Claves para visitar Belén desde Jerusalén, la estrella donde comenzó todo

Inicio Asia Israel Claves para visitar Belén desde Jerusalén, la estrella donde comenzó todo

Hay ocasiones en las que un viajero tiene que elegir. Puede tomar el camino más corto, confortable, pero también más insulso o, por el contrario, optar por la alternativa más larga, incómoda, pero que aporta una experiencia vital más intensa. Esto nos ocurrió cuando decidimos visitar Belén desde Jerusalén durante nuestro viaje a Israel por libre. La opción cómoda para recorrer los nueve kilómetros que separan ambas ciudades es tomar el autobús que une directamente la puerta de Damasco de Jerusalén con la basílica de la Natividad de Belén. Y la alternativa menos plácida consiste en llegar en bus hasta el muro que separa ambas ciudades, cruzarlo caminando y posteriormente tomar un taxi hasta el lugar en el que nació Jesús.

Una concurrida calle comercial de Belén
Una concurrida calle comercial de Belén

¿Para qué? Porque un viajero no puede permanecer aislado de la realidad. En una especie de burbuja con escenarios idílicos de cartón piedra. La realidad nos dice que, sin entrar en valoraciones políticas, existe un muro de hormigón entre las dos ciudades más veneradas por los cristianos. Sus defensores aseguran que, desde su construcción, los atentados en la zona han descendido considerablemente y sus detractores no entienden que haya muros que separen a las personas en pleno siglo XXI. Guste o no, está y ahí y es imprescindible flanquearlo para visitar Belén desde Jerusalén.

Símbolo de la paz en un grafiti del muro Belén desde Jerusalén
Símbolo de la paz en un grafiti del muro

Un grafiti en el muro que separa Belén de Jerusalén
Un grafiti en el muro que separa Belén de Jerusalén

Nosotros así lo hicimos y con total normalidad. No obstante, los viajeros somos unos privilegiados y no estamos sometidos a unos controles tan exhaustivos. Cierto es que el día que visitamos Belén la tranquilidad reinaba en el conocido como “chekpoint” y tanto palestinos como turistas cruzaban con total normalidad de un lado a otro.

El autobús, la mejor opción para visitar Belén desde Jerusalén

Aunque durante nuestro viaje a Israel por libre alquilamos un coche, a la hora de visitar Belén desde Jerusalén optamos por el autobús. Los que lo deseen pueden usar el vehículo para llegar al ‘checkpoint’, aparcarlo allí y luego tomar un taxi tras cruzar el muro para desplazarse hasta el centro de la ciudad palestina.

Los autobuses con destino a Belén parten desde la estación que hay justo delante de la puerta de Damasco de la ciudad vieja de Jerusalén. El número 21 es el que va directamente hasta el centro de la ciudad palestina, junto a la basílica de la Natividad. En el ‘checkpoint’ hace parada para que lo soldados israelíes soliciten la documentación y posteriormente sigue su camino.

La opción “incómoda” pero más realista que elegimos fue la del autobús 234, que también cuenta con una parada junto a la puerta de Jaffa. En veinte minutos se planta frente al muro. Fin del trayecto. Los pasajeros nos bajamos y tenemos ante nuestros ojos una mole granítica que zigzagueando separa Belén de Jerusalén. Entramos al “checkpoint” detrás de unas jóvenes con velo que habían venido en nuestro autobús. Cruzamos varias puertas giratorias de metal como las que hay en las cárceles y sin ningún control de documentación ni de metales, ya estamos en Palestina. Nos habíamos imaginado que está proceso sería más complicado con la presentación del pasaporte y el registro de las mochilas. Pero todo normal, no solo para nosotros, también para los palestinos que entraban en ese momento. Eso sí, frío hasta decir basta. Una especie de túnel del tiempo que nos expulsa a otra realidad diferente de Oriente Próximo.

Estefanía, en la entrada del 'checkpoint' Belén desde Jerusalén
Estefanía, en la entrada del ‘checkpoint’

Nada más salir un aluvión de taxistas esperan a la puerta. Es primera hora de la mañana y debemos ser de los primeros turistas en pasar. Todos a por nosotros buscando el primer cliente del día. En principio nuestra idea era subir hasta la basílica de la Natividad caminando (hay poco más de 2 kilómetros), pero uno de los taxistas nos persigue 200 metros insistiendo. Decidimos hablar con él. Somos presa fácil, lo reconocemos. Nos ofrece llevarnos todo el día por los lugares imprescindibles que visitar en Belén. 130 shekels (31 euros) por hacernos un tour exprés por los grafitis del muro, la basílica de la Natividad, la cueva de los Pastores y alguna parada más. Decimos que solo vamos a la Natividad, y después de mucho insistir en que no queremos nada más, al final montamos. 33 shekels. El doble de lo que habíamos leído en otros blogs que cuesta esta carrera. Lo siento, no sabemos regatear y menos a gente que 15 shekels arriba le suponen un mundo. Durante el trayecto el taxista nos cuenta que era profesor en un colegio en Jerusalén. La construcción del muro hizo que no pudiera volver a trabajar y optara por ganarse la vida como taxista.

Recorrido por Belén, la estrella donde comenzó todo

Belén es la típica ciudad árabe, pero con el sello del turismo en muchos de sus rincones. Un ejemplo es Manger Square, su centro neurálgico. Una plaza al estilo occidental, sobria, pero moderna. Allí se localiza la oficina de turismo donde amablemente brindan información de la ciudad y del resto de Palestina. Y también restaurantes y alguna tienda de souvenires. Y muchos taxis. Uno tiene la impresión de que es imposible que haya negocio para todos. El color amarillo chillón de estos vehículos, muchos de ellos prácticamente destartalados, brilla en una ciudad que nada tiene que ver con el paisaje bucólico que nos pintan cuando llega la Navidad. A pesar de todo emociona estar allí. Hay que frotarse los ojos para creérselo.

Nacimiento en la basílica de la Natividad Belén desde Jerusalén
Nacimiento en la basílica de la Natividad

A la hora de visitar Belén desde Jerusalén lo primero que pide el cuerpo es entrar en la basílica de la Natividad o, lo que es lo mismo, el lugar en el que, según la tradición cristiana, nació Jesús. El templo que recuerda el punto exacto donde estaba el portal de Belén. Que nadie se espere florituras ni grandes lujos. La humildad con la que nació aquel Mesías es muy similar a la que vemos ahora en esta basílica. Una humildad presente en su misma puerta de entrada. De hecho con este nombre fue bautizada. Nada de las suntuosas y apabullantes portadas que vemos en muchas iglesias y catedrales. Aquí nos encontramos con una pequeña abertura en la roca en la que hay que agacharse para poder entrar. Un signo de reverencia y una forma de que los infieles no entraran a caballo en el templo en la época de las cruzadas.

Puerta de la Humildad de la basílica de la Natividad Belén desde Jerusalén
Puerta de la Humildad de la basílica de la Natividad

Una maraña de andamios nos recibe en el interior de la basílica de la Natividad. Nada nuevo. Las obras en el templo parecen eternas porque la financiación llega a cuentagotas. Paradojas de la vida. Es más complicado y tortuoso mantener en pie el lugar en el que nació Jesús que cualquier iglesia en Europa.

Andamios en la basílica de la Natividad Belén desde Jerusalén
Andamios en la basílica de la Natividad

Introducimos nuestros dedos en la marca que dejaron los de la Virgen cuando sujetó la basílica para evitar que cayera durante alguno de los quince terremotos que ha sufrido. Eso al menos dice la leyenda.

Marca de los dedos de la Virgen en la basílica de la Natividad Belén desde Jerusalén
Marca de los dedos de la Virgen en la basílica de la Natividad

Cuadro de la Virgen y el niño en la basílica de la Natividad Belén desde Jerusalén
Cuadro de la Virgen y el niño en la basílica de la Natividad

Entre los andamios aparece el altar, en el que se deslizan recargadas lámparas y donde predomina el color dorado. No hay que detenerse demasiado puesto que llega el momento de armarse de paciencia para descender hasta la gruta donde nació Jesús. Una cola que parece que no avanza y que llega a desesperar, pero que hay que hacer. Una fila que cuando nos acercamos a la pequeña puerta de la gruta de desbarata para empezar a imperar la ley del más fuerte. Eso al menos nos ocurrió a nosotros. Apenas fueron segundos los que pudimos ver y fotografiar la estrella de 14 puntas incrustada donde estaba el portal de Belén en cuyo centro hay un cristal que tapa la roca original. Prácticamente un visto y no visto.

Entrada a la gruta de la Natividad Belén desde Jerusalén
Entrada a la gruta de la Natividad

Estrella que simboliza el lugar en el que nació Jesús Belén desde Jerusalén
Estrella que simboliza el lugar en el que nació Jesús

La basílica de la Natividad está compartida por católicos, ortodoxos griegos y apostólicos armenios. Cada uno cuenta con sus turnos para rezar en el templo.

A través de un patio en el que durante todo el año está colocado un belén a tamaño real, como no podía ser de otra forma, se puede visitar la cara más moderna de la basílica de la Natividad. Se trata de la iglesia de Santa Catalina, desde la cual los días de Navidad tiene lugar una misa que se retransmite a todo el mundo.

Iglesia de Santa Catalina Belén desde Jerusalén
Iglesia de Santa Catalina

Gruta de San José en la basílica de la Natividad Belén desde Jerusalén
Gruta de San José en la basílica de la Natividad

Hay otros dos lugares con un simbolismo especial y en los que recomendamos detenerse a la hora de visitar Belén desde Jerusalén. El primero es la Gruta de la Leche, situada a solo cinco minutos caminando de la basílica de la Natividad. El nombre de este bello templo le viene porque, según la tradición, allí cayó una gota de leche de la Virgen mientras amamantaba a Jesús. Este pasaje simbólico hace que muchas mujeres acudan hasta allí con el objetivo de mejorar su fertilidad.

Gruta de la Leche Belén desde Jerusalén
Gruta de la Leche

Cuadro de la Virgen amamantando al niño en la Gruta de la Leche Belén desde Jerusalén
Cuadro de la Virgen amamantando al niño en la Gruta de la Leche

Y el segundo lugar está a unos dos kilómetros caminando de la Gruta de la Leche. Se trata de la capilla del Campo de los Pastores. Según la Biblia, en este punto un ángel se apareció a un grupo de pastores para anunciarles la llegada del Mesías. Hoy es una iglesia ortodoxa griega, famosa por albergar en sus inmediaciones un grafiti del artista Banksy.

Entrada al Campo de los Pastores Belén desde Jerusalén
Entrada al Campo de los Pastores

Iglesia del Campo de los Pastores Belén desde Jerusalén
Iglesia del Campo de los Pastores

Cuadro de la adoración de los pastores en la iglesia del Campo de los Pastores Belén desde Jerusalén
Cuadro de la adoración de los pastores en la iglesia del Campo de los Pastores

Nuestra intención era llegar hasta aquí caminando, pero tuvimos la suerte de que un amable caballero nos acercó en su vehículo. Resultó ser el cónsul de Sri Lanka en Belén y con él mantuvimos una agradable conversación. La vuelta sí que la hicimos andando, ya que el trayecto se realiza por una zona residencial de Belén muy tranquila.

Pero además de los lugares sagrados, en Belén hay que perderse por las callejuelas que aparecen como un entramado laberíntico junto a Manger Square. En ellas olvidamos el aspecto occidental de esta plaza para meternos de lleno en la auténtica personalidad de Belén. Puestos callejeros de carne, verduras y toda clase de comida conviven con decadentes barberías, tiendas de utensilios difíciles de definir, muebles, pollos vivos y muertos y un largo etcétera. Un gran bazar donde encontrar absolutamente de todo y con una vida callejera apabullante. Sin duda un digno colofón antes de regresar en taxi hasta el “chekpoint”. Eso sí, le pedimos al taxista que nos dejara un poco antes para poder ir caminando junto al muro y contemplar algunos de los grafitis que lo decoran. La mole de hormigón que separa dos realidades se ha convertido en un atractivo turístico más gracias a los artistas de los aerosoles que reflejan en él sus pensamientos, sentimientos y rabia.

Haciendo tortas Belén desde Jerusalén
Haciendo tortas

Puesto de hortalizas en Belén
Puesto de hortalizas en Belén

Pollos vivos en una calle de Belén
Pollos vivos en una calle de Belén

Un médico palestino que se dirigía al otro lado del muro nos sirvió de guía para volver a cruzar el ‘checkpoint’. Trabajaba en un hospital de Jerusalén y cada día tenía que cumplir con este ritual. Esta vez sí nos pidieron que enseñáramos el pasaporte y que pasáramos nuestras mochilas por un detector de metales. Nos esperaba de nuevo Jerusalén y un agradable paseo por sus murallas. Eso sí, nada podría ya borrar de nuestras retinas esta experiencia viajera. Porque viajar no es solo disfrutar con una bella cascada, un atardecer de cine, una playa de ensueño o un interesante museo. También es darse un baño de realidad y la realidad de Belén es esa. Totalmente diferente a la del nacimiento que montamos con mimo en nuestras casas con riachuelos, montañas, molinos, pastores, tenderos y reyes magos. Bueno, pastores sigue habiendo y qué mejor que la sonrisa y el pulgar en alto de uno de ellos para acabar este post. Feliz Navidad.

Estrecho camino por el que anduvimos junto al muro para llegar al 'checkpoint' Belén desde Jerusalén
Estrecho camino por el que anduvimos junto al muro para llegar al ‘checkpoint’

Jóvenes pastores en Belén
Jóvenes pastores en Belén

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

47 COMENTARIOS

  1. Muy bueno tu blog, pero una cosa, el artista no se llama Bansky sino Banksy. Error muy común en España. Seguiré muchos de tus consejos en mi visita a Israel. Gracias!

    • Muchas gracias por la corrección Álvaro. Ahora mismo lo cambiamos. Es una pena que no pudiéramos ver algunas de sus obras en Belén. Será en otra ocasión. Un saludo y gracias por visitarnos.

  2. Genial, como vuestro blog de Israel desde el cual os pedí consejo. Bueno, ya está los billetes sacados y hoteles reservados, será en septiembre. Belén, al pertenecer a Palestina como que me da un poquito más reparo y, después de leer el blog, un poquito desconcertada, veo que no se ajusta en nada a la idea que tenía.

    Mi pregunta, para evitar el asedio de los taxistas no sería mejor ir en el bus que te deja ya cerca de la Iglesia? es muy farrafoso cruzar el muro? tuvisteis sensación de inseguridad? La verdad, siento que va a ser un viaje diferente. Perdón por tanta pregunta.

    Gracias por vuestros blogs.

    Un saludo.

    • Hola Yolanda. Muchas gracias por tus palabras. Nos alegra que la información del blog te haya sido útil para preparar el viaje. No te dé ningún reparo en visitar Belén. Nosotros nos sentimos seguros en todo momento. Es cierto que con el tema del taxi se pusieron un poco pesados, pero va en su forma de ser. Además, al ser los primeros turistas que llegamos ese día, fueron todos a por nosotros. Pero eso no tiene nada que ver con la sensación de inseguridad. En Belén saben que tienen que cuidar a los visitantes, porque no se pueden permitir el lujo de perderlos. Nosotros optamos por ir en autobús hasta el muro porque queríamos vivir de primera mano esa sensación y conocer más de cerca lo que está ocurriendo. Pero tienes la opción de llegar en otro autobús hasta el mismo centro de Belén. En el muro harán bajarse a algunas personas para pedirle la documentación, pero un turista no tendrá ningún problema. Por lo tanto no os quedéis sin visitar Belén si tenéis tiempo. Es muy sencillo. Un saludo y disfrutar mucho del viaje.

        • Gracias a ti Ricardo por visitar el blog. El autobús que te deja en el centro de Belén y muy cerca de la basílica sale también de la puerta de Damasco de Jerusalén. El costo será poco más que el que tiene el autobús que cogimos nosotros. Pero no te podemos decir exactamente. En todo caso no será demasiado caro. Un saludo y disfruta del viaje.

  3. Querida Pablo, he leído tu blog de punta a cabo y gracias a vuestro testimonio he cambiado de un viaje organizado a uno por libre, lo que reducirá el coste en un 50% pero incrementara la emocion en un 150% Seguiré vuestros pasos en Israel y Jordania , en la medida de lo posible ya que iré en invierno del 26 de diciembre al 4 de enero.¿Cómo crees afectará esta circunstancia a tu viaje? Imagino muchas más turistas pero ¿Y el tema de los baños en mar Muerto y Rojo? … Gracias por tu inestimable ayuda
    Saludos
    Regina

    • Hola Regina. Nos ha gustado mucho tu comentario y agradecemos tus palabras. Sin duda vas a gozar mucho más de este viaje yendo por libre. Será más emocionante e intenso. Además es totalmente seguro, igual que si fueras en un viaje organizado. Vas a ir en unas fechas con bastante turismo, aunque al menos te quitas el día de Navidad que en Belén es un auténtico hervidero. Tendrás que armarte de paciencia para entrar en determinados lugares santos de Jerusalén ya que las colas serán mayores. En cuanto a los baños. En el mar Muerto en diciembre las temperaturas son de unos 23 grados de máxima. Agradables para conocer la zona y si te atreves, también para darte un baño. En cuanto al mar Rojo, la cosa es similar, pero el agua está más fría. Ojalá puedas sumergirte aunque sea un poco porque en Eilat el fondo marino es un auténtico espectáculo. Disfruta mucho del viaje y gracias por visitar el blog.

  4. Excelente información. Yo voy para allá con mi esposa en marzo 22 2019 por 3 días. Somos de Puerto Rico. Nos vamos a quedar en Jerusalem y queremos ir a Belen. Nos fascino tu blog. Mi pregunta seria, nosotros llegamos un viernes en la tarde, podremos encontrar autobuses el sábado para ir a Belen? Nos podrías también dar información de como llegar a Yarderit (Rio Jordan), para ir desde Jerusalem, y por ultimo el Mar Muerto? Si tomamos tours privados, vamos a perder tiempo porque nos gustaría estar medio día en casa sitio , si nos da tiempo? Que nos recomiendas en nuestra visita de 3 dias? Luego vamos a tomar un crucero por el norte de Europa.

    • Hola Rodolfo y Maritza. Encantados de saludaros. Gracias por vuestras palabras y por visitar el blog. Para ir a Belén el sábado no vais a tener problemas. Los autobuses que salen desde la puerta de Damasco lo hacen todos los días y con bastante frecuencia. Sobre cómo llegar a Yarderit no te podemos informar porque nosotros no fuimos. Nos imaginamos que también habrá autobuses. Nosotros a esa zona del mar de Galilea fuimos en nuestro coche de alquiler, ya que nos alojamos en Nazaret. Para ir al mar Muerto desde Jerusalén hay también autobuses y mucha gente va y vuelve en el día. Nosotros fuimos en coche y pasamos una noche en Ein Gedi, ya que nos dirigíamos hacia el sur rumbo a Eilat. Es mejor hacerlo por vuestra cuenta y no con tours privados. En tres días os va a dar tiempo a muy poco, por lo tanto os aconsejamos centraros en Jerusalén. Esta ciudad ya merece una visita de dos días o día y medio como mínimo. El resto podéis dedicarle una mañana a Belén y tendréis que elegir entre el mar Muerto o Yarderit ya que las dos cosas creemos que va a ser imposible. Disfrutar mucho del viaje y saludos.

  5. Muchísimas gracias por toda la información, seguro que nos será de gran ayuda. Nosotros vamos a principios de febrero, crees que será posible un baño en el mar muerto? Algún consejo para Capernaun, Corazin, Mar de Galilea y rio Jordán? Muchas gracias

    • Hola Carmen, gracias por tus palabras y por visitar el blog. En febrero en el mar Muerto las temperaturas son agradables, con máximas de 21 y mínimas de 13. Como el agua no está demasiado fría, seguramente sí podréis bañaros. Sobre la otra cuestión que nos planteas, nosotros visitamos en un sólo día Cafarnaúm, Tabgha con el mar de Galilea y Nazaret. No fue lo que más nos gustó ni mucho menos de nuestro viaje a Israel, pero todo lo condensamos en una sola jornada y nos dio tiempo. Suele haber bastantes peregrinos, pero se puede visitar sin problemas. En el artículo que tenemos publicado en el blog sobre el viaje a Israel tenemos todo nuestro itinerario por el país por si te sirve de ayuda. Gracias y disfrutar mucho del viaje.

  6. Hola Pablo, gracias por la información brindada. tu Blog ha sido de gran ayuda. Somos un grupo de 6 personas que viajaremos proximamente a Israel y pensamos rentar un auto y dentro de las actividades programadas ir a Belen. Me queda la duda de cuan seguro es estacionar el auto rentado en el check point. Por otro lado cuanto cuesta el tiquete del bus desde jerusalen hasta Belen y cuanto tiempo tarda en llegar. Por tus comentarios muchas gracias.

    • Hola Lorena. Muchas gracias por tus palabras y por visitar el blog. Precisamente después de visitar Belén desde Jerusalén pensamos que podía haber sido buena idea ir con nuestro coche de alquiler hasta el check point, dejarlo allí, y luego movernos por Belén caminando o en taxi. En las proximidades del check point es posible aparcar con total seguridad, como por ejemplo nosotros lo hicimos en la frontera con Jordania cuando visitamos Petra y Wadi Rum. Por lo tanto podéis escoger esa opción. El autobús que te lleva hasta el check point, el que cogimos nosotros, tiene un precio de 4,70 shekels por persona (1,12 euros), por lo tanto es bastante barato. Y el tiempo de trayecto es muy corto, alrededor de media hora o poco más. Un saludo y disfrutar mucho del viaje.

  7. Hola Pablo, te felicito por tu blog. Super claro en todos tus aportes.
    Te hago una consulta y más que una consulta es una especia de consejo que te pido.
    En unos días viajo a Israel y una de las visitas planificada es Belén.
    Viajamos con nuestra Beba de 1 ano. Como ves para ir a esta ciudad y más que nada llegar al portal de Belén en la basílica de la Natividad con ella? Es muy abrumador el ambiente de espera? Cuando tiempo te lleva llegar a la estrella? Gracias desde ya por tus comentarios.

    • Muchas gracias por tu comentario Juan. En vuestro caso al viajar un bebé, es mejor que optéis por el autobús que sale desde la puerta de Damasco de Jerusalén y os deja directamente junto a la basílica de la Natividad. O, en el caso de tomar el bus que cogimos nosotros que llega hasta el ‘check point’, coger inmediatamente un taxi hasta la basílica. De esta manera no tendréis que caminar nada. Nosotros estuvimos algo menos de una hora en la cola para ver la estrella. Nos imaginamos que habrá días con más visitantes y otros con menos. Todo dependerá de los grupos y excursiones que vayan ese día. La espera se hace bien hasta que llega el momento de entrar en la sala donde está la estrella. La puerta es estrecha y la gente se suele agolpar, pero lo normal es que si vais con un bebé la gente tenga un mínimo de respeto. Un saludo y disfrutar mucho del viaje.

  8. Hola Pablo. Muy bueno tu relato. Nosotros queremos ir a Belén el 9 de marzo, que es shabatt. Podremos hacerlo? Mi marido insiste en hacerlo con una excursión pero yo quiero hacerlo por libre. Sabes si desde allí podemos ir a Jericó?
    Gracias por todo. Saludos.

    • Hola Silvia. Muchas gracias por visitar nuestro blog. En shabat no funcionan los autobuses que van a Belén. La única solución es que, si tenéis coche de alquiler, vayáis con él hasta el ‘check point’. Una vez allí la aparcáis, cruzáis el control y luego cogéis un taxi que os lleve hasta el centro de Belén. Hay otros viajeros que hacen Belén y Jericó en el mismo día. Es perfectamente posible. De hecho en algún otro blog encontrarás esa ruta. Eso lo podéis concertar con el taxista para que os haga él todo el recorrido. Un saludo y disfrutar mucho del viaje.

  9. Hola Pablo, me gustaria saber aque hora sale el primer autobus 21 por la manana y aque hora abren la Iglesia de la Natvidad,gracias de antemano.Voy para 12 February 2019.

    • Hola Gabriela. Los horarios del autobús 21 que es el que cogimos nosotros, los desconocemos. De hecho hemos buscado en otras páginas y no aparecen. Son bastante frecuentes eso sí, pero no sabemos a qué hora es el primero. En la época en la que vas, la basílica de la Natividad abre a las 5:30 horas de la madrugada y cierra a las 18:00 horas. Disfruta mucho del viaje.

  10. Pablo, se me olvido preguntarte si a las personas que estan desabilitadas les dan preferencia para no hacer la larga fila? Es que Voy con mi mami y ella usa Baston o andadora, y me gustaria saber Es mejor llevarle su baston o la andadora y tambien quisiera saber si hay banos en caso de que mi mama necesite usarlos.Gracias otravez.😀

    • En principio creemos que no tienen ninguna preferencia. Precisamente cuando estuvimos nosotros había en la cola personas mayores con bastón y movilidad reducida y tuvieron que esperar como todo el mundo. Es cuestión de que preguntés allí por si acaso. Gracias a ti por visitar el blog y saludos.

  11. Hola Pablo,
    Impresionante toda la info que pones a disposición de la gente, gracias. Quería preguntarte, y perdón si ya alguien lo ha hecho y no me he percatado, sobre cúanto dinero crees para una estancia normal sin grandes dispendios de dos personas unos 8 días se debería cambiar a la llegada en el aeropuerto. Comer en plan normal/callejero, moverse en algún transporte público y pagar por visitas, agua, salir algún día por la noche… Es decir, vida relativamente normal en país desconocido. Gracias de nuevo!!

    • Hola Jesús. Te agradecemos mucho tus palabras. Te podemos decir lo que nos gastamos nosotros en el viaje a Israel de ocho días más dos en Jordania alojándonos en hoteles normales y sumando coche de alquiler, vuelos, comidas, entradas a museos etc. Unos 3.500 euros entre los dos. Los hoteles de Jordania fueron lo más barato, pero los desplazamientos en taxi desde la frontera hasta Petra y luego a Wadi Rum sumaron algo más de cien euros. En cuanto al cambio de moneda, podéis cambiar lo justo en el aeropuerto para los primeros gastos, pero es mejor hacerlo en un banco o en alguna casa de cambio que tenga buenas condiciones. Como nuestro primer destino fue Nazaret, pedimos consejo en el hotel y nos recomendaron una casas con un cambio bastante beneficioso. En Jerusalén sacamos un par de veces de un cajero porque no tenía una comisión muy alta. Pero en estos casos, todo lo que se pueda pagar con tarjeta, mejor hacerlo así. Nosotros comimos bastante en puestos callejeros porque es más cómodo a la hora de visitar más cosas y no pierdes tanto tiempo y nos movimos en coche de alquiler, salvo para ir a Belén que cogimos el autobús que mencionamos en el post.
      Los precios son similares a los de España y no es un viaje excesivamente caro. Disfrutar mucho y un saludo.

      • Hola ,gracias por el blog que contiene muy buena información. No obstante en el tema precios pagar por una caña aquí lo normal son 7 u 8 euros y lo mismo por una copa de vino,entiendo que no son precios de España.Salvo el coche de alquiler y tarjeta sim ilimitada 20 días el resto es bastante caro.

        Saludos desde la puerta de Damasco en Jerusalén

        • Gracias a ti por tu comentario Juan Tomás. Jerusalén como bien dices no es una ciudad barata. De hecho en la puerta de Jaffa nos timaron una noche porque nos cobraron 30 euros por persona por comer dos kebab con dos cervezas. Sin embargo, en el centro comercial Mamilla, que está al lado, hay restaurantes muy elegantes y modernos y una noche cenamos por 20 euros por persona. Hay que tener cuidado con esas cosas. Un saludo y sigue disfrutando mucho del viaje.

  12. Felicidades por el blog. Me encanta la manera en la que escribes, es muy sentida y sabes encontrar las palabras adecuadas para optimizar el espacio! jeje Me está sirviendo mucho tu blog para mi próximo viaje.
    Un saludo!

    • Muchas gracias por tus generosas palabras Joel. Nos alegra mucho que el artículo te sirva de ayuda para tu viaje y gracias de verdad por visitar el blog y dejar el comentario. Un saludo.

  13. Hola me gustó mucho tu blog, una pregunta para visitar Belén y en el muro para pasar que documentación te piden? Es necesario sacar la visa Jordana? Muchas gracias

    • Hola Mack. Gracias por visitar el blog. Para entrar en Belén tan solo hay que llevar el pasaporte. A nosotros nos lo pidieron de vuelta a Jerusalén. Con eso es suficiente. Para entrar en Jordania sí que es necesario un visado, que en la frontera sur (la del mar Rojo) se expide en el mismo lugar. Un saludo

  14. Otra pregunta…. Para el internet en Jerusalem cómo le puedo hacer para que me salga más económico ya que serán 8 días que estaré por allá. He leído que es mejor comprar un movil nuevo, otras he leído que un chip es mejor. Que me recomiendas tú? Y en dónde adquirirlo?

    • Hola Mack. Con esa cuestión no te podemos ayudar mucho porque nosotros estuvimos durante el viaje sin conexión a internet. Aprovechamos el wifi de los hoteles y usamos un navegador para el teléfono móvil gratuito que no requiere conexión (Here Maps). Nos imaginamos que en esos casos es mejor comprar una tarjeta en Israel, pero no te podemos decir mucho más. Muchas gracias y saludos.

    • Una sim ilimitada de internet y de llamadas tanto locales como internacionales para 20 días costó 70 euros.
      Hay opciones más baratas en días o en gigas

  15. Hola Pablo Montes y Estefanía Casillas

    Hola, voy con mi familia en febrero de 2020 a Isrrael, llegaremos a tel avid, para visitar Jerusalén, Nazaret y Belen donde es mejor hospedarse , digamos un punto medio para ocupar mejor el tiempo, estaremos nueve días y de ahí nos iremos a Egipto.

    según leí más arriba, hay casas de cambio y banco para el cambio de moneda. somos de Chile y es muy difícil comunicarse, o es preferible llevar traductor.

    Gracias por toda la información.

    • Hola Nélida. Nosotros le recomendaríamos que se alojaran en Jerusalén. Es un punto intermedio y el lugar que merece más tiempo de visita. Además desde Jerusalén pueden ir en autobús a Belén como explicamos en este artículo. Además Tel Aviv está cerca (pueden ir en tren, en bus o en coche) y Nazaret, también. En Jerusalén encontrarán bancos y casas de cambio de moneda. Nosotros sacamos dinero de cajeros, que no tenía una comisión elevada.
      En cuanto a la comunicación, no es complicado. Todo el mundo habla inglés y todos los carteles y señales están en hebreo, árabe e inglés. Por eso no se preocupen.
      Disfruten del viaje y saludos.

  16. Hola Pablo, me encanta tu blog. Súper útil toda la info. Dios mediante mi esposo y yo estaremos 5 días completos en Israel. He pensado alquilar carro desde el Aeropuerto (TLV) y regresarlo ahí mismo cuando regresemos a casa. Me han dicho que es un poco complicado conducir en Israel, ¿Cómo su experiencia en las calles? y ¿Se encuentran lugares seguros con facilidad para dejar el carro mientras se hacen visitas? Mil gracias!

    • Hola Cindy. Muchas gracias por tus palabras y por visitar el blog. Nosotros no tuvimos ningún problema a la hora de conducir por Israel. De hecho encontramos muy pocas diferencias con respecto a España o cualquier otro país europeo. Las carreteras son muy buenas, el resto de conductores tienen un comportamiento correcto y las indicaciones son precisas. Se pueden encontrar lugares seguros para aparcar en todas las ciudades. En Tel Aviv, Acre, Nazaret y Jerusalén lo dejamos en aparcamientos de pago al aire libre que no fueron demasiado caros. En Eilat lo dejamos en la calle junto al hotel sin ningún problema. En ese sentido, no tengas ninguna preocupación. Un saludo y disfrutar mucho del viaje.

    • Hola Mercedes. Gracias por visitar el blog. A Belén no podéis ir con el coche rentado en Jerusalén. Sólo podéis llegar hasta el ‘check point’ con él, aparcarlo allí y cruzar caminando. Desde Jerusalén si podéis ir al Mar Muerto con el coche sin ningún problema porque, aunque la carretera 90 pase por Cisjordania, está bajo control de Israel. Para ir directamente de Belén al mar Muerto sería imposible si no podéis entrar en Belén con el coche. Por lo tanto os recomendamos ir a Belén en un día en autobús o dejando el coche en el ‘check point’, regresar a Jerusalén y partir al Mar Muerto. Un saludo y disfrutar del viaje.

  17. Hola! En primer lugar muchas gracias por el blog, sirve de gran ayuda. Me planteo visitar Belen desde Jerusalen. Tengo coche alquilado igual que vosotros. Qué os hizo ir en autobús y no llevar el coche hasta Belen? Es inseguro dejar el coche en el checkpoint? Por otra parte, en caso de ir en autobús, la línea viaja con frecuencia? He intentado buscar los horarios en internet pero me ha resultado imposible. Un saludo y gracias!

    • Hola Lara, gracias por visitar el blog. La verdad es que luego nos hicimos nosotros esa misma pregunta. Podíamos haber acudido perfectamente en nuestro coche de alquiler hasta el ‘check point’, dejarlo allí y cruzar caminando. Como la información que encontramos se refería constantemente a la posibilidad de ir en bus, no nos dimos cuenta de que hubiera sido mejor de la otra forma. Además tampoco sabíamos si se podía estacionar en las inmediaciones del ‘check point’ y por lo que vimos, no hay problema. Hay espacios para aparcar en los alrededores. Y además son seguros. Nosotros lo dejamos por ejemplo dos días en la frontera entre Israel y Jordania y no hubo problema.
      Creemos recordar que salían autobuses cada hora o incluso menos. De todas formas también tienes la opción que mencionamos de coger el autobús que te lleva directamente al centro de Belén. Es más cómodo, aunque nosotros queríamos pasar por el ‘check point’ y conocer cómo era el muro.
      Un saludo y disfruta del viaje.

  18. Nuevamente agradecerte el esfuerzo que supone redactar tus experiencias y con una narrativa tan acertada y agradable. como en el anterior post (visita a Jerusalen) seguiré tus consejos al pie de la letra. Diego, Chinchón (Madrid).

    • Gracias de nuevo Diego por tus generosas palabras. Espero que podáis disfrutar mucho de la visita a Belén desde Jerusalén. Un saludo y gracias de corazón.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies