Qué ver en Washington en un día desde Nueva York

Inicio América Estados Unidos Qué ver en Washington en un día desde Nueva York

Itinerario de un día en Washington
Pinchar para ampliar

Washington no sólo es la capital de Estados Unidos, es una ciudad  que desprende una magnificencia y patriotismo que resume perfectamente el sacrificio y la lucha de un pueblo por levantar la que hoy en día es la nación más poderosa de la tierra. Washington resume todo eso en una ruta de 6,5 kilómetros que empieza en el Capitolio y acaba en el Cementerio Nacional de Arlington. Un paseo inolvidable que recomiendo a todo aquel que viaje alguna vez a Estados Unidos. Este es el relato de siete horas en una ciudad que mira cada día con orgullo a su pasado.

Cómo llegar a Washington desde Nueva York

Os preguntaréis si es posible visitar Washington en un día (en siete horas para ser exactos) y yo respondo que, no sólo es posible, sino que es una experiencia que merece mucho la pena. Me lo recomendó encarecidamente mi amigo Aldo Torrecilla y es obvio que la capital de Estados Unidos merece más de un día de estancia, pero en nuestro caso no era posible. El desplazamiento a Washington se enmarcaba dentro de un viaje de una semana a Nueva York. La Gran Manzana da para recorrerla durante siete días y mucho más, pero nos enteramos que a diario salen autobuses hacia la capital estadounidense por un módico precio que te permiten visitar sus principales monumentos. Son cuatro horas y media de viaje, pero no son más que si te opta por el tren y el precio en ese caso subiría considerablemente. Nosotros hicimos la reserva a través de la página web de Megabus y los billetes de ida y vuelta para dos nos salieron por 50 dólares (40 euros). Un consejo: cuanto antes se haga la reserva, más barato sale. Incluso he leído casos de turistas que han logrado los dos billetes por sólo 20 dólares. Un regalo teniendo en cuenta lo mucho que cunden las siete horas en Washington.

El autobús sale de la 34th  neoyorquina entre la 11th y la 12th (poco más de veinte minutos caminando desde Times Square) y te deja en la Union Station de Washington (a diez minutos andando del Capitolio).  El autobús de vuelta se toma en el mismo sitio, pero en esta ocasión te deja entre en la 7th con la 28th, un poco más cerca del centro de Nueva York. Nosotros lo tomamos a las 7:00 horas el de ida (por lo que llegamos a Washington a las 11:20 horas) y el de vuelta a las 18:00 horas (nos dejó en Nueva York a las 22:40 horas). Puede parecer una paliza, y de hecho el viaje en autobús te deja un poco cansado, pero repito que merece realmente la pena.

Fachada de Union Station Washington
Fachada de Union Station

Réplica de la campana de la libertad frente a Union Station Washington
Réplica de la campana de la libertad frente a Union Station

Ruta con todo lo que ver en Washington en un día

Llegamos a Unión Station, una bella estación que tiene un siglo de historia y a la que, además de autobuses, también llegan trenes y el metro. Es una de las más transitadas de EEUU y su explanada exterior también es una gozada. Si caminamos poco más de diez minutos por Delaware Ave. llegamos al Capitolio de los Estados Unidos.

Capitolio

La visita al Capitolio es obligada y gratuita, como casi todo en Washington. Eso sí, depende el día que se acuda, las colas pueden ser importantes. Nosotros apenas tuvimos problema porque, aunque había mucho movimiento, la mayoría eran grupos de colegios de todo el país que, al tener la visita concertada, entraban por otra parte.

Vista trasera del Capitolio de los Estados Unidos Washington
Vista trasera del Capitolio de los Estados Unidos

Para ello hay que entrar al Centro de Visitantes al que se accede bajando unas escaleras junto al edificio del Capitolio. Nada más llegar te apuntas para que te pongan una pegatina y te den un aparatito por el que podrás escuchar las indicaciones de un amable guía, algo que también es gratis. Posteriormente he leído en algunos sitios que lo ideal es reservar la visita guiada por internet en esta página. Me imagino que será para las jornadas en las que haya mucho flujo de visitantes. Como digo lo nuestro fue llegar y besar el santo, porque en este caso no habíamos hecho ninguna reserva previa.

Placa en el Centro de Visitantes del Capitolio Washington
Placa en el Centro de Visitantes del Capitolio

Las visitas guiadas arrancan a las 8:30 horas y finalizan a las 15:30 y están formadas por grupos de diez personas. Se inician cada veinte minutos y tienen una duración de tres cuartos de hora aproximadamente. Todo comienza con la proyección de un vídeo que es otra muestra de exaltación patriótica. Está de más decir que las explicaciones del tour guiado son en inglés, aunque se entienden bastante bien.

Durante todo el recorrido por el Capitolio se pueden hacer fotografías. Destaca la visita a la Sala Nacional de las Estatuas en la que podemos ver las esculturas de los americanos más importantes de la historia, como todos los presidentes de EEUU. En esta sala también tenemos referencias a España con la escultura de Fray Junípero Serra y el cuadro “Landing of Columbus” de John Vanderlyn, en el que vemos a Colón llegando al nuevo continente con el estandarte de Castilla y Aragón y una espada apuntando al suelo. El cuadro se encuentra justo al lado de la escultura de Ronald Reagan.

Estatua de George Washington en el Capitolio
Estatua de George Washington en el Capitolio

Estatua de Alexander Hamilton en el Capitolio Washington
Estatua de Alexander Hamilton en el Capitolio

Junípero Serra en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio Washington
Junípero Serra en el Salón Nacional de las Estatuas del Capitolio

Landing of Columbus de John Vanderlyn en el Capitolio Washington
Landing of Columbus de John Vanderlyn en el Capitolio

Uno de los espacios que más sorprende al visitante es el Whispering Gallery, una sala en la que el guía se pone en un extremo a hablar en voz baja (en esta ocasión sin el micrófono por supuesto), los turistas en otro para escucharle perfectamente. Eso es posible gracias a un diseño circular que se ha aplicado en otras construcciones como iglesias y no es exclusivo del Capitolio. Y no sólo hay que afinar el oído, también hay que preparar el cuello para mirar hacia arriba y contemplar la Rotonda del Capitolio. Se trata de la parte interior de la cúpula en donde destaca el fresco “Apoteosis de Washington”, que nosotros no pudimos ver al completo ya que se encontraba en proceso de restauración y estaba en su mayor parte cubierto por una sábana.

Apoteosis de Washington en la Rotonda del Capitolio
Apoteosis de Washington en la Rotonda del Capitolio

La visita finaliza en la Biblioteca del Congreso aunque sólo se puede ver a través de una especie de mirador acristalado ubicado en la planta superior. Es sencillamente impresionante, como también lo es su vestíbulo por el que sí se puede caminar.

Vestíbulo de la Biblioteca del Congreso Washington
Vestíbulo de la Biblioteca del Congreso

Biblioteca del Congreso Washington
Biblioteca del Congreso

Fachada de la Biblioteca del Congreso Washington
Fachada de la Biblioteca del Congreso

Es una experiencia única y obligada que ver en Washington. Como también es obligada para todos los escolares estadounidenses, que al menos una vez acuden al Capitolio para conocer cuál es el origen de la nación. Por ello es normal estar rodeado de chavales durante la visita.

National Mall

Tras el recorrido por el Capitolio toca adentrarse en el National Mall, una espectacular explanada de jardines que conduce a otro punto clave de la visita a la capital norteamericana: el Obelisco o Monumento a Washington. La particularidad del Mall es que a ambos lados hay una ingente cantidad de museos, la mayoría con entrada gratuita. Aquí tenemos un problema: si se dispone de poco tiempo como era nuestro caso hay que seleccionar muy bien los museos que se visitan.

Museo Nacional del Aire y del Espacio

Nosotros teníamos claro que sólo nos iba a dar tiempo a ver un museo, y nos decantamos por el del Aire y del Espacio. Es muy llamativo y espectacular ya que contiene la mayor colección de aviones y naves espaciales del mundo. El que esté interesado por la historia de la aviación debe acudir sí o sí a este museo, como también aquel amante de la conquista espacial, ya que podrá contemplar piezas como el módulo del Apolo 11 que sirvió para llevar a cabo la primera misión tripulada a la Luna.

Vista del hall principal del Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos Washington
Vista del hall principal del Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos

Una de las piezas que muestra el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos Washington
Una de las piezas que muestra el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos

Nave Apolo en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos Washington
Nave Apolo en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos

El museo es muy extenso y una visita exhaustiva llevaría demasiado tiempo, ya que además cuenta con varios simuladores en los que el público puede experimentar el pilotaje de una nave.

Otros de los museos que podemos visitar en el Mall son el de Historia Natural, el Jardín Botánico, varias galerías de arte, el Museo de Arte Africano, etc. Acudir a todos ellos requeriría varios días en Washington y nosotros sólo disponíamos de siete horas y aún quedaba mucho por ver. Como periodista me hubiera gustado ir al Newseum, que se encuentra junto al Capitolio y que es el mejor museo dedicado al periodismo de todo el mundo. Tendrá que ser la próxima vez.

Fachada del Newseum Washington
Fachada del Newseum

Obelisco

En un mapa puede parecer que recorrer el National Mall es pan comido, pero desde el Capitolio hasta el Monumento a Washington hay tres kilómetros que se tardan bastante en recorrer teniendo en cuenta que cada dos por tres uno siente la tentación de pararse a hacer una fotografía. El Obelisco o Monumento a Washington es otro de los lugares más reconocibles de la capital. Impresiona por su altura y también por su solemnidad. Se puede subir hasta su punto más alto, pero para ello hay que reservar previamente por internet (la otra opción es plantarse allí a las 7 de la mañana y esperar una larga cola). Nosotros no lo hicimos y nos quedamos sin subir, aunque tampoco teníamos mucho tiempo para ello. En esta página se puede hacer la reserva a un testimonial precio de 1,5 dólares por persona.

Gran obelisco del Monumento a Washington
Gran obelisco del Monumento a Washington

Banderas de EEUU con el Capitolio al fondo Washington
Banderas de EEUU con el Capitolio al fondo

Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial

Dejamos el Obelisco descendiendo por un campo de césped verde y extraordinariamente cuidado para llegar al Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial. Este memorial es muy reciente (de 2004) y sirve para honrar a los estadounidenses que lucharon y murieron en esta cruel contienda.

Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial Washington
Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial

Inscripción en el Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial Washington
Inscripción en el Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial

Reflecting Pool

Si avanzamos más nos topamos con la Reflecting Pool (piscina reflectante) que nos sirve con anticipo antes de emocionarnos con el Monumento a Lincoln. La imagen de la piscina con el Obelisco de fondo es una de las más fotografiadas de EEUU. Algo ha tenido que ver una de las escenas más recordadas de la película “Forrest Gump”. Las emociones que se sienten al encontrase en ese lugar son indescriptibles. Otro motivo más y van… para no quedarse sin visitar Washington.

Reflecting Pool y Gran obelisco del Monumento a Washington
Reflecting Pool y Gran obelisco del Monumento a Washington

Monumento a Lincoln

El colofón a este trayecto lo pone el Monumento a Lincoln, que tiene forma de templo griego y que cuenta en su interior con una gran escultura del presidente estadounidense obra de Daniel Chester. La entrada es gratuita.

Exterior del Monumento a Lincoln Washington
Exterior del Monumento a Lincoln

Escultura obra de Daniel Chester French dentro del Monumento a Lincoln Washington
Escultura obra de Daniel Chester French dentro del Monumento a Lincoln

Cementerio de Arlington

En este punto el tiempo se nos echaba encima y no queríamos quedarnos sin visitar, aunque fuera unos minutos, el impresionante Cementerio Nacional de Arlington y el exterior de la Casa Blanca. Para ello seguimos caminando por detrás del Monumento a Lincoln para cruzar el río Potomac por el inmenso e impoluto puente Arlington Memorial. En el mapa también parece que es un paseo de nada, pero es otro kilómetro y medio de caminata. Es recomendable, porque la vista de las tumbas en el cementerio es sencillamente impresionante. Es una imagen que hemos visto infinidad de veces por televisión. Allí descansan los militares estadounidenses que participaron en todas las guerras que libró el país, desde la Guerra de Independencia, hasta los recientes conflictos de Afganistán e Irak. También podemos ver el lugar en el que descansa el presidente John Fitzgerald Kennedy y su familiar. La tumba de JFK está acompañada por una “llama eterna”.

Entrada al Cementerio Nacional de Arlington Washington
Entrada al Cementerio Nacional de Arlington

Cementerio de Arlington Washington
Cementerio de Arlington

Tumbas del Cementerio Nacional de Arlington Washington
Tumbas del Cementerio Nacional de Arlington

Tumba de JFK y Llama Eterna en el Cementerio de Arlington Washington
Tumba de JFK y Llama Eterna en el Cementerio de Arlington

Vista del Cementerio Nacional de Arlington Washington
Vista del Cementerio Nacional de Arlington

Casa Blanca

La visita al cementerio fue un visto y no visto ya que el tiempo se nos echaba encima. Nos quedaba por ver la Casa Blanca y no había tiempo material para volver caminando. Aunque junto a Arlington hay una estación de metro, este transporte en Washington es bastante caro, por lo que decidimos tomar un taxi que por 15 dólares nos llevó hasta la misma puerta de la residencia presidencial y pasó por delante del Roosevelt Memorial, que no habíamos podido ver antes. La Casa Blanca sólo se puede ver a lo lejos a través de una verja, pero también es recomendable como demuestran las decenas de japoneses que se pueden ver allí haciendo fotos sin parar.

Casa Blanca Washington
Casa Blanca

Fachada de los Archivos Nacionales y Administración de Documentos de los Estados Unidos Washington
Fachada de los Archivos Nacionales y Administración de Documentos de los Estados Unidos

Fachada del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos Washington
Fachada del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos

Desde la residencia de los Obama regresamos caminando a Union Station pasando de nuevo por el Capitolio para dejar esta imagen en la retina. Fueron sólo siete horas en Washington, un trayecto de nueve horas en autobús (ida y vuelta) y todo en medio de un viaje a la ciudad más impresionante del mundo como es Nueva York. Os podéis preguntar que si merece la pena esta paliza y yo os repetiré una y mil veces que sí.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

31 COMENTARIOS

  1. Muy interesante ruta de un día en Washington. Ya he impreso el plano para la visita a los 6 emblemáticos puntos propuestos. Sin duda será uno de los destinos a barajar para mi próximo viaje. Parece una ciudad agradable, cargada de historia y con lugares impresionantes que visitar. Espero, que además la gente de allí sea amable y hospitalaria.

    Gracias,

  2. Gracias por tus palabras Viajero Veloz. El plano ayuda bastante a situarse, aunque a esos seis lugares que marco se le pueden añadir todos los museos que te dé tiempo a visitar y que se encuentran a uno y otro lado del Mall. También Washington tiene otros puntos de interés, pero para ello se necesitaría estar más de un día. Espero que sea realidad ese viaje y disfrutes de la ciudad. Un saludo.

  3. Muy buena la ruta y todo perfectamente explicado, no sabes el trabajo que me has quitado. Nosotros iremos en mayo. ¿Un miércoles es un buen día para ir?
    Un saludo y de nuevo muchas gracias.

    • Gracias por tu comentario Juan. Me alegra que el artículo te haya servido de guía para preparar el viaje. Un miércoles es un día perfecto. Nosotros fuimos en martes, y todo lo que sea evitar los fines de semana es positivo.
      Espero que os pueda dar tiempo a visitar lo más importante y disfrutad mucho del viaje. Te emplazo cuando volváis a que compartáis con el resto de lectores vuestra experiencia.
      Un saludo.

  4. Hola Pablo! Caímos en tu blog gracias a Mr Google.. Tomamos un bus en Port Autorithy y estamos camino a Washington leyendo tu publicación!
    Es un magnífico resumen de un día para no perder de vista lo escénico al de la capital en cuestión.
    Compartiremos nuestra experiencia al final del día, desde ya agradecemos la ayudita previa!!!

    • Muchas gracias Carola. Se agradece mucho tu comentario y nos alegramos un montón de que este post os haya servido de utilidad.
      Te invito a compartir en otro comentario vuestra experiencia y aportar algún dato nuevo que a lo mejor a nosotros se nos ha pasado por alto.
      Un saludo y disfrutad del viaje.

    • Hola Yuli. Gracias por tus palabras. No te puedo ayudar con la pregunta que me haces porque nosotros comimos en un puesto callejero una simple hamburguesa y un perrito. Como teníamos tan poco tiempo para visitar todo preferimos comer algo rápido porque además en la zona del National Mall no vimos ningún restaurante. Si hace buen tiempo, es una buen idea coger algo en un puesto callejero y comerlo en un banco. Se ahorra tiempo y dinero. Un saludo y espero que disfrutes del viaje.

  5. Hola! Geniales los datos, estoy planeando unos días repartidos entre NY, Boston y Washington y en esos planes me quedaba solo un día y medio en Washington, ya a punto de sacrificar el destino para concentrar ese día y medio en Boston, encontré tu blog y vuelvo a mi ida original. Si pudiste hacer todo eso en 7 horas, con un día y medio hago de todo entonces! Mil gracias!

    • Hola Ana. Gracias por tu comentario. Nos alegramos de que este post te haya servido para animarte a conocer Washington. Es cierto que viajando en un día desde Nueva York acaba siendo una jornada intensa y un poco cansada, pero te aseguro que merece mucho la pena. Teniendo días disponibles, no hay que dudarlo porque lo importante de Washington se puede ver en un día al estar todo más o menos concentrado. Disfruta de tu viaje y un saludo.

  6. Gracias Roberto. Es cierto, creo que exprimiendo el tiempo al máximo es posible llevarse un buen recuerdo de Washington y entrar en la mayoría de los lugares más relevantes. Un saludo.

    • Muchas gracias Paula, nos alegramos de que este post te haya animado a visitar Washington. No lo dudes, aunque parezca un poco paliza por el viaje en autobús, merece realmente la pena. Disfruta de tu viaje y un saludo.

  7. ¡Muchas gracias por la información! Vamos a tenerla muy en cuenta cuando visitemos la ciudad en julio. Afortunadamente dispondremos de tres de días para verla, así que lo aprovecharemos al máximo.

    Un saludo.

    • Muchas gracias por tus palabras Juanjo. Con tres días vais a poder tomároslo con mucha más calma. Nosotros tenemos que reconocer que fuimos un poco a la carrera, pero había que aprovechar cada minuto. Disfrutad mucho del viaje y un saludo.

    • Hola Cristina. Sí lo miramos, incluso bajamos a la boca de metro que hay en Arlington pero nos pareció muy caro, tanto como coger un taxi. Además como queríamos acercarnos a la Casa Blanca, la mejor forma era tomar el taxi, que nos dejara allí para hacer unas fotografías y luego ir caminando a Union Station. Un saludo.

    • Hola Ana, el blog está totalmente activo, llevamos tres años con él y esperemos que sean muchos más jeje. No te podemos informar sobre lo que nos preguntas porque nosotros viajamos a Washington desde Nueva York en autobús. Me imagino que si vuelas directamente a Washington habrá diferentes opciones para ir del aeropuerto al centro y seguramente hay buena información en la red al respecto. Esperemos que este post te sea de utilidad en tu visita a la capital estadounidense. Un saludo y gracias por visitarnos.

    • Muchas gracias a ti Eva. Esperemos que disfrutéis mucho del viaje. Ya veréis que es un acierto dedicar un día a Washington. Es un poco cansado por el viaje en autobús y la caminata en la ciudad, pero realmente merece la pena. Un saludo y gracias por visitarnos.

  8. ¡¡Gran guía para hacer el recorrido en un día!!. Caminé como loco pero el tiempo fue usado muy eficientemente. Dejame agregar que enfrente del Lincoln Memorial está el memorial de la guerra de Vietnam. Vale la pena verlo para hacerse una idea de las vidas que se llevó esa guerra.
    Un detalle menor: para los sudamericanos: está el monumento homenaje a José Artigas, héroe uruguayo y más atrás otra estatua (caballo incluido) de Simón Bolívar. Está sobre la avenida Constitution y Ave Virginia en una plazoleta. No pude encontrar de SAn Martín…
    Saludos desde Argentina un abrazo y adelante con el blog!!

    • Muchas gracias por tu apunte Pablo. Nos hace mucha ilusión y además sirve de referencia para otros viajeros que visiten Washington. Cierto es que el memorial de la guerra de Vietnam es impactante. Nosotros pasamos un rato frente a él. Un saludo también para Argentina, un país que visitamos hace unos meses y del que vinimos totalmente prendados.

  9. Hola Pablo! En una semana ponemos rumbo a Nueva York y vamos a hacer exactamente el mismo trayecto que hicisteis en 1 dia y con los mismos horarios del bus. Nos ha servido mucho tu post! E incluso nos ha hecho gracia lo de megabus por 20$ porque hemos tenido la suerte de encontrarlos a ese precio!! Así que fenomenal! Al final del dia para la cena, ¿Como lo hicisteis porque el bus sale a las 18.00 y llega tardecito a Nueva York. Un salud y gracias!

    • Hola Miguel Ángel. Muchas gracias por visitar el blog y por tus palabras. Os va a encantar Washington a pesar de la paliza del viaje. Además, por ese precio, nadie se puede resistir jeje. En cuanto a la cena, tomamos algo cuando llegamos a Nueva York. Recordamos que pillamos a punto de cerrar una pizzería cercana al lugar donde te deja el bus. El camarero era puertorriqueño y se portó genial, porque nos puso el doble de raciones ya que, como cerraba, las iba a tirar. En Nueva York tranquilos porque siempre se pilla algo abierto a cualquier hora. Un saludo y disfrutar mucho del viaje.

  10. Hola Pablo! Me ha encantado tu página! La he encontrado buscando tours de 1 día a washington desde Nueva York y la verdad que está genial.
    Nos vamos con mi familia ahora el 15 de octubre 1 semana a Nueva York y no nos queremos perder la jornada en Washington…el problema es que vamos con mis padres (de hecho es un regalo que les hemos hecho sus hijas por su 50 cumpleaños) y no sabemos si podran seguir el ritmo…mi pregunta es, ves factible coger taxis en medio del recorrido para que nos dé tiempo a ver más o menos todo? (El cementerio de Arlington por ejemplo es un must para mi padre…) además…tenemos otros handicap…somos megacinéfilos y no nos queremos ir sin ver las escaleras del exorcista en el barrio de Georgetown (es por ello que tampoco nos cuadraban los tours guiados en bus) lo ves factible? Sólo por saber tu opinión 😉
    Mil gracias y enhorabuena por tu blog!!!

    • Hola María. Gracias de verdad por tus palabras. Nos hacen mucha ilusión. Nos alegra que el artículo te sea de utilidad para programar la excursión a Washington. No cabe duda que es un día en el que no paras de andar, pero como bien dices, usando taxis se aligera bastante. Nosotros, por ejemplo, cogimos uno para ir desde Arlington a la Casa Blanca porque ya era imposible volver caminando. Nuestro consejo es que desde el Capitolio hasta el monumento a Lincoln lo hagáis andando por todo el Mall (desde la estación al Capitolio no hay mucha distancia y se puede hacer también caminando, pero igualmente podéis optar por el taxi). Luego desde al Mall a Arlington sí que podéis coger otro taxi y así después ver el barrio de Georgetown. En vuestro caso quitaríamos la Casa Blanca porque requiere hacer otro pequeño rodeo. Y luego finalmente también podéis regresar en taxi a la estación. No son demasiado caros y, aunque en la ciudad hay metro, éste no es nada barato. Disfrutar mucho del viaje y un saludo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies