jaffa, la Nueva, la de Damasco y la de Herodes. En esta última finaliza el recorrido, junto al barrio musulmán.

10. Tumba del rey David

De regreso al hotel Prima Kings desde el Monte de los Olivos encontramos casi de casualidad uno de los lugares más relevantes que ver en Jerusalén, la tumba del Rey David. Casi nos quedamos sin poder entrar, ya que en un primer intento un grupo de judíos ultraortodoxos empezó a dar voces cuando cruzamos el umbral de la puerta. Intuimos que no querían que entraran mujeres.

Tumba del rey David qué ver en Jerusalén
Tumba del rey David

Lo volví a intentar en solitario con la kipá en la cabeza, y en esta ocasión no hubo ningún problema para acceder “hasta la cocina” y tomar todas las fotografías que estimara oportuno. Junto a la tumba, había un grupo de hombres judíos rezando ante ella en absoluto silencio. También tiene un simbolismo especial para la tradición cristina ya que en la misma construcción se encuentra el Cenáculo, donde tuvo lugar la última cena.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

41 COMENTARIOS

  1. Me encanto! quiero leer mas!
    yo quiero ir con mi hija de diez y mi esposo por solo 3 dias. Tengo tantas interrogantes! queremos coger un coche de alquiler en el aeropuerto y conducir a Jerusalem. Pero una vez alli me imagino que los recorridos a pie deben ser agotadores. Queremos quedarnos en el hotel 7 arches que dicen esta en el monte de los olivos y es un paso andando por estar en la colina hasta la ciudad vieja. Me recomiendas usar coche y dejarlo aparcado abajo? o hay transporte publico? No fueron al huerto de Getsemani? quieo leer mas y ver mas fotos vuestras!

    • Hola Lila. Gracias por visitar el blog y por tus palabras. En tres días vais a tener tiempo suficiente para recorrer bien Jerusalén. No te creas que las caminatas son agotadoras, porque la ciudad vieja no es demasiado grande y la mayor parte de cosas que ver en Jerusalén están concentradas allí. Ya que lleváis coche, podéis ir en él al Museo del Holacausto, pero el resto del tiempo está mejor aparcado. En Jerusalén hay bastantes atascos y no es muy cómodo conducir. Nosotros también lo usamos para ir desde nuestro hotel (que estaba relativamente cerca de la puerta de Jaffa) hasta el Monte de los Olivos y tardamos un montón. Pero como vuestro hotel está cerca del Monte de los Olivos, no hay ningún problema para bajar caminando hasta la ciudad vieja. Y si estáis cansados o algo, lo mejor es recurrir al transporte público. Lo único que a la vuelta tendréis un poco de cuesta. A nosotros no nos dio tiempo a ira a Getsemaní, ni a la iglesia de María Magdalena ni al sepulcro de María que están en esa misma zona, pero seguro que a vosotros sí porque los tenéis al lado. Disfrutad mucho de Jerusalén y aquí estamos por si tenéis alguna duda más. Un saludo.

      • Voy por libre en Noviembre, dais información para mochileros real y completa, tan buena que tengo la sensación de estar aprovechándome de vuestros.
        Muchas gracias, soy unos fenómenos. Enhorabuena y que sigáis disfrutando de los viajes.

        • Muchas gracias Jesús. Nos alegra mucho que este artículo te sea de utilidad. De aprovecharse nada jeje, nosotros encantados de que otras personas puedan ayudarse de los consejos que podemos dar después de haber visitado un lugar. Muchas gracias a ti por visitarnos y un saludo.

    • Hola pero antes. Agradecer por la información. Ya mismo estoy imprimiendo y será la guía para mí viaje en noviembre de este año. Una consulta, tenemos que cambiar a dólares o shequels. Con qué moneda tendremos que movilizarnos allá. Y otra consulta, el idioma?. Nosotros somos de Perú, tendremos algún problema porque sólo hablamos español.

      • Hola Linda. Muchas gracias por visitar el blog. Nos alegra que te sea útil para visitar Jerusalén. En cuanto a la moneda, tenéis que cambiar a shequels. Es la moneda que se usa tanto en Israel como en Palestina. En el aeropuerto podéis cambiar, pero la comisión es mayor. Nosotros lo hicimos en una casa de cambio y sacando con la tarjeta Bnext (es una tarjeta gratuita que no está asociada a ningún banco y que te permite sacar en cajeros y pagar sin ninguna comisión). Si quieres te podemos pasar el enlace para sacártela ya que al hacerlo a través de nosotros te ingresan una cantidad de dinero desde el inicio. En cuanto al idioma, se habla inglés, árabe y hebreo. Pero yendo de turistas no hay problema. Aunque sólo sepáis español, hay mucha gente que lo entiende y al final no acabas teniendo problema. Nosotros fuimos capaces de hacernos entender en Japón y allí nadie habla inglés ni mucho menos español. jeje. Un saludo y disfrutar el viaje.

    • Hola qué tal! Me gustó mucho el blog y toda la información que dan. Yo estoy yendo a Jerusalem 2 días y medio pero coincido con el sabbat. Saben por casualidad qué lugares están abiertos ese día (sábado en la mañana)? Como tengo pocos días me gustaría poder disfrutarlos al máximo.
      Muchas gracias!

      • Hola Natalia, muchas gracias por tu comentario y por visitar el blog. En el sabbat cierra por ejemplo el Museo del Holacausto todo el día. Pero los lugares religiosos abren con normalidad, incluso el Santo Sepulcro y la Torre de David. Lo que cierran también son las tiendas. Hay menos vida en las calles, pero también es curioso. Un saludo y disfrutar mucho del viaje.

    • Muchas gracias por tus palabras Carlos. Te deseamos que disfrutes mucho del viaje y nos alegra mucho saber que este blog te ha ayudado a prepararlo. Cualquier duda, aquí nos tienes. Un saludo.

    • Los felicito,leí éste art y el otro de la estrella,dónde empezó todo.Me emocionaron mucho,xo x el momento no puedo visitarlos.GRACIAS son muy amables x compartir.Buena Vida.

      • Muchas gracias Norma, nos hacen mucha ilusión tus palabras. Es un placer haberte trasladado a estos lugares con nuestros artículos. Muchas gracias y ojalá los puedas visitar en algún momento. Saludos.

  2. Hola Pablo y Estefania, maravilloso su blog quisiera preguntarles si todo este recorrido que han hecho ustedes se podría hacer sin rentar un auto puesto que nos resulta un poco estresante manejar y buscar rutas. Habrá transporte público para llegar donde ustedes fueron en coche y donde podría buscar esa información? muchas gracias desde ya

    • Hola Carina. Gracias por visitar el blog y por tu comentario. Si te refieres al recorrido que hicimos por Israel, existen autobuses que comunican todas las ciudades que visitamos (Nazaret, Acre, Jerusalén, el Mar Muerto, Eilat y Tel Aviv). Lo único que sería un viaje un poco más pesado por las esperas y los tiempos de viaje. Si lo que te refieres es concretamente a Jerusalén, no hay ningún problema en manejarse solo en autobús. Para ir a Belén nosotros usamos ese transporte y para desplazarse hasta el Museo del Holocausto y el Monte de los Olivos, aunque nosotros fuimos en coche, seguramente que hay autobuses o puedes tomar un taxi. También desde Jerusalén hay gente que se desplaza hasta el Mar Muerto en el día y no hay ningún problema. Un saludo.

      • Buen día. El tema de viajar sin rentar un auto es obviamente el tiempo que te lleva llegar y volver de cada Punto. El Monte de los Olivos y el Museo del Holocausto son los extremos del recorrido del Tren Ligero, que te lleva hacerlo unos 45 minutos. Si todo lo demás lo haces a pie, necesitarás más tiempo de estadia. Los 10 lugares más importantes que describen en el blog los pude hacer en 6 días con transporte público. También es una buena experiencia.

        • Hola Lilian. Gracias por tu comentario y por visitar el blog. Nosotros solamente usamos el coche para ir al Monte de los Olivos y al Museo del Holocausto, pero como bien dices se puede usar el transporte público. El resto fue todo caminando. Es cierto que nosotros sólo estuvimos dos días y medio y tuvimos que intentar ver todo en ese tiempo. Si se dispone de más días, la experiencia por supuesto que es mejor porque se visita todo de una forma más pausada. Un saludo y nos alegramos de que disfrutaras mucho de la ciudad de Jerusalén.

    • Hola Wendy. Puedes ir a Egipto siempre que lo hagas con un vuelo a El Cairo. No es aconsejable entrar a este país por la frontera de Israel en Eilat porque la zona del Sinaí es bastante peligrosa en estos momentos. De hecho incluso desaconsejan circular por la carretera que transita pegada a la frontera entre Israel y Egipto y que parte desde la propia Eilat. Un saludo y disfruta mucho del viaje a Israel.

  3. Hola Pablo!
    Te acuerdas del nombres del parking o en que calle estaba situado?
    Vamos a Jerusalem con coche de alquiler y no sabemos muy bien dónde dejarlo para que esté seguro.
    Gracias 🙂

    • Hola Paula. Gracias por visitar nuestro blog. Como nosotros nos alojamos en el hotel Prima Kings, encontramos un aparcamiento justo al lado que no era demasiado caro. Está en King George St. y la entrada está pegada al muro del hotel. Esta zona es muy segura. De hecho una noche lo dejamos en la calle y no lo hicimos así más veces porque no encontramos sitio. Pero no te preocupes porque aparcamientos hay por toda la ciudad y tampoco se circula por ella demasiado mal. Un saludo y disfruta del viaje.

  4. Hola! muy útil tu blog. Quiero preguntarte algo sobre el cambio de divisas… sabes sí es posible hacerlo en Jerusalem o en Telal Vi, en alguna casa de cambio o debe hacerse en el aeropuerto?

    • Hola Rosaly. Muchas gracias por tus palabras sobre nuestro blog. Nos alegra mucho que te haya servido de ayuda. Nosotros siempre solemos cambiar el dinero en bancos porque da más confianza. En Israel, sin embargo, nos tocó cambiar sobre la marcha en varios puntos. Lo hicimos con unas condiciones ventajosas en una casa de cambio de Nazaret que nos recomendó el dueño de nuestro alojamiento. También en el aeropuerto de Tel Aviv cambiamos algo y en Jerusalén sacamos dinero directamente con la tarjeta de un cajero porque la comisión no era muy alta (también puedes cambiar en los propios bancos que hay muchos). Todas estas opciones están bien y sólo tienes que intentar escoger la más ventajosa en cuanto a comisiones. Un saludo.

  5. Hola,

    Me encantó su blog, al leerlo sentí que estaba en Israel andando con ustedes.

    Si Dios quiere el próximo año estaremos en Semana Santa mi esposa y yo (ambos de treinta años), y habíamos pensado estar unos 5 días en Israel y 2 en Petra, queríamos conocer Jerusalem, Nazaret, Belén, el mar muerto, Mar de Galilea.
    En base a vuestra experiencia, consideran que los 5 días en Israel serían suficientes en Semana Santa, o debería añadirle un día más?

    Muchas gracias!!!

    • Hola Erick. Muchas gracias por visitar el blog y por las palabras que nos dedicas. El itinerario está bien para esos días. En Nazaret y el mar de Galilea es suficiente con un día. En el mar Muerto puedes emplear otro día e incluso ir desde Jerusalén y volver en el mismo día. Y a Belén también hay que ir desde Jerusalén a primera hora de la mañana y regresar por la tarde. Y dos en Petra está genial. Lo único malo es que en Semana Santa vais a encontrar mucho más turismo, más colas en todos los sitios y por lo tanto más esperas. Pero también es mucho mas simbólico. Disfrutar mucho de todo lo que hay que ver en Jerusalén y del viaje a Israel. Un saludo.

  6. Muchas gracias, me ha servido de bastante su esperiencia sobre su viaje a Israel,yo voy a Israel este octubre proximo y ya se que lugares visitar.mil gracias !!!

    • Muchas gracias a ti Juan. Esperemos que disfrutes mucho del viaje a Israel y te dé tiempo a todo lo que hay que ver en Jerusalén. Un saludo.

  7. Es increíble como pudo una sola persona cambiar la historia en dos. Es el poder de Dios y desearía que volviera otra vez para poder cambiar este planeta lleno de odio, muerte, desigualdad e intolerancia. Si con todo esto se ve el amor tan grande que Dios y la Santísima Virgen tienen con nosotros. Hay que pedirles perdón por todo el daño que hemos causado al regalo más preciado que nos dejaron como es nuestra naturaleza

    • Gracias por tu reflexión Teresa. Como bien dices, nos regalaron un planeta para que lo cuidáramos y protegiéramos y pudiera ser disfrutado por generaciones y generaciones y no estamos cumpliendo nuestro cometido. No somos conscientes del daño que le estamos haciendo y cuando queramos reaccionar puede que sea demasiado tarde. Un saludo y gracias por pasarte por el blog.

    • Gracias a ti por tu comentario y por visitar el blog Mariana. Nos alegra que te haya sido útil la información sobre Jerusalén. Un saludo.

  8. Muchas gracias Pablo y Estefania, he tomado apuntes y lo seguiré casi al pie de la letra. Nosotros vamos el 6 de enero del próximo año y estaremos una semana. Un saludo

    • Muchas gracias por tu comentario Diego. Si te ha servido nuestro artículo sobre qué ver en Jerusalén para preparar tu viaje, objetivo cumplido. Disfrutar mucho del viaje. Estamos seguros de que no os va a decepcionar. Un saludo.

  9. Hola, espero siga activo tu blog. Voy a ir a Tel Aviv por cuestiones de trabajo ´pero me gustaría aprovechar y visitar Jesrusalén y estaré por tres días llegando domingo y regresando Miércoles por la tarde, los días L,M y M serán de trabajo desde 8 am hasta 6 pm; mis preguntas son será posible visitar algo en Domingo después de medio día y por la tarde noche el resto de los días o qué me recomiendan?

    • Hola Alberto. Gracias por visitar el blog. Seguimos activos jeje. Aunque parte de los días tengas que trabajar y no dispongas de muchas horas, creemos que sí se puede aprovechar para ver lo fundamental. Por la noche te recomendamos que recorras la Ciudad Vieja con el Muro de las Lamentaciones que está permanentemente abierto. La basílica del Santo Sepulcro también la podrás visitar porque cierra a las 9 pm horas. Para el domingo puedes dejar la Torre de David (que cierra a las 4 pm), el paseo por las murallas e incluso la vista al Museo del Holocausto. Si te da tiempo también el domingo, sería interesante que pudieras ir a la explanada de las mezquitas, aunque para ello pregunta en qué horarios se abre la pasarela de acceso ya que son cambiantes. También alguna de las tardes puedes hacer perfectamente la Vía Dolorosa, ver el atardecer o el amanecer en el Monte de los Olivos y acercarte a la tumba del Rey David que cierra bastante tarde. Esperemos que esta información te sea útil y disfruta mucho de la estancia en Jerusalén.

  10. Me ha encantado vuestra descripción del viaje , voy a ir a Jerusalen a ultimos de marzo y espero q vuestra experiencia me sirva de mucha ayuda. ¿Que tipo de ropa llevariais vosotros en esa epoca. Gracis

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies