Visita al Parlamento de Budapest, la joya de la capital húngara

Inicio Europa Hungría Visita al Parlamento de Budapest, la joya de la capital húngara

Día 3. Basílica de San Esteban. Zapatos del Danubio. Visita al Parlamento de Budapest (guiada). Puente Margarita. Isla Margarita (paseo en bicicleta). Iglesia de Santa Ana. Mercado Central. Váci utca. Café Central. Ópera de Budapest (concierto de la Filarmónica de Budapest). Vistas nocturnas del Parlamento desde Batthyány tér (Buda). Paseo nocturno por el Puente de las Cadenas.

El tercer y último día de nuestro viaje a la capital húngara tuvo como plato fuerte la visita al Parlamento de Budapest, sin duda alguna el edificio más importante de la ciudad. Para evitar problemas, las entradas las sacamos con antelación a través de su página web. Se trata de visitas guiadas en español que tienen un precio de 7 euros por persona (con gastos de gestión incluidos). Los horarios que se pueden elegir son: 10:15, 13:15, 14:15 y 16:00 horas. Basta con imprimir las entradas y presentarse en la puerta de acceso para visitantes ubicada en una planta subterránea justo detrás de la fachada principal.

Fachada principal visita al Parlamento de Budapest
Fachada principal del Parlamento

Centro de recepción de visitantes visita al Parlamento de Budapest
Centro de recepción de visitantes del Parlamento de Budapest

Como queríamos aprovechar al máximo nuestra última jornada en Budapest, madrugamos para hacer una visita pendiente antes de acudir al Parlamento. Se trataba de la Basílica de San Esteban, la catedral de la capital húngara. Precisamente este templo y el Parlamento son los dos edificios más altos de Budapest. Como abre sus puertas a las 9:00 horas, nos dio tiempo a hacer un pequeño recorrido por su imponente interior. Lo que no pudimos hacer fue subir hasta su cúpula, ya que abre a las 10:00 horas y nos era materialmente imposible si queríamos estar a tiempo en el Parlamento. El gran atractivo de la cúpula es que permite disfrutar de unas espectaculares vistas de toda la ciudad.

Basílica de San Esteban de Budapest
Basílica de San Esteban de Budapest

Altar mayor de la Basílica de San Esteban de Budapest
Altar mayor de la Basílica de San Esteban de Budapest

Además de contemplar la indudable belleza neoclásica de la Basílica de San Esteban, el visitante también puede ver la Santa Diestra, es decir, la mano derecha momificada del rey San Esteban I de Hungría, a quien está dedicado el templo. Se trata de la reliquia más importante de la cristiandad húngara.

Urna con la Santa Diestra en la Basílica de San Esteban
Urna con la Santa Diestra en la Basílica de San Esteban

Detalle de la Santa Diestra en la Basílica de San Esteban
Detalle de la Santa Diestra en la Basílica de San Esteban

Una vez vista la catedral de la ciudad, acudimos al Parlamento de Budapest que se encuentra a menos de quince minutos caminando. Antes de comenzar la visita guiada, nos detuvimos  junto al Danubio, unos metros antes de la fachada del imponente edificio. Allí es posible asistir a uno de los homenajes más emotivos y sinceros a las víctimas del Holocausto. Consta de sesenta zapatos de hierro de diferentes tipos y colocados sin ningún orden obra de los artistas húngaros Gyula Pauer y Can Togay. Con ello se quiere recordar a los judíos que fueron arrojados al Danubio tras ser tiroteados por los nazis y a los que se les despojó previamente de sus zapatos por el valor que tenían en la época. Un lugar de un simbolismo muy profundo que no deja indiferente a nadie.

Los zapatos a la orilla del Danubio como homenaje a los judíos asesinados
Los zapatos a la orilla del Danubio como homenaje a los judíos asesinados

Zapatos del Danubio con el Parlamento al fondo
Zapatos del Danubio con el Parlamento al fondo

Flores y velas junto a los zapatos del Danubio
Flores y velas junto a los zapatos del Danubio

Detalle de los zapatos a la orilla del Danubio con el puente de Las Cadenas y el Castillo de Buda al fondo
Detalle de los zapatos a la orilla del Danubio con el puente de Las Cadenas y el Castillo de Buda al fondo

Aún emocionados por lo visto a orillas del Danubio, comenzamos nuestra visita guiada por el Parlamento de Budapest. El edificio deja con la boca abierta a cualquiera. Construido entre 1885 y 1905, ejemplifica el poder y la influencia que tenía Hungría en aquel momento. Si su exterior demuestra una absoluta magnificencia, el interior no se queda para atrás. Decorado con mármol y pan de oro, la visita guiada recorre sus estancias más importantes. Entre ellas está la sala donde se guardan las joyas de la coronación de Hungría (corona, orbe, cetro y espada), custodiadas por varios guardias dentro de una vitrina. Es el único lugar donde está totalmente prohibido tomar fotografías. La antigua Cámara Alta es otro de los lugares más destacados. Su diseño nos recuerda al del hemiciclo de muchos parlamentos, pero actualmente se utiliza exclusivamente para fines turísticos, ya que el espacio que usan los diputados está en otro punto del edificio que no es visitable.

Vista lateral visita al Parlamento de Budapest
Vista lateral del Parlamento de Budapest

Fachada sur visita al Parlamento de Budapest
Fachada sur del Parlamento

Escalinata visita al Parlamento de Budapest
Escalinata del Parlamento

Decoración con pan de oro visita al Parlamento de Budapest
Decoración con pan de oro en una estancia del Parlamento

Una de las cosas más curiosas que se ven durante la visita al Parlamento de Budapest son los ceniceros que hay en los pasillos destinados para los puros de las señorías. Ahora y no se usan porque está prohibido fumar en su interior, pero hace años cada diputado tenía su lugar numerado para dejar su correspondiente puro mientras se celebraba el debate en la Cámara Alta. La guía nos contó que un síntoma de que se estaba produciendo una intensa e interesante discusión en el Parlamento era la cantidad de puros que los diputados habían dejado “descansando” en los ceniceros y el nivel de desgaste que presentaban.

Una de las estancias visita al Parlamento de Budapest
Una de las estancias del Parlamento

Decoración de la Cámara Alta visita al Parlamento de Budapest
Decoración de la Cámara Alta

Cámara Alta visita al Parlamento de Budapest
Cámara Alta del Parlamento

Ceniceros para puros visita al Parlamento de Budapest
Ceniceros para puros en el Parlamento de Budapest

El recorrido guiado se prolonga durante tres cuartos de hora y es sumamente interesante. Además, el precio que tiene es irrisorio en comparación con las entradas a otros monumentos de Europa. A la salida es obligado fotografiar el exterior del Parlamento desde todos los ángulos para deleitarse con una de las maravillas que ofrece la vieja Europa. Asimismo, justo delante de la fachada este de la construcción se encuentra el bonito edificio que acoge el Museo Etnográfico.

Museo Etnográfico de Budapest
Museo Etnográfico de Budapest

Puente e isla Margarita

Dejamos atrás el Parlamento de Budapest y caminamos en dirección norte por la orilla del Danubio hasta llegar al puente Margarita. Es el segundo en antigüedad que une Buda con Pest tras el puente de Las Cadenas. La gracia que tiene atravesarlo es poder acceder a la isla Margarita, un pedazo de tierra de 2,5 kilómetros de largo en mitad del Danubio. Aprovechamos para dar un pequeño paseo por este enclave de Budapest y para ello alquilamos un coche a pedales para dos personas, una forma divertida de dar un paseo diferente. Como era pleno mes de enero, la isla Margarita estaba desangelada y su aspecto era bastante decadente y descuidado. Por lo tanto el lector se preguntará qué se puede encontrar en esta porción de tierra. Pues no es más que un gran parque con abundante vegetación en el que hay un pequeño zoo, instalaciones deportivas, una torre llamada del Agua que es el símbolo de la isla y poco más. Obviamente en verano tendrá mucho más ambiente, pero el día que la recorrimos estuvimos prácticamente solos.

Coches a pedales que se pueden alquilar en la isla Margarita
Coches a pedales que se pueden alquilar en la isla Margarita

Zoo de la isla Margarita
Zoo de la isla Margarita

Torre del Agua en la isla Margarita
Torre del Agua en la isla Margarita

Iglesia de Santa Ana y vista nocturna del Parlamento

Después de llegar a Buda atravesando el puente Margarita, nos dirigimos a Batthyány tér, una populosa plaza muy concurrida por ser una especie de intercambiador del transporte urbano, tanto del metro como del autobús. Allí se encuentra la iglesia de Santa Ana, un buen ejemplo de arquitectura barroca italiana. Pero el principal motivo de acudir a esta plaza es disfrutar de las mejores vistas del Parlamento de Budapest desde la otra orilla del Danubio. Por ese motivo, inmortalizamos el edificio a plena luz del día, pero también nos desplazamos hasta este lugar esa misma noche. La razón es que, cuando se apaga el día, el Parlamento luce una espectacular iluminación y para apreciarla en toda su dimensión es aconsejable trasladarse hasta Buda. Como la propia Batthyány tér tiene una estación de metro con el mismo nombre, lo mejor es usar este transporte público para llegar hasta allí de noche y en pleno invierno como fue nuestro caso.

Iglesia de Santa Ana
Iglesia de Santa Ana

El Parlamento desde Batthyány tér
El Parlamento desde Batthyány tér

Para regresar por la noche desde Batthyány tér hasta nuestro hotel preferimos hacerlo andando para contemplar también la iluminación del puente de Las Cadenas, toda una gozada que se completa con la vista del Castillo de Buda también brillantemente iluminado. Sin duda es muy aconsejable realizar recorridos nocturnos de este tipo en Budapest para gozar de un punto de vista diferente de los monumentos más emblemáticos de la ciudad.

Panorámica nocturna del Parlamento desde Batthyány tér
Panorámica nocturna del Parlamento desde Batthyány tér

Vista lateral del Parlamento de Budapest iluminado
Vista lateral del Parlamento de Budapest iluminado

Castillo de Buda desde el puente de Las Cadenas de noche
Castillo de Buda desde el puente de Las Cadenas de noche

Puente de Las Cadenas iluminado
Puente de Las Cadenas iluminado

Iluminación nocturna del Castillo de Buda
Iluminación nocturna del Castillo de Buda

Café Central y Concierto en la Ópera de Budapest

Ese tercer día en Budapest dio mucho de sí, porque antes de disfrutar de la iluminación nocturna del Parlamento nos dio tiempo a realizar otro de esos planes muy recomendables en la ciudad húngara: acudir a un espectáculo de la Ópera de Budapest. El motivo fundamental es el bajo precio de las entradas en comparación con otras óperas del resto de Europa. Esa noche pudimos disfrutar por 7,88 euros por persona (2.500 HUF) del concierto de la Filarmónica de Budapest. Adquirimos la entradas minutos antes del comienzo, pero los que quieran programarlo con antelación pueden obtenerlas vías internet. De esta manera también contemplamos la belleza del interior de este edificio, que además cuenta con una acústica espectacular.

Fachada de la Ópera de Budapest
Fachada de la Ópera de Budapest

Interior de la Ópera de Budapest
Interior de la Ópera de Budapest

Concierto de la Filarmónica de Budapest en la Ópera
Concierto de la Filarmónica de Budapest en la Ópera

Antes de disfrutar con el concierto también tuvimos unos minutos para relajarnos en uno de los cafés clásicos de Budapest, el Central. Se encuentra en Károlyi Mihály utca y conserva la esencia que lo convirtió en un punto de encuentro para escritores y artistas en el siglo XX. Tiene unos precios más económicos que otra cafetería clásica como Gerbaud por lo que aconsejo pasar un tiempo en una de sus mesas tomando un café, degustando uno de sus pasteles o tartas y admirando la decoración de un lugar especial.

Café Central de Budapest
Café Central de Budapest

Así concluye este relato de la tercera y última jornada en una ciudad que al menos hay que conocer una vez en la vida. Budapest destila historia, elegancia y clasicismos y encandila a todo aquel que la visita.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

2 COMENTARIOS

  1. Felicitaciones por el completo detalle del Diario de Viaje a Budapest !!

    Estoy armando mi viaje para Marzo y es de gran utilidad la información, con tanto detalle y tan bien diagramada.

    Ojalá cuando vaya tenga funciones la Opera y puede ver un concierto como hicieron ustedes.

    Una vez más agradecidos por la excelente información que dejan !!!

    Saludos.

    Javier desde Buenos Aires.

    • Muchas gracias por tus palabras Javier. Nos alegra mucho que nuestros artículos te sean de utilidad para preparar el viaje a Budapest. Marzo es una buena época para hacerlo. Seguro que habrá alguna función en la Ópera porque tiene una programación muy completa. Un saludo y gracias por visitarnos.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies