De Siena a Pisa

Inicio Europa Italia De Siena a Pisa

De Siena a Pisa en un día. Siena (Piazza del Campo. Baptisterio de San Juan. Catedral de Nuestra Señora de la Asunción. Basílica de San Domenico. Palazzo Chigi Saracini. Convento e iglesia de San Niccolò del Carmine. Pinacoteca Nacional. Palacio Salimbeni). Pisa (Torre. Baptisterio de San Giovanni. Catedral de Santa María Asunta. Camposanto Monumental).

La última jornada de nuestro viaje de tres días a Florencia la dedicamos para visitar Siena y Pisa. Como teníamos coche del alquiler no nos supuso ningún problema. Os preguntaréis si es posible visitar estas dos ciudades en un solo día y además partiendo desde Florencia. Totalmente posible y aconsejable. Hay que tener ganas de conducir, fuerzas para caminar y ánimo para madrugar. Con estos tres ingredientes es suficiente para ir de Siena a Pisa con el objetivo de contemplar los monumentos más destacados que nos ofrecen estas dos ciudades. También os plantearéis si merece la pena dedicar uno de los tres días de visita a Florencia para acudir a estas dos ciudades de la Toscana y os vuelvo a decir que sí. La capital florentina se recorre perfectamente en dos intensos días y se puede dedicar perfectamente la tercera fecha a este otro plan.

Hay que madrugar bastante para poder ver ir, en apenas doce horas, de Siena a Pisa. Desde Florencia a la primera de ellas hay 70 kilómetros que se recorren en una hora. Se circula por una autovía, pero bastante estrecha y con algunos tramos de obras que aún hoy continúan. El viaje se hace un poco pesado por este motivo. En Siena está limitada la circulación en parte de su casco histórico, por lo que aconsejo dejar el coche a la entrada de la ciudad. Hay dos opciones: se puede aparcar en un lado de la carretera que sube a Siena (Via Esterna di Fontebranda) o en un parking de pago que nos encontraremos en esta misma calle a nuestra derecha (el de Santa Caterina). Desde ese punto al centro de la ciudad hay sólo diez minutos caminando.

De la Piazza del Campo al Duomo de Siena

Cualquier itinerario por la ciudad de Siena debe comenzar en su centro neurálgico, la Piazza del Campo. Se trata de una gran plaza cuya circunferencia es de nada más y nada menos que de 333 metros y está considerada como una de las ágoras medievales más importantes de Europa. Impresiona verla, aunque al poseer los rasgos de la sobriedad medieval le resta la belleza que sí tiene, por ejemplo, la Plaza Mayor de Salamanca, la Grand Place de Bruselas o el Grote Markt de Brujas.

Vista de la Piazza del Campo de Siena
Vista de la Piazza del Campo de Siena

Piazza del Campo de Siena con el Palacio Comunal y la Torre del Mangia
Piazza del Campo de Siena con el Palacio Comunal y la Torre del Mangia

En uno de los extremos de la plaza podemos ver la Fuente Gaia (Fuente de la Alegría) que está rodeada por esculturas que representan algunos pasajes bíblicos y de la mitología romana. En el otro extremo aparece imponente el Palazzo Pubblico o Palacio Comunal, antiguo Ayuntamiento de la ciudad que hoy alberga el Museo Cívico de Siena y que se puede visitar por 8 euros. Acompañando al Palacio está la Torre del Mangia, una construcción de 88 metros de altura que es el campanario de la ciudad. Se puede subir hasta ella también por 8 euros, aunque es posible obtener una entrada combinada el Palacio y la Torre por 13 euros.

Palacio Comunal de Siena
Palacio Comunal de Siena

Interior del Palacio Comunal de Siena
Interior del Palacio Comunal de Siena

Rómulo y Remo en el interior del Palacio Comunal de Siena
Rómulo y Remo en el interior del Palacio Comunal de Siena

La segunda visita obligada en Siena es a su Catedral o Duomo, aunque justo al lado podemos contemplar el Baptisterio de San Juan que por fuera tiene un aspecto de iglesia y por lo tanto es muy diferente al octogonal de Florencia y al redondo de Pisa. La entrada a este Baptisterio es de 3 euros.

Baptisterio de San Juan de Siena
Baptisterio de San Juan de Siena

A través de unas empinadas escaleras y una bella puerta accedemos a la Piazza del Duomo donde disfrutaremos de la bellísima fachada de la Catedral dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Es uno de los templos más esplendorosos de toda Italia y guarda bastantes similitudes con el Duomo de Florencia. En su interior podemos ver obras de Miguel Ángel y Donatello y es recomendable la visita a su cripta. La entrada tiene un precio de 4 euros y la cripta supone un desembolso de otros 6 euros a mayores. Existe la opción de adquirir la tarjeta OPS Si Pass que por 12 euros (de mayo a octubre. El resto del año cuesta 8 euros) permite visitar la Catedral y su terraza panorámica, la cripta, el Museo de la Ópera (principal pinacoteca de la ciudad), el Baptisterio y el Oratorio de San Bernardino. Una estupenda opción si se permanece uno o dos días en la ciudad, pero que en nuestro caso fue materialmente imposible teniendo en cuenta que sólo disponíamos de una mañana para recorrer Siena.

Escaleras de acceso a la Piazza del Duomo de Siena
Escaleras de acceso a la Piazza del Duomo de Siena

Fachada de la Catedral de Siena
Fachada de la Catedral de Siena

Puerta principal de la Catedral de Siena
Puerta principal de la Catedral de Siena

Campanario de la Catedral de Siena
Campanario de la Catedral de Siena

Después de ver a lo lejos la imponente pero tosca Basílica de San Domenico de Siena, avanzamos por la comercial Via di Citta (repleta de tiendas de recuerdos) hasta el Palazzo Chigi Saracini, un histórico palacio que alberga la Academia de Música de la ciudad.

Basílica de San Domenico de Siena
Basílica de San Domenico de Siena

Interior del Palazzo Chigi Saracini de Siena
Interior del Palazzo Chigi Saracini de Siena

Siena se recorrer con facilidad y rapidez. Tan sólo hay que bordear la Piazza del Campo por sus estrechas calles para ir topándonos que la monumentalidad de una de las ciudades más bellas de Italia. En este trayecto vimos el convento e iglesia de San Niccolò del Carmine y la Pinacoteca Nacional de Siena (Via S. Pietro). El paseo acabó justo al norte del centro neurálgico de Siena, en el plaza Salimbeni que alberga el palacio medieval del mismo nombre, sede del banco Monte dei Paschi di Siena.

Convento e iglesia de San Niccolò del Carmine de Siena
Convento e iglesia de San Niccolò del Carmine de Siena

Pinacoteca Nacional de Siena
Pinacoteca Nacional de Siena

Palacio Salimbeni de Siena
Palacio Salimbeni de Siena

Para los amantes del fútbol italiano, unos metros más adelante, en la plaza Giacomo Matteotti tenemos una vista del estadio Artemio Franchi, que sorprende que se encuentre tan cercano al casco histórico de la ciudad toscana.

Poco antes de la hora de comer habíamos finalizado nuestro breve pero intenso recorrido por Siena. Tocaba volver a coger el coche para poner rumbo a Pisa. Entre estas dos ciudades hay 135 kilómetros que se tardan en recorrer casi dos horas. Lo mejor del viaje es contemplar los bellos paisajes que nos ofrece la Toscana, especialmente en el trayecto entre Siena y Florencia.

La autovía que une la capital florentina con Pisa es mejor que la que va a Siena y el viaje en esta parte es bastante más agradable.

Recorrido por Pisa

Nuestra llegada a la ciudad de la torre inclinada se produjo más allá de las 14:00 horas y con el hándicap de que era el mes de diciembre y la noche caída en Italia a la 17:00 horas. Las cuentas eran fáciles: teníamos menos de tres horas para comer y ver lo más importante de Pisa. Dicho y hecho. Para los que vayan en coche como nosotros aconsejo dejarlo en un aparcamiento al aire libre de pago que hay en la Via Cammeo Carlo Salomone, justo al lado del restaurante universitario Cammeo. Desde ahí a la Piazza dei Miracoli (donde está la Catedral, el Baptisterio, la Torre y el cementerio) hay tres minutos andando.

Baptisterio, Duomo y Torre de Pisa
Baptisterio, Duomo y Torre de Pisa

La calle que nos lleva desde el aparcamiento a uno de los lugares más famosos del mundo está repleta de puestos de souvenirs. En mi vida había visto tantos juntos. Se pueden contar por decenas. No obstante se trata de uno de los puntos más visitados del planeta. Aunque Pisa tiene alguna iglesia muy bella y rincones de interés, lo cierto es que con recorrer la Piazza dei Miracoli tenemos más que suficiente si se va sólo unas horas como era nuestro caso. Emociona encontrarse en un lugar tantas veces visto en televisión y en fotografías. Es tal y como lo imaginas, o incluso mejor. El conjunto arquitectónico que forman la Torre con el Baptisterio y la Catedral es fantástico y el césped de un verde intenso que rodea estos edificios le da un carácter más especial.

Baptisterio y Duomo de Pisa
Baptisterio y Duomo de Pisa

La Torre de Pisa no deja de ser el típico campanario o campanile que vemos en muchas ciudades italianas, pero con el añadido que éste es de mayor belleza y, sobre todo, que está inclinado. El precio para subir los 300 escalones de su escalera de caracol no es nada barato: 18 euros. Y más teniendo que en cuenta que ver todos los monumentos de Siena supone un desembolso de sólo 12 euros. Aquí se paga el peaje de la fama, ni más ni menos. Además, para obtener las entradas hay que hacer una larga cola en las taquillas.

Torre de Pisa
Torre de Pisa

Torre de Pisa desde abajo
Torre de Pisa desde abajo

Alrededor del campanario hay decenas de personas haciendo las típicas fotos con la Torre en la palma de la mano, sujetándola, agarrándola con los brazos, etc. Divierte ver a los turistas haciendo casi malabares para obtener la imagen más curiosa.

Torre de Pisa inclinada
Torre de Pisa inclinada

Torre de Pisa al atardecer
Torre de Pisa al atardecer

El Baptisterio de San Giovanni destaca por su imponente cúpula y el precio de su entrada es de 5 euros. Por su parte, el Duomo o Catedral de Pisa dedicada a Santa María Asunta es de estilo románico y merece la pena recorrer su interior. Aunque he leído que acceder a ella cuesta 2 euros, nosotros lo hicimos de manera gratuita porque había una celebración. El recorrido por la Piazza dei Miracoli (de los Milagros) finaliza en el Camposanto Monumental de Pisa, que se reconoce rápidamente por su muro externo de 43 arcos ciegos. Se puede hacer un paseo gratuito por su interior, aunque existen visitas guiadas durante todo el día.

Baptisterio de San Giovanni de Pisa
Baptisterio de San Giovanni de Pisa

Fachada de la Catedral de Santa María Asunta de Pisa
Fachada de la Catedral de Santa María Asunta de Pisa

Duomo y Torre de Pisa
Duomo y Torre de Pisa

El hecho de llegar a la hora de comer a Pisa nos permitió ver el atardecer en la ciudad toscana. Un auténtico espectáculo contemplar cómo el Sol desaparecía y la tonalidad de los monumentos de la Piazza dei Miracoli cambiaba por completo. Era hora de regresar a Florencia con la satisfacción de haber visitado lo más relevante de Siena y Pisa en tan sólo una jornada.

Artículo anteriorPlaya de Matosinhos
Artículo siguienteQué visitar en Florencia
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

2 COMENTARIOS

  1. En primer lugar, enhorabuena por una página tan magnífica.
    He dado con ella buscando información sobre la Toscana. Dos de nuestros destinos serán, sin duda, Siena y Pisa por lo que me ha sido muy útil.
    Seguiré leyendo, muy interesante!!
    Muchas gracias

    • Muchas gracias por tus palabras Marga. Nos alegra mucho que te haya sido útil este artículo. Nosotros fuimos en invierno, pero si vas por la Toscana en una época de mejor tiempo es imprescindible parar en algunos pueblecitos con bodegas y viñedos y, por supuesto, también en Florencia. Sobre esta última también tenemos información en el blog. Disfruta del viaje y un saludo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies