Ruta Monsagro-El Vao, la Sierra de Francia más desconocida

Inicio España Castilla y León Ruta Monsagro-El Vao, la Sierra de Francia más desconocida

Ruta Monsagro-El Vao-Límite del parque natural Las Batuecas Sierra de Francia (GR-10. Salamanca). Dificultad: Fácil. Distancia: 11,94 kilómetros (Circular). Tiempo: 3 horas 30 minutos aproximadamente


El parque natural de Las Batuecas Sierra de Francia en Salamanca guarda en su bolsillo rutas con mucho encanto que son un verdadero privilegio para los practicantes del senderismo. Las más conocidas son las que suben hasta la Peña de Francia, el pico que corona el parque a 1.727 metros de altura, pero hay muchas más. Uno de los pueblos más fascinantes de la zona y que no es todo lo conocido que se merecería es Monsagro. Enclavado a 30 kilómetros de Ciudad Rodrigo en la ribera del río Agadón, se trata de una hermosa localidad, cuidada hasta el más mínimo detalle y que ha sabido explotar su situación privilegiada y las tradiciones que marcaron su personalidad. Es sin duda un lugar óptimo para perderse un fin de semana y hacer alguna de las rutas por la Sierra de Francia que parten desde su casco urbano o alrededores.

Qué ver en Monsagro

Aunque a buen seguro que volveremos a Monsagro a hacer más rutas, hay que destacar que en el propio pueblo existen dos atractivos turísticos que llaman la atención. El primero es la Ruta de las Huellas Fósiles. Se trata de un pequeño recorrido urbano que, mediante cinco paneles informativos, explica cómo las piedras que decoran muchas de las viviendas de Monsagro son fósiles de hace 480 millones de años. Podemos ver nítidamente los trilobites y también las cruzianas, las huellas que dejaron los primeros cuando reptaban.

Uno de los fósiles incrustado en una vivienda de Monsagro
Uno de los fósiles incrustado en una vivienda de Monsagro

Eras de Monsagro
Eras de Monsagro

Además, se pueden visitar las eras de Monsagro en los alrededores del pueblo. Aunque si hablamos de eras podemos pensar que en cualquier pueblo las encontramos sin ningún problema, en el caso de Monsagro tienen un carácter distintivo. Tras dejarse de usar para la trilla en 1998, se recuperaron para mostrar su aspecto original. Se trata de treinta eras separadas con pequeños muros de piedra y pizarra que son un viaje al pasado de la localidad.

La ruta Monsagro-El Vao, paso a paso

Pero vayamos a lo que nos ocupa que es la ruta que une Monsagro con el área recreativa de el Vao y el límite del parque natural Las Batuecas Sierra de Francia. Se trata de la etapa 6 del ramal norte del GR-10. Por lo tanto está bien señalizada y no tiene pérdida alguna. Su atractivo radica en que discurre por la ribera del río Agadón, un afluente del Águeda que nace precisamente en Monsagro. Los paisajes a contemplar son muy hermosos y muestran al visitante lo mejor que ofrece la Sierra de Francia. Aunque en teoría la ruta es de ida y vuelta, nosotros la convertimos en circular siguiendo la recomendación de un lugareño. Para ello se regresa desde El Vao por una pista forestal que no genera ningún tipo de confusión y que desemboca en el mismo lugar del inicio.

Conviene dejar el coche en la Plaza Mayor de Monsagro para salir caminando por la calle La Carrera en dirección al cementerio de la localidad. Tras ver algunas huertas y cultivos de cerezos, el camino se bifurca en dos junto al camposanto. Nosotros tendremos que tomar el de la izquierda que está convenientemente señalizado con las marcas del GR-10.

Cerezos al inicio de la ruta Monsagro-El Vao
Cerezos al inicio de la ruta

La ruta comienza en el sendero que sale a la izquierda
La ruta comienza en el sendero que sale a la izquierda

Desde el sendero veremos siempre a nuestra derecha el río Agadón y escucharemos el fluir de sus aguas, algo que siempre agrada en cualquier ruta de senderismo. Nos adentraremos en un bosque de encinas, primero y de castaños, después, hasta cruzar un pequeño puente sobre el arroyo del Cerezo. En este punto comienza el tramo más atractivo del camino, puesto que nos adentraremos más en la vegetación y el sendero se estrechará. Antes contemplaremos un castaño centenario que sobrevive lustroso al discurrir del tiempo.

Puente sobre el arroyo del Cerezo ruta Monsagro-El Vao
Puente sobre el arroyo del Cerezo

Castaño centenario ruta Monsagro-El Vao
Castaño centenario

Pasaremos por una fuente recién restaurada en la que podremos refrescarnos antes de afrontar un precioso último tramo antes de llegar a El Vao, siempre sin perder de vista el Agadón a nuestra derecha. Llegaremos a un puente en el que unos paneles nos indican el acceso al área recreativa El Vao o la posibilidad de andar un kilómetro más hasta el límite del parque natural. Nosotros preferimos caminar un poco más, ya por una pista que se aleja ligeramente del río.

El río Agadón, encajonado durante la ruta Monsagro-El Vao
El río Agadón, encajonado durante la ruta

Tramo más bello de la senda ruta Monsagro-El Vao
Tramo más bello de la senda

Llegamos hasta una portera en la que vimos un panel que nos indica el límite del parque de Las Batuecas Sierra de Francia. En ese punto dimos media vuelta para regresar de nuevo a El Vao y reponer fuerzas en su amplio merendero. Un auténtico remanso de paz que en su día contó con una piscina natural, como podemos ver en la pequeña presa habilitada para tal fin.

Límite del parque natural de Las Batuecas Sierra de Francia
Límite del parque natural de Las Batuecas Sierra de Francia

Río Agadón a su paso por El Vao
Río Agadón a su paso por El Vao

Antigua piscina natural de El Vao
Antigua piscina natural de El Vao

Para que el regreso no se produzca por el mismo sendero y convertir así la ruta en circular, decidimos volver por la pista que sale del propio El Vao, pero al otro lado del río Agadón. Este trayecto es menos atractivo, pero también podemos divisar algunas bellas panorámicas mientras tampoco dejamos de visualizar el río a nuestra derecha. En algunos tramos habrá que superar algún pequeño desnivel, pero en general el trayecto es muy cómodo.

Pista forestal de regreso ruta Monsagro-El Vao
Pista forestal de regreso

Peña de Francia a la izquierda y Pico Mongorro a la derecha desde la pista de regreso
Peña de Francia a la izquierda y Pico Mongorro a la derecha desde la pista de regreso

Llegaremos al cementerio de Monsagro, punto inicial de la ruta tras haber hecho casi 12 kilómetros.

El puente del Hurdano, otro lugar con encanto en Monsagro

Si queda tiempo, se pueden visitar otros dos puntos con encanto en los alrededores de la localidad. Uno es el puente del Hurdano, que se encuentra a un kilómetro del pueblo caminando por el tramo del GR-10 que nos conduce hasta la Peña de Francia. Este sendero sale de la calle El Campital y no tiene pérdida porque pronto veremos el puente. Sólo hay que desviarse cuando veamos una inscripción en una piedra con pintura blanca que nos indica dirección Migas Malas. El puente del Hurdano está recientemente restaurado y es un precioso lugar para relajarse y contemplar unas hermosas vistas, tanto de la Peña de Francia, como de su cercano Pico Mingorro.

Indicación del tramo del GR-10 a la Peña de Francia
Indicación del tramo del GR-10 a la Peña de Francia

Puente del Hurdano
Puente del Hurdano

La segunda opción es bajar (se puede hacer con el vehículo sin problemas) por la pista asfaltada que parte justo enfrente del inicio del sendero que nos lleva hasta la Peña de Francia. El objetivo es llegar hasta el área recreativa del Charco de los Mozos. Se trata de un merendero ubicado junto al río Agadón que es lugar de baño para los residentes en Monsagro durante el verano.

Vista del Charco de los Mozos
Vista del Charco de los Mozos

Monsagro tiene muchas más rutas y parajes que a buen seguro las desgranaremos próximamente, pero de momento es suficiente para hacerse una idea de lo que nos ofrece este sorprendente rincón de la provincia de Salamanca.

Pablo Montes y Estefanía Casillas
Periodista e Ingeniera Agrícola. Viajeros

Artículos relacionados

Explora más destinos

Comentarios

5 COMENTARIOS

  1. Gracias por las buenas indicaciones y fotos en los momentos críticos, el paseo fué magnífico y con un tiempo ideal, comimos castañas y vimos muchísimas setas.

  2. Impresionante!! Yo hice la ruta hace 5 días y estaba espectacular… Siempre que voy me gusta hacer esa ruta. En este tiempo el olor de la Jara, tomillo, el brezo.. Es un festival… Aconsejo a todo el mundo que no se lo pierdan..👍👍👍

    • Gracias por tus palabras Pilar. Cierto es que en primavera este lugar se vuelve más espectacular aún. La pena es que este año apenas ha llovido y eso resta frondosidad al paisaje y caudal al río, pero aún así merece la pena acercarse. Un saludo.

RESPONDER

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE AVISOS SOBRE NUEVOS DESTINOS

¿Con qué dirección de email quieres planificar tu próximo viaje?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies