Todo lo que necesitas saber para visitar los lagos de Plitvice

Inicio Europa Croacia Todo lo que necesitas saber para visitar los lagos de Plitvice

De un infierno al paraíso. De la sinrazón de la guerra, a la razón de la belleza natural. De las hordas de militares, a las de turistas. Mucho ha cambiado en los lagos de Plitvice en apenas tres décadas. Parece mentira, pero anteayer como quien dice, este paraíso que visitan miles de personas al año como es Croacia era pasto del odio y de las armas. Porque la guerra de los Balcanes marcó la infancia de la generación de los ochenta. Cada día el Telediario abría fuego con la última noticia sobre lo que estaba ocurriendo en ese lugar del mundo. Sabíamos que se estaban matando los unos a los otros en un mismo país hoy desintegrado, pero pocas respuestas encontraban nuestras pueriles preguntas de niño. Esa guerra que hemos estudiado después, aunque no comprendido, tuvo uno de sus detonantes en Plitvice. Era marzo de 1991 y los serbios tomaron el control de este espacio que se había declarado parque nacional en 1951. Lo hicieron matando a un policía croata que, a la postre, se convirtió en la primera víctima del conflicto armado en los Balcanes. Plitvice y sus alrededores se transformaron en una gran base militar. No fue hasta cuatro años más tarde cuando Croacia retomó el control del parque. El objetivo entonces fue recuperarlo para el turismo y convertirlo en lo que es hoy, una de las mayores atracciones del país. Un edén verde, azul, turquesa y esmeralda donde el visitante se deja seducir por una colección de 16 lagos comunicados entre sí por espectaculares cascadas.

Panorámica de los lagos de Plitvice
Panorámica de los lagos de Plitvice

¿Cómo son los lagos de Plitvice?

Los lagos de Plitvice son una joya natural declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1979. Abrigados por un frondoso bosque donde dominan las hayas, se esconde un entramado de lagos dividido en una parte superior y otra inferior. Los primeros están enclavados en un valle de dolomita y se comunican entres sí por poderosas cascadas que en los meses de primavera y otoño alcanzan su máxima plenitud. El agua se desliza por la roca caliza que la absorbe y a la vez permite el crecimiento de musgos, algas y otras plantas que otorgan al paisaje una belleza singular.

Cascadas en la unión de dos lagos
Cascadas en la unión de dos lagos

Los lagos inferiores son menos profundos y se nutren de dos ríos de la zona y de manantiales subterráneos. Poco a poco están realizando el trabajo de erosión que han logrado sus hermanos superiores, por lo que estamos ante un parque natural cambiante.

Vista de los lagos inferiores desde el sendero de regreso
Vista de los lagos inferiores desde el sendero de regreso

Al igual que ocurre en otros lugares del mundo donde el agua se torna a un color azul intenso (véase el Nacedero Urederra en Navarra o Río Celeste en Costa Rica) el motivo de este fenómeno es la presencia de minerales en el agua. En función de su cantidad y tipología habrá días que veamos los lagos de Plitvice de un color azul más intenso, otros más verdoso y otros incluso gris azulado.

Lagos Kaluderovac y Novakovica brod
Lagos Kaluderovac y Novakovica brod

¿Dónde dormir en los lagos de Plitvice?

Elegimos para visitar los lagos de Plitvice el peor momento posible del año. Un fin de semana del mes de agosto. Eso es sinónimo de hordas. Cientos de turistas de todas las nacionalidades que suelen pernoctar en los alrededores para disfrutar de este lugar. Hay alojamientos en el propio parque nacional que suben considerablemente el precio, por eso nosotros nos decantamos por uno situado a unos veinte kilómetros de la entrada. Guesthouse Nikolina es su nombre y el acierto fue mayúsculo (puedes reservarlo aquí y así ayudas a este blog sin coste adicional para ti).

Guesthouse Nikolina
Guesthouse Nikolina

Si algo han hecho los lagos de Plitvice es generar una red de alojamientos en pequeños pueblos dedicados mayoritariamente a las labores del campo. Casas convertidas en ‘guesthouse’, ‘bed and breakfast’ y apartamentos que han dinamizado la economía local y además permiten al visitante meterse de lleno en esa Croacia hospitalaria y auténtica. Nikolina es un ejemplo. Un encanto de mujer que nos recibió en su casa. Aparcamos nuestro coche junto a uno de sus hermosos ciruelos y nos guió hasta una habitación coqueta y sin que se echara nada en falta. Cama cómoda, baño, vistas a la montaña, un frigorífico exterior para guardar lo que quisiéramos. Un lugar silencioso donde solo se escucha el sonido del cencerro de las ovejas que pastan en el prado cercano. Por seis euros más, Nikolina te ofrece un agradable desayuno donde no falta de nada. Una tortilla, embutidos de la zona, mantequilla, bollos, cereales… En temporada alta por 40 euros la noche más los 12 de nuestros dos desayunos, merece muchísimo la pena.

Nuestro desayuno en Guesthouse Nikolina
Nuestro desayuno en Guesthouse Nikolina

Trucos para evitar colas en la entrada a los lagos de Plitvice

Los lagos de Plitvice se pueden visitar en un solo día madrugando y teniendo espíritu de caminar. Pero si el objetivo es tomárselo todo con más calma y hacer la ruta andando al completo (18 kilómetros), lo ideal es disponer de una jornada y media. Nosotros le dedicamos tres horas de la tarde del primer día y el día siguiente de 8 a 15. En verano la entrada de un día cuesta 250 kunas (34 euros) y la de dos, 400 kunas (54 euros). Nosotros optamos por esta segunda opción. Además, al comprar las entradas por la tarde nos ahorramos las inmensas colas que se forman por la mañana. Esos son los precios de verano. En invierno la entrada de una jornada cuesta sólo 55 kunas (7,4 euros) y en los meses de abril, mayo, junio, septiembre y octubre 150 kunas (20 euros).

Hordas de turistas en los lagos de Plitvice en agosto
Hordas de turistas en los lagos de Plitvice en agosto

Para llegar en coche a los lagos de Plitvice hay dos aparcamientos habilitados a un precio razonable. El número dos, que es el primero que nos encontramos desde Split y Zadar, y el uno, que es el siguiente. Ambos tienen su correspondiente entrada al parque. También hay una tercera entrada accesoria que es donde menos colas se forman para comprar las entradas. Nosotros aparcamos el coche en el número uno. El primer día por tres horas nos cobraron 1,90 euros y el segundo por siete horas fueron 6,64 euros. Son aparcamientos grandes donde se puede dejar tanto el coche en la zona asfaltada como debajo de los árboles. Hay quienes estacionan el vehículo en el arcén de la carretera totalmente gratis, pero en esos casos te arriesgas a una multa.

Nuestro coche de alquiler en el aparcamiento de los lagos de Plitvice
Nuestro coche de alquiler en el aparcamiento de los lagos de Plitvice

Rutas para recorrer los lagos y cascadas

Los que estén acostumbrados a andar no pueden perderse el recorrido completo de 18 kilómetros (entre 6 y 8 horas). Es cansado, pero realmente merece la pena. Incluso haremos más kilómetros, porque por el camino hay que desviarse a la zona de la gran cascada Veliki Slap (imprescindible) y a la de la cueva Supljara (ofrece bonitas vitas de los lagos). Es el recorrido K que veremos perfectamente marcado.

Existen otras tres rutas para los que no quieran caminar tanto. La A es un trayecto circular de 3,5 kilómetros que permite contemplar la cascada Veliki Slap junto a su hermana pequeña Sastavci y los lagos más próximos a la entrada 1 (Novakovica brod, Kaluderovac, Gavanovac y Milanovac).

Cascada Veliki Slap, la más espectacular de los lagos de Plitvice
Cascada Veliki Slap, la más espectacular de los lagos de Plitvice
Inicio de la ruta por los lagos de Plitvice
Inicio de la ruta por los lagos de Plitvice

La ruta B tiene 4 kilómetros y se vale del servicio de barco para recorrer un gran trayecto por el inmenso lago Kozjak que comunica los embarcaderos P3 y P2. Es la opción más popular por la comodidad que otorga el barco. Además permite bordear en el buque la curiosa isla de travertino.

Una de las pasarelas de los lagos inferiores de Plitvice
Una de las pasarelas de los lagos inferiores de Plitvice

Por último la ruta C tiene 8 kilómetros y también incluye el mismo recorrido en barco de la ruta B entre los embarcaderos P3 y P2 a través del lago Kozjak. Después se sigue caminando para visitar los lagos superiores y se regresa por la parte alta de los lagos. También existe un servicio de autobús para los que quieran llegar caminando hasta el final y regresar al punto de partida de una forma más tranquila. Tanto el barco como el autobús están incluidos con la entrada y tan sólo hay que mostrar el tique.

Cueva de Supljara
Cueva de Supljara

El recorrido más largo y completo entre verdes, azules, turquesas y esmeraldas

Una de las ventajas del recorrido K, el más largo, es que otorga momento de absoluta soledad. Parece imposible al encontrarnos con ríos de turistas en los metros iniciales. Pero hay que tener en cuenta que la mayoría de estos visitantes optan por tomar el barco en el embarcadero P3 y por lo tanto nos dejan tranquilos durante el sendero que bordea el lago Kozjak y transcurre entre una frondosa vegetación.

Ruta K junto al lago Kozjak totalmente solitaria
Ruta K junto al lago Kozjak totalmente solitaria

Antes hay que armarse de paciencia porque hasta el embarcadero P3 vamos a estar muy pero que muy bien acompañados. En nuestro caso en algunos momentos apenas se avanzaba ya que en las pasarelas de madera que cruzan los lagos inferiores se forman unos tapones de campeonato. Todo el mundo quiere sacar la foto perfecta e irreal. Es decir, aquella en la que no sale nadie al fondo. Misión casi imposible. Prácticamente hay que desistir, templar los nervios y disfrutar de las caídas del agua entre la vegetación que trasvasan el agua de un lago al otro. Justo antes del embarcadero veremos las pequeñas cascadas Milanovacki y Slapovi Milke Trnine.

Selfie en los lagos de Plitvice
Selfie en los lagos de Plitvice

De la tempestad a la absoluta calma. Una vez que nos despedimos de los visitantes que toman el barco en una zona que cuenta con baños y merendero, la cosa cambia por completo. Son pocos los que optan por la ruta a pie. Eso se nota. Apenas nos cruzamos con veinte o treinta personas en un recorrido de casi seis kilómetros por un sendero llano, perfectamente habilitado y rodeado de una frondosa vegetación donde dominan las hayas. En agosto el color verde domina un paisaje y además regala una sombra muy agradecida cuando las temperaturas son elevadas. Cuando el bosque deja algún claro, veremos rutilante el lago Kozjak a nuestra izquierda, el mayor del parque con cuatro kilómetros de longitud.

Bosque de hayas en los lagos de Plitvice
Bosque de hayas en los lagos de Plitvice

Nuevamente nos volvemos a encontrar a las hordas donde el barco deja a los turistas en el embarcadero P2. A partir de ahí comienza un sendero que nos permite visitar los lagos superiores y las cascadas que trasvasan el agua de uno a otro. Por este orden y aunque sus nombres son fácilmente olvidables y muy difíciles de pronunciar son los siguientes: Burgeti, Grandinsko, Milino, Galovac, Vir, Malo, Veliko, Batinovac, Okrugljak y Ciginovac. Entre ellos descubriremos espectaculares cascadas donde el agua se desliza entre la roca caliza y la vegetación regalando imágenes de lo más seductoras.

Vista de uno de los lagos superiores con una pequeña cascada
Vista de uno de los lagos superiores con una pequeña cascada
Cascada Veliki Prstavac
Cascada Veliki Prstavac
Una de las cascadas que nos regalan los lagos superiores de Plitvice
Una de las cascadas que nos regalan los lagos superiores de Plitvice

Este recorrido circular regresa de nuevo al gran lago Kozjak junto al embarcadero P2. Si estamos muy cansados, en este punto podemos regresar en barco al inicio de la ruta, pero si queremos hacer el recorrido K al completo toca regresar caminando por la otra orilla del lago. Para ello tendremos que tomar igualmente un barco más pequeño que nos cambie de orilla en apenas unos minutos para dejarnos en el embarcadero P1. En este punto además tenemos una gran explanada verde donde podemos dar buena cuenta de la comida. También existe un servicio de alquiler de barcas, un pequeño bar, fuente y baños. Ni que decir tiene que es recomendable llevarse el picnic y abundante agua ya que nos bares del parque nacional no destacan por la calidad de la cocina y, como es lógico, sus precios son bastante elevados.

Barco que comunica las dos orillas del lago Kozjak
Barco que comunica las dos orillas del lago Kozjak
Sendero de regreso y vista del lago Kozjak
Sendero de regreso y vista del lago Kozjak

Tras la merienda regresamos por el sendero en el que apenas nos encontramos a un puñado de caminantes ya que la mayoría optan por regresar en barco. Va pegado al lago Kozjak sin perder de vista su intenso color azul. Poco a poco cogemos altura para gozar de una vista más panorámica de los lagos y finalmente regresaremos al punto inicial junto a la entrada principal del parque.

Vistas desde el sendero de regreso
Vistas desde el sendero de regreso

Consejos para visitar los lagos de Plitvice

Es una imagen que por desgracia estamos acostumbrados a ver en espacios naturales muy turísticos a los que acuden personas que no salen al campo en todo el año. En los lagos de Plitvice vimos zapatos de tacón, pantalones vaqueros, chanclas y toda clase de indumentarias muy propias para perderse por las calles de Zadar o de Dubrovnik, pero no para adentrarse en la naturaleza. Da igual que hagamos el recorrido corto o el largo. Es fundamental ir vestidos para la ocasión y así evitar desde un simple resbalón a una caída que nos fastidie de las vacaciones. Estos son los consejos básicos para visitar los lagos de Plitvice.

Vista de uno de los lagos de Plitvice desde uno de los miradores
Vista de uno de los lagos de Plitvice desde uno de los miradores
  • Lo primero en un viaje y más cuando vamos a adentrarnos en la naturaleza es la salud. En Croacia es válida la Tarjeta Sanitaria Europea, pero siempre es fundamental contratar un buen seguro de viaje cuando salimos al exterior. Nosotros te recomendamos el de IATI, compañía con la que llevamos viajando tres años con una experiencia inmejorable. Si contratas el seguro a través de este enlace tienes además un 5% de descuento por ser nuestro lector.
  • Para las rutas más cortas es suficiente con un calzado cómodo, como unas deportivas o unas zapatillas de ‘trekking’ bajas, por ejemplo. Para el trayecto largo, es conveniente usar unas botas de senderismo.
  • El agua es fundamental y más si visitamos los lagos de Plitvice en pleno verano. Al menos un litro y medio por persona e incluso algo más si llevamos comida. Como hemos apuntado anteriormente es aconsejable llevarse la merienda aunque sólo sean unos simples sándwich.
  • Crema solar. El sol en el parque nacional azota de lo lindo. Hay que protegerse todo el cuerpo e incluso llevar un repelente de insectos. Aunque no hay muchos, siempre hay personas más proclives a sufrir picaduras.
  • Que nadie se moleste en llevar bañador. Está prohibido darse un chapuzón en los lagos de Plitvice aunque sus aguas color esmeralda inviten a ello.
  • Es posible llevar mascotas siempre que estén continuamente atadas. También se puede hacer con niños.
  • Comenzar temprano. Tanto para comprar las entradas como para aprovechar lo mejor posible la jornada, es fundamental comenzar la visita muy temprano. Los lagos de Plitvice abren a las 8:00 horas y cierran a las 18:00 horas.
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies