Comer en Las Médulas como un antiguo romano

Inicio España Castilla y León Comer en Las Médulas como un antiguo romano

Lo normal cuando te plantas en la comarca leonesa del Bierzo es degustar un botillo berciano, unos buenos pimientos asados o un postre elaborado con castañas. Lo que no esperábamos era comer en Las Médulas un plato de la Hispania Romana. Como lo oyen. Una cosa es que en este paraje los romanos demostraran que el ser humano es capaz de todo construyendo unas minas de oro que hoy son Patrimonio de la Humanidad, y otra bien distinta que íbamos a acabar llevándonos a la boca uno de los guisos que elaboraban en el Imperio. Esta experiencia la vivimos en O Palleiro do pe do Forno (calle San Pablo s/n. Orellán. León), el lugar que elegimos para alojarnos y una estupenda opción para comer en Las Médulas.

Edificio de las habitaciones de O Palleiro do pe do Forno comer en Las Médulas
Edificio de las habitaciones de O Palleiro do pe do Forno

En ocasiones un hotel o un restaurante dejan tan buen sabor de boca como el propio lugar al que se viaja. Eso nos ocurrió en el fin de semana que pasamos en la comarca berciana para visitar el paraje de Las Medulas y realizar la ruta de senderismo de las Fuentes Medicinales en Noceda de Bierzo. O Palleiro do pe do Forno no se ubica en el mismo poblado de Médulas (el lugar donde habitualmente se inicia el itinerario por las antiguas minas) sino justo al lado, en Orellán, una pedanía conocida por dar nombre al mirador más famoso de este paraje. Hablar de O Palleiro do pe do Forno es hacerlo de Isabel Carrera, su propietaria. Desde el minuto uno se vuelca con sus clientes para hacerte sentir como en casa. Si el alojamiento es acogedor de por sí al tratarse de un hotel rural cuidado hasta el más mínimo detalle, el trato de Isabel hace que todo sea más especial aún.

Después de una intensa jornada de caminata por lo que en su día fueron las prolíficas minas de oro romanas, la opción que contemplábamos para comer en Las Médulas (en este caso cenar) no era otra que O Palleiro do pe do Forno al estar alojados allí. Nada que objetar.

Interior del comedor de O Palleiro comer en Las Médulas
Interior del comedor de O Palleiro

Su comedor, al calor de la chimenea, recuerda a las antiguas casas de pueblo. Grandes vigas de madera en el techo, alacenas totalmente restauradas que habrán tenido varias vidas guardando vajillas, artículos de labranza, pinturas de Las Médulas y alguna que otra bandera que nos recuerda que por allí han pasado clientes de toda las nacionalidades. Con la música francesa de fondo de Hélène Ségara y Michel Sardou, entre otros, Isabel nos fue cantando la lista de platos. El restaurante no tiene carta pero, tranquilos, los precios son muy ajustados. No hay sorpresas cuando llega “la dolorosa”.

Lomo con miel y especias, cesta de setas, carrilleras a la sidra… cocina tradicional para comer en Las Médulas

La atmósfera de O Palleiro do pe do Forno es tradicional, pero también lo es su cocina. Platos con productos de temporada y magníficamente elaborados. Como bien dice Chicote, es preferible contar con una carta más ajustada pero de calidad, que no una interminable lista de opciones que hacen aguas por todos los lados. Algunos se estarán preguntando cuál es el plato romano en cuestión del que hablábamos al principio. Se trata de un guiso de lomo de cerdo aderezado con miel y especias como enebro, tomillo, eneldo, hinojo… Una explosión de sabores muy interesante. Los habitantes de la Hispania Romana la elaboraban, no tanto por el sabor, sino porque la miel y las especias ayudaban a conservar el lomo durante mucho tiempo. Los romanos eran muy avanzados, pero no tenían frigoríficos, y ésta la manera de que los alimentos resistieran el paso del tiempo. Algo parecido a lo que se hace en otros lugares con el lomo de olla o de orza, plato que degustamos en la localidad conquense de Valdecabras (ver el post de comer junto a la Ciudad Encantada).

Lomo con miel y especias al estilo de los romanos comer en Las Médulas
Lomo con miel y especias al estilo de los romanos

El lomo viene acompañado de guisantes frescos con panceta (hay un abismo entre comer guisantes frescos y congelados). No es el único plato romano que se prepara en O Palleiro do pe do Forno. Isabel ha recuperado algunas de las recetas del considerado primer ‘gourmet’ de la historia, Marco Gavio Apicio,y las ha puesto en práctica en ferias internacionales como la del Oro Romano de Vila Pouca de Aguiar (Portugal).

Pero ahí no quedó la cosa. Completamos la cena con una cesta de setas deliciosa. Es como una especie de revuelto, pero muy compacto y jugoso. Más bien podría definirse como un pastel de setas. Según nos dijo Isabel, incluía especies como el perro chico y la senderuela, todas ellas de la comarca berciana. Además, dimos buena cuenta de una tabla de quesos del valle de Balboa, una zona que linda con Galicia. Con un chorrito de aceite de oliva por encima estaban de muerte.

Cesta de setas comer en Las Médulas
Cesta de setas

Tabla de quesos del valle de Balboa comer en Las Médulas
Tabla de quesos del valle de Balboa

Nos quedamos con ganas de haber probado otras de las delicias que nos ‘cantó’ como las carrilleras a la sidra, lacón con pimientos bercianos, calamares con tomate, rabo de ternera volován de merluza y corzo (los guisos de caza también son muy populares). Obviamente con los tres platos para una cena era más que suficiente.

Es imposible comer en Las Médulas y no probar algo que lleve castañas. Nosotros lo dejamos para el postre. El elegido fue un fantástico pudin de castañas. Además, no pudimos por menos que probar una suculenta tarta de nueces que no se puede definir con palabras.

Pudin de castañas comer en Las Médulas
Pudin de castañas

Tarta de nueces
Tarta de nueces

Como apuntábamos, el precio es muy ajustado, 32 para los dos con agua. Por si fuera poco, a la mañana siguiente Isabel nos tenía dispuesto un desayuno con tostadas de pan de pueblo, mermeladas caseras y un bizcocho delicioso. Está claro que de cocina algo endienten en O Palleiro do pe do Forno.

Desayuno con tostadas de pan de pueblo, mermeladas caseras, zumo y bizcocho exquisito comer en Las Médulas
Desayuno con tostadas de pan de pueblo, mermeladas caseras, zumo y bizcocho exquisito

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

4 COMENTARIOS

  1. Ha sido grato tropezarme con este blog mientras buscaba información para una escapada a Oporto, Coimbra, Aveiro… este puente. Gracias y buenos viajes. Saludos desde Málag

    • Gracias por tus palabras Aurora. Nos alegramos de que la información que has encontrado aquí te haya sido de utilidad. Disfruta mucho del viaje. Un saludo.

  2. Qué conocido me suena todo!!!!! Vamos a ver a Isabel desde hace 20 años y siempre sorprende. Es puro amor!!!! Y, curiosamente, encontré esto cuando buscaba la misma información que apuntó Aurora, Coimbra, Oporto y Aveiro. No me lo puedo creer!!! Mil gracias por vuestra genial información y esas fotazas. Por cierto, yo tengo la misma vajilla que tiene Isabel. Abrazote gordote.

    • Muchas gracias por tu comentario Marisa. Nos hace mucha ilusión. La experiencia con Isabel en Las Médulas fue fantástica y por eso la quisimos reflejar en este artículo. Nos alegra mucho que el blog te sea útil y un fuerte abrazo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies