9 de las mejores playas de Huelva donde estar sin apreturas en verano

Inicio España Andalucía 9 de las mejores playas de Huelva donde estar sin apreturas en...

Repaso a nueve de las mejores playas de Huelva, infinitos litorales salvajes y escondidos donde disfrutar de la arena dorada y las aguas del Atlántico prácticamente en solitario aunque sea pleno verano

Dunas, pinares frenando el avance de la arena, playas kilométricas y vírgenes, aguas templadas y un color dorado que brilla gracias al sol de justicia que reina gran parte del año. Así es la Costa de la Luz y concretamente las playas de Huelva. Un espectacular litoral abierto al Océano Atlántico donde disfrutar de largos paseos por la orilla y unas temperaturas privilegiadas. Eso sin olvidar el resto de atractivos que poseen las tierras onubenses como su gastronomía, el imponente Parque Nacional de Doñana, El Rocío y localidades con mucho encanto como Moguer (ver el post sobre qué ver en Moguer). Y todo ello en la costa, porque si avanzamos tierra adentro la Sierra de Huelva ofrece una cara muy diferente, pero no menos interesante de la provincia más occidental de Andalucía.

Acantilado del Asperillo en la playa del Parador
Acantilado del Asperillo en la playa del Parador

Kilómetros de arena para disfrutar de las mejores playas de Huelva salvajes y escondidas

Entre todos los encantos que ofrece la provincia onubense en esta ocasión nos vamos a centrar en las playas de Huelva, algunas de las cuales hemos visitado en más de una ocasión. Desde la interminable playa del Parque Nacional de Doñana hasta la de Isla Canela en Ayamonte, la costa onubense nos ofrece grandes arenales muy parecidos entre sí, pero cada uno con su personalidad propia. Aquí el visitante no va a encontrar pequeñas calas de aguas cristalinas. Para eso se tendrá que ir a lugares como Menorca. Pero lo que sí va a descubrir son grandes playas que parecen infinitas para dar largos paseos y refrescarse en unas aguas que, personalmente, considero que tienen una temperatura excelente a pesar de la creencia popular que apunta a todo lo contrario. Una de las principales bazas de las playas de Huelva es que, en pleno verano, basta con sólo andar unos metros para estar prácticamente en solitario en muchas de ellas sin que se produzcan guerras por dónde clavar la sombrilla y sin sentir el aliento del de al lado prácticamente en la nuca. Un alivio en meses como julio y agosto donde en otros lugares la masificación es la nota dominante.

Vamos a hacer un repaso por nueve de las mejores playas de Huelva para exprimir al máximo el duende y la magia de la Costa de la Luz onubense.

Playa de Matalascañas

Playa de Matalascañas playas de Huelva
Playa de Matalascañas

Aunque técnicamente es la playa de Doñana, se considera como playa de Matalascañas al tramo urbano de este arenal. Matalascañas es un núcleo de población dependiente de Almonte que se ha convertido en el lugar de vacaciones por excelencia de cientos de sevillanos que cuentan allí con sus casas estivales. Por este motivo los meses de verano cuelga prácticamente el cartel de “no hay billetes” y sin embargo el resto del año ofrece un panorama más desangelado. Además cuenta con numerosos hoteles. Nosotros elegimos durante nuestra estancia en el verano de 2016 el hotel El Cortijo Golf.

La playa de Matalascañas suele tener una alta afluencia de bañistas en los meses de verano y es, sin duda alguna, la más masificada de esta lista de las mejores playas de Huelva. Su símbolo es la conocida como Torre de la Higuera o “La Peña”. Se trata de parte de los cimientos de una torre de vigilancia que se encontraba en la zona y que, por culpa del terremoto de Lisboa de 1755, se derrumbó y los restos acabaron en la playa como si fueran una roca. Con el paso del tiempo se ha ido mimetizando con el océano y se ha convertido en un emblema muy querido por todos aquellos que acuden a Matalascañas.

La playa de Matalascañas se extiende a lo largo de 5 kilómetros entre el límite del Parque Nacional de Doñana y la mencionada Torre de La Higuera. En 2016 contó con bandera azul y posee todo tipo de servicios y un gran número de bares y chiringuitos para disfrutar de las delicias de la gastronomía onubense como las gambas y los chocos.

Playa de Doñana

Playa de Doñana playas de Huelva
Playa de Doñana

Los que quieran alejarse del bullicio de la playa de Mastalascañas tan sólo tienen que acceder a ésta por el Gran Hotel del Coto, cruzar los palos que delimitan el Parque Nacional de Doñana y caminar unos metros. Lo que espera es una paz absoluta alejada de cualquier síntoma de bullicio. Estamos en la playa de Doñana, 28 kilómetros de arenal protegido a los que se puede acceder libremente y donde tendremos el privilegio de darnos un chapuzón nada más y nada menos que en el parque nacional por excelencia de España, el hogar del lince ibérico.

Comienzo de la playa de Doñana playas de Huelva
Comienzo de la playa de Doñana

La única limitación para acceder a esta playa es no hacerlo con animales domésticos y, por supuesto, ser aún más respetuoso si cabe a la hora de arrojar cualquier tipo de desperdicio. Algo que deberíamos tener claro en cualquier playa del mundo.

La playa de Doñana es sin duda la joya de la corona de las playas de Huelva y diría que de España. Disfrutar en pleno siglo XXI de un arenal completamente virgen donde la naturaleza es la única que marca las reglas es un auténtico privilegio. Como es lógico, en la playa de Doñana no veréis ni duchas, ni chiringuitos, ni vendedores. Lo único que nos llamará la atención serán las contadas casas de pescadores que permanecen en pie y que tienen todo el derecho a estar allí dado que se construyeron antes de la declaración de zona protegida. También veremos de vez en cuando los autobuses todoterreno que se encargan de hacer las visitas guiadas por Doñana y que nosotros también tuvimos la ocasión de realizar.

Una de las casas de pescadores que hay en la playa de Doñana
Una de las casas de pescadores que hay en la playa de Doñana

Otro elemento perturbador es que, a medida que caminamos por la playa de Doñana en dirección a Sanlúcar de Barrameda, veremos numerosa basura que el océano expulsa a la arena. Como esta playa no se puede limpiar con tractores como el resto y esta acción se realiza manualmente, es imposible eliminar todos los desperdicios que, en otros puntos de la costa, algunos desaprensivos arrojan al agua.

Con sus 28 kilómetros de extensión entre Matalascañas y la desembocadura del Guadalquivir en la localidad gaditana de Sanlúcar, la playa de Doñana es ideal para caminar todo lo que se quiera y más. Eso sí, hay que tener en cuenta las mareas, ya que cuando hay pleamar el paseo se torna más dificultoso al tener que realizarlo por la parte más arenosa.

Playa de La Flecha en El Rompido

Playa de La Flecha de El Rompido playas de Huelva
Playa de La Flecha de El Rompido

Por su peculiaridad y carácter salvaje y casi virgen, la de La Flecha en El Rompido es una de unas mejores playas de Hueva sin discusión alguna. Esa índole natural y casi salvaje hace que sea una de las playas favoritas por los aficionados al naturismo. De hecho se convirtió en el año 2001 en la primera playa nudista oficial de la provincia de Huelva.

La peculiaridad de la playa de La Flecha es que es una lengua de tierra separada de la localidad de El Rompido por el río Piedras. El río fue aportando materiales a esta especie de isla hasta convertirse en la excelente playa que conocemos hoy. Un proceso que sigue vivo ya que, según los expertos, la playa de La Flecha experimenta un crecimiento anual de 40 metros. Casi nada. Gracias a este fenómeno, en la actualidad podemos disfrutar de un arenal de 10 kilómetros de longitud que por un lado mira al Océano Atlántico y por otro, al río Piedras.

Orilla de la playa de La Flecha de El Rompido
Orilla de la playa de La Flecha de El Rompido

Aunque la playa de La Flecha se puede alcanzar caminando desde Islantilla (su única unión con tierra firme) lo normal es llegar cruzando el río en un barco que se toma en el puerto de El Rompido. La zona portuaria cuenta con un amplio aparcamiento para llegar hasta allí cómodamente con el vehículo. En el caso de no haber plaza, existe un centro comercial llamado El Faro justo al lado donde también se puede dejar el coche sin ningún problema. En el puerto hay que coger el pequeño barco Flechamar que cada día tiene una conexión permanente con la playa de La Flecha. El precio del billete es de cuatro euros ida y vuelta por persona.

Barco que lleva hasta la playa de La Flecha cruzando el río Piedras playas de Huelva
Barco que lleva hasta la playa de La Flecha cruzando el río Piedras playas de Huelva
Horarios de los barcos que van hasta la playa de La Flecha en El Rompido
Horarios de los barcos que van hasta la playa de La Flecha en El Rompido

El barco hace dos paradas (en la imagen podéis consultar los horarios). En primer lugar en la llamada pasarela 3 (frente a El Rompido), que obliga a recorrer un tramo más largo caminando hasta llegar a la playa. Si la parada se realiza en la pasarela 2 (Casa del Palo), tendremos que caminar menos y llegaremos al inicio de la zona nudista. Justo al final de la pasarela hay un pequeño chiringuito que es el único instalado en la playa. Su longitud permite que, incluso en temporada alta, se pueda estar prácticamente en solitario con tan solo alejarse unos metros de los alrededores del chiringuito y la pasarela. Un auténtico paraíso donde también poder caminar mientras se ve a los coquineros realizar su trabajo cuando baja la marea. Otra de las curiosidades que tiene esta playa que nos recordó mucho a la de la localidad portuguesa de Tavira (ver las mejores playas del Algarve), donde también hay que coger un barco que atraviesa la ría Formosa para llegar hasta la isla que, al igual en El Rompido, ofrece un arenal virgen auténticamente paradisiaco.

Un coquinero haciendo su trabajo en la playa de La Flecha de El Rompido playas de Huelva
Un coquinero haciendo su trabajo en la playa de La Flecha de El Rompido playas de Huelva

Playa del Parador

Playa del Parador playas de Huelva
Playa del Parador

Aunque el arenal que se extiende entre Matalascañas y Mazagón se conoce como la playa de Castilla, en realidad está dividido en pequeñas playas con su particular personalidad. En este tramo nos encontramos las del Parador, Rompeculos y Cuesta Maneli. La característica común que tienen todas ellas es que están protegidas por el llamado Acantilado del Asperillo, una singular formación costera que está declarada Monumento Natural. Su aparición se debe a la sedimentación de arenas y otro tipo de materiales arrastrados por el agua y el viento. Se estima que los primeros elementos se depositaron hace 15.000 años. Posteriormente las fuerzas terrestres elevaron la zona alrededor de 100 metros, lo que dio lugar a lo que hoy es un espectacular acantilado que adopta caprichosas formas y que da una belleza singular a las playas que lo acompañan.

Centrándonos en la playa del Parador hay que decir que su nombre se debe a que se encuentra junto al Parador Nacional de Turismo de Mazagón. De hecho comparten acceso aunque, como es lógico, se trata de un arenal público. La playa posee un amplio aparcamiento cuyo coste es de 2 euros por dejar el vehículo durante todo el día. Posteriormente hay que bajar por una pista circundada de eucaliptos para llegar a una de mejores playas de Huelva.

La playa cuenta con bandera azul (2016) y el distintivo “Q”  de calidad turística. Junto al acceso se localizan todo tipo de servicios: duchas, puesto de la Cruz Roja, un chiringuito y hasta una biblioteca para tomar libros prestados mientras se disfruta de un día de sol y playa. No suele registrar una ocupación elevada, aunque para estar más cómodo lo ideal es caminar unos metros hacía la izquierda o la derecha, ya que normalmente la mayoría de los bañistas se quedan junto al acceso. Cuenta además con vigilancia.

Playa de Cuesta Maneli

Playa de Cuesta Maneli playas de Huelva
Playa de Cuesta Maneli

A medio camino entre Matalascañas y Mazagón se localiza la playa de Cuesta Maneli, otra de las más apreciadas por los aficionados al naturismo. Un pequeño cartel junto a la carretera A-494 nos indica la presencia de esta playa. Para acceder deberemos dejar el vehículo en el gran aparcamiento que hay junto a la carretera por el precio de 2 euros. Posteriormente habrá que recorrer una bonita pasarela de 1,2 kilómetros de longitud que concluye con unas escaleras que dan acceso a la playa de Cuesta Maneli. Antes de bajarlas merece la pena detenerse en la atalaya que se forma en lo alto del Acantilado del Asperillo para disfrutar con las vistas de este bello enclave de la costa onubense. Especialmente al atardecer, la estampa no tiene precio.

Pasarela que lleva a la playa de Cuesta Maneli playas de Huelva
Pasarela que lleva a la playa de Cuesta Maneli
La playa de Cuesta Maneli desde lo alto del Acantilado del Asperillo playas de Huelva
La playa de Cuesta Maneli desde lo alto del Acantilado del Asperillo playas de Huelva

La playa de Cuesta Maneli cuenta con un chiringuito, a cuya izquierda comienza el tramo destinado al nudismo. Es habitual que tenga una ocupación más elevada que la playa del Parador y es ideal para dar largos paseos a la orilla del mar. En cuanto al agua, no suele registrarse un excesivo oleaje y su temperatura en verano es agradable.

Es recomendable no bañarse justo enfrente del chiringuito porque existe un pequeño tramo de rocas dentro del agua que pueden dar algún que otro disgusto. Yo personalmente me lleve unas cuantas heridas en las piernas. Al no estar el agua cristalina por el continuo movimiento de arena, es imposible ver las rocas y entonces llega el golpe. Para evitarlo es mejor meterse en el agua con cuidado y hacerlo tanto a la izquierda como a la derecha del acceso y el chiringuito.

Playa del Rompeculos

Playa del Rompeculos playas de Huelva
Playa del Rompeculos

Junto al Parador y Cuesta Maneli, la playa del Rompeculos forma parte del trío de bonitas playas que se pueden encontrar entre Matalascañas y Mazagón. El acceso a esta playa no está tan señalizado por lo que hay que estar más atentos. A la altura del kilómetro 32,6 de la carretera A-494 entre Mastalascañas y Mazagón y junto al Camping Doñana sale un camino que lleva hasta el aparcamiento de la playa. Allí habrá que pagar 2 euros para dejar el vehículo y posteriormente bajar caminando por una bonita pasarela de unos 800 metros construida a la sombra de frondosos pinos.

Pasarela de acceso a la playa del Rompeculos
Pasarela de acceso a la playa del Rompeculos

Se trata de otra playa virgen protegida por el Acantilado del Asperillo y que posee un pequeño chiringuito con bebidas frías, helados y algo de comida. La parte izquierda de la playa está destinada al nudismo y, caminando hacia la derecha, llegaremos en unos minutos a la playa del Parador ya que están juntas.

El curioso nombre de Rompeculos le viene por el cauce de agua que se abrió en el siglo XIX entre las dunas y que generó el acceso a la playa, en el que hoy está construida la pasarela anteriormente mencionada.

Playa de Islantilla

Playa de Islantilla playas de Huelva
Playa de Islantilla

Junto con las de Matalascañas y El Parador, la de Islantilla cierra la terna de playas de Hueva que han lucido la bandera azul durante el año 2016. Este arenal es compartido por los municipios de Lepe e Isla Cristina y su extensión es de 1,6 kilómetros.

En los alrededores posee todo tipo de servicios, ya que se encuentra junto a una zona residencial repleta de edificios de apartamentos y pequeños chalés. En nuestro caso la visitamos hace unos años durante una estancia en Punta Umbría y nos causó una muy grata impresión. Suele tener una ocupación más elevada, pero igualmente posee el encanto natural que distingue a las playas de Huelva.

Playa de El Portil

Playa de El Portil playas de Huelva
Playa de El Portil. | WIKIPEDIA

Pertenece a las zonas residenciales de El Portil y Nuevo Portil que a la vez forman parte de los municipios de Punta Umbría y Cartaya. La playa de El Portil se localiza en la desembocadura del río Piedras, el mismo que se cruza para llegar hasta la playa de La Flecha en El Rompido. Posee algo más de tres kilómetros de longitud con arena dorada. Suele contar con una ocupación elevada en temporada alta al tratarse de una playa urbana fácilmente accesible desde El Portil y Nuevo Portil.

Playa de Punta Umbría

Playa de Punta Umbría playas de Huelva
Playa de Punta Umbría

La de Punta Umbría es una de las mejores y más populares playas de Huelva. Pertenece al municipio del mismo nombre y es un arenal de casi 4 kilómetros, que en uno de sus tramos está rodeado de pinares que frenan el avance de las dunas. A este paraje se le conoce como los Enebrales de Punta Umbría. En este punto hay varias pasarelas que comunican la playa con la zona hotelera de Punta Umbría, aunque la sensación de encontrarse en una playa virgen es absoluta. En la vertiente más urbana de la playa los pinares desaparecen y el arenal se encuentra más próximo a las construcciones.

Atardecer en la playa de Punta Umbría playas de Huelva
Atardecer en la playa de Punta Umbría

La playa de Punta Umbría se puede dividir en cinco: La Canaleta, Punta Umbría, Los Enebrales, Mata Negra y La Bota. De todas formas no existe una separación física entre ellas y por este motivo se denomina popularmente al conjunto como playa de Punta Umbría.

A pesar de estar totalmente abierta al Atlántico, el oleaje no suele ser muy fuerte aunque el continuo movimiento del agua hace que la arena está constantemente flotando e impida que tenga un aspecto cristalino. Eso no quiere decir en absoluto que el agua esté sucia ni mucho menos. Se trata de aguas perfectamente limpias.

En los accesos desde la zona hotelera existen servicios como duchas y chiringuitos y en el tramo urbano hay numerosos restaurantes.

¿Dónde alojarse en la costa de Huelva?

Son dos las ocasiones en las que hemos optado por la costa de Hueva para disfrutar de unos días de playa en verano. En la primera nos decantamos por Punta Umbría, uno de los epicentros turísticos de la costa onubense y donde la oferta de alojamientos es muy amplia. Optamos por los Apartamentos Leo Punta Umbría. Están completamente equipados y modernos, pero con la pega de que la hora de entrada es demasiado tardía. Un lastre si, por ejemplo, llegas por la mañana. En este enlace tenéis algunos de los más interesantes alojamientos en Punta Umbría para reservarlos directamente.

En nuestro segundo viaje para disfrutar de las mejores playas de Hueva decidimos pernoctar en Matalascañas. Esta villa turística pegada al Parque Nacional de Doñana cuenta con numerosos chalés y apartamentos y algún que otro hotel. El ambiente es muy tranquilo y desde allí es posible desplazarse sin problemas a otros puntos de la costa de Huelva. Nos alojamos en el hotel El Cortijo, establecimiento sin pretensiones pero con una buena relación calidad-precio y una cocina más que aceptable. Otras opciones para alojarte en Matalascañas son estas.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

8 COMENTARIOS

    • Gracias por tu comentario Rubén. Nos sorprendió mucho que en pleno verano hubiera playas en Huelva donde puedes en estar solitario sin, rastro de vida humana a más de 500 metros a la redonda. Es un auténtico lujo. Saludos compañero.

  1. Mejor acompañado ¿no? 🙂 Pues si te digo la verdad las únicas que conozco son las de Doñana y me encantaron. Viendo las fotacas que hay por aquí habrá que hacerse la kilometrada en coche para disfrutar de más.
    Buen post Pablo y gracias por compartir una zona que tan poquito conocemos los del norte.

    • Muchas gracias por tus palabras Rebeca. Es una zona muy visitada por extremeños y, sobre todo, por sevillanos, pero merece la pena recorrerla para, además, disfrutar de su gastronomía. Acompañado siempre jeje mejor, aunque en este caso era más bien porque en pleno verano hay zonas de estas playas donde puedes estar en solitario, sin ningún bañista a tu alrededor. Eso es un lujo teniendo en cuenta la masificación que hay en otros lugares. Saludos.

  2. ¿¿¿De verdad está incluida Matalascañas y Punta Umbría??? …. está claro que no las ha visitado ni en Julio ni en Agosto …. masificación pura y dura. Nada recomendable para visitar en los meses de verano (he pasado 6 años veraneando en Matalascañas y es imposible estar tranquilo)

    • Hola te agradecemos tu comentario pero en la descripción de la playa de Matalascañas decimos claramente que en verano se cuelga el cartel de “no hay billetes”. Claro que hemos estado en julio y agosto en ambas. En Punta Umbría te aseguramos que si te alejas un poco de la zona de los hoteles puedes estar prácticamente en solitario. Y en Matalascañas sólo hace falta meterse en la zona de Doñana y caminar unos minutos y también estás sin nadie alrededor. Es cuestión de hacer un esfuerzo y andar un poco. Lo que no se puede pretender es estar en solitario junto a los chiringuitos. Pero insistimos en que en la mayoría, con ganas de caminar, puedes estar solo en pleno agosto. Saludos

  3. Lo malo de estas playas es que los perros campan a su anchas, cagando y meando donde mejor les vienes, y los pescadores de caña también con el correspondiente peligro para los bañistas

    • Hola Maribel. Nosotros cuando hemos ido no tenido mucho problema en ese sentido por todas las playas de Huelva que fuimos. De hecho como en la de Doñana no pueden entrar animales domésticos, te evitas eso. Pero es cierto que debería haber zonas habilitadas para ir con las mascotas y para pescar y que los bañistas pudieran estar tranquilos en ese sentido. Un saludo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies