Ruta por los 8 mejores miradores de Lisboa

Inicio Portugal Región de Lisboa Ruta por los 8 mejores miradores de Lisboa

El recorrido por los miradores de Lisboa es indispensable en el viaje a la capital lusa. Con el Tajo siempre presente en las panorámicas, estos espacios son también un lugar de reunión, esparcimiento  y libertad


Lisboa y el Tajo (Tejo en portugués). Es imposible entender el uno sin el otro y la simbiosis entre ambos no puede ser más idílica. La capital lisboeta presume de su situación geográfica y mira con orgullo al estuario que forma el río más largo de la península ibérica. Esa mirada es literal, ya que la ciudad está diseñada con el objetivo de que el Tajo sea siempre el punto de referencia para ofrecer una estampa de una belleza extraordinaria. Desde la imponente plaza del Comercio, que pierde uno de sus cuatro lados para entregarse sin paliativos al río, hasta la sucesión de miradores estratégicamente colocados en los barrios lisboetas, especialmente en la Alfama (ver el post de la ruta a pie la Alfama). Todos ellos no pierden de vista la mezcla del agua dulce y salada que se dispone a desembocar definitivamente en el Atlántico, al igual que ocurre en Oporto con su Douro. Por ello, una visita a Lisboa es incompleta si no se recorren sus miradores, que son mucho más que eso. Son lugares con un encanto especial, ese encanto que embriaga al turista que se adentra en la capital portuguesa.

Los 8 mejores miradores de Lisboa, una ventana a la ciudad y al Tajo

El recorrido por los miradores de Lisboa fue uno de los ingredientes fundamentales de un viaje de tres días en mayo de 2015 a esta decadente, pero mágica ciudad. Era la segunda vez que la visitábamos tras una primera intentona en 2010 estropeada por la incesante lluvia. En esta ocasión el sol brilló con fuerza y la capital lusa adquirió su particular color que conquista a propios y extraños, además de ofrecer lo mejor de su gastronomía. Para los españoles que vivimos cerca de la frontera con Portugal el viaje es casi un paseo en coche. Los que residan un poco más lejos, la oferta de vuelos a Lisboa desde Madrid es amplia y económica, por lo que no ha excusas para citarse con esta metrópoli repleta de historia.

De todas las cosas que se pueden desgranar de ese viaje, me voy a centrar en esta ocasión en los miradores de Lisboa que tantas imágenes de postal nos dejan, además de ser unos espacios en los que se detiene el reloj para relajarse mientras se disfruta de unas vistas de auténtico ensueño. Asimismo, la mayoría de ellos cuentan con un pequeño bar en los que tomar una copa o un refresco deleitándose con las panorámicas.

Mirador de Santa Luzia

En el trayecto obligado que va de la Sé de Lisboa hasta el Castillo de San Jorge (entre la Rua Limoeiro y el Largo de Santa Luzia) nos encontramos en el barrio de la Alfama con el Mirador de Santa Luzia. Se trata de un pequeño espacio muy frecuentado por turistas dada su situación estratégica y que ofrece una bonitas vistas de este barrio lisboeta y también del Tajo. En esa panorámica destacan, de izquierda a derecha, la iglesia de San Engracia (conocida como el Panteón Nacional) con su insigne cúpula, la iglesia de San Esteban y la de San Miguel, donde destacan sus dos torres blancas.

La Alfama desde el Mirador de Santa Luzia miradores de Lisboa
La Alfama desde el Mirador de Santa Luzia

El Tajo y un crucero desde el Mirador de Santa Luzia miradores de Lisboa
El Tajo y un crucero desde el Mirador de Santa Luzia

Una parte de la pared del mirador está decorada con azulejos y también el visitante puede encontrar un pequeño estanque de agua con aspecto de piscina donde es normal ver a turistas y niños refrescándose los pies si las temperaturas invitan a ello. Junto al mirador se encuentra la pequeña iglesia de Santa Luzia y también un bar con terraza.

Estanque del Mirador de Santa Luzia miradores de Lisboa
Estanque del Mirador de Santa Luzia

No es el mirador que mejores vistas ofrece de la ciudad, pero sí es aconsejable visitarlo porque tiene mucho encanto.

Mirador Portas do Sol

A dos minutos caminando del Mirador de Santa Luzia, subiendo por el barrio de la Alfama, nos encontramos con un privilegiado balcón de Lisboa, el Mirador Portas do Sol. Al estar situado en un punto más elevado de la ciudad, las vistas son más espectaculares que las su vecino. Se encuentra en la Rua São Tomé y también posee un bar con terraza, quizá demasiado enfocado a los turistas.

Vistas desde el Mirador Portas do Sol miradores de Lisboa
Vistas desde el Mirador Portas do Sol

Además de poder capturar unas espectaculares instantáneas del Tajo, también se tiene una perfecta perspectiva de la Alfama dominada por la iglesia de São Vicente de Fora. Asimismo, cuenta con un importante trasiego de visitantes, pero merece la pena pasar unos minutos recreándose con la luminosidad de la capital lisboeta que se capta en este lugar.

Castillo de San Jorge

Una de de las visitas imprescindibles en Lisboa es la del Castillo de San Jorge. Es uno de los monumentos más característicos de la ciudad y está en un sorprendente estado de conservación a pesar de los ocho siglos que lleva en pie. La entrada al recinto tiene un coste de 8,50 euros y en esta ocasión me centraré sólo en su vertiente como mirador.

Vistas desde el Castillo de San Jorge miradores de Lisboa
Vistas desde el Castillo de San Jorge

Como todo buen castillo, su construcción se realizó en un punto estratégico de Lisboa desde donde se divisa gran parte de la ciudad. Las panorámicas del Tajo junto al puente 25 de Abril son fantásticas, pero también se puede divisar la plaza del Comercio, la de Rossio, la Baixa, el Chiado y , por supuesto, el elevador de Santa Justa y las ruinas del Convento do Carmo.

Cañón del Castillo de San Jorge miradores de Lisboa
Cañón del Castillo de San Jorge y vistas de Lisboa

Elevador de Santa Justa y Convento do Carmo desde el Castillo de San Jorge miradores de Lisboa
Elevador de Santa Justa y Convento do Carmo desde el Castillo de San Jorge

En un día despejado el visitante se puede quedar extasiado durante minutos disfrutando de esta sucesión de imágenes de Lisboa, muy diferentes a las que ofrecen el resto de miradores de la Alfama.

Mirador de Gracia

Como es lógico, a medida que se suben las calles empinadas de la Alfama, la posibilidad de disfrutar de unas mejores visitas de la ciudad crece exponencialmente. En este punto aparece el penúltimo mirador más elevado de esta zona de la ciudad, el Mirador de Gracia (Graça en portugués). Aunque se puede considerar que se ubica en la Alfama, lo más correcto es llamar a esta zona barrio de Graça. El mirador está en la calle del mismo nombre y, al encontrarse situado por encima del Castillo de San Jorge, es posible disfrutar de unas magnificas vistas de esta fortificación.

Vistas desde el Mirador de Gracia miradores de Lisboa
Vistas desde el Mirador de Gracia

Panorámica desde el Mirador de Gracia miradores de Lisboa
Panorámica desde el Mirador de Gracia

Suele estar bastante concurrido y posee una animada terraza de un bar cuyas mesas y sillas están pegadas literalmente a la barandilla del mirador; todo un lujazo. Las panorámicas de la Baixa y del puente 25 de Abril son magníficas. Justo al lado se encuentra el convento de Nuestra Señora de Gracia que bien merece una visita. Y no está de más recordar que el verdadero nombre de este mirador es el de la poetisa portuguesa Sophia de Mello.

Iglesia de Nuestra Señora de Gracia miradores de Lisboa
Iglesia de Nuestra Señora de Gracia

Mirador da Senhora do Monte

Decía que el Mirador de Gracia es el penúltimo que nos encontramos en esta zona de Lisboa porque aún se puede subir más. Y de hecho lo recomiendo fervientemente aunque la mayoría de los turistas no lleguen hasta tan alto. El trabajo de piernas merecerá la pena porque en la conocida como colina de San Gens se alza el Mirador da Senhora do Monte. Sin duda alguna mi favorito de Lisboa porque las vistas adquieren el calificativo de espectaculares.

Un hombre meditando ante la panorámica que ofrece el Mirador da Senhora do Monte miradores de Lisboa
Un hombre meditando ante la panorámica que ofrece el Mirador da Senhora do Monte

Lisboa y el Tajo desde el Mirador da Senhora do Monte
Lisboa y el Tajo desde el Mirador da Senhora do Monte

Poco o nada queda oculto desde este rincón privilegiado de Lisboa. La Baixa, el Castillo de San Jorge, Santa Justa, el Tajo con el puente 25 de Abril, la avenida da Liberdade… son algunos de los enclaves que se mostrarán ante el visitante que corone la cúspide de la capital lusa.

Vista desde el Mirador da Senhora do Monte miradores de Lisboa
Vista desde el Mirador da Senhora do Monte

Castillo de San Jorge desde el Mirador da Senhora do Monte miradores de Lisboa
Castillo de San Jorge desde el Mirador da Senhora do Monte

El Mirador da Senhora do Monte está ubicado en un bonito parque en la calle del mismo nombre. Las zonas verdes invitan al descanso y la relajación mientras se disfruta de este excepcional balcón lisboeta. Además, se puede visitar la ermita de Nossa Senhora do Monte y contemplar la pequeña imagen de esta Virgen en el centro del parque que rodea al mirador.

Imagen de Nossa Senhora do Monte en el mirador del mismo nombre miradores de Lisboa
Imagen de Nossa Senhora do Monte en el mirador del mismo nombre

Elevador de Santa Justa

La imagen del elevador de Santa Justa va ligada íntimamente a la idiosincrasia de la ciudad de Lisboa. Más de un siglo de vida tiene este ascensor cuyo objetivo es “allanar” otra de las cuestas de la ciudad como magistralmente define mi compañero Jorge Moreta  en este “Lisboa, directa al corazón”,un texto imprescindible para todo el que viaje a la capital lusa.

Elevador de Santa Justa miradores de Lisboa
Elevador de Santa Justa

La Baixa, el Castillo de San Jorge y la Alfama desde el Elevador de Santa Justa miradores de Lisboa
La Baixa, el Castillo de San Jorge y la Alfama desde el Elevador de Santa Justa

En la actualidad, el elevador, que conecta a la Baixa con el Chiado, se ha convertido en una atracción turística de primer orden. El billete de subida y bajada cuesta 5 euros. Desde arriba podemos contemplar una estupenda postal de la Baixa por un lado y de las ruina del Convento do Carmo y el Chiado, por otro. Una experiencia indispensable.

Convento do Carmo desde el Elevador de Santa Justa miradores de Lisboa
Convento do Carmo desde el Elevador de Santa Justa

Rossio desde el Elevador de Santa Justa miradores de Lisboa
Rossio desde el Elevador de Santa Justa

Mirador de San Pedro de Alcántara

Los miradores de Lisboa están presentes en todos sus barrios. Si en la Alfama se puede disfrutar, además del Castillo de San Jorge, de Santa Luzia, Portas do Sol, Gracia y Senhora do Monte; y en el Chiado tenemos el histórico Elevador de Santa Justa, en esta ocasión nos desplazamos hasta el Barrio Alto para subir al Mirador de San Pedro de Alcántara.

Vistas desde el Mirador de San Pedro de Alcántara miradores de Lisboa
Vistas desde el Mirador de San Pedro de Alcántara

Está ubicado en el jardín del mismo nombre, por lo que las zonas verdes marcan este estupendo balcón lisboeta. Cuenta con mucha animación por la presencia de numerosos jóvenes y parejas de enamorados. Además, es frecuente ver a artistas callejeros pintando, cantando o demostrando cualquier otra habilidad.

Una de las imágenes que se obtienen desde el Mirador de San Pedro de Alcántara miradores de Lisboa
Una de las imágenes que se obtienen desde el Mirador de San Pedro de Alcántara

San Pedro de Alcántara es el mejor telescopio para divisar la Alfama desde el Barrio Alto. Además, se puede ver con nitidez la Sé de Lisboa, la plaza de los Restauradores y, por supuesto, el omnipresente Castillo de San Jorge.

Ambiente en el mirador de San Pedro de Alcántara miradores de Lisboa
Ambiente en el mirador de San Pedro de Alcántara

Mirador de Santa Catarina

Muy cerca del elevador da Bica y bajando por las empinadas calles del Barrio Alto rumbo a la ribera del Tajo aparece el escondido Mirador de Santa Catarina. Es el más occidental de Lisboa, por lo que sus vistas son bastante diferentes a las del resto. Permite ver con más cercanía el puente 25 de Abril y el monumento a Cristo Rey en Almada.

Mirador de Santa Catarina miradores de Lisboa
Mirador de Santa Catarina

Es un mirador sin demasiada elevación, pero destaca por su ambiente, repleto de jóvenes escuchando música o tocándola. También cuenta con un pequeño bar con una bonita terraza con música chill out.

Terraza chill out en el Mirador de Santa Catarina miradores de Lisboa
Terraza chill out en el Mirador de Santa Catarina

El Tajo y el puente 25 de Abril desde el Mirador de Santa Catarina miradores de Lisboa
El Tajo y el puente 25 de Abril desde el Mirador de Santa Catarina

Se encuentra en la Rua de Santa Catarina y, aunque puede quedar un poco fuera de los itinerarios más famosos por la ciudad, merece la pena darse un paseo por él. Incluso es más especial si se encuentra por casualidad como fue nuestro caso. Basta con perderse por las calles del Barrio Alto bajando hacia el Tajo y seguramente, en el momento menos pensado, aparezca para brindar un respiro y otro “momento postal” en el viaje a Lisboa.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies