Paseo en bici por Central Park

Inicio América Estados Unidos Paseo en bici por Central Park

Día 5. Calle Broadway. Colombus Circle. Paseo en bici por Central Park. Museo Americano de Historia Natural. Templo de Emanu-El (Sinagoga). Tienda de Apple. Tienda de FAO Schwartz. Paseo por la Quinta Avenida. Catedral de San Patricio. Subida al Rockefeller Center (Top on the Rock).

La visita a Central Park es uno de los planes obligados en Nueva York por dos motivos: primero por el encanto de un inmenso parque que depara muchas sorpresas y segundo porque ayuda a relejarse y desconectar durante unas horas del bullicio de las calles de la Gran Manzana. Precisamente por esto último es tan importante para los neoyorkinos, ya que se ha convertido en su particular “escapada al campo” sin tener que marcharse fuera de la ciudad.

Central Park es otro mundo y sólo la vista de los rascacielos desde determinados punto nos recuerda que no estamos en una reserva natural alejada del mundanal ruido. Sus 3,4 kilómetros cuadrados están cuidados al máximo y suponen un pulmón imprescindible para una ciudad demasiado estresada y contaminada.

Mi amigo Aldo Torrecilla me hizo una recomendación para visitar Central Park de una manera saludable y práctica: en bicicleta. Sin duda la mejor opción ya que permite contemplar en menos tiempo muchos de sus rincones históricos. Aunque también es aconsejable recorrer andando por sus pequeños senderos repletos de sus bancos característicos, el paseo en bici por Central Park es un complemento perfecto para disfrutar al máximo de uno de los parques más famosos e impresionantes del mundo. Pero vayamos por partes.

Paseo por la calle Broadway

Un día más madrugamos para que la jornada cundiera. De Times Square a Central Park hay un cuarto de hora caminando en dirección norte por la calle Broadway. Un recorrido interesante teniendo en cuenta que en esta vía podemos encontrar algunos de los teatros más importantes de la ciudad en los que se programan los musicales más exitosos del mundo.

Musical de Rocky "Love Wins"
Musical de Rocky “Love Wins”

Musical de Chicago
Musical de Chicago

En el cruce con la calle 54 se encuentra el Teatro Ed Sullivan desde donde se emitía el programa “Late Show” del histórico presentador estadounidense David Letterman. Digo se emitía, porque coincidiendo con nuestra visita a Nueva York, el veterano conductor puso fin a 22 años ininterrumpidos en antena dando el relevo a Stephen Colbert. El Teatro Ed Sullivan toma su nombre de otro de los presentadores más importantes que ha dado la televisión norteamericana. Su programa de espectáculos, “The Ed Sullivan Show” tiene algunos hitos como ser el espacio en el que Los Beatles realizaron su primera actuación pública en EEUU. Además, fue en este ‘show’ en el que se hizo muy conocido en este país el ventrílocuo salmantino Wences Moreno, el Señor Wences. Por este motivo en el cruce de Broadway con la calle 54 existe una placa con su nombre. Todo un hito que demuestra que fue un salmantino el primer español que triunfó de verdad en EEUU.

Señor Wences Way y Ed Sullivan Theater al fondo
Señor Wences Way y Ed Sullivan Theater al fondo

La llegada a Columbus Circle nos marca el inicio de Central Park. Esta plaza es uno de los puntos neurálgicos de Nueva York y está presidida por una gran estatua de Cristóbal Colón. Aquí vamos a ver las primeras personas que se acercarán para ofrecernos paseos en bici-taxi o calesa por Central Park. Los más comodones tienen esa opción, aunque para ello tendrán que desembolsar unos cuantos dólares (entre 30 y 40 dólares por menos de una hora). Nosotros nos decantamos por alquilar una bicicleta cada uno que cuesta alrededor de 15 dólares por dos horas. La gente que no se quiera fiar de las personas que te abordan a la entrada del parque puede acudir a un local que hay en la calle 58 a veinte metros de la Séptima Avenida, porque allí se pueden alquilar también por un precio incluso más ajustado.

Estatua de Cristóbal Colón en Columbus Circle
Estatua de Cristóbal Colón en Columbus Circle

Recorrido por Central Park

El paseo en bici por Central Park se tiene que hacer por la carretera que rodea el parque y que es compartida por la mañana con vehículos, calesas y las personas que acuden a hacer running. Es lo suficientemente ancha para que entre todo el mundo sin problemas. Por la tarde y los domingos se restringe el tráfico para que los coches no puedan perturbar a los viandantes y ciclistas. Además de los turistas que alquilan su bicicleta también podemos ver a decenas de neoyorkinos con sus bicis de carretera haciendo deporte. No obstante es el único lugar de la ciudad en el que puede desarrollar esta afición sin ningún peligro. La vuelta completa al parque es de algo más de diez kilómetros.

Tiovivo paseo en bici por Central Park
Tiovivo de Central Park

The Lake paseo en bici por Central Park
The Lake en Central Park

Turtle Pond paseo en bici por Central Park
Turtle Pond de Central Park

Con la bicicleta también te facilitan un candado para amarrarla a una farola mientras visitas alguno de los rincones del parque. Ese es el problema de este medio de transporte, que sólo se puede utilizar por la carretera principal y está prohibido meterlo por los pequeños senderos. Por ello es obligado combinar el paseo en bicicleta con otro caminando Aquí os dejo el track de las ruta que hicimos con la bici para que os sirva de orientación.

Gran prado (great lawn) paseo en bici por Central Park
Gran prado (great lawn) de Central Park

Castillo de Belvedere paseo en bici por Central Park
Castillo de Belvedere

Ardilla paseo en bici por Central Park
Ardilla en Central Park

Visita a Strawberry Fields

Además de perderse por algunos de sus recovecos, en Central Park merece la pena visitar su famoso tiovivo (que data de 1870), el gran prado central (great lawn) en el que tendremos el contraste del verde intenso del césped con los rascacielos de Manhattan de fondo, la fuente que aparecía en la introducción de la serie “Friends”, el Castillo de Belvedere, sus lagos artificiales y el monumento a Alicia en el País de las Maravillas. Una de sus zonas más míticas y visitadas es el Strawberry Fields Memorial, el homenaje de Nueva York a John Lennon. Se trata un pequeño jardín botánico con especies traídas desde todas las partes del mundo y un mosaico en el que podemos leer la palabra “Imagine”, el título de la canción más famosa del músico. Allí se dan cita cientos de personas a diario que cantan sus canciones y lo recuerdan con flores, mensajes y toda clase de tributos. Un lugar muy especial al que no se puede dejar de asistir. Si salimos del parque por el Strawberry Fields Memorial nos encontraremos con el edificio Dakota, el lugar en el que residía Lennon junto a Yoko Ono y en cuya puerta fue abatido a tiros por Mark David Chapman el 8 de diciembre de 1980.

Entrada a Strawberry Fields Memorial paseo en bici por Central Park
Entrada a Strawberry Fields Memorial

Placa con los países que aportaron especies vegetales para el jardín de Strawberry Fields paseo en bici por Central Park
Placa con los países que aportaron especies vegetales para el jardín de Strawberry Fields

Mosaico de Imagine en Strawberry Fields paseo en bici por Central Park
Mosaico de Imagine en Strawberry Fields

Edificio Dakota paseo en bici por Central Park
Edificio Dakota

Museo Americano de Historia Natural de Nueva York

En mitad del interesante recorrido por Central Park, y una vez que devolvimos la bicicleta, acudimos al Museo Americano de Historia Natural que se encuentra pegado al parque en su cara oeste. Famoso por ser escenario de la película “Una noche en el museo” de Ben Stiller, se trata de un lugar muy recomendable para los amantes de la naturaleza y especialmente si se viaja con niños. El precio de la entrada es de 20 dólares, pero existe el truco de acceder pagando sólo 1 dólar. Esto se consigue si en taquilla se dice que en lugar de la entrada lo que se quiere dar es un donativo de 1 dólar (o de lo que se quiera). Aunque puede parecer una picaresca muy española, se trata de una opción totalmente legal y válida que es posible porque los museos en Nueva York son organizaciones sin ánimo de lucro que ponen un “precio recomendado” en la entrada, que es el que ellos estiman para poder costear su mantenimiento. De hecho en ciudades como Londres, sus museos más importantes son totalmente gratuitos respondiendo al principio de que son patrimonio de la humanidad. Da un poco de vergüenza usar esta táctica, pero no hay que sentirse como si estuviera robando o estafando. Se puede llevar a cabo además en el MoMA y en el Guggenheim neoyorkino, que por cierto también se encuentra en uno de los laterales de Central Park, pero que nosotros no visitamos por falta de tiempo.

Fachada del Museo Americano de Historia Natural
Fachada del Museo Americano de Historia Natural

Hall del Museo Americano de Historia Natural
Hall del Museo Americano de Historia Natural

Esqueleto de mamut en el Museo Americano de Historia Natural
Esqueleto de mamut en el Museo Americano de Historia Natural

Otro esqueleto de dinosaurio en el Museo Americano de Historia Natural
Otro esqueleto de dinosaurio en el Museo Americano de Historia Natural

Esqueleto de dinosaurio en el Museo Americano de Historia Natural
Esqueleto de dinosaurio en el Museo Americano de Historia Natural

Paseo por la Quinta Avenida

Tras la visita al Museo Americano de Historia Natural atravesamos de nuevo Central Park de oeste a este para colocarnos en la Quinta Avenida, no sin antes pasar por el pequeño zoo que posee el parque neoyorkino. En la calle más lujosa de Manhattan comenzamos un recorrido de norte a sur que es otro de los planes aconsejables en un viaje a Nueva York. Al inicio del paseo pudimos ver el Templo de Emanu-El, la mayor sinagoga del mundo. Justo en la esquina de Central Park con la Quinta tenemos dos tiendas que bien merecen una visita: la de Apple (un paraíso para los amantes de los productos de la manzana) y la juguetería FAO Shwarz donde, entre otras muchas cosas, podremos tocar el piano de la película “Big”.

Templo de Emanu-El, la sinagoga más grande del mundo
Templo de Emanu-El, la sinagoga más grande del mundo

Tienda Apple de Nueva York
Tienda Apple de Nueva York

Piano de la película "Big" en la tienda FAO Schwarz
Piano de la película “Big” en la tienda FAO Schwarz

A lo largo de la avenida veremos las tiendas de las marcas más exclusivas con unos escaparates cuidados hasta el último detalle. Tiffany & Co, Valentino, Versace, Omega, Ferragamo, Prada, Bvlgari y así una larga lista sólo para los poseedores de unas cuentas corrientes con muchos ceros. En medio de tanto lujo aparece imponente la Catedral de San Patricio, cuya fachada e interior se encontraban por desgracia totalmente tapados por unos andamios ya que se estaban realizando trabajos de rehabilitación. Una pena. Otros bonitos templos que podemos ver en la Quinta Avenida son la iglesia de Santo Tomás y la Presbiteriana.

Reloj de la Torre Trump en la Quinta Avenida y tienda de Prada
Reloj de la Torre Trump en la Quinta Avenida y tienda de Prada

Iglesia de Santo Tomás de Nueva York
Iglesia de Santo Tomás de Nueva York

Iglesia Presbiteriana de Nueva York
Iglesia Presbiteriana de Nueva York

Subida al Rockefeller Center

La jornada la concluimos con un colofón espectacular: la subida al Rockefeller Center. El conocido como Top on the Rock ofrece las mejores vistas de Nueva York junto con el Empire State. Lo bueno que desde el Rockefeller Center podemos fotografiar el Empire y eso es una ventaja sustancial. Se puede subir de día y de noche y el precio de la entrada es de 29 dólares por persona. Siempre suele haber colas para obtener el billete, aunque se pueden evitar si se compra previamente a través de su página web. La subida se realiza en un ascensor que tarda en alcanzar el piso 70 (a 259 metros de altura) lo mismo que el de mi casa en ascender cuatro plantas. Una pasada.

Estatua de Atlas en el Rockefeller Center
Estatua de Atlas en el Rockefeller Center

Panorámica desde el Rockefeller Center
Panorámica desde el Rockefeller Center

Otra de las vistas desde el Top on the Rock
Otra de las vistas desde el Top on the Rock

Panorámica de Manhattan desde el Top on the Rock
Panorámica de Manhattan desde el Top on the Rock

Vista de Central Park desde el Top on the Rock
Vista de Central Park desde el Top on the Rock

Las panorámicas que se obtienen de te dejan sin palabras, especialmente las del Empire State por un lado y de Central Park por el otro. En el Top on the Rock puedes permanecer el tiempo que quieras para hacer miles de fotos hasta aburrirte. Es una experiencia que se queda en la retina y que no puede faltar en cualquier viaje a Nueva York.

Edificio Chrysler desde el Top on the Rock
Edificio Chrysler desde el Top on the Rock

Empire State desde el Top on the Rock
Empire State desde el Top on the Rock

Empire State Building
Empire State Building

vista del Empire State desde el Top on the Rock
Otra vista del Empire State desde el Top on the Rock

Central Park desde el Rockefeller Center
Central Park desde el Rockefeller Center

Con las mejores panorámicas de Manhattan llegó a su fin otra jornada en la Gran Manzana, un poco más relajada gracias al chute de energía que da disfrutar del verde de Central Park. Quedaban aún dos intensos días para rematar este inolvidable viaje.

Itinerario completo de Nueva York en una semana

Artículo anteriorQué ver en Sevilla en dos días
Artículo siguienteQué ver en Cefalú
Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

14 COMENTARIOS

  1. Espectacular post, a la altura del destino elegido. De lo que conozco, Nueva York es una de las ciudades más apasionantes que he recorrido. Las películas se quedan cortas, muchas veces, para expresar la magnificencia de una urbe en que, por desgracia, los altos precios condicionan el poder vivir allí una buena temporada. Recomiendo el paseo en bicicleta por Central Park, una manera rápida y eficaz de ver un estupendo pulmón en forma de parque. Aprovecho también para desaconsejar la visita a la Estatua de la Libertad, quizá una de las mayores decepciones que recuerdo.

  2. Gracias por tu apunte Aldo. Totalmente de acuerdo con todo lo comentas. Precisamente por consejos como el tuyo declinamos visitar la Estatua de la Libertad, ya que para fotografiarla de cerca es mejor y más provechoso hacer el crucero por el Bajo Manhattan al atardecer. El paseo en bici por Central Park, todo un acierto ya que caminando es imposible recorrer todos sus rincones.

  3. Hola Pablo, tengo una duda. Nosotros vamos con 3 niños, de 9, 8 y 5 años…y el peque es un poco gandulillo…Mi pregunta es si se pueden alquilar bicis con sillas para él, y si cogiendo la bici se puede ver todo lo que comentas o hay que dejar la bici muchas veces para acercarse al castillo, lo de Alicia…etc etc. Gracias

    • Hola Alicia, gracias por tu comentario. Donde nosotros alquilamos las bicicletas (a la entrada del parque y a unos personajes que las tenían un tanto destartaladas) no vi que hubiera sillas ni bicicletas más pequeñas para niños. En tu caso te aconsejo que vayas a uno de los locales de alquiler (uno de ellos es centralparkbiketours.com), que son bastante más formales, porque allí seguro que encuentras lo que buscas. Creo recordar además que había bastante niños en bicicleta.

      Como bien me comentas, hay que bajarse varias veces de la bicicleta para ver algunos de los puntos más interesantes de Central Park. Date cuenta que con ella sólo se puede transitar por la carretera que rodea el parque, pero en los senderos interiores está prohibido su uso, aunque en alguna ocasión no nos quedó más remedio que saltarnos las normas. Por ello recomiendo hacer el recorrido en bici, bajarse en algunos puntos para ver el Castillo, Strawberry Fields, etc. y además también dar un paseo caminando.

      Un saludo y disfrutad del viaje a Nueva York

  4. Hola buenas tardes!
    Voy a New York en junio, quería preguntarte acerca de lo de las bicis, si se tienen que devolver en el mismo punto donde se recogen. Más que nada porque si empiezo a hacer el recorrido en bici y por ejemplo quiero pararme a comer y luego ver el Museo y tal… quizás tarde más de dos horas y si estoy en la otra punta del parque, me sería más cómodo soltar la bici y volver en metro….

    • Hola Cristina. En nuestro caso las tuvimos que devolver en el mismo lugar en el que las recogimos y creo que con la mayoría de empresas que operan allí sucede lo mismo. Entre otras cosas porque se quedan con un DNI u otro documento y para recuperarlo hay que devolver la bicicleta en el mismo lugar en el que se recogió. Desconozco si hay alguna empresa que tenga varios puntos de alquiler dentro de Central Park y se puede hacer lo que comentas.
      Personalmente te aconsejo dar el paseo en bicicleta, y luego realizar uno más breve caminando en el que puedes coger algo de comida en un puesto callejero y tomarla tranquilamente en uno de los bancos o en el césped. De esta manera no tienes que andar con prisas para luego devolver la bicicleta.
      Un saludo y disfruta de tu viaje a Nueva York

  5. Hola Pablo, te quería preguntar acerca de las bicis, si cuando te bajas para caminar hay algún sitio donde se pueda dejar la bici atada con un candado o es seguro dejarlas allí en cualquier lado. Y tú que me recomiendas, vamos 2 adultos con 2 niños de 9 años y no sé yo si dar un tour en bici y que te lleven o alquilar unas bicis? Lo digo más que nada porque nunca me ha gustado la idea de los tour organizados, pero al ir con niños no sé si será lo más cómodo.

    • Hola Leila. Yo creo que yendo con niños de 9 años seguro que lo pasaréis bien alquilando las bicis y dando una pequeña vuelta. A nosotros no nos dieron candado y cuando queríamos ver algo donde no se podía hacer con ellas, la metíamos todo lo que podíamos y no las perdíamos mucho de vista.

      Puede resultar un poco incómodo, pero por eso lo mejor es combinar el paseo en bici con una visita andando a los puntos más emblemáticos. Lo de la bici es más que nada para tener una visión un poco más global del parque y recorrerlo de arriba a abajo, ya que caminando se hace muy largo.

      Por otro lado existe la opción de que te lleven en un carro tirado por una bicicleta y te paran en los lugares más interesantes. Eso para las personas que no quieran hacer ejercicio no lo veo mal, pero a los que nos gusta la bici te aseguro que disfrutas más con la otra opción.

      Espero que disfrutéis del viaje y un saludo.

  6. Hola! Me ha gustado mucho tu post. Vamos a NY este agosto y habíamos pensado en alquilar las bicicletas para el Central Park. Es cómodo hacerlo en bici? Vale la pena de verdad? Y cuantas horas me recomendarías alquilar la bici?
    Muchas Gracias!!

    • Hola Paula, gracias por tus palabras.
      Si os gusta montar en bicicleta os lo recomiendo absolutamente. Nosotros la alquilamos un par de horas y nos dio tiempo a recorrer el parque de arriba a abajo.
      Es cómodo para tener una visión general de Central Park, pero hay que tener en cuenta que en algunas zonas no dejan entrar con la bicicleta, sólo se puede circular por la pista asfaltada que transita por su perímetro y por algún sendero del interior. Por ello hay que completar el paseo en bici con un recorrido andando por algunos lugares también interesantes.
      Nuestro consejo es coger la bici ese par de horitas y luego hacer algunas cosas caminando ya en Central Park merece la pena pasar casi un día entero.
      Un saludo.

  7. Buenas tardes.
    Quisiera saber si dentro del parque se puede comprar algo para almorzar, comida rápida, por ejemplo, o si es mejor comprarla antes de ingresar al parque. Muchas gracias.

    • Hola Ángela. Gracias por visitar el blog y por tu comentario. Dentro de Central Park hay varios lugares para comprar comida rápida. Nosotros compramos una hamburguesa en un ‘food truck’ que había en uno de los laterales del parque, junto al Museo de Historia Natural. No están en lugares centrales de Central Park, pero sí en las calles más próximas a la salida del parque. Por eso no tengas problema. Un saludo y disfruta de tu viaje.

  8. Buenas tardes. Gracias por la respuesta anterior. Tengo otra pregunta: Cuánto tiempo tardaron recorriendo el parque en bicicleta? Gracias.

    • Hola Ángela. Gracias a ti por comentarnos. Nosotros alquilamos la bicicleta durante dos horas y en ese tiempo estuvimos sin parar recorriendo el parque. Acabas un poco cansado pero merece la pena. Luego dimos un pequeño paseo andando por las zonas que nos quedaron por ver. Un saludo y gracias.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies