Qué ver en Brujas en un día

Inicio Europa Bélgica Qué ver en Brujas en un día

Respondemos a la pregunta de qué ver en Brujas en un día y explicamos cómo llegar a esta ciudad en tren desde Bruselas

Si hay una ciudad que brilla con luz propia en Bélgica y en la región de Flandes esa es Brujas. Sus calles, canales y edificios parecen sacados de un cuento. Por algo su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000 y en 2002, junto con mi Salamanca, fue Capital Europea de la Cultura. Las reducidas dimensiones de su zona histórica la hacen una ciudad visitable en un solo día, aunque las personas que han hecho noche en ella también lo recomiendan fervientemente. Eso sí, a partir de las 20:00 horas la gente desaparece y la soledad reina en unas calles que por el día están repletas de turistas.

Nuestra visita a Brujas se enmarcó dentro de un viaje de tres días a Bruselas. Como la capital belga se ve perfectamente en una par de jornadas (incluso en una si me apuráis), es imprescindible dedicar un día a Brujas. Lo ideal es sumarle a esta visita la ciudad de Gante (a medio camino entre Bruselas y Brujas) que también se puede recorrer en unas horas, pero en nuestro caso fue imposible por falta de tiempo.

Si no se ha alquilado un coche, la mejor forma para llegar a Brujas desde Bruselas es en tren. El ferrocarril en Bélgica (también en Holanda) es una auténtica gozada. Trenes cómodos, baratos, rápidos, con numerosas frecuencias y a multitud de destinos. No es necesario reservar los billetes y se pueden comprar un día antes en la propia estación. Como en Bruselas estábamos alojados junto a la Grand Place, nos venía bien coger el tren en la Gare Centrale (Estación Central). Pero también se pueden tomar desde la Gare du Midi (Estación de Bruselas Sur). El precio del billete es de 13 euros y los trenes salen desde las 6:00 horas a las 24:00 horas. Creo recordar que tomamos el que partía a las 8:00 horas y el de vuelta lo cogimos en Brujas en torno a las 18:00 horas, ya que era el mes de abril y anochecía relativamente pronto.

Explicado el capítulo de cómo llegar desde Bruselas, vamos a responder al título del post: qué ver en Brujas en un día. En primer lugar decir que el tren nos deja en la Stationsplein (Estación Central de Brujas) que está a veinte minutos caminando del punto neurálgico de la ciudad, el Markt. Para ello tenemos que cruzar la carretera de circunvalación, atravesar el puente sobre el río y tomar la calle Oostmeers, que nos llevará sin pérdida alguna hasta el centro. Nada más cruzar el puente ya veremos la arquitectura típica del casco histórico con casas bajas que parecen sacadas del escenario de un cuento clásico.

Uno de los bellos edificios que se pueden ver en la ciudad qué ver en Brujas en un día
Uno de los bellos edificios que se pueden ver en la ciudad

Lo primero que hicimos fue dirigirnos a Mariastraat (junto al Hospital de San Juan de Dios) para hacer uno de los típicos paseos en barco por los canales. Este muelle es uno de los cincos desde donde se puede hacer este recorrido (los otros son Huidenvettersplein o plaza de los Curtidores, Rozenhoedkaai, Wollestraat, Nieuwstraat y Katelijnestraat). Como veis son nombres de fácil pronunciación para cualquier español. Considero este paseo en barco como una de las actividades obligadas para hacer en Brujas nada más llegar ya que, además de ser una experiencia agradable, te ofrece una visión diferente de algunos monumentos importantes de la ciudad que de otra forma sería imposible tener. Como ocurre en Venecia, algunas calles son simplemente canales con ausencia de aceras, por lo que la única manera de transitarlas en es barca. La duración del trayecto es de alrededor de media hora y el precio ronda los 8 euros. El barquero también te hace una explicación de lo que vamos viendo. En nuestro caso fue en castellano ya que todos los turistas que íbamos éramos españoles.

Uno de los muelles para tomar las barcas qué ver en Brujas en un día
Uno de los muelles para tomar las barcas

Hospital de San Juan qué ver en Brujas en un día
Hospital de San Juan

Durante el recorrido se pueden ver algunos de los monumentos más importantes de la ciudad. Entre ellos destaca el Hospital de San Juan de Dios (convertido actualmente en un museo de archivos e instrumentos médicos), la Casa del Pelícano (que recibe su nombre por el emblema con esta ave que luce en su puerta), la iglesia de Santa Ana, el Museo Gruuthuse junto a la iglesia de Nuestra Señora, el bonito edificio del siglo XVI que alberga la tienda de moda 2Be. Además, podemos ver algunos hoteles que se ubican en casas de ensueño, los minimalistas, pero al mismo tiempo bellos puentes de la ciudad, y viviendas de particulares con fachadas y balcones de postal. También el barco transita por el conocido muelle del Rosario (Rozenhoedkaai) que ofrece una de las vistas más conocidas de Brujas con la Torre del Campanario de la ciudad al fondo.

Martins Orangerie Hotel qué ver en Brujas en un día
Martins Orangerie Hotel

Hotel Relais Bourgondisch Cruyce qué ver en Brujas en un día
Hotel Relais Bourgondisch Cruyce

Tienda 2Be Moodshopping qué ver en Brujas en un día
Tienda 2Be Moodshopping

Escuela de Primaria Basisschool qué ver en Brujas en un día
Escuela de Primaria (Basisschool)

Casa del Pelícano qué ver en Brujas en un día
Casa del Pelícano

Museo Gruuthuse qué ver en Brujas en un día
Museo Gruuthuse

notaris vandeputte bart qué ver en Brujas en un día
La coqueta casita del notario Bart Vandeputte (conocido en su casa…)

Uno de los bonitos hoteles que podemos ver qué ver en Brujas en un día
Uno de los bonitos hoteles que podemos ver

Vista desde la barca en uno de los canales qué ver en Brujas en un día
Vista desde la barca en uno de los canales

Cisnes durante el paseo en barca qué ver en Brujas en un día
Cisnes durante el paseo en barca

Torre de la iglesia de Nuestra Señora desde uno de los canales qué ver en Brujas en un día
Torre de la iglesia de Nuestra Señora desde uno de los canales

Tras el paseo por los canales tocaba patear el casco histórico. Comenzamos por la iglesia de Nuestra Señora, que se encuentra justo al lado de donde tomamos el barco. Se trata de un gran templo medieval que llama la atención desde el exterior por su enorme torre de 122 metros de altura y que, junto con el Campanario, dominan el paisaje de la ciudad. Su interior no es de gran belleza, pero el motivo de la vista era contemplar la Madonna de Brujas, una de las obras del genial Miguel Ángel. Aunque fue una obra que el artista de Florencia realizó para la catedral de Siena, finalmente fue adquirida por dos comerciales de Brujas. Ni el propio Miguel Ángel se imaginaría que una de sus obras iba a acabar en la ciudad belga, ni tampoco muchos visitantes saben la joya que alberga esta iglesia.

Fachada de la iglesia de Nuestra Señora qué ver en Brujas en un día
Fachada de la iglesia de Nuestra Señora

Altar mayor de la iglesia de Nuestra Señora qué ver en Brujas en un día
Altar mayor de la iglesia de Nuestra Señora

Madonna de Brujas en la iglesia de NuestrSeñora, obra de Miguel Ángel qué ver en Brujas en un día
Madonna de Brujas en la iglesia de Nuestra Señora, obra de Miguel Ángel

Después de contemplar los bonitos edificios que acogen el Museo Gruuthuse (palacio gótico del siglo XV) y el Museo Groeninge (cuenta con una importante colección de pintura flamenca) nos dirigimos a la catedral de San Salvador de Brujas, otro imponente templo construido en el siglo X y que es el más antiguo de la ciudad. Tanto la entrada a la Catedral como a la iglesia de Nuestra Señora es gratuita.

Museo Gruuthuse qué ver en Brujas en un día
Museo Gruuthuse

Catedral de San Salvador qué ver en Brujas en un día
Catedral de San Salvador

Era momento para dirigirnos al Grote Markt, la plaza principal de Brujas, pero antes hicimos una parada en otra plaza, Simon Stevinplain, donde vemos una escultura de este matemático, considerado el padre de los números negativos (nos acordaremos de él cuando tengamos la cuenta corriente en números rojos).

El Grote Markt es sencillamente espectacular. Después de haber visto en Bruselas la Grand Place y tener en nuestra propia ciudad el ágora más bonita del mundo como es la Plaza Mayor de Salamanca, Brujas no se queda para nada atrás. Aunque el día que los visitamos lo deslucía un sinfín de vallas que estaban colocadas para Dios sabe qué, el Grote Markt (plaza del Mercado en español) te deja boquiabierto durante un buen rato. Tiene una superficie de una hectárea y está dominado por el imponente Campanario y el edificio del Juzgado Provincial. En el centro vemos las estatuas de Jan Breydel y Pieter de Coninck y afortunadamente en 1995 se peatonalizó en su mayor parte, ya que no me quiero imaginar el caos que provocaría ver coches por todos lados en un entorno tan magnífico.

Edificio del Juzgado Provincial en el Markt qué ver en Brujas en un día
Edificio del Juzgado Provincial en el Markt

Vista del Markt qué ver en Brujas en un día
Vista del Markt

Edificios del Markt qué ver en Brujas en un día
Edificios del Markt

Aconsejo subir a la Torre del Campanario (allí se le llama Belfort o Torre Belfry) que preside el Markt y desde la que se disfruta de unas preciosas vistas de toda Brujas. Cuenta con una altura de 83 metros, su entrada tiene un precio de 8 euros y se puede visitar hasta las 17:00 horas. Lo único malo es que hay que subir a pie los 366 escalones de la escalera de caracol que llega hasta el lugar en el que están las campanas. También tenemos la oportunidad de ver el mecanismo que tiene el reloj de la torre, muy parecido al que vemos en las imágenes de televisión cada Nochevieja cuando hacen el preceptivo reportaje de la puesta a punto del que hay en la Puerta del Sol de Madrid.

Torre del Camapanario qué ver en Brujas en un día
Torre del Camapanario

Maquinaria del reloj de la Torre del Campanario qué ver en Brujas en un día
Maquinaria del reloj de la Torre del Campanario

Campana en el interior de la Torre del Campanario qué ver en Brujas en un día
Campana en el interior de la Torre del Campanario

El Markt y el resto de la ciudad desde la Torre del Campanario qué ver en Brujas en un día
El Markt y el resto de la ciudad desde la Torre del Campanario

Vista de Brujas desde la Torre del Campanario qué ver en Brujas en un día
Vista de Brujas desde la Torre del Campanario

Panorámica de la ciudad desde la Torre el Campanario qué ver en Brujas en un día
Panorámica de la ciudad desde la Torre el Campanario

A sólo tres minutos caminando del Markt por la pequeña calle Breidelstraat nos encontramos otra bella plaza, Burg. Se trata de una antigua fortaleza que estuvo amurallada y que en la actualidad acoge el cuidado edificio del Ayuntamiento de Brujas, la Probostía, el Palacio de Justicia (convertido actualmente en museo) y la Basílica de la Santa Sangre. Nosotros entramos en este último templo, que es uno de los grandes atractivos de la ciudad y que se encuentra en una esquina de la plaza. Su fachada es de gran belleza y el motivo de que sea tan visitada es que en su interior alberga una reliquia con la supuesta sangre de Jesucristo. Se trata de un trozo de tela en el interior de una ampolla que fue traído a la ciudad belga en la Segunda Cruzada. La entrada a la Basílica es gratuita, pero para poder tocar –en presencia de un sacerdote- la especie de botella en la que está guardada la ampolla es necesario dar un donativo.

Plaza Burg presidida por el Ayuntamiento qué ver en Brujas en un día
Plaza Burg presidida por el Ayuntamiento

Antiguo Palacio de Justicia y actual museo qué ver en Brujas en un día
Antiguo Palacio de Justicia y actual museo

Basílica de la Santa Sangre qué ver en Brujas en un día
Basílica de la Santa Sangre

Vidrieras en la Basílica de la Santa Sangre qué ver en Brujas en un día
Vidrieras en la Basílica de la Santa Sangre

Altar mayor de la basílica de la Santa Sangre qué ver en Brujas en un día
Altar mayor de la basílica de la Santa Sangre

Antes de comer nos dio tiempo a pasarnos por el conocido como muelle del Rosario (Rozenhoedkaai) para hacer la típica fotografía de Brujas con los canales y la Torre del Campanario de fondo. Es un punto por el que ya habíamos pasado en la barca, pero al que se debe volver caminando. Desde la plaza Burg se tarda tres minutos en llegar.

Era hora de reponer fuerzas y nos decantamos por un muy recomendable restaurante que vimos que tenía buenas críticas en Tripadvisor. Se llama Gruuthuse Hof está ubicado en Mariastraat, 36. Además de que sirve unos platos muy bien preparados a precios asequibles, es uno de los restaurantes más antiguos de Brujas y está en una preciosa y pequeña casa de tres plantas del siglo XVIII. Su interior es bastante reducido y la terraza, también. Nosotros encontramos mesa fuera y comer allí fue un verdadero placer. Ellos mismos presumen en su web de que, aunque se han convertido en un restaurante muy popular de la ciudad, conservan unos precios ajustados y unas raciones generosas.

Restaurante Gruuthuse Hof qué ver en Brujas en un día
Restaurante Gruuthuse Hof

Comimos tarde para apurar al máximo la mañana y nos quedó poco tiempo después antes de coger el tren de vuelta a Bruselas. Suficiente para perdernos por algunas calles que no habíamos visto y así seguir disfrutando de los canales, puentes y casitas. En ese recorrido nos topamos con un busto del humanista español Juan Luis Vives, que vivió y murió en Brujas, y con el museo de la cerveza De Halve Maan, ubicado en la coqueta plaza Walplein que, por cierto, está repleta de terrazas. Nos quedamos sin verlo porque cierra a las 16:00 horas. Su entrada cuesta 7 euros e incluye una visita guiada por la fábrica artesanal y una degustación. Una auténtica pena porque tenía muy buena pinta.

Busto del humanista español Juan Luis Vives qué ver en Brujas en un día
Busto del humanista español Juan Luis Vives

Una de las muchas tiendas de chocolates de la ciudad qué ver en Brujas en un día
Una de las muchas tiendas de chocolates de la ciudad

De regreso a la estación de ferrocarril hicimos una parada en el Minnewater, conocido como el “lago del amor”. Se trata de un lugar idílico en el que veremos un pequeño estanque con cisnes rodeado de unos frondosos jardines y un bonito palacete. La zona tiene una romántica leyenda que explican a la perfección en esta página.

Minnewater (Lago del amor) qué ver en Brujas en un día
Minnewater (Lago del amor)

Cisnes en el Minnewater o lago del amor qué ver en Brujas en un día
Cisnes en el Minnewater o lago del amor

Y así terminó nuestro recorrido por Brujas. Fueron casi ocho horas en la ciudad que cundieron al máximo y que fueron suficientes para conocer lo más importante que ofrece un lugar imprescindible. Mis amigos Antonio Acevedo y Marino Hernández, que han hecho noche en sus hoteles, recomiendan un paseo nocturno por sus solitarias calles. Seguro que es una pasada, pero el que no tenga la oportunidad, al menos debe dedicar unas horas a patear su casco histórico. Una ciudad mágica con la que se agotan los calificativos.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

5 COMENTARIOS

  1. Te la recomiendo encarecidamente Mara. Y si puedes hacer una visita a Gante también disfrutarás mucho. Es una espina que se nos quedó clavada a nosotros. Un saludo.

    • Gracias a ti por tu comentario Amapola. Si puedes también haz una parada en Gante. A nosotros no nos dio tiempo, pero es una ciudad que merece mucho la pena. Disfruta del viaje a Bélgica y esperemos que te guste Brujas tanto como a nosotros. Un saludo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies